Seguidores

21 de diciembre de 2009

A TODOS LOS QUE HACEMOS IDA & VUELTA



(*) Eliana Valci

Un año que se nos va mezclando letras y compartiendo plumas, a los que nos han leído, a los que no nos leen pero nos critican, a los que nos critican pero no se animan a usar su derecho a réplica, a las compañeras y compañeros que han volcado en nuestras páginas su impronta y sus expresiones, sinceseramente sin mas especulación que la de participar en Ida & Vuelta, en este balance también están los lectores los  hasta hoy 16.093, que nos conocen y que nosotros no a todos los conocemos, pero sin ellos nuestra IDEA estaría navegando sola por la red.

Me queda como Directora de esta revista, muchas cosas sin poder hacer, menos mal, porque sino no tendría sentido, me queda un grato salario haber conocido y compartir mi pluma con todos ustedes, a los que agradezco profundamente porque he aprendido en este espacio muchísimo de todos y de todas.  Generalmente para estas ocasiones se envía una postal o una tarjeta, yo les envio estas letras mal acomodadas y desordenadas para que sean en ustedes carbón de algún fuego que los acompañe  junto a sus íntimos.

Brindo por sus letras y espero que juntos en Bicentenario honremos nuestra pasión de MILITANTES

20 de diciembre de 2009

MILITANTE... UN OFICIO MARAVILLOSO

*Por Pedro Valci

La palabra " militante", ha sido objeto de muchas conceptuosidades oportunas y algunas no tan oportunas, en realidad no pienso yo dar uno de estos aspectos en esta nota, que en realidad la estoy elaborando desde mi condición idealista, porque en definitiva LAS IDEAS, las sostienen los militantes, estos se diferencian sustancialmente de los que llegan al poder, porque los que llegan, salvo muy pocas excepciones,  no siguen con sus convicciones intactas.

 La mayoría se olvida inmediatamente de sus orígenes y actúan contradictoriamente hacia sus pares. Podría enumerar miles de felonías, se las dejo a los lectores, lo que me propongo rescatar; es  la pasión de esos nunca nombrados en la mayoría de las campañas políticas y que todos los días sostienen el PROYECTO, de esa idea que abrazan de manera  tal que quedan atrapados y despersonalizados.

Combaten desde el corazón y sin recurso alguno, en la mayoría de los casos, son los que contienen las crisis sociales más profundas, especialmente la pobreza, generando cuanta actividad pueden, un ejemplo de esto son los comedores barriales.

 Pero también son carne picada de cuanto nematócero anda suelto, me refiero a los que cuando faltan escasos días para una elección van a verlos y lo llenan de promesas y discursitos baratos, todo a cambio de que le junten votos, por supuesto siempre se le cae alguna dadiva.
La cadena de desencantos va sacando a muchos de la idea de participar y dejando a otros que si entienden la jugada, que a dejar de ser militantes para convertirse en negociantes de carne humana, los famosos llena colectivos.

En los años de Democracia que lleva la Argentina, esta fórmula descarada se cumple rigurosamente, nadie se ha calentado en la formación de cuadros políticos, nadie ha invertido en Escuelas para la gestión, situación obligada por la Ley de Partidos Políticos, tal es así que se quedan con los aportes que el Estado envía para ese fin o mejor los dibujan maravillosamente.

La Política, como disciplina de formación ciudadana, la puso en valor un solo argentino que brillantemente edito un libro llamado CONDUCCION POLITICA, de ahí en más nadie fue capaz de superar ese hito, y me refiero al Compañero Juan Domingo Perón.

Ahora bien no es tan tétrico el horizonte, en este contexto hay MILITANTES, que no venden sus convicciones y siguen pese a todo, los voy a personalizar a todos en un compañero ALEJANDRO FERNANDEZ, director de IP-RADIO, que pronto se va a inaugurar y es sin lugar a dudas la única radio 100% peronista.

Si le preguntáramos a este compañero y otros como él, que hacen por ellos los que hoy están en la gestión, seguramente van a coincidir en una sola respuesta....NADA, mas me atrevo a decir sin equivocarme que los boludean.

Ser MILITANTE, es uno de los oficios más generosos del mundo, y es un ARTE SOLIDARIO por excelencia, quien no sucumba a la máquina de pica carne, seguirá ahí junto conmigo.....Tal vez COMO OREJANO, pero digno al fin.

HOMENAJE AL COMPAÑERO OSCAR RAUL BIDEGAIN EN EL ANIVERSARIO DE SU MUERTE

PARA RECORDAR AL COMPAÑERO OSCAR BIDEGAIN, RECUPERO UN TEXTO DEL COMPAÑERO ROBERTO BASCHETTI, PUBLICADO EL 1ro DE SEPTIEMBRE DE 2005 LE RECOMIENDO LEERLO:

"CRONOLOGIA COMENTADA DE UN PATRIOTA, OSCAR RAUL BIDEGAIN"

*Por Roberto Baschetti 

1905. Un 3 de septiembre nace en Azul, provincia de Buenos Aires.
1927. Se recibe de doctor en Medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires; especializándose en Cirugía y Clínica Quirúrgica. Cabe acotar con respecto a su profesión, que como cirujano nunca mandó una cuenta u honorarios a los pacientes que le confiaron su vida.
1931/43. Durante la Década Infame actúa oponiéndose a la entrega económica del país en diversos sectores del nacionalismo (Legión Civica Argentina. Acción Nacionalista Argentina. Alianza Libertadora Nacionalista). Rememora Bidegain esa época: “Fue en el ambiente universitario donde se produjeron las circunstancias y alternativas capaces de orientar mi inquietud definitivamente: huelgas, conflictos estudiantiles contra el gobierno de Alvear, la campaña electoral en que fue reelecto Yrigoyen, los discursos de Cantoni en Buenos Aires, la intromisión imperialista de Estados Unidos en Nicaragua, fueron creando un clima que no olvidaré jamás. Una vez graduado me sentí ubicado con naturalidad en las organizaciones nacionalistas de tendencia popular. Con esos antecedentes y principios apoyé la revolución del 4 de junio de 1943 e ingresé al peronismo”.
1945. Se incorpora al Partido Laborista que propicia la candidatura de Perón a la primera magistratura. Enfrenta electoralmente a la Unión Democrática que nuclea a sectores de la izquierda cipaya, con estancieros y oligarcas, como así también partidos políticos del régimen; todo bajo la tutela del embajador de EE:UU. en Argentina, Mr. Spruille Braden.
1946. Ingresa al Partido Unico de la Revolución Nacional, antecedente inmediato del Partido Peronista. También en el curso de este año funda el Partido Peronista de Azul.
1947. Resulta electo presidente del Consejo del Partido Peronista de Azul y Convencional Provincial. Deportista excelso (ver año 1949) luego de obtener el Campeonato Mundial de Tiro por Equipo en Estocolmo, Suecia, le es otorgada la Medalla Peronista al Mérito Deportivo.
1948. En las elecciones del 7 de marzo es elegido Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, para el período 1948/52. Entre sus proyectos más significativos como legislador se encuentra aquel que enuncia la “Afirmación de la soberanía sobre el mar y la plataforma submarina hasta 200 millas, sobre las Islas Malvinas y sus adyacencias”.
Solía hacer llegar su voz clara en el recinto parlamentario cuando debía defender el proyecto peronista: “Revolución en paz, con la participación voluntaria de mis comprovincianos, a quienes concientizamos para que se sumen a esta empresa de liberación, que no es exclusivamente obra de gobierno, sino realización del pueblo”.
1949. A nivel deportivo, se consagra Campeón Mundial por Equipos en la categoría Revólver. En años anteriores había salido Campeón Argentino de Tiro en Pistola Libre y Campeón de Conjunto y Recordman de Maestros Tiradores en Santiago de Chile, entre otros logros.
Contrae enlace con María Antonia Moro, su entrañable compañera de toda la vida, tanto en el amor como en su proyecto político. Tuvieron dos hijas, Gloria y Cristina, quienes supieron y saben llevar con orgullo el apellido paterno. Ambas también fueron perseguidas por sus ideas peronistas revolucionarias y debieron partir al exilio luego del golpe militar del ’76.
1949/51. Es nombrado Tesorero del Consejo Provincial del Partido Peronista en la Provincia de Buenos Aires. A posteriori se lo designa Interventor Reorganizador del Partido Peronista de los Territorios Nacionales de Chaco, Formosa y Misiones.
1952. Es reelecto como Diputado Nacional para el período 1952/58. Tiene muy claro su rol en el bloque cuando afirma que: “El mejor gobierno no es el más liberal en principios, sino aquel que hace la felicidad del pueblo”.
1955. Alcanza la presidencia del Bloque de Diputados Nacionales del Partido Peronista. Durante los bombardeos gorilas a Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955 se presenta con su arma para defender el orden constitucional contra los alzados. El edecán presidencial, Mayor Cialceta, le hace saber que el General Perón solo autoriza a los militares a tomar las armas.
1955/57. Desde el 24 de octubre de 1955 y hasta el 26 de noviembre de 1957 es encarcelado por la tiranía de Rojas y Aramburu y procesado conjuntamente con otros legisladores y el propio General Perón por “asociación ilícita” en el Parlamento y por “traición a la Patria” al haber votado el Segundo Plan Quinquenal. Todos su bienes son interdictos por la dictadura militar. (Recién pasados siete años, en 1962, le fueron reconocidos como legítimos y bien habidos). Lo alojan primero en la penitenciaria de avenida Las Heras y luego en la cárcel de Caseros: Lorenzo Miguel recuerda la acción desplegada en el encierro obligado, por Don Oscar: “Bidegain nos daba ánimos a todos” . El mismo Bidegain tiene su parecer sobre la revuelta militar que lo tuvo como víctima: "Cuando la reacción se impuso en 1955, atrasó el reloj en 100 años, en una vana tentativa de reimplantar la dependencia económica, la injusticia social y el vasallaje. Por eso tiene vigencia todavía la convocatoria de Perón cuando dice que ’Pensamos en una nueva Argentina, profundamente cristiana y profundamente humanista’. Esa finalidad humanista llevó a cabo una reforma económica para instalar la economía social, muchos años antes que los Papas reclamasen a los paises y a los pueblos reformas económico-sociales que ya había sostenido con firmeza la doctrina peronista” .
1957. En la Resistencia, el general Perón lo designa integrante del Comando Táctico Nacional Peronista.
1958. Es víctima de un atentado con explosivos por los servicios de inteligencia del Estado. Sabe porque es atacado: “Nada ha superado en el país a la doctrina peronista. Está en el corazón de los viejos que acompañamos a Perón y se ha arraigado en la juventud. El peronismo es un frente ideológico jamás reconocido antes en la Argentina. Está aglutinado por un ingrediente que abunda en el Pueblo: la lealtad. Por eso ha soportado persecuciones, cárceles, martirios, fusilamientos y está hoy más fuerte que nunca”.
1959/60. Miembro de la Delegación Nacional designada por el General Perón para representarlo en el país. Nuevamente la casa en que mora es objeto de un atentado nocturno, cuando arrojan explosivos que destruyen por completo el balcón del primer piso.
1960/69. Se dedica de lleno a la reorganización política del peronismo en su ciudad natal.
1970. Un 8 de octubre es confirmado -conjuntamente con el Dr. Héctor J. Cámpora- como Delegado Representante de la provincia de Buenos Aires en el Congreso Nacional del Partido Justicialista.
1971. Por su idoneidad y compromiso con la causa popular es designado para actuar en varios cargos partidarios: Delegado para la Reorganización Electoral del Partido Justicialista en el Chaco; Secretario Delegado para la Reorganización del Partido Justicialista en la Provincia de Buenos Aires; Congresal Nacional del Partido Justicialista; Miembro del Consejo Nacional del Partido Justicialista.
En su enfrentamiento natural con la dictadura militar de Lanusse, trata por todos los medios de evitar el derramamiento de sangre argentina: “Desde 1955 hasta ahora, el Pueblo ha sufrido penurias sin cuento y su estado de ánimo es de creciente irritación. Brotes violentos eclosionan por todas partes: la juventud quiere la lucha activa en su ansiedad por cambios revolucionarios. Creo que el Gobierno no tiene que echar más leña al fuego, puesto que después de 5 años con la suma del poder sólo avista la perspectiva afligente de la Revolución Social. El paso decisivo deben darlo las Fuerzas Armadas, enfundando las armas y tendiendo su mano al Pueblo, facilitando el retorno incondicional de Perón y rehabilitando las estructuras políticas partidarias heridas de muerte desde 1955”. También tiene palabras de reconocimiento para el anciano Líder exiliado: “Yo conozco a Perón, su grandeza de alma y su patriotismo; su entrañable amor por el Pueblo. Y conozco el inmenso ascendiente que tiene en nuestra Patria, en América y en el llamado Tercer Mundo. Sabemos también el afecto que le tienen los jóvenes que no lo conocieron pero han podido apartar de sus ojos las patrañas difamatorias con que la Oligarquía pretendió durante 15 años desfigurar su gigantesca imagen”.
1972. Bidegain es designado organizador del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, controlando las afiliaciones; promoviendo el cotejo democrático interno sin proscripciones y reorganizando los cuerpos orgánicos estatutarios. Sobre el particular recibe el reconocimiento de Perón, en una carta fechada en Madrid, el 23 de mayo: “Tengo la impresión que de una manera general, las cosas marchan bien. No descarto las grandes dificultades que ustedes deben enfrentar allí, pero considero también que la dictadura militar las tiene peores. La mejor comprobación de su acertada gestión es haber conseguido, dentro del galimatía dominante, la preponderancia de las ’listas únicas’ y el orden y tranquilidad en los comicios internos, por todo ello le hago llegar mi felicitación más sincera. Un gran abrazo. Juan Perón”.
Asímismo es integrante de la Comisión Pro Retorno del General Perón a la Argentina. Luego de 18 años de lucha, el 17 de noviembre: ¡¡Perón Vuelve!!
1973. La campaña electoral lo tiene como uno de los principales animadores. Como si fuera un pibe más, derrocha entusiasmo y fe en los miles de actos partidarios organizados por la Juventud Peronista. Su palabra clara y señera marca el camino: “Verdadera democracia es la que garantiza un gobierno para todos, sin entenados y en paz” dirá en una entrevista que le hace el diario “El Día” de la ciudad de La Plata antes de las elecciones. El 11 de marzo es electo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires en la primera vuelta electoral. La salud pública será una de sus principales preocupaciones: “Debemos atender en forma prioritaria las exigencias del ser humano (...) Vamos a garantizar un régimen sanitario que ofrezca la mejor asistencia en cualquier lugar de la Provincia; no como ahora que hay centros especiales de asistencia privilegiada, mientras en otros lugares se carece de todo”. La educación, otra prioridad: “Nosotros vamos hacia un Estado revolucionario pacífico que iremos concretando paulatinamente. Una de las medidas fundamentales que debemos tomar son las que garanticen a todos los habitantes la escolaridad barata o gratuita. Con el correr del tiempo esperamos también tener una escuela formativa...queremos que los niños aprendan a ser amigos, compañeros, compatriotas, que tengan cariño y amor a la tierra, al suelo y que aspiren para el país lo mejor, dedicándole el máximo de sus esfuerzos”.
En este mismo año, el Gobernador Oscar Bidegain conjuntamente con el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, General Raúl Carcagno, organiza el Operativo de Reconstrucción Provincial “Manuel Dorrego”, dirigido al auxilio de los habitantes de una extensa región bonaerense inundada en el sector centro-oeste de la misma. Trabajan codo a codo los soldados conscriptos y suboficiales del Ejército Argentino, el gobierno provincial y los militantes de Juventud Peronista adscriptos a la tendencia revolucionaria del peronismo. Durante tres semanas de trabajo conjunto, los muchachos peronistas ayudaron a reparar 7 centros hospitalarios, 34 escuelas, 12 caminos, 6 estratégicos canales de desague, 2 cementerios, 3 puentes, 300 cuadras en zonas urbanas, un hogar de ancianos y más de 50 viviendas.
Siempre en 1973, el 14 de noviembre, en el Salón Dorado de la Gobernación, Bidegain preside el acto de promulgación de la Ley que a su vez deroga expresamente a otra injusta (Ley 139, del 28 de julio de 1957) que declaraba “reo de lesa patria” al Brigadier General Juan Manuel de Rosas. En consonancia con esta resolución, el Salón de Acuerdos llevará el nombre del caudillo federal reivindicado.
1974. El 24 de enero se ve obligado a renunciar a la Gobernación. Estaba acosado por la derecha burocrática y traidora del propio peronismo y por la izquierda revolucionaria que seguía con sus acciones armadas pese a que el país transitaba por un ámbito democrático y con un gobierno elegido por el pueblo. Una vez muerto Perón, en octubre, la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) de origen parapolicial, organizada y protegida por el “Brujo” López Rega, lo condena públicamente a muerte.
1975. El 20 de noviembre, el matutino “La Nación” hace saber en su primera página que “Ordenóse la captura de Oscar Bidegain”. Es por una falsa acusación que lleva adelante el Ejército pro golpista, allanando un campo de su propiedad, donde dice haber encontrado 6.500 proyectiles de guerra. (En rigor a la verdad eran balas calibre 22 que fueron adquiridas por la Federación Argentina de Tiro para distribuirlas entre los integrantes del equipo argentino cuando actuara en competencias internacionales. Munición que debido a su antigüedad de más de 20 años se encontraba en un estado de deterioro muy grande y no apta para su uso). Ilustrativo al respecto es el documento N° R212141Z que el embajador norteamericano en Argentina, Robert Hill, envia a su gobierno aclarando sobre el pedido de captura que pesa sobre Bidegain: afirma que las balas “tenían unos 23 años” y que “tanto las Fuerzas Armadas como los peronistas ortodoxos buscan una buena causa para proscribir al Partido Auténtico, sea que se encuentren pruebas o no de que participe en actividades terroristas”.
Evidentemente, lo quieren sacar del medio.Pero Don Oscar no se amilana y presenta pelea con el fin de recuperar el Movimiento Peronista. Es fundador del Partido Peronista Auténtico (de entrada nomás, consiguen 80.000 afiliaciones) y es elegido por sus pares Presidente, en el Congreso Nacional partidario realizado en Córdoba en diciembre, bajo la advocación de Perón y Evita. En su discurso de cierre fustigó a las grandes empresas monopólicas “que a la vez que intensifican la concentración de capitales e incrementan sus ganancias elevan los precios y provocan despidos, todo lo cual trae como consecuencia una inflación incontenible e incontrolable. A los trabajadores hay que defenderles el salario real, afectando los ingresos de los monopolios y la oligarquía” . Vale la pena recordar que el local para el Congreso que iba a ser utilizado en las deliberaciones, fue arrasado con explosivos un día antes, por paramilitares del III Cuerpo de Ejército del Comando Libertadores de América (versión cordobesa de la Triple A), por lo que debió elegirse de urgencia, un segundo ámbito.
En ese mismo mes, un decreto del P.E.N. proscribe al Partido Auténtico (anteriormente ya le habían prohibido usar el aditamento de “Peronista”).
El Dr. Bidegain, también es expulsado del Partido Justicialista por los oportunistas y alcahuetes de turno a pesar de haber cancelado su afiliación públicamente con anterioridad y haber fijado a través de solicitadas periodísticas, su clara posición a favor de un peronismo nacional, popular y revolucionario que cumpliera con el mandato popular. (“Bidegain no está solo. Tiene detrás a miles y miles de verdaderos peronistas. A los que les roban el salario y el esfuerzo. Todos los que son perseguidos por decir la verdad. Los que luchan por la Liberación Nacional y Social de la Patria. Los que no se rinden ante la intimidación y el miedo. Los que no se entregan a los monopolios. Lo siguen los viejos peronistas defraudados por este gobierno que ha suplantado el programa votado el 11 de marzo y el 23 de setiembre y que ha desvirtuado las banderas peronistas. Lo siguen los jóvenes que construirán la Patria Liberada. La mentira tiene patas cortas. Por eso no podrán proscribir al Partido Auténtico, que preside este auténtico peronista y viejo soldado del Movimiento. Pero en esta hora crucial Bidegain es, además, un símbolo”. Solicitada del Partido Auténtico. La Opinión. 26-11-75).
1976. La sangrienta dictadura oligárquico-militar instalada el 24 de marzo lo incluye en una burda “Acta Institucional” que nuevamente -como en 1955- pone en interdicción todos sus bienes hasta 1980, cuando le son devueltos una vez más “sin menoscabo de su buen nombre y honor”. También le suspenden el pago de sus haberes jubilatorios obtenidos después de 30 años de servicios ininterrumpidos.
1977. Acorralado por los militares golpistas, acosado por una caricatura de Justicia y perseguido por los grupos de tareas de la dictadura para asesinarlo, es obligado por sus compañeros a viajar al exterior para preservar su vida. Se deja crecer la barba para siempre. En el exilio denuncia la feroz represión que lleva a cabo la Junta Militar y desarrolla numerosas actividades ligadas a la defensa de los derechos humanos en Argentina. En la ciudad de Roma, el 20 de abril, representando al Partido Auténtico fue cofundador, juntamente con la organización político-militar Montoneros y otros representantes, del Movimiento Peronista Montonero (MPM) con el fin de bregar políticamente por la recuperación democrática de Argentina, constitucionalmente avasallada por la dictadura militar genocida. Estos objetivos fueron documentados públicamente en un manifiesto fundacional de 8 puntos, que fue difundido a escala mundial.
1979. En su carácter de ex legislador es invitado por el Parlamento Europeo a participar de una Conferencia Interparlamentaria Europea y Latinoamericana realizada en la capital de Italia.
1980. En representación del MPM (rama política), en Ginebra, Suiza, actúa como miembro informante ante el Tribunal Permanente de los Pueblos “Lelio Basso”, sobre la violación fundamental que sufre el pueblo argentino a través de secuestros, torturas, desapariciones de personas y asesinatos cometidos por la dictadura videlista. Su participación y denuncia fundamentada, ayuda a que toda esa barbarie, sea definida como “crimenes contra la humanidad”.
1982. Acompañado del Dr. Ricardo Obregón Cano (ex gobernador de Córdoba) y contando con el apoyo de personalidades latinoamericanas de once países intenta regresar a la Argentina para defender las Islas Malvinas atacadas por el invasor inglés. Bidegain, concretamente se ofrece “como combatiente, como médico o como instructor de tiro”. La dictadura militar no solo le impide pisar suelo patrio sino que ignora olímpicamente su pedido. El embajador argentino en Lima, contralmirante Luis Sánchez Moreno, les comunicó la negativa, en una entrevista de apenas dos minutos. En este mismo año, debe recordarse, ambos veteranos dirigentes peronistas eran con Rodolfo Puiggrós integrantes de la última conducción del MPM en el exilio, conjuntamente con Mario Eduardo Firmenich, Fernando Vaca Narvaja, Roberto Cirilo Perdía, Eduardo Pereira Rossi y Raúl Clemente Yaguer. Estos dos últimos -Pereira Rossi y Yaguer- como se sabe, fueron asesinados a su regreso a la Argentina, en acciones separadas, cuando estaban empeñados en reorganizar la resistencia a la dictadura en desbande por las espontáneas luchas populares.
1983. Con la vuelta del sistema democrático e instaurado un gobierno constitucional, regresa a nuestro país nuevamente en compañía del Dr. Obregón Cano, siendo éste último detenido a requerimiento de un juez remanente del llamado “Proceso de Reorganización Nacional” (Siro de Martini); empeñado seguramente en perseguir a los opositores al sistema injusto, que este personaje, desde el poder judicial había servido gustosamente. Bidegain también recibe orden de arresto por el mismo juez el 21 de diciembre. Visto que la persecución no concluye, Don Oscar nuevamente parte al exilio. Antes de irse tiene tiempo, en una conferencia de prensa, para anunciar la disolución del MPM con motivo de hallarse cumplimentadas sus finalidades fundacionales.
1986. Desde Madrid, el 11 de noviembre da a conocer una carta abierta que simboliza su compromiso siempre vigente. “Hoy, noviembre de 1986, estoy todavía en el exilio. Son 10 años de oposición y denuncia de la violación de los derechos humanos cometidos en Argentina. El ejercicio de esa actividad política en el exterior ha ido esclareciendo la realidad de la tiranía oligárquico-militar y sus atrocidades (...) Desde aquí abrigo la esperanza, que el peronismo se consolide unificado para retomar el camino de la victoria electoral y que la juventud idealista motorice la actividad política conducente a la liberación nacional y social, y que todos los dirigentes de nuestro campo político antepongan las soluciones que el país y su pueblo reclaman, a sus legítimas ambiciones personales. Creo, como lo afirman en su libro Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja que ’existe otra Argentina posible’”.
1987. Para enero se conocen declaraciones suyas que hacen referencia a la coyuntura política nacional. Por su clarividencia y anticipo de lo que vino, conviene recordarlas: “Hasta ahora el gobierno del presidente Alfonsín, no se ha desprendido de la gravitación y la influencia de los enfoques oligárquicos, que han acompañado a la UCR en la sistemática oposición al peronismo. Históricamente, la oligarquía nativa solidariamente apoyada por militares que siempre han afirmado gobernar en nombre de las Fuerzas Armadas (comprometiendo el prestigio de dichas instituciones), ha tratado de anular a los partidos mayoritarios -peronismo y radicalismo- para destruir el sistema democrático, abriendo las puertas a la penetración imperialista, endeudar astronómicamente a la Nación destruyendo paralelamente las fuentes de trabajo y someter lo que con Perón se llamó soberanía, a una vergonzosa dependencia, quedando el pueblo argentino ’a la intemperie’, sin trabajo, mal pagado y desprotegido”.
1989. Luego de recibir el indulto presidencial, en el mes de diciembre, regresa a la Argentina y se radica en su querida ciudad de Azul.
1993. El 30 de septiembre, con 88 años de edad, con problemas hemiplejicos y cardíacos y después de dos décadas, Oscar Bidegain regresa a la Casa de Gobierno de La Plata. Fue recibido con todos los honores por el entonces gobernador Eduardo Duhalde. Observador lúcido, Don Oscar tuvo tiempo para reclamar: “Al lado de los cuadros de Perón y de Yrigoyen falta el de Juan Manuel de Rosas...”. Es que precisamente el Ministerio del Interior lo había convocado con anterioridad, para que participara de los actos de repatriación de los restos del Restaurador.
1994. Es declarado Ciudadano Ilustre de la provincia de Buenos Aires, el 7 de septiembre, por decreto N° 2632 del Poder Ejecutivo Nacional; con tal motivo recibe en su casa a las autoridades bonaerenses que le entregan una medalla alusiva.
También es reconocido como Deportista Ilustre y Ejemplo para la Juventud.El 15 de diciembre de este año fallece rodeado de los suyos a la edad de 89 años. El escritor Miguel Bonasso con acierto, lo describió así: “Fue poseedor de una barba y de una palidez de hijodalgo toledano con las que atravesó intacto los años, las cardiopatías y los destierros. Don Oscar era uno de esos viejos peronistas ortodoxos que un observador superficial, más atento al discurso que a los hechos, podría hasta considerar medios ’fachos’. Pero en realidad fue uno de esos hombres del 45 que, por miles de razones, incluídos los azares familiares, supieron sintonizar con los jovenes utopistas de los 70 y correr la suerte de los que se jugaban la vida, antes de sumarse al bando de los verdaderos fascistas, que fueron sus victimarios. Más allá de las etiquetas, malentendidos y tragedias, ha muerto un individuo perteneciente a una especie castigada, que ojalá no haya entrado en extinción: lo que solía llamarse un patriota”.
2004. El Concejo Deliberante de Azul aprueba el proyecto presentado por el compañero concejal Julio Varela de bautizar la calle Moreno -prolongación sur- de esa ciudad con el nombre de “Avenida Gobernador Dr. Oscar Bidegain”. Es Justicia.

COMPAÑERO OSCAR RAUL BIDEGAIN..... PRESENTE...!!! AHORA Y SIEMPRE...!!! 

Gentileza: Diego Carbone

GRACIAS AÑO, NOS DEJASTE CON LA BOCA ABIERTA

*Por Orlando Barone

Gracias año, nos dejaste con la boca abierta

Quedan pocos días para el festejo de año nuevo. Un festejo que 2009 se merece. Demos gracias a los malos augures que desde aquél año nuevo de hace doce meses anunciaron catástrofes que no se cumplieron. Gracias por el vasto desacierto. Por dejar que fracasaran los heraldos del fracaso. Fuera con las malas pitonisas y los malos deseos. Gracias a esos feroces y divulgados economistas, políticos, periodistas, medios fundaciones, consultoras, oenegés y charlatanes sueltos, por equivocarse en augurar colapsos; gracias por no acertar, gracias por dejar expuestos al ridículo a las profecías y a sus profetas.

Gracias buen año por dejarnos entender qué significan y qué no significan los significantes que vienen envueltos con las noticias. Un aire de cambio de época atraviesa el calendario. Un aire que se lleva a antiguos y yertos anacronismos. Gracias a este despabilamiento que nos permite ver desnudos y sin máscaras a tantos intereses largamente disfrazados de desinterés y ética pomposa.

Gracias por revelarnos qué diferencias hay entre e credo y el poder cardenalicio; entre el judaísmo y un rabino rabioso; entre la injusticia y el linchamiento; entre la impotencia política y romperse el trasero; entre rechazar leyes y crearlas; entre la negación y las ilusiones; entre la burbuja especulativa y el Estado sólido.

Gracias 2009 porque lograste que las realidades felices desplazaran a las fabulaciones amargas; y porque empujaste a la derecha a salirse de la hipocresía. Gracias por sincerar a los opositores. Por enseñarnos la diferencia entre un gaucho de departamento y un gaucho; entre un campesino y un rentista, entre un “albista” y un “alcacista”; entre un colonizado que soba al emisario y un descolonizado que lo pulsea; entre un alcahuete y un militante. Y gracias por dejar que la Argentina pudiera transparentarse a pesar de las veladuras que se propusieron enturbiarla. Y que pudiera dejar a la vista a los alborotados alborotando y a los hacedores haciendo.

No es para tirar manteca al techo, pero por suerte hay manteca; no es para tirar la casa por la ventana, pero hay casa; no es para hacer aspavientos de consumo, pero hay consumo; no es para exagerar que los jubilados son prósperos, pero ya no son excluidos; no es para decir que la Argentina es una fiesta, pero se alejó del plano inclinado hacia abajo; no es para decir que esta es la llegada, pero este puede ser el camino.

Sí, año 2009, gracias. Nos dejaste con la boca abierta y a los agoreros con la boca cerrada.

PARADOJAS DE ERNESTO SANZ : RECLAMA LO QUE CRITICA

*Por Daniel Mojica

PACTO DE OLIVOS II (DUHALDE-TERRAGNO) ¿CON GARANTIA YANKY?Para un observador atento de la realidad nacional, no pueden pasar desapercibidos ciertos movimientos, circunstancias, hechos, visitas, viajes de personajes que de una u otra manera influyen o pretenden hacerlo, en la vida del país. Tampoco se pueden pasar por alto informaciones, noticias, operaciones de prensa, tergiversaciones, ocultamientos y mentiras a las que nos tiene acostumbrados el grupo Clarín, desde sus “periodistas independientes” y comunicadores a sueldo. Como también de sus escribas y relatores varios. Una de las últimas operaciones es la declaración de inconstitucionalidad de dos artículos de la Ley de Servicios de Comunicación audiovisual, dictada por el juez en lo Civil y Comercial Edmundo Carbone “renunciado y sin competencia en el tema” (“El Argentino” 17/12/09). Jugada que sirve para embarrar la cancha. Viajes y planes de gobierno presentados en EE.UU. por Eduardo Duhalde y Rodolfo Terragno. (¿¿?¿??¿?) Información aparecida en periódicos nacionales. ¿Acaso hubo una elección presidencial que desconocemos y ganó esa fórmula, que fue a presentarle el plan del futuro gobierno al patrón de la vereda? Visitas a los presidenciables de la casta opositora, incluido el vicepresidente en ejercicio de la traición permanente, por parte del subsecretario para asuntos latinoamericanos de la Casa Blanca Arturo Valenzuela (un chileno que seguro no debía simpatizar con el presidente asesinado Salvador Allende) Fruto de esa visita la amenaza-comentario de que si no se cambian ciertas políticas no entrarán inversiones de empresarios de EE.UU. (seguro que no serían inversiones productivas ni beneficiosas para el conjunto de la sociedad, así que NO VENGAN) Y como frutilla del postre golpista (no es paranoia, recordar que durante las décadas de los 60 y 70 antes de cualquier golpe de estado en nuestra América, como paso previo existió la visita de un “enviado” de la Casa Blanca) la declaración acerca de que con Menem estábamos mejor. HUELGAN LOS COMENTARIOS Noticias, tergiversaciones. En un reportaje de la revista “Debate” del 12/12/09 al presidente de la UCR Ernesto Sanz (hombre afín a Cobos) menciona entre otras definiciones: “…lo que hay que tener es un pacto de gobernabilidad con el buen peronismo, con el buen sindicalismo, que es el brazo del peronismo, que cuando el partido está en la oposición, se transforma en la herramienta de choque contra el gobierno de turno. Nosotros los radicales, sobre eso podemos escribir libros…” COMENTARIOS: Las veces que los dirigentes sindicales han enfrentado al gobierno de Alfonsín fue cuando se intentó sancionar la ley Mucci que cercenaba conquistas de los trabajadores. Y al gobierno de la Alianza se le opuso la MTA del compañero Hugo Moyano que denunció la ley “Banelco” que recortaba beneficios a los trabajadores. O SEA SEÑOR SANZ, LOS SINDICALISTAS PERONISTAS NO SON IMPOLUTOS PERO DEFIENDEN LOS INTERESES DE LOS TRABAJADORES EN CONTRA DE AQUELLOS GOBIERNOS QUE DEFIENDEN LOS PRIVILEGIOS DEL SISTEMA. Paradojas que ofrecen los intereses políticos. Sigue la nota: “…dije que si Duhalde llegara a representar al grueso del peronismo, me parecería hasta revolucionario que se plantease hacer un acuerdo para permitirle a un partido que no sea el peronismo, gobernar después de Kirchner…” PARADOJA: Nadie puede ignorar que Duhalde organizó los saqueos a supermercados que hicieron abdicar a Alfonsín. Tampoco que tuvo responsabilidad política durante los asesinatos de Kostecki y Santillán. QUE CONCEPTO EXTRAÑO QUE TIENE ESTE RADICAL DE LO QUE ES REVOLUCIONARIO ¿NO? ¿Cuál será para este radical el buen peronismo, el buen sindicalismo? ¿Acaso el que traiciona su mandato histórico de defensa de la clase trabajadora? ¿El peronismo domesticado de los que se fueron al PRO, al ARI o acaso De Narváez? ¿El sindicalismo de Luis Barrionuevo, socio del radical Enrique “Coty” Nosiglia? Lo concreto: pareciera que existe una gran alianza entre el grupo Clarín, la casta opositora y ciertos dirigentes para llevar adelante su aventura golpista estilo Honduras. EE.UU. y su gobierno no son ajenos a esta movida. 

AY PINO!

Una derrota impensada,
de alcances ya no impredecibles. (II)



*Por Raúl Isman

“Hagamos una trinchera alrededor de Cristina”
Leonardo Favio. Cineasta y cantor
graficando las tareas para  hacer frente al aluvión conservador.
“Quienes por una comisión más en el parlamento, tiraron por la borda una historia de lucha que los supo distinguir, deberán trajinar mucho si quieren recuperar la dignidad perdida en un abrazo letal con los eternos adversarios del pueblo argentino”.
Jorge Giles. Periodista y militante político.

Introducción

En las líneas siguientes continúa el análisis desplegado en la primer parte del presente trabajo; en este caso desgranado algunas ideas y propuestas (necesariamente con un alcance limitado) para revertir la relativa derrota sufrida en las el 28 de junio del corriente año 2009. Por otra parte, analizamos también algunas características del extraño segundo semestre de 2009. La primera sección del presente trabajo- con el desarrollo de las causas del referido revés- puede consultarse para aquellos lectores que la desconozcan desde:
Al finalizar estas líneas se desgranan algunas ideas para interpretar la complejidad de la situación nacional actual. La batalla política que es preciso desplegar- y que el gobierno ya está conduciendo, lo demuestra la aprobación post- revés en los sufragios de la ley de medios y otras medidas progresistas- implica como transfondo necesario librar un constante debate cultural de resonancias y contenidos estratégicos para el futuro de nuestro país y el bienestar popular. Ya le hemos demostrado a la (desunida y sólo unificada por la tirria a lo nacional y popular) oposición que supimos conseguir algo que ni siquiera imaginaban: que ni aún perdiendo nosotros las elecciones, lograrían dejarnos en la situación de quedar a la zaga de sus iniciativas neocoloniales. Por otra parte, también les dejamos claro que no podrán diseñar nuestros contenidos programáticos ni las medidas gubernamentales. Como había declarado de Narvaez: esperaban luego de los comicios un cambio de gabinete que dejase a Cristina en el sitio de bella figura decorativa. Para su sorpresa, velamos la derrota con capacidad de iniciativa que a ellos les falta por completo; salvo para parapetarse detrás del poder económico, al que sirven de modo tan obsecuente como infatigable. Pero no existen dudas que sin desplegar todas las posibilidades del combate referido, cualquier triunfo se convertirá en tímido y balbuceante y cualquier derrota resultará enormemente agigantada. Y semejante lucha cultural excede por completo las posibilidades de la dupla Kristina-Néstor; que sólo ejercen el liderazgo político del proyecto nacional.

Una somera agenda
para poder afrontar la batalla cultural

No es que se aproxime una pelea por lograr el sentido (y por ende, la conciencia) de las masas populares: la cuestión es más urgente ya que tal enfrentamiento llegó hace mucho, llegamos tarde a la comprensión de su importancia y por ende vamos perdiéndola por goleada. A continuación realizaremos un listado provisional, tentativo e incompleto de contenidos imprescindibles que no deben faltar en la ardua batalla cultural que la militancia revolucionaria, progresista, nacional y popular tiene por delante. Se trata de una cuestión más que decisiva, dado que darle sentido (valor) a las palabras resulta fundamental y es consustancial para el proyecto nacional; ya que el vaciamiento del lenguaje hace propicio verdaderos campeonatos intergalácticos de petrofacialidad como los que se hicieron acreedores Maurizio Macri (a mediados de septiembre del 2009) y Elisa Carrió (en un no tan lejano 2006) al acusarnos de nazi-fascismo. La temeraria acusación- vomitada por el jefe de gobierno porteño; experto en sumar represores a su elenco y en espiar ilegalmente a la población civil- consistente en que el gobierno nacional es el más fascista en muchos años remite a dos comentarios: uno serio, el segundo jocoso. El más serio no puede menos que aludir a la grotesca impunidad conferida por los movileros televisivos; ya que nadie le pidió mínimamente fundamentos de tan estrambótica categorización. Se trata de la conocida impunidad que los periodistas “independientes” le confieren a los esperpentos que juegan siempre en la banda derecha del campo. Nadie hablo de la U.C.E.P. del gobierno porteño; mucho más cercana a una patota fascista de tiempos mussolinianos que a un grupo de cultores del new ageo o de “apolíticos” floggers. El segundo, ya ficticio, alude al hecho que si debiere dar cuenta de semejantes dichos Maurizio naufragaría frente a su más que franciscana pobreza discursiva. Es que su asesor estrella, el ecuatoriano Jaime Durán Barba- no se halla siempre a su lado para guionar sus paupérrimos parlamentos. Sólo desde la impunidad generada por la complicidad massmediática y vaciando por completo el sentido del discurso pueden afirmarse sandeces de tanta imbecilidad; proferidas además por connotados procesistas y defensores de golpistas pasados y presentes.

Parafraseando a al filósofo alemán Frederick Nietzsche, podemos decir que el primer acto de la clase dominante al constituirse como tal es ponerle nombre a las cosas y situaciones. Reafirma de tal (lingüístico)  modo su “voluntad de poder” estatuyendo los discursos que hacen posible la comprensión de la compleja trama de lo social. Tal es el origen de la centralidad que asumen los massmedia en toda nuestra América, en general. En nuestra sociedad, en particular. Y de la lucha por la ley de medios en concreto.  El poder real (económico) se apoderó de los medios de comunicación en la prehistoria de tales medios; y por razones explicables, resistirá con toda la saña de la que es capaz cualquier intento de democratizar la palabra y la información. Con más razón aún se opondrán a ceder un ápice en la propiedad de los medios de producción para los vitales mensajes mediáticos. Piénsese- a modo de ejemplo- la facilidad con que contó la derecha para invisibilizar (en el barrio se dice ningunear) detrás de la voz “campo” a los auténticos campesinos, a los trabajadores rurales en negro y a los niños utilizados como señaladores durante las tóxicas fumigaciones sojeras.  

No puede omitirse, en el presente y necesariamente incompleto listado, lo que sin dudas resulta una necesidad primordial: colocar siempre en el centro del debate los contenidos decisivos del proyecto nacional. Una somera enunciación indica que no pueden estar ausentes los siguientes: tópicos
a)                      Industrialización orientada hacia el crecimiento del mercado interno (incluyendo defensa prioritaria del empleo).
b)                     Reafirmación del patrimonio nacional y de la identidad y la cultura popular.
c)                     Carácter principista de la democracia y de la participación de masas.
d)                     Centralidad de un estado interventor Sin él, el pueblo se halla impotente frente a los designios del mercado, un oculto poder sin rostro.
e)                      Destinó común con los otros pueblos latinoamericanos que luchan contra el imperialismo.
f)                       Prioridad para la producción propia de contenidos culturales contra los enlatados provenientes del imperio.
g)                     Defensa de las miradas centradas en las construcciones colectivas; rechazando de plano la visión individualista que- además de falsa- es marcadamente liberal.
h)                     Reafirmación prioritaria e incondicional de los derechos humanos como conquista general de la civilización; en general. Y del pueblo argentino en particular. La campaña de la derecha acerca de la inseguridad (como si pudiera haber algún estado en el orbe que le garantizase a sus ciudadanos que con seguridad ningún delincuente los molestaría) tiene por finalidad instalar miradas autoritarias e invisibilizar el nudo ético de los derechos humanos. Los mencionados son algunos de los ejes para derrotar la vigencia de la derecha neoliberal; que huye de estas necesarias polémicas derivando la discusión a cuestiones formales, banalidades menores, tonterías cosméticas o cuestiones psicológicas; ya que un debate a fondo con estos ejes imprescindibles desnudaría a fondo su servilismo o vínculos orgánicos con la reacción antipopular y sus mandantes: nada menos que el imperio del mal.
i)                        Por otra parte, una cuestión a nuestro entender decisiva es la necesidad de derrotar la vigencia del discurso anti-corrupción. La importancia de la referida temática resalta por sus implicancias tanto teóricas como prácticas; tal como veremos más adelante. Lo hemos afirmado en infinidad de oportunidades: la finalidad esencial y decisiva de las constantes denuncias hacia la corrupción de los dirigentes políticos es invisibilizar a los causantes del sufrimiento popular. Se trata de los auténticos dueños del verdadero poder: el económico. Es decir lo que realmente desean los periodistas derechosos, las luminarias televisivas, los distintos dirigentes políticos que sirven a la reacción, los pequeño burgueses petulantes y suficientes que pontifican desde los bares, los publicistas cómplices de la subordinación neocolonial no es que no se robe; si no que el pueblo percibiese a “los políticos” (como si todos ellos fueran iguales) como exclusivos causantes del sufrimiento padecido por los sujetos subalternos. No se trata de negar la existencia de maniobras delictivas. Pero si ellas fueran las verdaderas causantes de miseria de las masas bastaría una simple gestión honesta para transformar la realidad. Lo cual no es cierto; ya que ningún gobierno probo modifica por imperio de su decencia las coordenadas centrales de una economía dependiente con relación al imperio y una sociedad injusta, por su propia ontología constitutiva; como es el capitalismo, en general y la versión neoliberal en particular. Y con una consecuencia política central para obturar todo proyecto de transformación: demasiadas personas perciben que desde la política no puede transformarse nada. Y si no se puede cambiar la sociedad desde la política lo único que resta es observar la realidad desde una mirada conservadora y resignada; objetivo central de las derechas al difundir e instalar los discursos que hemos glosado sintéticamente. Por otra parte, desde el punto de vista teórico se verifica una cuestión de enrome importancia: la reducción de la ciudadanía (condición elevada desde el punto de vista ético y político, si las hay) a la mera situación de simple y vulgar soplón para la justicia penal. En efecto, resulta patético comprobar el modo en que se enredan muchas personas al debatir por quién votarían: la única cuestión acerca de la cual polemizan es si tal o cual candidato, robó, roba o robará. Hasta da la impresión que el delito de genocidio es de importancia mucho menor que lo que le correspondería a la sección de Robos y Hurtos. Y lo peor de todo es como no reflexionamos acerca de cómo saldan dichas personas los referidos debates: sufragando por quienes bailan el reggaeton, imitan a su imitador televisivo y cuestiones similares, que además son conocidos enemigos del pueblo, por cierto. Por lo tanto, un objetivo estratégico de la militancia en ese punto reside en resignificar la política como arma insustituible de compromiso y cambio social. Para ello es preciso dejar el monopolio del discurso anti-corrupción- que degrada a los ciudadanos a la condición de alcahuetes o jueces penales- para la derecha, sus verdaderos dueños y abocarse a sumar fracciones significativas de nuestro pueblo en un frente que sea sustento para la política del  proyecto nacional.
j)                        Concomitantemente con lo señalado recién es preciso desentrañar la dimensión política del discurso conformista desarrollado por vía del sentido común. En la vida cotidiana, existe una verdadera compulsión por demostrar un estado de bienestar en aguda contradicción con la realidad ostensible. El máximo ejemplo de lo que afirmamos es el giro lingüístico “todo bien”. Si realmente todo estuviera tan bien, no sería necesario cambiar absolutamente nada. Y por el contrario, son muchas las condiciones de vida que merecen y deben modificarse. Tanto en lo social, como en lo cultural y aún en lo individual. Complementariamente se impone el discurso consistente en la imposibilidad de esperar cualquier mejoría (lo cual fortalece la vigencia de contenidos conservadores) y ni siquiera un apoyo solidario: “total, no es posible cambiar nada y nadie se preocupa por vos”. Al obturar toda visión realmente crítica se impone la mirada derechista sobre la realidad. Piénsese en cuantas oportunidades los propios militantes no utilizan los citados tópicos. Por otra parte, se llega a negar la propia condición humana para los sujetos subalternos. En efecto, lo propio de la condición human es la capacidad de desear. Y si se les niega a marginados, oprimidos y explotados hasta la posibilidad de anhelar una mejoría, se los deshumaniza. Algo en lo cual no caen los sujetos partícipes del poder; ya que a pesar de contar con una situación privilegiada, ni aún así quedan conformes y siempre van por más. Lo cierto es que el consenso con el que cuentan las fuerzas conservadoras se construye molecular y cotidianamente. Es que no hay dudas que la imposición de las frases señaladas no es inocente. Se trata de presentar los contenidos conceptuales que hacen a la vigencia de las derechas como si fuera un sentido natural (propio de “los países y las personas sensatas”) y único aparataje conceptual para comprender la realidad. De tal modo, afirman sus postulados al mismo tiempo que nos invisibilizan en la percepción colectiva, al tiempo que nos niegan la identidad y la propia existencia (digna).

Luego de la derrota del 28 de junio, el Proyecto Nacional siguió su marcha adelante con medidas que sorprendieron a la oposición neocolonial; hasta que esta reaccionó a comienzos de diciembre del 2009, como veremos brevemente a continuación.

Proyecto Sur
Más Pro que yecto

A menudo puede observarse que los criterios utilizados por la reacción política y sus corifeos por izquierda (la “soberbia”, por ejemplo) son más dúctiles para un simposio de psicólogos, que para posicionarse en cuestiones tanto tácticas como estratégicas correspondientes a la arena pública. Las fuerzas políticas argentinas, por el contrario, deben contextualizar su accionar en el marco de la conflictividad que sacude a Latinoamérica y luego referirse a como continúan y se verifican tales conflictos en el marco de nuestro particular particular escenario político nacional; con el agregado de las contradicciones específicas propias de cada país.   

Otro aspecto que merece colocarse en el centro de los debates es la tendencia existente en diversos espacios consistente en colocar el programa de máxima como recurso discursivo para defenestrar un proyecto cualquiera que no se ajuste a semejante prisma; pero que pudiera significar una mejoría indudable para los sectores populares. En tal posición incurren tanto las inefables fuerzas de izquierda troskosaúricas; como las huestes seguidoras de Pino Solanas, pasando por el fundamentalismo progresista que caracteriza a segmentos de las clases medias. En estos últimos destacamentos se refieren incansablemente naderías del tipo: “nosotros no vamos con el P.J”, como si los aliados (que acompañan muy a menudo sólo circunstancialmente) fueran el único modo de calificar un determinado proyecto. Y no fuera necesario analizar también sus realizaciones y proyectos tangibles que benefician- como decíamos previamente- al pueblo. Parece ser que su única propuesta de máxima fuera vehiculizar su gorilisno contumaz; sin dudas originado en sus raíces sociales pequeño burguesas. Como si las claudicaciones del progresismo, por otra parte, frente al neoliberalisnmo no hayan sido importantes y continúen realizándose de modo harto significativas.  

En lo internacional la realidad nos muestra de modo incuestionable que el enfrentamiento es entre los pueblos que luchan por su autonomía, su dignidad, sus recursos y la democracia (sea o no el socialismo el destino final de semejante lucha) contra el imperio y sus corifeos de diverso color, pelaje y graduación zoológica. La piedra de toque entonces, diría Lenín, es no hacerle el juego al imperialismo ni a sus esbirros internos. De nada sirve llenarse la boca con loas a Evo o al comandante Chávez si luego se favorece el plano nacional a quienes sin duda alinearían al país en la senda Pro-imperialista.

Por otra parte, en la Argentina el conflicto fundamental se viene desarrollando muy agudamente desde el año 2008. Por un lado, el gobierno nacional que- con límites, inconsecuencias y defecciones, pero también con encomiable voluntad política- viene impulsando un proyecto progresista, de reformas sociales, con ampliación de la autonomía nacional y desarrollo de la capacidad interventora del estado. Pese a que nos ha deparado este 2009 aciago (por las derrotas), también nos confirió la suprema alegría de haber aprobado una legislación de avanzada; vista con características de ejemplareidad en todo el mundo progresista: la Ley de Servicios Audiovisuales. Y enfrentando al F.P.V. se halla lo peor del poder en la Argentina. En nuestra opinión, semejante lucha es un prolongadísimo golpe de estado que realiza el poder económico contra el pueblo personificado para la reacción en el matrimonio presidencial. De modo que al hablar de los enemigos del proyecto nacional no nos referimos exclusivamente a los representantes políticos, si no al auténtico sujeto de la dominación: las grandes empresas, las corporaciones oligárquicas campestres, los grandes medios y su despiadada capacidad de fuego, que no descansa jamás. También se anotan con su antikirchnerismo rabioso todos los nostálgicos de la dictadura. Que por cierto ni siquiera agradecerán a Fernando Solanas por los importantes servicios prestados (que analizaremos más adelante). Se puede no ser simpatizante del gobierno; pero en este enfrentamiento la opción no deja lugar a dudas. Es factible construir política por fuera del P.J. y el F.P.V, pero si en ocasión de semejante choque se favorece a la variante más derechista estamos sin dudas frente a dos posibilidades: o bien se es un cómplice de la reacción o un tonto (en el barrio lo llaman perfecto pelotudo). El gobierno sufrió dos derrotas parlamentarias dolorosas y serias. En ambas tuvo una función rutilante Fernando “Pino” Solanas, Y por cierto que en ambas se benefició la oligarquía. Cuando se definió la resolución 125, el lugarteniente del director cinematográfico Claudio Lozano operó incansablemente para lograr los dos votos de los Senadores Fueguinos; decisivos para el empate resuelto contra el interés popular por el Judas mendocino.

Inmediatamente de producida la derrota electoral del 28 de junio, la Presidente llamó a Solanas para construir una coalición de hecho. La respuesta del veleidoso cineasta fue pedir cabezas en el gabinete, en sintonía con La Nación y Clarín. Si bien acompañó las medidas importantes como la Ley de Medios, como se dice en el campo, guardaba el cuchillo bajo el poncho. Durante la semana previa a la votación que el 3 de diciembre dejó en delicada posición parlamentaria al gobierno nacional Solanas se mostró como impulsor del acuerdo entre la centroizquierda y la derecha (sin centro) neoliberal y peronista que se impuso. Luego declaró. “que a partir de la nueva conformación parlamentaria "se acabó eso de que el oficialismo quería llevarse puesto a todos", e insistió en que culminó la etapa de "la máquina levantamanos" que imponía el kirchnerismo“. Veamos quienes coinciden con el director de cine para “descubrir” quienes ganaron. La Nación, el diario de la reacción más tradicional, predica slogans similares desde el 2003 y no podía ocultar su inmensa satisfacción. ¿La oligarquía se habrá convertido en nacional y popular?, Por otra parte, las declaraciones de Solanas resultan en todo coincidentes con similares de Carrió, Macri, Solá, y la diputada Graciela Caamaño de Barrionuevo, quién se manifestó a favor que Kirchner cumpliera su palabra. Parece no haberse dado cuenta la legisladora de marras que el apellido de su conyugue no evoca precisamente a un filósofo que haya hecho de la ética un modo consecuente de vida. Ella misma ocupa su banca por el F.P.V, del cual defeccionó. ¿Presentarse frente al electorado por una fuerza y abandonarla en el parlamento es el modo que tiene Caamaño de Barrionuevo de honrar la palabra empeñada? En síntesis, digamos, para concluir estas líneas, dedicadas a quien realmente se impuso que el gran ganador fue el conjunto de la reacción, que festejó de modo estentóreo el traspié de Kirchner y el proyecto nacional. Y la causa real es que no sólo no le perdonan sus aciertos; si no que lo que fundamentalmente no soportan es que- ni aún vencido en las urnas- pudieran imponerle a él y a la presidente su programa reaccionario. La derecha quiere políticos dóciles, como Alfonsín, De La Rúa o Menem. Es probable que luego del 3 de diciembre se agudice la demolición final de la figura del patagónico. Pero si es así, quedará en la historia como un dirigente que no cedió al chantaje salvaje y golpista de la reacción. Y Solanas como el megalómano que hablaba (hipócritamente) de defender los recursos naturales al tiempo  que fortalecía a la peor derecha. La experiencia de la Argentina y nuestra América demuestra hasta el hartazgo que los neoliberales son buenos aliados para depredar nuestro patrimonio; pero jamás para defenderlo o aplicar medidas tendientes a beneficiar al pueblo. No importa si el tiempo biológico de Solanas le hará pagar sus culpas de cara al pueblo. Su imagen provocadora- como si fuera la star de uno de sus largometrajes- dirigiéndose a la barra del F.P.V. lo condena como persona que se alía con la peor derecha y vehiculiza las necesidades de la reacción, cuando a esta no le dan los números. 

Lo que vendrá:
Pino se planta (por derecha)

Lo hemos dicho más de una vez en trabajos anteriores. Resulta casi una ley de la política (argentina): el antikirchnerismo a ultranza deposita mansamente a quienes lo practican en las procelosas aguas de la peor derecha. Desde los delirios troskosauricos del Partido Obrero (marchando alineadito con Blumberg y sus fascistas de vela blanca) o la inefable enfermera Vilma Ripoll (grotescamente fungiendo de ala plebeya de la oligarquía) hasta las reaccionarias Corriente Clasista y Combativa y Coalición Cínica (Cívica), los ejemplos son incontables. Por otra parte, el deplorable espectáculo de ciertas izquierdas pegando con su mano sinistra para favorecer a la peor de las derechas no es en absoluto inusual; ni en nuestro país, ni en el subcontinente ni en el mundo. En los primeros días de diciembre del 2009 visitó la argentina un dirigente sindical venezolano de “izquierda” y antichavista; que no puede comprender que en la patria llanera si no estás con Chávez, defiendes al imperio; aunque (de modo puramente discursivo) prediques el socialismo a escala intergaláctica. Tal vez en un futuro no demasiado lejano acometamos un estudio sobre la temática de estas orientaciones extrañas y esquizofrénicas. Pero en las presentes líneas dejaremos constancia de las que son- a nuestro juicio- las causas de porque los sectores de centro izquierda se aliaron con lo peor de la reacción en la sesión preparatoria de la Cámara de Diputados de la Nación..  

Resulta un lugar común en ámbitos militantes referir la atávica incapacidad de Solanas para construir política. Así se le diluyó el prestigio que había conseguido oponiéndose al latrocinio neoliberal en los ‘90, lo cual le valió inclusive ser herido de bala. Hacer política, según diversos teóricos de la actividad, significa partir de consideraciones en  base a un análisis similar al que hemos glosado más arriba, como paso preliminar. Y luego, saber trazar una línea de acción tras haber definido lo más certeramente posible tanto aliados, como  adversarios. La opción de Solanas contra la resolución 125 (objetivamente a favor de la oligarquía) significo que sectores que lo habían acompañado; tanto en  su fuerza militante, Proyecto Sur, como votantes rasos básicamente de la provincia de Buenos Aires lo abandonasen. Al pasar a la Capital como territorio electoral, el director de cine tomó, de hecho, la decisión de construir sobre otra franja social, la veleidosa y antiperonista clase media porteña. Desde el punto de vista pragmático no le fue mal. Pero su elección lo terminó de encadenar a una franja de condición marcadamente gorila. De cara a semejante opción fue su gesto de darle aire a la coalición de derecha que “flota en el aire” en nuestro sistema político. Además no puede obviarse que su único vínculo con su universo ahora sufragante es el antokircherismo (antiperonismo) rabioso que caracteriza a dirigente y votantes. Ciertamente que la defensa del petróleo nacional les importa tanto a los votantes capitalinos de (Pro)yecto Sur como la supervivencia de las focas y ballenas a los tripulantes de barcos factoría dedicadas a la captura de los citados cetáceos. El camino para la construcción política favorable al pueblo implica dejar (un poco) de lado el lucimiento personal. Y Solanas podría haber sido un excelente candidato en la ciudad para arrebatársela a la derecha en el 2011; en una lábil e informal alianza con el Frente para la Victoria y otras opciones progresistas. Pero escogió jugarse por una imposible opción por la presidencia. En ese lastimoso menester continuará con sus gestos operísticos en defensa del patrimonio nacional, mientras sigue sirviendo a la derecha en lo concreto. Ya lo demuestra la elección de sus laderos en el interior, más que a menudo comprometidos con el neoliberalismo y lo peor de la reacción telúrica.

Solidaridad e Igualdad  (S.I.) es una fuerza progresista emergida del A´R.I. de Elisa Carrió; del cual se separó luego de la elección del 2007, cuando la adiposa dirigente ya había colmado con creces toda capacidad de asombro en su marcha hacia las posiciones más reaccionarias que pudieren imaginarse. El origen social de semejante orientación- vinculado a las titubeantes, veleidosas y francamente antiperonistas clases medias- fue plenamente confirmado por la acción de los legisladores del S.I. como veremos. El 2 de diciembre del 2009 había declaradoEduardo Macaluse, su principal vocero y operador parlamentario que “El oficialismo tiene que retener la titularidad de la Cámara de Diputados y de la presidencia de las comisiones que hacen al ejercicio del gobierno.” Diario Página 12 del día citado. Luego convalidó el acuerdo favorable a la derecha que no contempla las condiciones enunciadas  por el propio Macaluse y que no es más que la continuidad institucional del golpe de estado (de baja intensidad) que la derecha impulsa contra el pueblo. Para valorar adecuadamente como actuó el S.I. en la presente coyuntura le dejamos la palabra una vez más alpropio Macaluse: “Entonces, sumar votos de toda la oposición para arrebatarle la presidencia al FpV es una acción espuria y desestabilizadora”. La presidencia no; pero si la mayoría en todas las comisiones y la dirección de las centrales para la gobernabilidad: lo cual coloca al S.I. en el difícil lugar de fuerza progresista de laboratorio o de cartón. En nuestra opinión, los referentes de la citada corriente deben hacer un esfuerzo por sacudirse las peores rémoras de las clases medias para asumir una orientación correcta. No hay muchos caminos posibles: O se es realmente progresista o se sirve a la reacción. Como las fuerzas del G.E.N. que reconocen el carácter favorable al pueblo de muchas iniciativas del gobierno nacional. Pero como las toma este gobierno (o sea el peronismo, no se animan a decir por miedo a ser catalogados con el correspondiente mote de gorilas) las sabotean. Lo dicho, el S.I. debe reflexionar acerca si desea sumar (sin disolverse) en un proyecto favorable al pueblo o se embandera con la reacción. Son los caminos de Sabatella o Carrió. La alianza de Carrió con la derecha no tiene retorno. Tal vez  Macaluse, Solanas y otros referentes (como los miembros de Libres del Sur y  Diálogo por Buenos Aires) quieran transitarlo. Tal vez les vaya bien electoralmente. Pero sin dudas de este modo no aportarán para construir una fuerza nacional, popular, progresista y revolucionaria; a fin que el pueblo argentino alcance los niveles de dignidad y bienestar que merece.  O se está con la patria y con el pueblo o se esta con el Pro, la U.C.R., la Coalición Cínica y otros aquelarres neocoloniales. Los ejemplos de Carrió, Aníbal Ibarra y tantos otros nos demuestran a que conduce errar en la definición de objetivos, aliados y enemigos.  


Docente. Escritor. 
                                                                  Miembro del Consejo 
Editorial de la Revista Desafíos.
Colaborado
r habitual 
del periódico socialista El Ideal.
                                                                             Director de la revista 
                                                               Electrónica Redacción popular.
                                                                     raulisman@yahoo.com.ar