Seguidores

14 de febrero de 2010

LA DIVERSIDAD DE OPINIONES NO SE RESPETA EN EL CANAL ESTATAL

*Por Alberto Castagnoli

La nueva ley de medios, anhelada por distintos sectores de la sociedad, en especial los ligados a las comunicaciones, desde el advenimiento de la democracia en 1983, fue sancionada el año pasado. Sin embargo, esta norma, que termina con los multimedios y garantiza la diversidad de opiniones en los medios del estado, se encuentra suspendida por la justicia, pues se plantearon irregularidades en su sanción en el congreso.

Canal 7, la televisión pública sigue siendo un órgano de difusión del gobierno. El contenido de sus programas es netamente oficialista.

Si bien legalmente las autoridades del canal, no están obligadas al cumplimiento de la nueva ley de medios, por una cuestión principista, tendría que garantizarse el acceso a todos los sectores de la comunidad, aun, cuando las opiniones constituyan críticas al gobierno, máxime que la actual presidente de la Nación, Cristina Kirchner, pese a todos los intereses, que se oponían a la sanción de la nueva ley, tuvo el coraje de enviarla al congreso para su tratamiento.-

En efecto, esta norma termina con los monopolios informativos, que en el fondo utilizan el periodismo como pantalla, pero en realidad lo que defienden son intereses muy redituales, ligados a bancos, telefónicas y petroleras entre otros rubros.-

Pero también garantiza la diversidad de opiniones en los medios del Estado. Sin embargo si tomamos en ejemplo de la televisión estatal, la misma sigue siendo una voz monocorde del gobierno.

En honor a la verdad, en todos los gobiernos, siempre fue así aunque con ley o sin ella, siempre debió permitirse el acceso a los medios estatales a otras opiniones.-

Pese a que el gobierno no tiene obligación a aplicar la ley sancionada y hasta el momento suspendida, por una cuestión principista tendría que aplicarla en los medios de comunicación en poder del Estado.

La libertad de prensa lo impone. Si por una cuestión formal, el gobierno no permite que todos los sectores se manifiesten, llegaríamos a la conclusión, que lo único que le interesa es terminar con los monopolios informativos, pero que en los medios del Estado será todo igual que hasta ahora.
Publicar un comentario