Seguidores

25 de abril de 2010

CLARIN TRATA DE REINSTALAR A UN COBOS "REFLEXIVO"




(*) Pablo Salcito

La violación del artículo 75 de la Constitución por parte del presidente del Senado para aprobar la reforma de la ley de Cheque, le permitió a Clarín la posibilidad de instalar la figura de un Cobos opositor y reflexivo en el centro de la escena política. La operación mediática le cae como anillo al dedo al vicepresidente que la necesitaba como el agua: su imagen no deja de caer mientras que la de su rival interno, Ricardo Alfonsí, no deja de subir.
Está claro que el otrora paladín de las instituciones no se detendrá ante nada para lograr su candidatura presidencial para 2011, ni siquiera ante la Constitución Nacional. Para ello cuenta con la ayuda inestimable del más poderoso de los multimedios que va cambiando de candidato al ritmo de los ascensos y caídas de las imágenes políticas. Con De Narváez casi decidido a pelear en Provincia de Buenos Aires y con Macri a punto de ser procesado por las escuchas ilegales, sólo Cobos aparece como un candidato fuerte para todo el arco de la derecha.
Y ahí va Cobos, al trote, rumbo a los brazos de Clarín que publica un más que complaciente reportaje que abarca las páginas 3 y 4 de la edición del domingo 18 de abril. El reportaje está firmado por la corresponsal del diario en Mendoza, Roxana Badaloni y titula su parte principal: ¨Ya nadie más se va a dejar intimidar por la Presidenta¨, y va acompañado de una foto de Cobos en equipo de gimnasia y un jardín detrás, lo que se dice un marco propicio para reflexionar.
Por las dudas, por si no se entendió esta muestra de un Cobos dominical, tranquilo y pensante, la propia periodista se encarga de aclarar que la charla fue ¨reflexiva¨, lo que nos lleva a preguntarnos,¿Cómo será una charla no reflexiva?.¿Por qué la periodista usa calificativos donde la nota no se lo pide? ¿Dónde quedó la independencia periodística? Todas estas sendas perdidas nunca se recuperarán, por lo menos en esta nota.
El reportaje avanza y Cobos explica su conducta en la sesión que presidió en la Cámara alta. Intenta interpretar a su manera el artículo 75 de la Constitución apelando a sus conocimientos ingenieriles que mucho no tienen que ver con los procedimientos constitucionales, pero la periodista prefiere no repreguntar. Habla de una persecución del Gobierno y dice que se siente fortalecido por esto, buscando instalarse de esta manera como el jefe virtual de la oposición. Incluso se aventura a decir que hay legisladores oficialistas que piensan como él pero ni siquiera insinúa nombres. Para Cobos, quienes se aventuran a desafiar al gobierno nacional son valientes e independientes. La periodista en vez de preguntar asegura que ¨algo cambio¨, lo que le da pie a Cleto para elogiar la ¨independencia del pensamiento¨ como si supiera lo que esto significa. Y llamó a no tener miedo, tal vez por la cantidad de camisas negras peronistas que recorren el país agrediendo a los opositores.
El reportaje termina en la página 4 pero tiene un recuadro interesante titulado ¨Empiezo a dudar de si el PJ dará las internas abiertas¨ donde Cobos habla de las internas no sólo radicales sino también de las justicialistas. Primero dice que duda que el gobierno llame a internas ya que para él los trámites electorales vienen con atraso, en este caso habría que preguntarse ¿Cómo sabe esto si los trámites se llevan a cabo en la Dirección Nacional Nacional Electoral y no en el Senado? ¿Libró algún tipo de pedido a la Justicia Electoral para que aclare esto?
Después se postula como candidato de consenso del partido radical y por eso ya le pidió a Ricardo Alfonsín evitar la interna bonaerense. Entonces, ¿Quién es el que quiere evitar las internas? ¿Kirchner o él?
Por último dice que, frente a la posibilidad de la presentación de otros precandidatos radicales, el ex gobernador de Mendoza sólo se presentará si es el candidato de mayor consenso, es decir que si tiene alguna probabilidad de perder no se irá a la interna. Por lo visto, Cobos apunta a que la Reforma Política no se aplique. Y Clarín también.


Publicar un comentario