Seguidores

3 de julio de 2010

Versión taquigráfica de Agustín Rossi en la Honorable Cámara de Diputados sobre declaración de Sadous

Sr. Rossi (A.O.).- Señor presidente: venimos insistiendo desde distintos lugares y de diferentes maneras en la necesidad de que la versión taquigráfica que registra la presencia del embajador Sadous en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de esta Cámara –sesión secreta de la semana pasada- debe ser puesta a consideración del conjunto de los argentinos.

Lo hemos solicitado a quien es el responsable del manejo de las relaciones exteriores de nuestro país, que ha sido colocado en ese lugar por nuestra presidenta.


Es importante recordar que, conforme lo prescribe la Constitución, el manejo de las relaciones exteriores es potestad exclusiva del Poder Ejecutivo nacional. Lo han dicho nuestros diputados en el marco de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, fundamentando con claridad y contundencia el pedido de que este instrumento sea puesto a consideración del conjunto de los argentinos. Venimos a ratificar eso en este recinto. ¿Por qué lo venimos a hacer? Porque la verdad que resulta claramente contradictorio que en un Parlamento que se precia de ir mejorando la calidad institucional y que ha tomado decisiones importantes, como por ejemplo haber dado a luz las distintas leyes secretas que todavía existían en la Argentina, hoy se presente resistencia para dar a conocer determinada información.


La Comisión de Asuntos Constitucionales viene llevando a cabo un debate alrededor del derecho de acceso a la información y, sin embargo, hoy se pide en este Parlamento argentino que determinada información sea reservada y que exista una calificación distinta para los diputados que integran la comisión de Relaciones Exteriores y Culto respecto de aquellos que no son miembros.


Ciertamente, si esto es contradictorio respecto de lo que significa la calidad institucional de nuestro Parlamento, también lo es que estemos diciendo que no a un instrumento que es parte del ejercicio de las relaciones exteriores de nuestro país. Tal como lo indica nuestra Constitución Nacional, el Poder Ejecutivo es el que tiene la potestad del manejo de las relaciones exteriores. Y hoy le estamos diciendo que no al Poder Ejecutivo.


Teniendo en cuenta todas las informaciones periodísticas que se sucedieron al día siguiente de la presencia del embajador Sadous en esta Cámara de Diputados de la Nación, resulta claramente bochornoso seguir manteniendo tal reserva, porque se la coloca en el lugar de encubridora.


¿A quiénes estamos tratando de encubrir, señores diputados? ¿Cuál es el hecho que se trata de ocultar? ¿A qué se debe la persistencia en no dar a luz un instrumento que ya fue dado a conocer por distintas versiones periodísticas y, por lo tanto, ya ha perdido cualquier carácter de reservado? 



Si la sesión ha perdido el carácter de secreta no por responsabilidad del oficialismo, por lo menos démosles a los argentinos la posibilidad de que sepan la verdad. ¿Por qué se le tiene tanto miedo a la verdad? ¿Qué es lo que pretenden? ¿Seguir construyendo una tergiversación? ¿Tienen miedo de que el señor Magnetto los rete por haber puesto en consideración de la sociedad argentina el instrumento sobre el cual el diario Clarín instauró una campaña de difamación? ¿A quién tienen que responderle? ¿A Clarín y a Magnetto o ante la sociedad argentina y la Constitución por el compromiso que asumieron cuando juraron como diputados? ¿Qué quieren seguir escondiendo? ¿Por qué la negativa terca y persistente de mostrar un instrumento que debe ser público para que se sepa claramente la verdad? ¿Qué fue lo que dijo Sadous? Cuando se despidió de la embajada en Venezuela calificó de virtuosa y excelente la relación entre ambos países, reivindicó su propia gestión y señaló como positivo el aumento del intercambio comercial entre Argentina y Venezuela. 

ESTANDO TAN CERCANA LA FECHA DE LA TREMENDA PERDIDA DEL GRAL.PERON QUE MEJOR QUE RECORDAR SUS PALABRAS



(*) Diego Carbone


LA PALABRA DEL GENERAL PERON, QUE SIEMPRE NOS GUIA. DISCURSO DEL 16 de Febrero'1955

Algún día nosotros realizaremos el ideal de que nuestros dirigentes sindicales sean a la vez nuestros dirigentes politícos, y que nuestros hombres de trabajo y nuestros hombres de acción en el Pueblo sean nuestros propios gobernantes. Entonces habremos realizado una verdadera democracia. La verdadera democracia debe concebir que a nuestros mejores hombres les entreguemos el gobierno de la cosa pública. No puede ser democracia la que entregue la dirección y el gobierno a "cuatro o cinco" paniaguados de la política,; no pueden ser esos profesionales de la política, verdaderos deformadores de la democracia, los que conformen la democracia; ésta debe ser entregada al Pueblo mismo. Los Intereses de la Nación deben ser confiados a los que están interesados en llevar adelante la Nación y no a estos que viven al margen de la Nación

Lo que nosostros vamos buscando en todos los ordenes de nuestra organización política es dejarnos ya de los caudillos poíticos que vivian emborrachándose en el comité y tratando de perjudicar a los demás, para que los hombres humildes, honestos y capaces de las organizaciones del Pueblo sean a la vez los dirigentes de las organizaciones del Pueblo.

Discurso del General Juan Domingo Perón el 16 de febrero de 1955.

Retornemos a la Doctrina Nacional que nos lego, hagamos realidad esa Nueva Argentina conque soñaba el General Perón. Volvamos a Perón.... Carajo...!!!

EL FUTURO DE LA CAJITA FELIZ



(*) ORLANDO BARONE



Sería extraordinario que las próximas elecciones las ganara el grupo Clarín. Cuenta en sus filas con políticos igualmente extraordinarios que lo siguen encantados de su voluntario sometimiento mediático. La suerte del país y de la sociedad quedaría entonces a cargo de medios de comunicación honrosos, responsables y verosímiles. Y quienes fueran elegidos para ejercer el Poder Ejecutivo –cualquiera sea, de los candidatos progresistas y latinoamericanistas que últimamente salen convertidos de las tiendas de disfraces- tendrían como modelo el comportamiento de Cobos. Pura coherencia y lealtad. Y energía decisiva sin vacilaciones. Si las elecciones las ganara el grupo Clarín la sociedad se sentiría aliviada. Basta de persecuciones y de prepotencias, de bombachas y medias sucias que no pueden aportar ADN; de escarbar en los escabrosos orígenes de Papel Prensa; basta de la Anses, vuelta al saqueo legitimado y al fin, reivindicación del Tedeum autoritario del 25 de mayo a cargo de sus dueños estables de cinturón púrpura. El premio Nobel de la paz sería propiciado no para esas Abuelas obsesivas cazadoras y profanadoras de niños bien criados argentinamente a los que perturban con sus familias del pasado, sino para los más auténticos pacifistas: los de la mesa de Enlace, la policía Metropolitana y la de Bariloche; y la farándula rica, que pide la mano dura y los derechos humanos para los countries y no para las villas. Sin olvidar a los laicos y pastores que rechazan la unión civil de homosexuales y perdonan a sus múltiples colegas pecadores. Si ganara el Grupo Clarín las elecciones se declararía empate entre genocidas y desaparecidos. Y el periodismo estelar se sentiría tranquilo y no sufriría obscenos desnudamientos que lo dejan con el culo a la intemperie. Y no se expondría, como hoy, al bochorno de los observadores que los descubren en sus mentiras y conspiraciones. Y los políticos opositores que ahora solamente tienen el 80 por ciento de los medios para expresarse, tendrían también la televisión pública y radio nacional y ocuparían y dominarían graciosamente el ciento por ciento. Todo. Eso sí sería la libertad de prensa democrática privada. Si el grupo Clarín ganara las elecciones las ganarían los ganadores. No esos deprimidos perdedores que andan siempre pidiendo limosnas al Estado. Todo ese surtido de coaliciones y partidos que hoy se fuerzan por teñirse el pelo de color socialista y progresista para no hacerle el caldo gordo al oficialismo, volverían enseguida a su color natural, el que mejor ideológicamente les sienta. En fin, el futuro es de la sociedad según esta se oriente. Porque si desea recobrarse del síndrome del peronismo kirchnerista, debería votar al grupo Clarín y a sus asociados. Los de ese Grupo aún tienen mucho para quitar y mucho para quedarse y confían en que son eficaces en el embaucamiento. Han embaucado tanto todo este tiempo que acabaron por creerse que embaucar es decir la verdad. En tanto la Cajita Feliz de la Anses regresaría opulenta pero infeliz a sus anteriores propietarios. También regresaría de su exilio tour la viajera Ernestina de Noble. Y muchos que están asomando sus codicias ansiosas detrás de las corporaciones, volverían a sentirse en su naturaleza. Si el grupo Clarín- y todo cuanto eso significa- ganara las próximas elecciones, se haría cierta esa idea de que la historia cuando no avanza, retrocede.


Carta abierta leída por Orlando Barone el 2 de Julio de 2010 en Radio del Plata.


FUENTE http://orlandobarone.blogspot.com/

¿ Y SI DESAPARECE BÉLGICA?



(*)PEDRO BRIEGER



La idea de la Unión Europea (UE) surgió después de la Segunda Guerra Mundial y apenas seis países la conformaron en su comienzo, cuando pocos soñaban que podrían llegar a ser veintisiete como en la actualidad. El Reino de Bélgica fue uno de ellos y su capital, Bruselas, es considerada también la capital de Europa porque allí tienen sede varias instituciones de la UE. Nadie podía imaginar entonces que mientras más países tocan la puerta de la UE para sumarse a ella sobre Bélgica pesaría el fantasma de la desintegración producto de la viejas enemistades étnico- lingüísticas que salieron a flote en las recientes elecciones del 13 de junio.


Bélgica está dividida en tres regiones. En el norte está Flandes donde vive el 60 por ciento de la población y se habla el flamenco, (también conocido como holandés o neerlandés). En Valonia, al sur, se habla francés. En la región de Bruselas (más amplia que la propia ciudad y enclavada en Flandes) siempre hay tensiones entre las dos comunidades por los privilegios que tienen los que hablan francés. Claro que no es solamente un problema “técnico” de cómo y dónde hablar cada una de las lenguas. Flandes es la zona más rica de Bélgica y sus habitantes están convencidos de que su riqueza es el fruto de su trabajo, y que si el sur es más atrasado, pobre y despoblado se debe a la supuesta holgazanería de los francófonos que viven allí. Estas divisiones también permiten entender porque ya casi no existen partidos políticos “belgas” y que la representación en el Parlamento sea político-comunitaria. La gran sorpresa del 13 de junio la dio la Nueva Alianza Flamenca (NAF) al conseguir 27 bancas (sobre 150) y convertirse en el partido más votado y primera minoría con derecho a formar gobierno. La plataforma política del NAF es muy clara y manifiesta su voluntad de construir una “república flamenca” porque “Flandes cumple con todas las condiciones internacionales para ser reconocido como Estado”. Lo dicen sin ambigüedades, su objetivo es la desintegración de Bélgica.


Toda Europa está pendiente de Bélgica ya que tiene que asumir la presidencia de la Unión Europea el 1 de julio. Mientras tanto, en Francia ya se hacen encuestas públicas para saber si los franceses estarían dispuestos a incorporar los belgas francófonos a su país y muchos catalanes y vascos se preguntan: ¿si ellos pueden aspirar a un Estado propio, porqué nosotros no? Un lío para Europa.




FUENTE : http://pedrobrieger.blogspot.com

PASION DE MULTITUDES

(*) Pedro Valci

Cuando el ánimo de energía feliz inunda las almas, todo se ve mejor, cuando esa energía pura de la MASA se derrama en la calle, la SOCIEDAD ó mejor digámoslo a lo peronista el PUEBLO se une, es como el amanecer de una GRAN FE, es la fe en nosotros, que somos y seremos por siglos un PUEBLO GENEROSO, me pregunto si esa energía que veo hoy y disfruto con todos ustedes por el deporte, la pusiéramos todos los días para defender NUESTROS LEGITIMOS DERECHOS,  para identificar a los que los griegos han dicho hoy a boca de jarro “ todos ladrones”, ¿ que pasaría?

Ser CIUDADANOS, es lo que nos falta y es lo que nos han robado desde el fondo mismo de la historia, y nos han limitado la energía, que solo amanece en cada domingo según la camiseta ó en algún mundial, es decir que PODEMOS, esta probado que tenemos esa energía, y se lo debemos al fútbol, ahora ¿no seria importante que la pongamos todos los días en movimiento para que los que dicen ser nuestros representante actúen a favor del PUEBLO?

Que podemos ver de la selección, equipo, esfuerzo, trabajo, objetivo común, pertenencia, representación legítima de la bandera, y salen a la cancha a GANAR, si tomáramos esas consignas cada uno de nosotros todos los días, esta NACION seria la Patria Liberada.

Este mundial en la tierra de Mándela, todo un símbolo, nos debería invitar a mirarnos hacia adentro, a convertirnos en CIUDADANOS MANDANTES DE LA REPUBLICA, al menos es la otra ilusión que yo tengo además de salir campeones.

Y que pretendo contagiar con esta nota a todos mis pares, a que todos los días juguemos con la celeste y blanca, por cada niña y niño de esta Argentina, que nos convirtamos en los FUNDADORES de una nueva y gloriosa Nación. Donde la democracia deje de ser formal y se convierta en JUSTICIA SOCIAL, que los niños jueguen, no pidan, ni sufran y que los ancianos disfruten y tenga un salario no esta vergüenza, y que los que transitamos el medio seamos CIUDADANOS DE PRIMERA.

Hablamos de Maradona, pensemos que fue, que le paso, y adonde esta ahora, ha resurgido de sus propias pobrezas y nos esta también demostrando que se puede. Un mundial, una ovación, muchas fotos, imágenes y esta es mi forma de mirarlo.

SI OBAMA SIGUIERA A STIGLITZ ¿TERMINARIA COMO KENNEDy?




(*) Alberto Nadra


Para ejecutar lo que recomienda el Premio Nóbel de Economía Joseph Stiglitz, Barak Obama tendría que recortar el gasto militar (retirar a EEUU de Irán y Afganistán, como mínimo); eliminar los subsidios a la industria petrolera y estimular con créditos sin intereses la inversión industrial y el consumo de bienes durables, ya que el costo del dinero es muy bajo. Eso provocaría un avance de la producción y permitiría recuperar los empleos caídos. Entre otras cosas, con una pequeña porción de los 700.000 millones de dólares con que Washington "socorrió" a Wall Street se podrían rescatar dos millones de hipotecas que serán ejecutadas en los próximos doce meses, dice Stiglitz. Además esa medida le daría un fuerte impulso a la construcción.

El capitalismo está en manos de la banca y de las industrias militar y petrolera, en ese orden. Aunque no lo afirma explícitamente, Stiglitz propone cambiar el centro de gravedad de la economía norteamericana y mundial, que hoy ocupa la banca. Su paradigma es la industria como nuevo sector hegemónico del capitalismo, basado en la tecnología, con bancos al servicio de la producción, petroleras sin subsidios y un aparato bélico --que consume formidables recursos y sólo produce guerras-- limitado a los mínimos necesarios para la defensa. Estos ahorros serían compensados en parte con un aumento de la inversión pública en infraestructura, en investigación y desarrollo, en salud pública y en educación. Esta iniciativa reduciría paulatinamente el déficit sin enfriar la economía. Stiglitz llama a esto "redireccionar el gasto".
Si Obama llevara a la práctica las ideas del premio Nóbel, o la mitad de ellas, no sería de extrañar que terminara como JFK, quien fue sacrificado por oponerse a la escalada militar en Vietnam, negándole así a los contratistas del Pentágono la posibilidad de ganar toneladas de dólares. Por eso lo primero que hizo el sucesor, Lyndon B. Johnson, fue autorizarla. A partir de entonces la industria bélica obtuvo fortunas y Estados Unidos perdió la primera guerra de su historia.

Hoy el problema número uno del capitalismo --y la primera explicación de la crisis global-- es la hegemonía de las finanzas sobre la producción en una proporción de 20 dólares especulativos por cada dólar de PBI. Ese predominio abrumador es el producto de una combinación de causas y efectos, acaso previsibles, que se han ido amasando en el último medio siglo.

Primero Nixon abandonó el patrón oro, que por su propia naturaleza restringía las maniobras especulativas. Esto significa que hasta entonces el patrón de la economía era el oro, que siempre es caro y escaso, y no el dólar, que se puede fabricar a voluntad. El déficit de las cuentas públicas norteamericanas se volvió intratable desde el momento en que empezó a ser cubierto con emisión de billetes y bonos, es decir con papeles sin respaldo. Los numerosos conflictos de la posguerra (Corea, Vietnam, los Balcanes, Irak dos veces, Afganistán) hicieron que la mayor parte del déficit fuera una consecuencia directa o indirecta del gasto generado por el aparato militar-industrial.

Para imaginar el volumen del déficit estadounidense basta con sumar las emisiones que durante medio siglo se utilizaron para cubrirlo. Con buena parte de esa masa monetaria se puso en movimiento una fenomenal bicicleta especulativa, porque, junto con fuentes diversas (petrodólares, euros y otras monedas, dinero sucio) fueron los recursos que los consorcios financieros --testaferros de los bancos-- y los fondos buitre utilizaron para especular, incluso generando o aprovechando los desequilibrios financieros de varias economías, como se vio en la crisis del euro. En todos los casos se mezclaron el dinero relativamente limpio con el proveniente del tráfico de drogas, de la venta ilegal de armas, de la evasión impositiva mundial y de la fuga de divisas, que montan 5,5 billones de dólares/año. Este es el bolsillo negro del capitalismo, que los bancos primero lavan y después manejan en las mesas de dinero. A esta hipertrofia especulativa contribuyeron en gran medida Reagan y Clinton, quienes en el último cuarto del siglo 20 eliminaron las restricciones que mantenían en caja a Wall Street desde la Gran Depresión. En Europa hicieron otro tanto. En la práctica (aunque no en la ideología de Francis Fukuyama) el neoliberalismo es el pasaporte político para que las finanzas manejen la economía.
El FMI monta esa bicicleta y con ella recorre el mundo imponiendo sus programas contractivos, ahora en detrimento de Grecia, España, Portugal, Irlanda y los bálticos, que financiaron sus déficits con deuda externa porque no cuentan con la máquina de fabricar dólares, como Estados Unidos, ni con la fortaleza económica de Alemania y Francia. Previamente aquellos países habían sido atacados por fondos especulativos que aprovecharon a fondo, con la complicidad del poder político, sus debilidades internas (déficit público) y externas (deuda). El euro no les hizo ningún favor a las economías secundarias que ya añoran sus monedas nacionales, inmoladas en el altar de la integración. Inglaterra, que mantuvo la libra, es el único país de Europa que puede devaluar. Nadie puede enseñarle a Londres cómo se manejan estas cosas.

En la crisis del euro el único objetivo del FMI es que los deudores puedan pagar. Por eso recomienda una vez más el ajuste del gasto público, el recorte de los salarios y la humillación de las leyes laborales. La depresión de las economías menores de Europa no es su problema, como no lo fueron las crisis social, económica y política de la Argentina, México y Rusia, sacudidas hasta los cimientos cuando llegó el fin del ciclo liberal. Ahora más de media Europa deberá pasar por el mismo purgatorio.

En el futuro muchos países necesitarán nuevos préstamos, lo que prefigura nuevas deudas, aunque los acreedores seguirán siendo los mismos. Quien maneja las deudas de los países maneja el mundo, dicen en Wall Street. El buitre sigue en el aire. Comparado con la conducta de "los mercados", Shylock, el usurero, parece apenas un viejo cascarrabias.

FUENTE : http://albertonadra.blogspot.com

27 de junio de 2010

HOMENAJE A LEOPOLDO MARECHAL

(*) Diego Carbone
Don LEOPOLDO MARECHAL
Nació en Buenos Aires el 11 de junio de 1900, fallecio el 26 de junio de 1970. Fue maestro, profesor de enseñanza secundaria de ocupación poeta, cuentista, dramaturgo, novelista, ensayista y en la década del 20 formó parte de la generación que se nucleó alrededor de la revista "Martín Fierro". En la primera etapa de su vida literaria prevaleció la poesía. Publicó "Los aguiluchos" (1922) y "Días como flechas" (1926), inclinándose hacia el vanguardismo, pero en sus "Odas para el hombre y la mujer" (1929), con el que obtuvo el Primer Premio Municipal de Poesía, encuentra una voz propia y el equilibrio entre la novedad y lo clásico.
En 1926 viajó por primera vez a Europa, donde trabó amistad con importantes intelectuales y pintores como Picasso, Basaldúa y Antonio Berni. En 1929, nuevamente en París, se establece en Montparnasse y frecuenta a Aquiles Badi, Alfredo Bigatti, Horacio Butler, Juan del Prete, Raquel Forner, Victor Pissarro y al escultor José Fioravanti, quien luego esculpiría el busto del poeta en bronce. Fue durante esta experiencia en París que Marechal escribió los capítulos iniciales de "Adán Buenosayres", que publicaría recién en 1948 luego de muchos años de elaboración.

MARECHAL se casa con María Zoraida Barreiro el 8 de enero de 1934, con la cual tiene dos hijas, María de los Ángeles y María Magdalena.
Marechal obtiene la más alta distinción que otorga el país: "Primer Premio Nacional de Poesía" en 1940 con sus libros de poesía "Sonetos a Sophia" y "El centauro". La esposa del poeta fallece en 1947.
La publicación de "Adán Buenosayres" en 1948, exceptuando el comentario elogioso de Julio Cortázar y algunas otras voces entusiastas, como las de los poetas Rafael Squirru y Fernando Demaría, a quienes dedicaría respectivamente la "Alegropeya" y la "Poética de su Heptamerón", pasó en principio completamente inadvertida. Las cuestiones políticas no fueron ajenas a los motivos, considerando la abierta simpatía del escritor hacia el peronismo, en cuyo gobierno ocupó cargos oficiales en el campo de la educación y de la cultura. En "Adán Buenosayres", el periplo simbólico que emprende el poeta Adán, protagonista, tres días antes de su muerte por la geografía urbana y arrabalera de un Buenos Aires metafísico, retratando en el camino a algunos reconocibles personajes de la literatura de entonces y tocando registros que van del humor a la epopeya con un lenguaje eximio y por momentos deslumbrante, calaría hondo en la sensibilidad argentina de las siguientes generaciones de escritores. Marechal, por su parte, declaraba:

"Al escribir mi Adán Buenosayres no entendí salirme de la poesía. Desde muy temprano, y basándome en la Poética de Aristóteles, me pareció que todos los géneros literarios eran y deben ser géneros de la poesía, tanto en lo épico, lo dramático y lo lírico. Para mí, la clasificación aristotélica seguía vigente, y si el curso de los siglos había dado fin a ciertas especies literarias, no lo había hecho sin crear 'sucedáneos' de las mismas. Entonces fue cuando me pareció que la novela, género relativamente moderno, no podía ser otra cosa que el 'sucedáneo legítimo' de la antigua epopeya. Con tal intención escribí Adán Buenosayres y lo ajusté a las normas que Aristóteles ha dado al género épico."

Como en "Ulise" de James Joyce, las claves pueden rastrearse hasta "La Odisea" de Homero y la doctrina judeocristiana ,Marechal era un católico convencido, pero el séptimo libro, último y probablemente el más brillante de la novela, el "Viaje a la Oscura Ciudad de Cacodelphia", es ni más ni menos que una parodia del Infierno de "La Divina Comedia" de Dante Alighieri.
A diferencia de otros grandes contemporáneos, como Jorge Luis Borges, Manuel Mujica Láinez o Julio Cortázar, la fama de Marechal no ha brillado como debiera en el exterior, con la excepción de Cuba, donde el poeta viajó en 1967 invitado por el gobierno cubano para ser jurado del premio anual de literatura que otorga la Casa de las Américas. En la Argentina, su obra fue relegada al olvido durante décadas, debido a ciertas enemistades gestadas por algunos compañeros de su generación, por haberse destacado en cargos oficiales -a los que llegó antes del peronismo- y donde permaneció hasta 1955. Sin embargo su "Adán Buenosayres" (1948) está considerada por muchos como la novela fundamental de la literatura argentina.
En 1951 se estrena la obra teatral "Antígona Vélez" (basada en la Antígona de Sófocles). Por esa pieza teatral recibe el Primer Premio Nacional de Teatro. Escribirá Marechal dos novelas más antes de su muerte, acaecida en 1970: "El banquete de Severo Arcángelo" (1965) y "Megafón, o la Guerra" (1970), que estaba en la imprenta cuando fallece.
Las hijas del poeta han creado la Fundación Leopoldo Marechal Entre sus objetivos está preservar y difundir la obra de los autores de la generación martinfierrista. El apellido Marechal es acentuado en la "e "pero el escritor dejó de usarlo hacia la década del 30. Puede verse claramente este tema en las dedicatorias de sus primeros libros. Cabe recordar que su abuelo Marechal era francés.

SUS OBRAS:

POESIA

Los Aguiluchos (1922)
Días como flechas (1926)
Odas para el hombre y la mujer (1929)
Laberinto de amor (1936)
Cinco poemas australes (1937)
El centauro (1940)
Sonetos a Sophía (1940)
Canto de San Martín o Cantata Sanmartiniana (estrenada en 1950, en el Cerro de la Gloria, Mendoza, Argentina)
Heptamerón (1966)
El poema del Robot (1966)
Poema de la Física (publicación póstuma).

SUS OBRAS DE TEATRO:

Antígona Vélez (estrenada en 1951 y de vigencia permanente en las carteleras teatrales argentinas)

Las tres caras de Venus (estrenada en 1952; la última representación fue en el 2005, en el Teatro Nacional Cervantes)

La batalla de José Luna (estrenada en 1967 bajo la dirección de Jorge Petraglia, reestrenada en Río Cuarto y en la ciudad de Córdoba con dirección y puesta teatral de Malena Marechal, 1983)

Don Juan (publicación póstuma, 1983)

Antígona Vélez y Don Juan se han convertido, además, en óperas. La música es creación del compositor Juan Carlos Zorzi. Ambas piezas se estrenaron, con gran éxito de crítica y público, en el Teatro Colón (años 1991 y 1998 respectivamente)

NOVELAS:

Adán Buenosayres (1948)
El banquete de Severo Arcángelo (1965)
Megafón, o la guerra (1970)(El libro estaba en prensa al fallecer su creador).

ENSAYOS:

Historia de la calle Corrientes (1937)
Descenso y Ascenso del Alma por La Belleza (1939)
Cuaderno de navegación (1966)

CUENTOS:

El rey Vinagre (1926)
El Niño Dios (1939)
Narración con espía obligado (1966)
El hipogrifo (1968)
El beatle final (1968)
Autobiografía de Sátiro (publicación póstuma, 1971)

Don LEOPOLDO MARECHAL


POEMA SIN TÍTULO

En una tierra que amasan potros de cinco años
el olor de tu piel hace llorar a los adolescentes.

Yo sé que tu cielo es redondo y azul como los huevos de perdiz
y que tus mañanas tiemblan,
¡gotas pesadas en la flor del mundo!

Yo sé cómo tu voz perfuma la barba de los vientos...

Por tus arroyos los días descienden como piraguas.
Tus ríos abren canales de música en la noche;
y la luna es un papagayo más entre bambúes
o un loto que rompen a picotazos las cigüeñas.

En un país más casto que la desnudez del agua
los pájaros beben en la huella de tu pie desnudo...

Te levantarás antes de que amanezca
sin despertar a los niños y al alba que duerme todavía.
(El cazador de pumas dice que el sol brota de tu mortero
y que calzas al día como a tus hermanitos).

Pisarás el maíz a la sombra de los ancianos
en cuyo pie se han dormido todas las danzas.

Sentados en cráneo de buey
tus abuelos fuman la hoja seca de sus días:
chisporrotea la sal de sus refranes
en el fuego creciente de la mañana.

(Junto al palenque los niños
han boleado un potrillo alazán...)

En una tierra impúber desnudarás tu canto
junto al arroyo de las tardes.
Tú sabes algún signo para pedir la lluvia
y has encontrado yerbas que hacen soñar.

Pero no es hora, duermen
en tu pie los caminos.

Y danzas en el humo de mi pipa
donde las noches arden como tabacos negros...

Leopoldo Marechal

XII. DEL ÁRBOL

Hay en la casa un Árbol
que no planto la madre ni riegan los abuelos:
solo es visible al niño, al poeta y al perro.

Su primavera no es la que fundan las rosas:
no es la vaca encendida ni el huevo de paloma.
Su otono no es el tiempo que trae desde el mar
caballos irascibles, por tierras de azafran.
Al Árbol suben otras primaveras e inviernos:
el enigma es del niño, del poeta y del perro.

Cuando la primavera sube al Árbol-sin-nombre,
vestidos de cordura florecen los varones;
y Amor, en pie de guerra, se desliza
de pronto a la sabrosa soledad de las hijas.
Entonces el sabor de algún cielo perdido
desciende con el llanto de los recien nacidos.
Pero cuando el invierno lo desnuda y oprime,
sobre los techos llueven sus hojas invisibles,
y, horizontal, cruza las altas puertas
alguien que por el cielo desaprendio la tierra.

Hay en la casa un Árbol que los grandes no vieron:
el enigma es del niño, del poeta y del perro.

Leopoldo Marechal

NOCTURNO

En el gastado corazón del Tiempo
se clavan las agujas de todos los cuadrantes.

Hay un pavor de soles que naufragan sin ruido:
la noche se cansé de enterrar a sus mundos.

¡Llora por los relojes que no saben dormir!
Las campanas se niegan a morder el silencio.
Tras un rebaño do horas
gastaron sus colmillos de bronce las campanas...

¡Ahora comprendo el viaje de tus cosas!
El sol ya no quería romperse en tus banderas.
Para mullir tu fuga, en el camino,
se desplumaron todas las águilas del viento.
Tus pasos clavetean
un gran tapiz de lejanía...
Son pájaros furtivos tus recuerdos:
amaban grandes ríos arbolados de muerte.

¡Estuche de palabras
donde guardar el roto muñeco de los años!
Nuestras anclas no muerden el fondo de las horas.
Los péndulos cabeceantes
dibujan negativas en la noche.

¡Tierra que nunca se gastó en mis pasos!
¿Qué historia contaremos a los días?
¿Cómo arriar el velamen
de las mañanas, ávido remero?

¡Todo está bien, ya soy un poco dios
en esta soledad,
con este orgullo de hombre que ha tendido a las cosas
una ballesta de palabras!

Leopoldo Marechal

ÍDOLO

Alfarero sobre el tapiz de los días,
¿con qué barro modelé tu garganta de ídolo
y tus piernas que se tuercen como arroyos?

Mi pulgar afinó tu vientre
más liso que la piel de los tambores nupciales.
He puesto cuerdas al arco nuevo de tu sonrisa
y engarcé dos noches en el sitio de tus ojos...

¡Ídolo de los alfareros!
Yo se que redondeas el cántaro de la mañana
y lo pintas de sol
y lo llenas con una luz rota de pájaros.
Ídolo de los alfareros
que se sientan sobre el tapiz de los días...

He quemado a tu pie
la madera fragante de mi palabra.
El viento no deshojó todavía
un tulipán de música más bonito que tu nombre.

¡Haz que maduren los frutos
y que la lluvia deje su país de llanto,

ídolo de los alfareros
que se sientan sobre el tapiz de los días!

Si no mis odios bailarán
sobre la tierra de tu carne...

Leopoldo Marechal


QUERIDO MAESTRO Y COMPAÑERO PERONISTA... NUESTRO SENTIDO HOMENAJE A 40 AÑOS DE SU DESAPARICION FISICA... HASTA LA VICTORIA SIEMPRE... PRESENTE...!!!!

PORQUE NO CRISTINA 2011 ..?



(*) Ernesto Laserna


Hace muchos años cuando el tiempo era nuestro aunque el reloj lo tuvieran los uniformados, nos dijimos con algunos compañeros ..”no importa quien la lleve lo que importa es la bandera”…y aprendimos a mirar el fenómeno a observar las imágenes como la que vimos en Rosario de nuestra COMPAÑERA CRISTINA , flanqueada por dos TRAIDORES, y la miramos ahora de viejos ahí con su autoridad y valentía frente a un PUEBLO, que la reconoce y la acompaña, hoy nos preguntamos también ¿ porque no permitirle ser la que en el 2011 continué la consolidación de esta esperanza?...y nos asombra que muchos piensen en su reemplazo mas allá de quien sea , mas allá de que sea su compañero.

La historia ha demostrado como se han ocultado a las mujeres revolucionarias debajo de los pantalones de muchos, y se vuelve a repetir casi sin anestesia, y no estoy sacando valores al elegido simplemente me pregunto ¿Por qué no vamos a darle esta oportunidad a CRISTINA?..... Seguramente no se han hecho la pregunta, seguramente sea una cuestión animal.

Aca estamos viendo la bandera, no importa quien la lleve…..a mi me gustaría que siga mi compañera porque le ha puesto ovarios a la peor de las persecuciones que pueda soportar una presidenta y ha tenido el valor de pararse ante los TRAIDORES.

MEMORIA , VERDAD Y JUSTICIA



PAPEL PRENSA: LIDIA PAPALEO DE GRAVIER: “TUVE UN TUMOR CEREBRAL POR LOS GOLPES QUE RECIBÍ"
Horrorosos detalles de cómo Lidia Papaleo fue obligada por la dictadura militar a traspasar a Clarin y la Nacion las acciones de Papel Prensa
Miradas al Sur
23-05-2010 /
Tras la realización de la asamblea de accionistas de Papel Prensa del jueves pasado, la mujer relató las condiciones en que fue obligada por la dictadura militar a realizar el traspaso de la acciones de la firma.
La maniobra contó con el aval de quienes serían sus principales beneficiarios: los diarios Clarín y La Nación, que junto a La Razón, pasaron a ser los dueños mayoritarios de la compañía.
Tras la realización de la asamblea de accionistas de Papel Prensa del jueves pasado, Lidia Papaleo de Graiver relató las condiciones en que fue obligada por la dictadura militar a realizar el traspaso de la acciones de la firma.
La maniobra contó con el aval de quienes serían sus principales beneficiarios: los diarios Clarín y La Nación, que junto a La Razón, pasaron a ser los dueños mayoritarios de la compañía.
Guillermo Moreno: –Vamos a escuchar un minuto a la señora Papaleo de Graiver.
Lidia Papaleo de Graiver: –Creo que el interés de todos es saber cómo se hace la maniobra económica de estafa y, sinceramente, no voy a hablar de eso.
Yo era una persona muy joven.
Un día, se mata mi marido y regreso a la Argentina – porque me dicen que era lo conveniente –, sola con una hija de un año.
Pero ya antes en México, empiezo a recibir amenazas, primero telefónicas.
Allá concurrí a la Policía…
Moreno: –¿Por qué no le dicen al señor Aranda (director por Clarín y socio de ese grupo) que se acerque así escucha mejor? Se está asomando como un fisgón.
Papaleo de Graiver: –El trabajo más duro que tuve, fue tratar de salir viva de la cárcel y sin resentimientos.
Conocí allí gente extraordinaria que me ayudó mucho, compañeras, gente que no estaba en mi medio.
Yo no había sido militante de nada, lo único que me importaba era la psicología.
Me había casado con el hombre de mis sueños del que me había enamorado a los 14 años.
Volví a la Argentina y encontré que tenía que vender todos los bienes.
Ayer leí en la parte principal del diario La Nación –que es el único que leo– que se referían al tema del judaísmo.
Eso era real.
A mí me dijeron que tenía que vender todo, absolutamente todo, a gente del país que no fuera judía.
Eduardo Alberto Lohidoy (abogado con actividad en medios de comunicación y socio del estudio Sáenz Valiente que atiende al Grupo Clarín): –¿Quién le dijo?
Papaleo de Graiver: –La gente que me vino a ver.
Lohidoy: –¿Quiénes?
Papaleo de Graiver: –Me vinieron a ver coroneles e incluso fui a ver al ex presidente de la república para que me recibiera y me ayudara a llegar a Videla por las amenazas que tenía.
Y todo esto consta.
Todo el que se te ocurra.
Lohidoy: –¿Eran todos militares?
Papaleo de Graiver: –Sí, militares y gente política. Fui a ver a (Ricardo) Balbín porque era amigo de mi padre y a (Antonio) Cafiero porque era amigo de mi hermano. Primero lo vi en la cárcel…
Lohidoy: –Es decir, militares y civiles.
P. de G.: –Así es. Vi a todo tipo de gente para tratar de parar toda esta situación y la amenaza de sacarme a mi hija.
Julio César Saguier: –¿Balbín y Cafiero también le dijeron que tenía que vender?
Papaleo de Graiver: –No, por eso no los nombré.
Los que me decían que vendiera era gente que estaba en el poder, y todos los políticos no estaban en el poder en ese momento.
También fui a ver a (Agustín) Lanusse quien me recibió muy bien porque yo había atendido a una de sus hijas.
Pero todos me decían que tenía que vender y claramente a gente argentina no judía.
Cuando surgió esto de Papel Prensa fui a ver al señor (Guillermo) Moreno porque consideré que había llegado el momento de enfrentarme con la verdad.
Personalmente siempre luché con la verdad y la sufrí pero no la enfrenté, en primer lugar porque viví treinta años de miedo.
En el año ’89, a nosotros nos sacaron 16 millones de dólares –que todavía no nos habían dado– para entregárselos a (Jorge) Born en un juicio totalmente insólito con comprobaciones totalmente insólitas.
Alberto Jorge Gowland Mitre (síndico): –¿La idea de Papel Prensa de quién fue?
Papaleo de Graiver. –Hay una idea general de (César) Doretti y (César) Civita a quienes yo conocí. Civita era un gran empresario y David (Graiver) se las compra y queda él solo.
Toda la gente dice que (José) Gelbard tenía que ver y en realidad es todo lo contrario. Gelbard detestaba la idea de Papel Prensa, no quería saber nada.
Lohidoy: –Cuando usted vende, ¿fue forzada? ¿En qué condiciones vende más allá de las sugerencias?
Sra. Papaleo de Graiver: –Fui forzada a vender todo. No hubo sugerencias, fue “firmás o te mato”.
Lohidoy: –¿Así decían?
Papaleo de Graiver: –Yo desaparecí y todo lo que pasó fue estando desaparecida. También firmé en La Plata estando desaparecida.
Hice los careos con (Jacobo) Timerman y todo lo relacionado con La Opinión estando desaparecida, porque desde el departamento de Policía me llevaban a declarar envuelta en una manta gris, porque estaba totalmente quemada, perdí mis pechos, mi abdomen y también mis genitales durante la tortura y me operaron en la cárcel de un tumor cerebral por los golpes que recibí.
Al salir de la cárcel seguí viviendo todo esto, me siguieron amenazando, tuve que intervenir el teléfono y la situación siguió, siguió y siguió.
Lohidoy: –¿Usted vendió antes o después de que estuvo en la cárcel?
Papaleo de Graiver: –Yo vendí antes y durante.
Seguí saliendo.
En la cárcel ya estaba legal, me sacaban y me traían desaparecida para firmar y hacer el careo continuo.
En una oportunidad fui a una casa donde había dejado las acciones de La Opinión –yo tenía todas las acciones de La Opinión–.
Fui a ese lugar con un señor que era mi torturador –si bien eran varios y Darío Rojo que era uno de ellos ya murió– y estaban presentes (Miguel) Etchecolatz y (Ramón) Camps.
El otro que estaba presente, que no era policía, se llama Cozzani y era el encargado de torturarnos. A mi lado murió mucha gente, incluso niños, porque traían a los padres y si no hablaban, mataban a sus niños.
También violaban a todo hombre que entraba –que supuestamente era homosexual–; me preguntaban a mí, que en algunos casos sabía que eran homosexuales pero decía que no, y los violaban hasta matarlos.
Moreno: –Esta historia, los que tenemos edad, la vivimos; es una historia tremenda que me parece que es oportuno recordarla.
Lo relevante de todo esto es que alguien, en ese clima, pueda apropiarse de una empresa.
De los que estuvieron en esa reunión con ella algunos están vivos.
Esto es la realidad. Podría contar la reunión con (Héctor) Magnetto y algunos otros que están en las oficinas. Esto es lo relevante.
Papaleo de Graiver: –Yo estaba en esa reunión. Estaban mis suegros, separados con su mi hijo, y yo estaba en otra mesa y se me acercó un señor…
Saguier: –¿Cuándo fue eso? ¿Fue durante la dictadura?
Papaleo de Graiver: –Después que llegué en junio de 1976. Mi marido murió en agosto de 1976 y yo fui a esa reunión. Estaba un señor que yo no conocía, porque yo había hablado con un señor de La Nación muy alto, Carlés…
Saguier: –Campos Carlés (presidente de Fapel S.A., el sello de goma que sirvió para firmar el boleto de compraventa de las acciones de Papel Prensa que pertenecían a la familia Graiver y Rafael Iannover).
Papaleo de Graiver: –Había hablado siempre con él. Me citaron a esa reunión. Yo siempre he dicho que me acuerdo más de los ojos y de la cara de Magnetto que la de mis torturadores. Me dijo que tenía que firmar.
Saguier: –En el momento del que usted habla, ¿estaba con Carlés?
Papaleo de Graiver: –En el momento que me habló, yo estaba sola con él.
Era un lugar del diario La Nación muy grande, había un escritorio con una mesa.
Mis suegros estaban por allí y yo estaba por acá.
No teníamos contacto.
Al día siguiente, nos reunimos de nuevo y Sofovich, que era de Clarín, me llevó a la salida y –estaba el contador mío– me dijo: “¿Usted sabe cómo fue la historia de Clarín? Usted ahora se va de acá.
Tome un avión adónde pueda y que después alguien se ocupe de su hija, pero váyase ya”. Esa noche me secuestraron.
Saguier: –¿Ahí también estaba Carlés?
Papaleo de Graiver: –Yo me acuerdo de Carlés por las características físicas.
Yo tuve, que me provocaron, una amnesia muy grande, sobre todo por la violencia.
Los tumores que me sacaron eran coágulos que se desprendieron del cerebro a raíz de los golpes.
Mi nombre de desaparecida era “La impura”, porque me había acostado con un judío.
Saguier: –¿Ustedes estaban en esa reunión?
Papaleo de Graiver: –No, ahí estaba el gordito Mitre de La Nación, Carlés, Sofovich, Magnetto.
Estaban todos, pero no juntos.
A mí me llevaron siempre a La Nación.
Moreno: –Los que somos mayores sabemos cómo fue esa historia.
Los que son menores no saben que cuando ella dice “te llevan y te traen” es literal, porque te llevaban y te traían.
Por ejemplo, cuando (Rafael) Iannover cuenta cómo lo agarraron, fue a la salida de la salida de la Bolsa de Valores.
Lo agarraron con el hijo y le dijeron: “Venga: acompáñenos”, y se terminó