Seguidores

11 de julio de 2011

QUÉ HACES TÚ PARA NO SER PUTA?

Por Indymedia Géneros - Thursday, Jun. 30, 2011 at 9:18 PM

El miércoles 22 pasado, se realizo en el Centro Cultura Alborada -58 e/10 y 11- una charla–taller “Ninguna mujer Nace para Puta”. Quien estuvo al frente del mismo fue Sonia Sánchez, co-autora del libro que da nombre a la charla. Estuvo organizada por Grupo Cortadas por la Misma Tijera, Colectiva Feminista Las Furiosas, RAP Colectivo de colectivos y Grupo Expresión feminista.
Comenzando pasada las 18.30hs, la charla se prolongo hasta más de las 21hs, donde Sonia Sánchez busco incomodar al público con sus planteos, llamando a interpelarse. Contando desde su experiencia de vida, no solo la calle, sino como este sistema ubica a la mujer en determinados lugares para su funcionalidad. 
El plateo disparo poder situar los distintos lugares que ocupan las mujeres en este sistema,"la puta y la no puta, el sometimiento de todas las mujeres", dentro de las putas se ubico a las locas, lesbianas y putas, dentro de las no putas: la madre, la virgen, la maestra, la periodista, la política/parlamentaria, la hermana, la hija, etc… Sonia Sánchez planteo sobre estos dos mundos "esto es el lugar oficial que tenemos las mujeres en este sistema patriarcal y proxeneta", y agrego "espacio legitimado por el varón, y si es legitimado por el varón [...] yo no estoy viendo a una mujer liberal, yo estoy viendo concretamente una entidad subordinada, tampoco estoy viendo si es una subjetividad subordinada, tampoco estoy viendo rebeldía, tampoco veo inclusión, veo dependencia social"
Remarco que para las "putas" lo único que tiene este sistema es "exclusión y omisiones, no tenes una identidad que te contenga ni una identidad que te sostenga", para el caso de las mujeres no putas ella entiende que existe un corset que las sostiene, pero los mundos de ambas se unen en un punto "pero fíjense que es el mismo varón el que nos esta sosteniendo, nos esta chantajeando todo el tiempo".
Relato su trabajo personal para poder nombrarse como "puta" y porque, reflexionaba "tuve que hacer como un ejercicio, parar, parar mi maquinaria de la mentira, parar la maquinaria de la mentira de los demás, es decir, cuando digo no soy "trabajadora sexual", para mi es una etiqueta falocentrica el trabajo sexual; tampoco me contenía el de "mujeres en situación de prostitución" no soy una mujer en situación, es algo mas profundo. Y lo que busque fue una palabra que esta en boca de todas y todos para con uno, y de la otra puta para con la puta, pero no de la puta para devolver la humillación y el dolor recibido. Entonces yo comencé a usar esa palabra, pero tuve que desarmar esa palabra, para que ese dolor y vergüenza que es la marca de la puta […] la desarme esa palabra "puta" que es tan fuerte, y que nadie queremos escuchar porque es una palabra que nos denigra, que nos duele, que nos paraliza, que nos humilla, y cuando me dije "puta" -porque fue un ejercicio muy fuerte, tremendo el dolor- me dejo clarito, clarito el lugar donde estaba. Ya no podía mas maquillar".
Punto álgido para tocar: el cliente. Sonia no vaciló en arremeter contra esta figura encubierta del real prostituyente"Si sos puta no tiene clientes, o vieron que la puta es un kiosco, o mercado chino? No, la puta es un objeto mujer, no tiene clientes, esa palabra -clientes- le hace bien al torturador-prostituyente que va de putas, porque eso lo pone en una condición que suaviza esa violencia que ejerce sobre esas mujeres, esas niñas y esos niños. Entonces, si dice no tengo clientes porque no soy un kiosco, por lo tanto tampoco vendo sexo".
La soledad de la puta
Sonia Sánchez abarco sobre la vida en la calle, y como se encuentran sola ante el proxeneta "Nadie va a apoyar a una puta, de esa soledad tremenda, entender esa soledad tremenda de la prostitución es entender la prostitución. Y tienes que entender primero que es ser puta, que es una puta, que es un prostituyente, que es todo ese espacio de la prostitución para poder entender lo que hoy llaman trata".
Las palabras
El sentido de las palabras no es menor dentro de la construcción de otra sociedad, Sonia plantea que para poder comenzar el cambio primero hay que ver lo que realmente envuelven las palabras "para mí la palabra "inclusión social" no es inclusión social, solo son maquillajes asquerosos, por eso pongo en cuestión todos estos programas sociales. Por eso pongo en cuestión al Estado y todas sus políticas sociales, eso para mi no son políticas sociales que luchan para que haya un cambio, sino es un no hacer nada", otra de las palabras que se debatió es "dignidad", "porque tenes que ser digna para ser beneficiaria, tenes que ser buena mujer para no estar en lugar de la puta, por eso tenes que ser buena estudiante para ser buena hija, tenes que ser buena amante, tenes que ser buena siempre, tenes que ser digna de todo, y esa dignidad tenes que trabajarla, y vos no haces lo que queres hacer porque no vaya a ser cosa que no seas digna. Yo siento que la dignidad me sostiene en ese lugar donde no puedo moverme"
A todas estas ideas, anécdotas, y planteos, Sonia encuentra la respuesta en la necesidad de organizarse desde la rebeldía y la desobediencia "por eso yo hoy me voy a organizar desde la rebeldía […] desobedeces los mandatos patriarcales que te dicen las buenas con las buenas, las malas con las malas. Si vos te organizas desde la rebeldía […] ahí creo que se comienza ese otro andar."

Para cerrar dijo "Por estas razones y por miles mas todavía ninguna mujer nace para puta, así lo siento, y así lo vivo yo"
.
Nota y Fotos: Fatima ((i))
Publicar un comentario