Seguidores

10 de abril de 2011

LAS ABUELAS DE PLAZA DE MAYO RECUPERARON AL NIETO 103

Fue criada por una familia santafesina y gracias a la incesante tarea de su hermana, María tiene su nueva identidad. Fue identificada a través de un examen realizado por el Banco Nacional de Datos Genéticos, ordenado por el juez federal Marcelo Bailaque.



La hija de una pareja de militantes del ERP desaparecidos en Rosario durante la última dictadura fue identificada ayer a través de un examen realizado por el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), ordenado por el juez federal Nº 4 Marcelo Bailaque.

Se trata de la hija de Cecilia Beatriz Barral, secuestrada en agosto de 1976 cuando cursaba un embarazo a término. Gracias a la infatigable tarea de su hermana Ana, María tiene desde hoy su nueva identidad.

El caso tiene un parangón con el de los hijos de Ernestina Herrera de Noble, ya que la joven no aceptaba hacerse un análisis de ADN, hasta que la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario lo ordenó. El juez Bailaque informó ayer a las partes del resultado, informó el diario Página 12.

María estaba en el vientre de su madre, Cecilia, el 2 de agosto de 1976, cuando junto a su pareja fue secuestrada de la vivienda de Necochea 2050 en un operativo clandestino llevado adelante por el Destacamento de Inteligencia 121, en el que otras dos personas también fueron detenidas ilegalmente y otra fue asesinada.

Fuente: El Argentino - Argentina.ar

Publicar un comentario