Seguidores

8 de mayo de 2011

LA NUEVA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS: SIP

*Hugo Gulman

Esto de haber tenido hijos con algunos años de diferencia entre ellos me abrió el panorama respecto de algunos temas.

Hubo quienes alguna vez me dijeron que cuatro eran mucho.  A mí nunca me pareció así ya que jamás se me ocurrió a cuál de ellos podría renunciar o quizá devolver.

Eso sí, me parece mucho tiempo haber transcurrido casi 31 años mirando series y dibujitos , sin contar años anteriores con sobrinos y seguir sintiéndome una persona relativamente cuerda, teniendo en cuenta la subjetividad al hablar de nosotros mismos.

A la que me hizo debutar como padre hace casi 31 años, Naty, la recuerdo frente a la tele embobada con Los Pitufos, El pájaro loco, Sheera, la hermana de He-Man, La Tortuga D'artagnan, Don Gato…. O con series como Daktari ¿te acordás del león bizco?

Nico, el que le sigue con 24, convencido al extremo de que el control remoto era sólo suyo, era un fanático de la tortugas Ninja, pero sin despreciar Dragon Ball Z, Peter Pan, Los Halcones, Galácticos, Los osos Gummy o lo Thundercats.
El tercero –Agus- se copaba con La pantera Rosa (¡quién no!) Tom y Jerry, Elmer, Coyote, Los picapiedras, Los supersónicos y Los Amigos Superhéroes.

Pero con el más chico –Manu, de 8- hubo algo diferente.  Se agregaron más canales de cable dedicados al público infantil y en cada uno de ellos 20 o 30 programas en los que salvo alguno, los canales implementaron hace unos diez años un mensaje distinto, pacífico, conciliador, didáctico y solidario, incluso en los personajes de Disney, en otros tiempos mayormente caracterizados con competencia, trampas, peleas y actitudes egoístas.
De este modo a los famosos Donald, Mickey, Pluto, etc. se les sumaron Dora la exploradora, los Backyardigans, Lizzi Town y muchísimos más.

De más está aclarar que todas las edades atravesadas por El Chavo, Súperman, Batman, El Zorro y otros más.
En este contexto de cambios, así como a National Geografic, Discovery o History Channel le surgió la compañía del canal Encuentro con una programación ilustrativa, docente, apostando a divulgar conocimientos de un modo sencillo y coloquial que hizo un aporte positivo a nuestra formación y a nuestra cultura con una mirada nacional, la aparición de PAKA PAKA replicó con igual intención en el universo infantil desde ese lugar de primer canal público educativo para chicos, orientado a educar y entretener.

Nació con la idea de promover el acceso a información y materiales de forma consecuente con la Convención sobre los Derechos del Niño, encarando una programación que estimule la creatividad y respetuosa de la diversidad y la inclusión.

Por otra parte, aprovechando que forma parte del Ministerio de Educación, acompañando el proceso de aprendizaje con material didáctico y nutriendo a los pibes desde el juego y el entretenimiento.
Salvo Las Aventuras de Hijitus o Carozo y Narizota -recientemente reflotadas-, El Libro gordo de Petete o Patoruzú, no son tantos los personajes nacidos aquí que hayan tenido una gran trascendencia.

Es muy ¿llamativo? No, no es esa la palabra.  Es indignante, vergonzoso, inaceptable, irrespetuoso, que un grupo poderoso en conflicto con el gobierno privilegie esa guerra en lugar de ofrecer en su grilla la oportunidad de que millones de chicos disfruten y se eduquen desde una pantalla siempre criticada por superficial.

Una empresa capaz por su fuerza económica y la altura de sus contenidos de editar un producto de calidad como es la Revista Ñ. que llamativamente hace unos años luego de instalarse en el mercado decidió comenzar a cobrarla en lugar de seguir distribuyéndola gratuitamente con el diario de los sábados, o de invertir mucho dinero en estimular a novelistas desconocidos con un premio importante que incluye la edición de sus libros, descienda al punto de involucrar y negar a millones de chicos la posibilidad de acceder a un espacio inteligente que apoye su formación, sólo reafirma la conmoción que seguramente siente este grupo por la pérdida abrumadora de credibilidad que está padeciendo.

Hace unos días leía una frase que decía: “Los hombres no se perturban por las cosas sino por la visión que tienen de ellas”.

Gentileza: Megafon
Publicar un comentario