Seguidores

19 de septiembre de 2010

¿ PLUMAS LIBRES ó LINEA EDITORIAL ?

(*) PEDRO VALCI

Cuando la impronta de los compañeros de Ida & Vuelta, decidieron que sea el Jefe de Redacción, bueno esto de jefe no me gusta, pero digamos el compañero de redacción, así me siento mas cómodo, por cierto que me hicieron un gran favor ya que debo leer a todas las compañeras y compañeros que nos envían sus notas o que desde mi curiosidad las voy sacando de sus paginas o de sus propios  Face.

Las plumas son la imagen de la mujer o del hombre que la empuña, que desde sus sentimientos, afectos ó saberes, derrama sus LETRAS, en el papel árido. Me decía una compañera cual es la “línea editorial”, a mi me sonó eso de “línea” a la frasecita “a la derecha de su televisor señora”, y a decir verdades soy simplemente un mezclador de letras, no un profesional de medios, detesto eso de la línea editorial, para mi es censurar al otro, las letras que recibo y que voy junto con mis compañeras y compañeros editando domingo a domingo son autenticas no son censuradas.

Jamás daría a IDA &; VUELTA, una línea editorial, si voy a darle las líneas frescas de cada uno, que en la libertad de su conciencia deseen que ellas se publiquen, jamás voy a cortar, influir o sugerir a LA PLUMA, seria reprimir.

Ahora esta estupidez existe en los medios profesionales, ….¿ son libres?....¿ hay libre pensamiento?...¿ se provoca el debate? ….ó se condiciona en forma esclavizante al escriba, seguramente los “profesionales” me van a dar una clase al respecto, aclaro póngame la falta.

NO escribir la verdad, escribir desde el maquillaje, redactar desde la opinión formada, es fachista, y nos trajo a todos los argentinos a ser los esclavos de los mal llamados medios de comunicación y los cómplices de la mentira. La compañera Cristina Fernández rompió  esa cadena y le dio al Pueblo una herramienta libertaria la LEY DE MEDIOS, ahora depende de nosotros matar la “línea editorial”.

Una redacción debe ser PLURAL y debe apoyar a todos que tenga el derecho de decir lo que piensan, aunque no coincida muchas veces, luchare para que mis PLUMAS escriban lo que piensan.


LOS PERIÓDICOS CLANDESTINOS TRAS LA CAÍDA DE PERON


(*) Lic. PABLO VAZQUEZ

Aprovechando el actual clima de revisión de los medios de comunicación concentrados y la adquisición de Papel Prensa es bueno darle un vistazo a lo acontecido tras la caída del gobierno constitucional de Juan Perón en materia de prensa y resistencia.

El 16 de septiembre de 1955 se inició un proceso que clausuró la experiencia más movilizadora a nivel político en Argentina. La dirigencia partidaria oficialista que conspiró contra Evita y provocó la caída de Mercante acompañó desde la defección la caída de Perón. Teissaire y Mendé fueron los primero en denunciarlo como traidor y corrupto. Lo mismo hicieron otros dirigentes peronistas de igual calaña…

Mientras, desde el exilio montevideano, el grupo de ex forjistas y el propio Domingo Mercante intentaron reagrupar las fuerzas y plantear su oposición a la Revolución Libertadora. Al igual que los obreros en Argentina, los exiliados se pusieron a la cabeza de la resistencia desde la pluma y la acción.

Si las publicaciones gráficas durante el primer peronismo fueron del grupo editorial ALEA, dirigido por Carlos Aloé, que “centralizó la mayoría de los diarios, radios y publicaciones del país. (y que) Tuvo a su cargo Radio El Mundo y las emisoras de red Azul y Blanca, Radio Splendid y Radio Belgrano, entre otras; las agencias noticiosas Saporiti y Agencia Latina; en sus talleres se imprimieron casi todos los diarios nacionales y de ella dependió, entre otros, los diarios El Mundo, Democracia, La Prensa (cuando dependió de la CGT), etc, y las publicaciones El Hogar, Selecta, Caras y Caretas, PBT, Mundo Argentino y todas las publicaciones conexas del Mundo…”.[1]

La primera medida de los “libertadores” fue intervenir esos periódicos e imponer algún escritor antiperonista para reorientar su mensaje. Carlos Alberto Erro fue el interventor de ALEA y ATLAS y se asignó a José Barreiro, director de El Mundo; Ricardo Mosquera, director de Democracia; Walter Costanza, director de La Epoca; Ernesto Sábato (sí, el paladín de la libertad!) director de Mundo Argentino; Vicente Barbieri, director del Hogar; Premio Moos Cabot, director de Crítica, (cuñado de Don Noble); y el inefable Roberto Noble, que siguió como director de Clarín.

A su vez son censurados, perseguidos y / o  incautados El Líder; Esto Es; Lucha Obrera; y De Frente, entre otros, siendo su director John W. Cooke encarcelado.

Como reacción comenzó la resistencia peronista desde los suburbios de Villa Manuelita, en la esquina de Corrientes y  Esmeralda, y en la prensa clandestina favorable a Perón.

El 45, cuyo lema fue: “Ya no son campanas de palo las razones de los pobres”, dirigido por Arturo Jauretche comenzó su lucha por confrontar con el Plan económico de Raúl Prebich y en las medidas impuestas por los “libertadores”. A este se le sumó Debate, de Resistencia, cuyo lema fue: “Una voz Argentina clara y firme en defensa de los intereses populares”; El Descamisado, dirigido por Malfredo Sawady; y La Argentina, dirigida por Nora Lagos, con el lema “Justa, libre y soberana”; Doctrina, dirigida por José Rubén García Martín, con el lema: “es verdad y nuestra guía”; Renovación, de Tomás Farías; y El Fedrealista, dirigido por José Antonio Guemes, cuyo lema fue: “El pulso nacional de las inquietudes de los trabajadores”, entre otros.[2]

Luego se incorporarían durante los siguientes años Tres Banderas y Compañeros, ambos dirigidos por J. Bernado Iturraspe; Bandera Popular, Palabra Argentina, dirigido por Alejandro Olmos; Pero… Qué dice el pueblo, dirigido por Aldo Paciello; Palabra Prohibida, dirigido por Luis A. Sobrino Aranda; Rebeldía, dirigido por Manuel E. Bustos Nuñez; El Guerrillero, dirigido en forma real por César Marcos; Soberanía, dirigido por Nora Lagos y Luis A. Sobrino Aranda; Batalla, dirigido por Héctor Tristán; Línea Dura, dirigido por María Granata; y El Grasita, dirigido por Enrique Oliva, con la consiga “Perón o Muerte. Las fábricas y los barrios vigilando las consignas del Hombre. Órgano de los soldados anónimos del Movimiento Peronista”, como ejemplo de algunos de los más significativos.

En el 1º número de El 45 del16 de noviembre de 1955 de 4 páginas se señalo “Los diarios intervenidos al servicio del vencedor no aseguran la libre opinión”, amén de consignar el cierre de El Líder, una carta de Jauretche a Prebisch, las consignas de Leloir, sobre la Junta de abogados pro defensa de los presos, y – desde la editorial - una constante crítica al gobierno provisional, entre otras notas.

Para el 2º número del 30 de noviembre de ese año. Ya con 8 páginas, se profundizó la crítica al Plan Prebisch, se habla sobre el paradero del cadáver de Evita, una carta de Jauretche a Jules Dubois, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa; una nota del ex forjista Francisco Capelli sobre el Teniente coronel Guevara de la Comisión Investigadora y el dr. Rodríguez Araya, sobre la cuestión de la mujer y el movimiento obrero, la detención de Alicia Eguren, la incautación de De Frente, amén de estrena el poema canción No me olvides, que con el tiempo por su simbología fue el símbolo de la resistencia peronista desafiante del decreto 4161/56:

¡No me olvides, no me olvides / No me olvides!...Canta el pueblo de Perón / No me olvides sobre el pecho / no me olvides, pegadito al corazón.

Como dato extra, en la carta al citado Dubois su director Jauretche expresó que El 45 tuvo una tirada de 200.000 ejemplares, cantidad que demostró la necesidad del pueblo peronista de información fuera del canal oficial de la “libertadora”.

En un apartado Jauretche escribió “Al lector: No hay ninguna seguridad bajo la libertad de prensa hasta que El 45 está en sus manos. Pueden secuestrar la edición como a Lucha Obrera, perseguir a los redactores como en los casos de Lucha Obrera, El 45 y De Frente; o incautarse del periódico, como el caso último de De Frente. Utilizando para ese menester a los intelectuales libres.

No destruya este ejemplar, hágalo circular y después remítalo a sus amistades del interior. Cada lector debe ser un agente de El 45. Una hoja de publicidad es un arma en sus manos. Utilícela al máximo”.

Estas líneas describieron mejor que nadie el clima inicial de represión al ser desplazado Lonardi y quedar Aramburu como presidente provisional de la citada “libertadora”, teniéndo el acompañamiento de Rojas y los políticos opositores.

Esa lucha por el sentido y el discurso tuvo su reflejo lúcido años después en la pluma de Jauretche al afirmar en Ejército y Política: “Hay en plan general de coloniaje, con planes particulares para cada actividad... Hay un solo plan que comprende varios planes. Plan económico encomendado a Prebicsh. Plan cultural, ya ejecutado instaurado en la totalidad de la prensa, en la Universidad, en la enseñanza media y privada la formación que viene desde Caseros y se mantiene por el monopolio mitrista de los instrumentos de la cultura, para que la deformación histórica se consolide, impidiendo la formación de una conciencia nacional.”

Esta lucha acompañó el heroísmo de los primeros resistentes que anhelaron el retorno de Perón y de las conquistas sociales a fin de recupera su ciudadanía negada por la anulación de los derechos políticos a los peronistas. Esa lucha de 18 años contó con voluntades, cuerpos y corazones que encontraban en el compañerismo de su sindicato y en las cocinas donde, mate por medio, improvisaban las unidades básicas que cimentaron un retorno casi dos décadas después y que tuvieron en dichas páginas de periódicos clandestinos  un puntal en la lucha.

Valga como final las palabras de Raúl Scalabrini Ortíz quien, como Presidente Provisional de la Junta Reorganizadora de FORJA, instó a recuperar la esencia de la transformación peronista coincidente con el pensamiento jauretcheano:

“Aprendimos y enseñamos a desconfiar de las bellas palabras y (…) quien no lucha se estanca, y quien se estanca se pudre como el agua del albañal.

No volver atrás en lo que se avanzó, completar lo que quedó inconcluso y realizar lo que no se intentó será la consigna de nuestra palabra indistintamente dirigida a obreros y estudiantes, ciudadanos y labradores, técnicos y legos, entrelazados y mancomunados en la afinidad de un destino irrenunciablemente común
Seguros del eco que esta satisfacción encontrará en las conciencias limpias y alertas y en los corazones templados y decididos, convocamos a los viejos forjistas que supieron mantener incólumes su integridad y su independencia y a los jóvenes –obreros y estudiantes- que otean ansiosos la ruta en que pueden ser útiles a sus conciudadanos.

Para cada uno de ellos hay una verdad afilada como una bayoneta”.

Valga este recordatorio para que nunca más un golpe de Estado interrumpa el curso del pueblo a su destino nacional!



[1] VAZQUEZ, Pablo, El peronismo y la modernidad política. Nuevas formas de comunicación, publicado en Primer Congreso de estudios sobre el peronismo: la primera década, Mar del Plata, UNMDP, noviembre 2008, p. 11.

[2] Ver MOYANO LAISSUE, Miguel Angel (editor), El periodismo de la resistencia peronista 1955 – 1972 (años de luchas y de victorias), Bs. As, Miguel Angel MOYANO LAISSUE editor, 2000.

NO INTIMIDÉIS A LOS INTIMIDADORES


(*) ORLANDO BARONE

Sentirse intimidado es sentirse con miedo. E intimidar es lo contrario: hacerle tener miedo a otros. Jorge Rafael Videla, el ex general, advirtió que se sintió intimidado por una presunta amenaza terrorista que atribuye a ex montoneros ahora en la militancia democrática.Justamente él, Videla- un intimidador que en ejercicio ordenó crímenes de lesa humanidad- hoy acusa de intimidación a sus antiguos intimidados. Es como un verdugo que se intimida por presumir que sus antiguas victimas - aquellos que sobrevivieron al Terrorismo de Estado- podrían reaparecérsele para vengarse. Esto ya no es una paradoja sino un absurdo. El mismo absurdo que ha permitido a algunos decir que como hay que estar con el más débil hay que estar con Magnetto y con Clarín. O que hace que políticos opositores que se oponen a la aplicación de la Ley de Medios y a la democratización de Papel Prensa, digan que tienen miedo de perder la libertad de prensa, y lo dicen en los medios que se han apropiado privadamente de esa libertad. Que la han estado concentrando prósperamente. Su propias fallas ideológicas y de praxis los auto convencen de falsas intimidaciones e hipotéticos miedos republicanos que los intimidados saben muy bien de donde provienen. No de la demonizada letra “K” sino del modelo. Lo que los intimida es que se profundicen sus efectos. Ya que cada día que pase les va a resultar más difícil reinstalar cualquier otro que rebaje los actuales beneficios. Les cuesta encontrar un antídoto verosímil superador; y tener el coraje de oponerse con ideas y no con quejas y rechazos. Para abolirlo o reemplazarlo solo les queda conspirar y tratar de conseguir que fracase. Por eso apenas oyen que va descendiendo el riesgo país, o que el consumo continúa al igual que el crecimiento del empleo y del salario, se sienten intimidados. Y ya no pueden intimidar: la culpa la tiene el modelo.

Carta abierta leída por Orlando Barone el 17 de Septiembre de 2010 en Radio del Plata.
FUENTE : http://orlandobarone.blogspot.com/

UN DIA CUALQUIERA EN LA INDIFERENCIA ARGENTINA

(*) LUCAS MERCAPIDE DARWICHE


Sin duda que algo extraño esta pasando en nuestra sociedad. Llegando a casa poniéndome cómodo opte como de costumbre por prender la televisión.
En verdad no vi nada que me deberia llamar mucho la atención, podria decir que vi solo un hecho mas, en este caso en particular vi “un nene de 10 años, solamente con una bolsa de pegamento en sus manos, en una esquina cualquiera de capital federal, intenta arrebatar en este caso un reproductor de mp4, arrebatar algo de un kiosko, una cartera, en definitiva da igual, el hecho es que a los 20 segundos es atrapado por el personal policial y como todo nene de 10 años, rompe en llanto, insultando primero y luego pidiendo por favor que lo dejen ir a su casa.

Por supuesto, lo que continúa es lo habitual...los curiosos que pasan y cabecean sobre la gente que rodea la escena solo para ver al “delincuente” exclamando antes de seguir su camino “es un nene”; algún flaco treintañero que consuela junto con el personal policial al “niño ladrón”, los señores un poco mas grande que echan culpas “a los padres” que no cuidan y educan a sus hijos como los de antes, y por supuesto las señoras paquetas y no paquetas, que increpan a los policias ausentes, al gobierno corrupto y la falta de políticas publicas, a los sindicalistas, a Maradona, a los del subte, a los camiones que le tocan bocina a las mimas en la esquina y por supuesto a los padres de estas criaturas que con 10, 12, o 15 años ya son “individuos sin recuperación posible” y deben ser aislados, mereciendo hasta morir con tan solo 10 años.

Seria un error de mi parte decir que uno “no” esta cansado de los afanos (me alcanzaría con decir que me robaron hace 4 meses la moto y me quedan aun 37 cuotas para terminar de pagarla jejeje), o estaria tambien equivocado si dijera que la falta de seguridad “no” es un problema de todos. 

Sin embargo, creo que hoy por hoy lo que nos pasa a los argentinos es un mucho mas grave que un problema de seguridad.

En esta escena, un pibe de 10 años jalando pegamento en una esquina es una cuestión que no nos compete, "es problema del estado", "de los padres abandonicos", "del policía de la esquina" que diremos que seguramente esta comiendo pizza en vez de hacer algo, "del tipo que se dejo robar x boludo llevando el celular a la vista, etc etc, SIEMPRE EL PROBLEMA ES AJENO, HASTA CUANDO NOS TOCA DE CERCA.

Al ser tocados por "este problema" pasamos automáticamente a ser victimas. Nos encontramos de manera inmediata en una nueva posición, de ser "uno mas" de los que día a día pasamos por la vida sin ser parte del “problema que otros deben resolvernos”, pasamos a ser “la victima, los damnificados, los desprotegidos, los ultrajados, los indefensos, etc” y el autor del hecho pasa de ser "un ser ignorado, un indefenso, un desprotegido, un excluido de la sociedad a ser la mayor enfermedad que nos acecha", a ser un problema de todos, un problema que debe ser solucionado inmediatamente, mediante cualquier medio y a cualquier costo.

Esta debe ser la unica vez donde raramente un excluido, un insignificante actor de nuestro escenario cotidiano pasa a ser “tan” protagonista de nuestra vidas, un objeto tan central de nuestras preocupaciones el cual nos despierta nuestra mayor atención y preocupación. 

Sin duda debemos destacar que este “repentino compromiso” que uno demuestra ahora con relación a este problema, no es en la búsqueda de una solución al mismo sino por el contrario, lo que nos ocupa en este caso es la “búsqueda de una sanción ejemplificativa”, “un escarmiento”, “un castigo persuasivo” que lleve a los demás “futuros delincuentes juveniles” a pensar 2 veces antes de convertirse en nuestro problema.

En esta escena cotidiana, este ascenso de los niños excluidos a la cima de nuestras preocupaciones no es en su beneficio, no son prioridad de la manera que lo deberian haber sido ya hace largo tiempo atrás, en este caso son prioridad momentanea tan solo para su aislamiento, para alejarlo de nuestras normales e inocentemente merecidas vidas.

Se me vino a la mente el preguntarme el para que un pibe de 10 años quisiera convertirse en nuestro “problema”? 
Para comprarse una remera de marca para mostrársela a sus amigos? No lo creo, en donde vive y con los amigos que tiene, no es importante la marca de la ropa, no es un símbolo de status que valga la pena como para arriesgarse..

Para comprarse un videojuego? El play station esta lindo pero donde vive no tiene tele, y si tiene casa y aun mejor si tiene tele..seguramente no vuelve tan seguido a ella, por lo que descarto esta opción..

Ni hablemos que nos estará robando, convirtiéndose en nuestro problema para comprarse una linda mochila o para guardar plata para las vacaciones, seguramente en el barrio donde jala pegamento en la esquina y aunque eso no le importe a los vecinos que pasan sin mirarlo, seguramente si les va a importar no delarlo ir a sus colegios, y si no quieren que sea compañero de sus hijos en el colegio del barrio, mucho menos les va a importar invitarlo a irse de vacaciones, por lo que tambien descarto los útiles escolares y los heladitos en la peatonal en vacaciones invitadas por sus vecinos.

Al ir acabando con las opciones normales para un chico de 10 años, la lista se me acota a dos cuestiones por las que estaría necesitando a delinquir: para COMER o para DROGARSE??

Algun trasnochado dira, si ese es el problema…“regalemos pegamento en las plazas asi están contentos y no me roban el stereo a mi, que soy un laburante mientras los de arriba se roban todo”.. por supuesto que resulta absurdo pero conozco gente que es capaz de aportar estas soluciones al tema.

Volviendo enserio al tema, que mal estaremos para que la necesidad de comer de otro, o la incontenible necesidad de drogarse de un pibe de 10 años sea un problema indiferente, hasta que nos toca de cerca. 
Que mal que estará la cosa para que nos resulte indiferente un pibe drogándose en una esquina? 

Por que será que el pibe “MERECE” drogarse por que así lo ELIJE, y uno que diariamente ELIJE ignorarlo mientras de droga NO MERECE ser robado despues?

Por que será que una señora paqueta y tan inteligente de 65 años es victima de un nene de 10? Que hicieron esta señora mayor y este hombre indignado por que el delincuente de la bolsa de pegamento de esa esquina tuviera un plato de comida en su mesa, no cayera en las drogas, fuera a la escuela, jugara, disfrutara de unas vacaciones, tuviera una familia, o mejor dicho tuviera la vida de nene.

Que viene haciendo la sociedad adulta desde hace 10 años para que hoy los nenes sean un problema? 
Que NO hicimos para que hoy estos nenes sean "nenes"? y que SI hicimos o dejamos de hacer para con solo 12 años deben ser condenados por delincuentes??

Que nos lleva a la gente a pensar que un nene que siempre va a ser nene, puede ser castigado como un delincuente? 
Será lo mismo que nos lleva a pensar que un tipo multimillonario, que se gasta 40 palos en un capricho electoral, que fue 20 veces a Europa, que anda en Mercedes Benz o que se gasta lo que sale un mes de alquiler en un almuerzo rapido con amigos, es un “tipo comun”??

Desde cuando un multimillonario es lo mismo que Oscar, que labura en la construccion y se va pedaleando para ahorrarse el Bondi? Desde cuando un tipo que no sabe si va de vacaciones a Roma, a Tailandia o a Cancun tiene la realidad “comun” del tipo que se queda en vacaciones en su casa cagado de calor por que el mango no le alcanza??

Desde cuando un nene de 10 años que roba para drogarse por que esta enfermo es un delincuente??

La verdad que no lo se… lo que si se, es que si los vecinos de cada esquina no cambiamos, es futuro cada vez nos marcara mas duramente los costos de nuestra indiferencia.



SERIE PLUMAS DE FACE

LA FAMILIA - MILITANCIA DOMESTICA

(*) Dr. ALBERTO FELIPE PANNONI


En el desasosiego que me provoca la hartura de escuchar cotidianamente en los medios de difusión, noticias sobre crímenes atroces cometidos por infantes... casi niños. Sobre la escalada irrefrenable de delitos de todo calibre, también cometidos por infantes... casi niños. Las opiniones de los magistrados, ministros, personas adultas...casi viejos, me puse a pensar sobre un tema que siempre se toca de soslayo, y al que no se le adjudica la importancia debida, cuando se plantean las perspectivas de análisis mediante las cuales que se buscan encontrar las soluciones adecuadas a la problemática que la situación plantea a la comunidad, que hasta el presente se exhiben como inacibles. 

Por ello, con la mayor humildad y prudencia, es mi formación cristiana, nacional y peronista, la que me indica necesariamente a reflexionar sobre la Familia argentina, desde el particular hontanar al que el miraje de tales convicciones me conduce. 

Tengo para mí que la familia es la célula fundamental de la sociedad, por que solamente a partir de ella, esta podrá carecer, subsistir y renovarse en la medida que existan matrimonios suficientemente numerosos y adecuadamente fecundos. El matrimonio así comprendido es una unión trascendente con caractéres de misión.- 

La Familia como ente generacional de la sociedad, deviene por tanto, en primordial célula de ésta, en el sentido biológico, moral y cultural, principal fundamento de la comunidad organizada. La ley vital de los puelos, como el cumplimto de las normas propias de la naturaleza, presentan como sus medios viabilizantes al matrimonio y a las familia como medios para determinar su propia existencia y crecimiento biológico. 
La experiencia indica que la célula fundamental de una sociedad, que es el medio donde se desenvuelven las fuerzas espirituales y moreales del hombre es la Familia, ya que ella constituye la primera gestión de la educación y socialización del hombre con su dignidad de persona. 

Allí es donde se componen y estructuran en el espíritu humano, las dos virtudes sociales mas empinadas, la solidaridad y la justicia. A ellas deben agregarse otras dos virtudes sociales que no les van a la szaga a aquellas, la de la justa obediencia y la del justo mando. 

La justa obediencia presupone el respeto a la autoridad como poder moral, y el justo mando presupone la conciencia de que la autoridad se ha dado en bien de aquellos a quien se manda.
 
En la Familia el hombre aprehende que la obediencia no puede consistir en una entrega sin voluntad, y que su esencia consisite en el sometimiento al orden de su ser social, sin el cual se encontratía como persona aislado y con su humanidad raquítica. 

Para el hombre es menester que aprenda en el seno de su famila a mandar y a obedecer para estar en situación condigna a los derechos que como persona detenta, frente a la autoridad que la estructuración del cuerpo social al que pertenece determine. 

Así solo aquellos que puedan aprender en el seno de una Familia, integrante de una comunidad organizada, que el mandar no puede trastocarse en mera ansia de dominio sino que es un servicio que ha de atender solo a los intereses de la comunidad y a procurar el proveimiento de su bien, podrán ser los portadores de la autoridad social. 

La Familia es así alfa y omega dela podegagía social. 

El resto de las virtudes sociales que se originan y se fundan en el respeto a lo demás personas, considerando solo una clase de hombres, en absoluta igualdad, rasero dado solo por su naturaleza humana, con identidad inmarsecible de derechos, tales como la ayuda mutua, la bondad, la sociabilidad, el dominio de sí, la cosideración social de los demás, la condescendencia, la sinceridad, la buena fe, etc., todas ellas las ha de aprender el hombre desde los unbrales de su existencia, en la propedéutica que la socialización familiar le brinde en su seno. 

La Familia por tanto es moral y biiológicamente la célula la mas importante del cuerpo social. 
También es la Familia la piedra angular de la cultura social. 

Podemos decir, sin temor a errar, que los pueblos con crecimientos demográficos recesivos poseen una cultura decadente. 

El fundamento profundo de lo prenotado se evidencia en el hecho que uno de los impulsos que motorizan la elevación del plexo axiológico que coesiona la estructuración y existencia de una sociedad determinada esta dado por los valores morales y espirituales desarrollados en el seno de las familias que la componen, la declinación de estás entidadedes naturales y culturales, producen consecuentemente el decaimiento del axios vinculante de la sociedad a la que configuran y dan existencia, provocando su propia magrez cultural. 

Tal ez no sea aventurado decir que se deben alentar, promover, y amparar, en el mas amplio de los sentidos la formación y sustento de las integralidades familiares. Las parejas no deben ser remisas ni eludir la responsabilidad de los hijos, ni con los hijos. Algunas de tales conductas que infisionan al parecer el criterio de muchas jóvenes parejas argentinas deben removerse, ya que agostan definitivamente la evolución de nuestra propia cultura com pueblo, a manos de ideas prohijadas por un liberalismo individualista y perverso que ha seducido a muchos con un consumismo egoísta al que siempre, por un medio o por otro se mantiene estratégicamente insatisfecho. 

La comprobación histórica nos muestra que el estado de una sociedad, sus íntimas fuerzas morales y espirituales de reenovación, se verifican con solo comprobar el estado de las familias que lo componen. 
El correr de los triempos a demostrado suficientemente, que la decadencia de la vida familiar es la casusa mas profundad de la decadencia de los pueblos. 

Cuando la Familia se encuentra desatendida por la sociedad y despreciada por el Estado, cuando la comunidad está relajada, cuando la insufiencia de la base económica exisitencial responde a la satisfacción de los intereses de algunos o de sectores privilegiados, caundo las disoluciones familiares van en aumento por causas de naturaleza varia, entonces en verdad estamos ante una sintomatología inequívoca de profunda crisis que puede producir consecuencias imprevisibles. 

Sobre el tema, el Tte. Gral. Juan Domingo Perón, en su Modelo Argentino a dicho: "Pese a los embates de una creciente anarquía de los valores esenciales del hombre y la sociedad que parece brotar en diversas partes del mundo, la familia seguirá siendo, en la comunidad nacional por la que debemos luchar, el núcleo primario, la célula social básica cuya integridad debe ser celosamente resguardada. 

Aunque parezca prescindible refirmarlo, el matrimonio es la única base posible de constitucvión y funcionamiento equilibrado y perdurable de la familia. 

La indispensable legallidad conforme a las leyes nacionales no puede convertirse en requisito único de armonía. Es preciso que nuestros hombres y mujeres emprendan la constitución del matrimonio con una insobornable autenticidad, que consiste en comprenderlo no como un mero contrarto jurídico sino como una unión de carácter trascendente. 


Si esto es asi, nuestos ciudadanos no deben asumir la responsabilidad del matrimonio si no intuyen en profundidad su carácter de misión. 

Misión que no solo consiste en prolongar la vida en esta tierra, sino de proyectarse hacia la comunidad en cuyo seno se desenvuelve. Esto impllica comprender que, como toda misión radicalmente verdadera, supera incesantemente el ámbito individual par ainsertar a la familia argentina en uan dimensión social y espiritual que deberá justificarla ante la historia de nuestra patria. 

Tomando en cuenta estos aspectos, es conveniente reafirmar la naturaleza de los vínculos que deben unir a los mienmbros de la familia. 

La unidad de ideales profundi 

No cabe duda que no siempre existe la posibilidad de comprender espontáneamente lo que he caracterizado como misión. No es posible prescindir, porlo tanto de una decuado proceso formtivo que debe definirse crecientemente, y cuya finalidad consista no solo en sentar las bases para una unión duradera sino en gestar en la pareja la comprención radical del sentido último de matrimonio.Este sentido entendido como misión, se concentra, ya lo he dicho, en una radical dimensión espiritual y en su verdadera resonancia histórico social. 
Para que la familia argentina desempeñe el rol social necesario, sus integrantes deberán tener en cuenta algunos principios elementales en sus relaciones. Así estimo que el vínculo entre padres e hijos debe regirse sobre la base de la patria poterstad, no entendidia como un símbolo de dominio, sino como un principio de oritentación fundado en el amor. 


El niño necesita de la protección paterna par ayudarlo a identificar su función social y para ello es lógico que los padtres deben usar la gravitación natural que tienen sobre sus hijos. 


Por este camino se contribuirá a consoludar la escala de valores que asegurará pra el futuro que de ese nió surja el ciudadano que necesita nuestra comunidad, en lugar de un sujeto indiferente y ajeno a los problemas de su país. 


Es la solidaridad interna del grupo familiar la que enseña al niño que amar es dar, siendo ese el puinto dae partida para que el ciudadano aprenda a dar de si todo lo que le sea posible en bien de la comunidad. 
En esto la mujer argentina tiene reservado un papel fundamental. Es ella, con su enorme capacidad de agecto, la que debe continuar asumiendo la enorme responsabilidad de ser el centro anímico de la familia. 
Independientemente de ello, nuestra aspiración permanenete será que en la sociedad argentina cada familia tenga derecho a una vida digna, que le asegure todas las prestaciones vitales. Entonces, habrá que fijar el nivel minimo de esas prestaciones para que ninguna familia se encuentra por debajo de él en la democaracia social que deseamos. 


El Estado tiene la obligación especial de adoptar medida decesivas de protección de la familia y no puede eludir ese mandato bajo ningún concepto. Olvidar esa exigencia, llevaría a la comunidad a sembrar dentro de ella las semillas que habran de destruirla....


Quiero realizar, en fin, una invocación sincera a la ramilia aargentina. 


Asistimos en nuestro tiempo a un desolador proceso, la disolución progresiva de los lazos espituales entre los hombres. Este catastrófico fenómeno debe su propulsión a la ideología egoísta e individualista, según la cual toda realización es posible solo como desarrollo intnerno de una personalidad clausurada y enfrentada con otras en la lucha por el poder y el placer. 


Quienes así piensan solo ha logrado aislar al hombre del hombre, a la familia de la nación, a la nación del mundo. Han puesto a unos contra otros en la ñcompetrencia mabiciosa y la guerra absurda. 


Todo este proceso se funda en una falacia, la de creeer que es posible la realización individual fuera del ámbito de la realización común. Nosotros los argentinos debemos comprendfer que todo miembro, particular o grupal, de la sociedad que deseamos, logrará la consecución de sus aspiraciones en la medida en que alcancen también su plena realización las posibilidades del conjunto. 


No puede concebirse la familia como un núclio desgajado de la comunidad, con fines ajenos y hasta contrarios a los ñque aseume la Nación. Ello conduce a la atomización de un pueblo yal debilitamiento de sus energías espirituales que lo convierten en fácil presa de quienes lo amenazan con el sometimiento y la humillación." (Tte. Gral. JUAN DOMINGO PERON. PATER PATRIAE DIXIT. MODELO ARGENTINO) 


Una profunda reflexión sobre las enseñansas del General, seguramente, nos harían encontrar el camino para encontrar la causa de los males, que como comunidad padecemos. 


Quizás se deban reveer algunas pautas de desarrollos social, adecuar decididamente el rol del ciudadano argentino a las verdaderas necesidades de la nación. 
Evolucionar llevando la potencia de nuestras capacidades a acto. 


Y los militantes, militasn la solidaridad, en la paz, en la justicia, en la tolerancia, en la protección del hombre de su familia y su nación. 


Militar por el pueblo, y solo por su interés, por el hombre y un poco menos por los espacios creados como entelequias de la nada. 


De tal suerte, con la fecundidad que suele producir el peronismo decidido en una derrota, se logre que nuestros hijos en lugar soportar un destino de exclusión, y miseria, puedan superar la historia de muchos de sus padres. 


Que esos niños y jovenes puedan disfrutar de sus juegos, estudios y deportes, y no se vean constreñidos al delito, a la droga, al vicio y a la muerte violenta, cuando apenas empiezan a vivir. 
Militemos compañeros para devolverles la vida y el futuro a nuestros hijos, qsue son los habitantes de un futuro que seguramente no hemos de compartir. 


Militemos en lo domestico, en militancia no rentada, como peronistas, por la patria, por el pueblo y por Perón, como Evita no enseñó con su ejemplo imborrable. Pongámos nuestro pensamiento peronista en acción. 


Si protegemos y desarrollamos las familias, se ha de lograr reestablcer nuestra cultura, con lo que aseguraremos al pueblo y a la Patria.



SERIE PLUMAS DE FACE