Seguidores

2 de mayo de 2010

PINO SOLANAS: LA INCREIBLE TRANSFORMACIÓN DE MARIANO GRONDONA EN NACIONAL Y POPULAR

"Cada vez estoy más cerca de Pino Solanas". 
 Mariano  Grondona
“Esto es un escándalo”
Muletilla habitual del veleidoso cineasta Solanas.

*Por Raúl Isman

Lo que veníamos diciendo en diversas notas desde hace más de un bienio- que las posiciones extremas del Cineasta y político Fernando Ezequiel Solanas son nada más que una máscara hipócrita que encubre su pertenencia y seguidismo al bloque oligárquico antinacional- quedó señalado y remachado de modo irrefutable cuando el anciano periodista Mariano Grondona, defensor incondicional de todos los golpes de estado le dijo la frase que funciona a modo de epígrafe; es decir, se ubicó en el mismo espacio político que  el realizador de “El exilio de Gardel”. Hasta nuevo aviso, el casi octogenario escriba es un  enemigo acérrimo de toda perspectiva popular como lo demuestra su consecuente trayectoria al servicio de  los enemigos de la patria.
El sentido común afirma una frase que, bien contextualizada, arroja inocultable sabiduría: “dime con quién andas y te diré quién eres”. Y el cineasta y su aliado Claudio Lozano, amigo de espías nocturnos en el palacio de hacienda, pueden declamar las cuestiones más extremas (la expropiación sin pago del petróleo nacional, por ejemplo): pero en las votaciones decisivas están de la manito con el PRO, la U.C.R., (y otros desechos del mismo tronco partidario como el G.E.N. y la Coalición Cínica) los peronistas nostálgicos del latrocino neoliberal y otras corrientes antipopulares. De modo que la defensa (discursiva e incendiaria) del patrimonio nacional es una travesura que le permiten los dueños del poder real, habida cuenta que los pinos  y pinistas en los hechos trabajan para los enemigos del pueblo. En realidad, la labor del cineasta y sus seguidores parece poseída y presidida por una idea más que descabellada: si se cae Cristina, Solanas cree fervientemente que el poder le llegará de modo casi mágico. En rigor semejante creencia puede ser útil para la filmación in situ por parte de Solanas de una opera bufa; pero no para una construcción política seria que pueda contener y conducir las legítimas aspiraciones populares por la liberación nacional y social. No obstante, dos personajes audaces como Pino y Lozano persisten en su labor desestabilizadora del gobierno nacional. Una lectura a vuelo de pájaro por los archivos de los diarios arroja como resultado que casi siempre Proyecto Sur fue más Pro que yecto, lo cual le permitió a Solanas el protagonismo en los espacios mediáticos de los monopolios y el homenaje citado al principio por parte de Grondona. El filósofo Hispano-Romano Séneca (año 4 antes de Cristo-65 después del redentor) escribió un texto satírico, La Apocolochintosis del divino Claudio(Apocolocyntosis divi Claudii), en el cual se burlaba de la pretensión del citado emperador de convertirse en dios. El maestro de Nerón lo convertía en zapallo en el escrito citado. Tal vez Solanas pueda creer que Grondona se ha convertido en razón de su ancianidad en una deidad nacional  y popular. Pero es siempre el mismo zapallo, consecuente enemigo de la patria y de su pueblo. Allá el cineasta con su pretensión de redimir espíritus traidores por su “poderosa” influencia. Los simpatizantes, militantes, adherentes y votantes de Proyecto Sur deberán extraer otras conclusiones del hecho que Grondona se siente tan a gusto con Solanas.     

Publicar un comentario