Seguidores

15 de mayo de 2011

UNA HISTORIA DE LUCHAS, MÁRTIRES Y HÉROES


   *Por Jorge Rachid
                                                         
El Movimiento Obrero expresión de los trabajadores organizados, vilipendiado y denigrado por los dueños del poder económico, desde el inicio mismo de la Revolución Industrial, por una lucha de intereses descriptas ya en el siglo XIX por Marx, Shopenahuer y Adan Smith, sobre la evolución del capitalismo y el sistema de conflictos que se generaban a partir de las ganancias y la inversión, ante las nuevas tecnologías productivas, mano de obra intensivas.

Fue así que los primeros tiempos se caracterizaron por una sobre explotación del trabajo humano, sin horarios, ni edades ni salarios, pactándose sobre trabajo a destajo, con descuento por comidas, alojamiento precario, sin cobro por enfermedad ni días de descanso. Un verdadero revival de la vieja esclavitud pero en éste caso sin siquiera comprar al esclavo, como inversión de capital y que habría que cuidar en ese caso, como se cuidan hoy las máquinas con los service de mantenimiento, pero se descuida aún hoy al hombre que trabaja.

No tardaron en llegar las primeras luchas por las condiciones y la dignificación de los trabajadores como ha sido a lo largo de toda su historia, intentando ampliar derechos en sistemas sociales injustos de cualquier signo político. Pero fue la Masacre de Chicago la que puso un punto de inflexión ha esa prepotencia capitalista del nuevo tiempo. En efecto en la segunda Internacional Socialista de 1889 se establece el Día del Trabajo en homenaje a los anarquistas ejecutados en 1886 en EEUU, después de una huelga llamada para establecer las 8 horas laborales. Luego de institucionalizarse el día de la mujer por sus derechos en 1911 en Copenhague, a los pocos días un trágico incendio, provocado por las patronales, ante la huelga por sus derechos, matando a 125 trabajadoras, en la fábrica Triangle en Nueva York.

Como vemos no le fue fácil al movimiento obrero crear condiciones dignas de vida. En nuestro país los 1500 muertos de la Patagonia Trágica lo atestiguan, asesinados por el ejército en defensa de los intereses de los terratenientes de la Sociedad Rural, en 1921 en Santa Cruz. Debemos sumar las múltiples rebeliones del Villa Guillermina en el Chaco, empresas inglesas, igual de las de la Patagonia masacrando pueblos originarios, que por la extracción del tanino desmontaron cientos de miles de hectáreas de quebracho colorado, habiendo instituido penas de prisión y muerte para los trabajadores evadidos. Ya en 1919 la Semana Trágica en la huelga de los Talleres Vasena dejó 700 muertos y 4000 heridos masacrados por la policía brava y la Liga Patriótica, entidad de derecha fascista destinada a cazar activistas y sindicalistas que por la ley de residencia de Cané, eran inmediatamente expulsados del país cuando no asesinados.

Cuando la irrupción de los trabajadores se hace indetenible frente al nuevo mapa político del 43, con conquistas sociales y derechos laborales reclamados por décadas, de la mano del peronismo se ponen en marcha, entonces la reacción conservadora prepara su contraofensiva que concreta en 1955, después de una década de conquistas y dignificación del hombre argentino, produciendo la mayor masacre de la aviación militar sobre población civil indefensa, con mas de 400 muertos civiles y miles de heridos y mutilados. La CGT es intervenida, el cadáver de Eva Perón secuestrado, los derechos anulados y se prohíbe por el decreto 4161 cualquier mención al llamado “régimen depuesto”.

Es la CGT en la clandestinidad quien asume la defensa de las conquistas obreras produciendo dos documentos liminares, verdaderas proclamas revolucionarias en 1957 y siguiente en los  congresos llamados desde entonces de La Falda y Huerta Grande, este último en el gremio molineros aún funcionando con esa carga histórica y combativa. En esos documentos se avanza sobre la política exigiendo la Reforma Agraria y la nacionalización de la Banca y el Crédito ya privatizados y entregados al FMI al cual el peronismo nunca había querido adherir. Vinieron las elecciones con proscripción del peronismo. Frondizi rompe los acuerdos y la huelga del frigorífico Lisandro de la Torre termina con tanques derribando sus instalaciones y sus principales. s dirigentes con Sebastian Borro a la cabeza presos, a lo cual sigue el Plan Conintes que moviliza militarmente a los Bancarios y Ferroviarios durante años, en uno de los hechos mas bochornosos de nuestra historia reciente

Esas luchas generan muertos y desaparecidos en una lista interminable desde Felipe Vallese a Mussi, Retamal y Méndez, más los del Cordobazo, Rosariazo, Cipolletazo y tantas movilizaciones populares en los 18 años de persecución de dictaduras y democracias disfrazadas en la proscripción. Se genera la CGT de los Argentinos con los gráficos a la cabeza Ongaro , Marano, Di Pascuale, Guillán, por nombrar algunos, después del Congreso Amado Olmos que comprendiendo el significado de la hora convoca a las mas amplia base de sustentación social y política para enfrentar el régimen incorporando desde los intelectuales como Walsh, Puigross, Carpani, Urondo entre tantos otros, hasta la militancia revolucionaria comprometida y activa como El Kadri, Rearte, Villaflor, Alberte, Alicia Eguren de Cooke, los movimientos estudiantiles y las organizaciones de las provincias argentinas. Nombres como Tosco, Atilio López, Jaime de Salta, Facchini del sur bonaerense, Abdulaha de Santiago, Santillán de Tucumán, entre otros. O sea que desde siempre el movimiento obrero organizado tuvo en claro que su lucha por la dignificación de los trabajadores pasaba indefectiblemente por la construcción de una sociedad mas justa. Esa es la marca indestructible del peronismo, grabada en la memoria colectiva del pueblo.


Para terminar con la cronología después de la muerte de Perón la reacción siente por primera vez en años que puede desmontar el modelos social solidario gestado por décadas, ya sin conflicto y por eso ejecuta el genocidio de 30 mil muertos futuros dirigentes, entre ellos comisiones internas de delegados de fábrica, secretarios generales de gremios y militantes sindicales en su mayoría, tratando de descabezar la protesta social. La CGT convoca entonces a su primera huelga general en 1979 ya contra la dictadura en medio del silencio de los cementerios del resto de la sociedad, excepción hecha de Madres y organizaciones de derechos humanos, además del PJ que pide por los desaparecidos a la Comisión de la OEA de DDHH. En abril del 82 una nueva huelga es olvidada pese a ser fuertemente reprimida por la recuperación de Malvinas.

Después el genocidio social de los 90 consolida un nuevo paradigma , ya en la democracia limitada del Consenso de Washigton, con el desplazamiento de millones de argentinos trabajadores, arrojámdolos al desempleo y la marginación social, instalando las bases estructurales del modelos cultural, económico y social del neoliberalismo, en base al poder financiero transnacional y las empresas monopólicas del estado privatizadas vilmente por el Plan Brady, con un sistema de endeudamiento externo y destrucción de la industria nacional.  

Sólo el Movimiento obrero a través del MTA y la CTA, además de sectores periféricos y marginales de la política enfrentamos ese modelo. En 1979 y en 1982, como expresé anteriormente, cuando nadie se atrevía la CGT hizo dos huelgas generales, contra la dictadura, siendo sus dirigentes presos por la feroz represión, surgiendo la figura de Saúl Ubaldini.  La Globalización y el discurso único ahora en democracia hegemonizaban el panorama político-económico, los economistas eran los nuevos filósofos modernos y los desplazados sociales, como los jubilados y los desocupados los invisibilizados a quienes nadie miraba, ni querían ver para no verse reflejados en su propia futura historia. Así surgieron los Movimientos Sociales también atacados por el poder concentrado político y económico, a partir de sus reclamos que apuntaban al corazón mismo del sistema injusto y humillante.

Por eso el primero de Mayo no puede encasillarse en un simple análisis electoral próximo, sino en un proceso de lucha permanente que la clase trabajadora va a seguir llevando adelante en pos de la ampliación de derechos que siempre garantizó el peronismo en nuestro país y mas en un mundo financiero en derrumbe, por las teorías macro económicas que despreciaron al hombre y la naturaleza, destrozando el trabajo y el medio ambiente, la madre naturaleza. Los trabajadores argentinos como los de cualquier país saben que deben ir asumiendo posiciones protagónicas de poder, sin ser caracterizados como los posibles aliados a la hora de acumular poder político, de cuidar las urnas, de movilizar pero cuando de la foto se trata, evitarlos para no irritar al eestablishment “políticamente correcto”.

La historia es una película, nunca una foto y en ella queda demostrado que las fuerzas emergentes son los pueblos y sus organizaciones sociales, en especial los trabajadores y los movimientos sociales que son trabajadores de cooperativas y mutuales que debieron crear sus propias formas de sustento frente a un estado ausente. Ahora desde hace 7 años con el gobierno del ex presidente Kirchner y su continuidad con la Presidenta Cristina, el estado  vuelve a actuar como ordenador social, se reestablecieron los derechos sociales y laborales, se nacionalizó el sistema previsional, de puso en marcha el gran desafío del peronismo de la inversión pública con millones de puestos de trabajo, se le puso límites a la voracidad de los grupos concentrados del poder, después de décadas de saqueo del mercado iniciado como Dios de los nuevos tiempos, que gracias a las luchas del pueblo, ha sido derrotado en sus formas culturales, quedando residuos estructurales que implican tensiones y confrontaciones, de intereses a las cuales no debemos renunciar si queremos recuperar nuestra identidad como Nación y en eso los trabajadores organizados y los movimientos sociales, son nuestra columna indispensable en la construcción de modelo social solidario de los nuevos tiempos.

BIBLIOGRAFÍA A CONSULTAR

Eric Hoshbaum                Historia del siglo XX
Norberto Galasso             Biografías de Irigoyen y Perón
Rodolfo Walsh                 Operación Masacre y Quién Mató a Rosendo
Juan Perón                        La hora de los Pueblos y Cuadernos de CGT
Nelson Ferrer                    MTA e Historia de los Gráficos
Alberto Delfico                 Historia del movimiento obrero
Julio Godio                        El movimiento obrero
Fermin Chavez                  Civilización y barbarie en la historia de la cultura argentina
Horacio Gonzalez              Historia de las conspiraciones
Naomí Klein                      La teoría del kaos
Amy Shua                          El mundo en llamas
Walter Graziano                 Quien mato a Hitler
Lester Turow                      La guerra del siglo XXl
Héctor Recalde                   La tercera década infame
Jorge Rachid                       El genocidio social neoliberal




*CABA, 30/4/11
jorgerachid2003@yahoo.com.ar
Publicar un comentario