Seguidores

16 de agosto de 2009

DETRÁS DE LA PUERTA ESTAN TODOS LOS DATOS

*Por Carlos A. Bozzi

Las recientes manifestaciones de Graciela Fernández Meijide acerca de las cifras reales de personas desaparecidas durante la década del 70, las numerosas repercusio- nes causadas, que también motivaron una declaración de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación y la reciente absolución del coronel Alejandro Guillermo Du ret por un Tribunal Federal en la ciudad de Mar del Plata, introdujeron otro cariz al tema de los derechos humanos en Argentina.

Más allá de los disgustos y las molestias que puedan ocasionar opiniones diversas, es necesario ver que la polémica no es mala en sí, sino por el contrario es necesaria e imprescindible para diseñar una estrategia superadora que permita la condena de todos los responsables de crímenes de lesa humanidad. Y más aún, que esa condena sea dictada por el actual sistema de justicia que tiene la República Argentina en este momento histórico y no por otra justicia, que deseamos, pero no aparece, salvando los casos de excepcionales jueces, que aun quedan y poco pueden hacer..


Las cifras las tiene el Estado

El 24 de marzo de 1976, no fue producto de algunas ideas alocadas de ciertos perso- najes que emergieron de la nada, con ansias purificadoras y la misión de salvar a la patria de las tinieblas y el caos. Fue el resultado de una política que se apropió del aparato del Estado Argentino y que a través de sus funcionarios y empleados, diagra mó una estrategia de exterminio de disidentes políticos y sociales.

Así lo hemos dicho en reiteradas oportunidades a través de las páginas de “El Orti- ba”,en artículos escritos en el 2006 y 2007,en los cuales como síntesis se concluía: Este diagrama de la muerte se diseñó como una POLITICA DE ESTADO, método que por una parte buscó ocultar los hechos, mientras que por otra registraba minuciosa y administrativamente todo detalle de cada asesinato. Y así, responsable único de esta historia, el ESTADO, el de ayer como el de hoy, sea quien fuere el que se encuentre al frente de su administración ,va evadiendo lentamente su obligación de brindar y poner al alcance de todos, los elementos necesarios e imprescindibles para que miles de argentinos reconstruyan su historia”.[1]

Nadie puede ignorar las dificultades de todo tipo que han tenido los familiares de las personas desaparecidas para realizar adecuadamente sus denuncias en aquellos tiempos. Basta imaginar, las penurias que atraviesa hoy un argentino que desea ha cer una denuncia similar en cualquier dependencia policial o judicial país, para com prender la magnitud del problema. Por ello, no se entiende lo que pretende decir la señora Meijide cuando cuestiona las cifras de desaparecidos, ni adonde apunta su planteo y cual es el beneficio de una u otra visión de la cuestión.

No solo, existe el informe de Arancibia Clavel (Policia Chilena,DINA) que en 1978 decía: “ se tienen computados 22.000, entre muertos y desaparecidos desde 1975 a la fecha…”, sino también el informe de un militar argentino a la Nunciatura Apostó- lica , que a diciembre de 1978, confesaba: “las fuerzas de seguridad se habían visto obligadas a hacerse cargo de más de 15.000 personas” (en la jerga,, quiere decir: “se habían cargado, más de 15.000 personas), con lo cual no quedan dudas que las cifras son mucho más superiores a las denuncias iniciales efectuadas ante la Cona dep. Y teniendo en cuenta,la cantidad de centros clandestinos de detención, el núme- ro de hombres de armas puestos en acción, la inmensa tarea que aún resta en muchas localidades del interior del país para censar desapariciones no denunciadas,no es difí cil imaginar un número que supera ampliamente los 30.000 desaparecidos.

Pero en donde difiero con el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, es que la cifra exacta y los datos de la cantidad de desaparecidos, se encuentre en poder de los asesinos, si como tales identificamos a los Videla,Massera,Bussi, Menéndez, etc. En realidad, el asesino fue el Estado Argentino, el que realizó esta atrocidad a través de sus agentes, quienes anotaron, registraron y archivaron minuciosamente to- do, como lo hace cualquier empleado público que se precie de tal..

Y sobran los ejemplos. El archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de Buenos Aires (DIPBA) descubierto en el año 1999 y el ahora reciente informe sobre otros archivos descubiertos en Rosario y Santa Fe, como algunos desenterrados en la ciudad de Corrientes, muestran que hay datos y muchos. A más de ello, aun conti- núan las amenazas anónimas a madres y abuelas,en la cuales macabramente se trans- miten detalles de la muerte de sus hijos, detalles que solo pueden saber aquellos que participaron en esos homicidios. En estas páginas, también hemos relatado el episo- dio sufrido por los hijos del matrimonio Sasso, desaparecido en Mar del Plata en febrero de 1979, a los que una mano anónima, dejara por debajo de la puerta del de- partamento de uno de ellos, la cédula de identidad de su madre..¿Quién había archi- vado ese documento durante 21 años y lo había mantenido intacto?..[2]

Lo que pasa es sencillo: hay que tener ,mostrar y ejercer voluntad política para bus- car esos datos y ningún gobiernos desde 1983 en adelante, la ha tenido y creo que tampoco la tendrán los que vengan en el futuro. Y aquí está el mello de la cuestión, pues la dilucidación final de estos hechos esta en manos del mismo Estado, que es quién cometió el delito. ¿Cuántos dictámenes favorables a la reparación de daños a familiares de personas desaparecidas,emitidos por la Secretaría de Derechos Huma nos de la Nación,son rechazados por la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministe rio de Justicia?.Es bueno que se sepan, no solo la cantidad, sino también las razones del rechazo. Tengo ejemplos, nada gratos y que en el fondo mellan la tarea de hom- bres de talla del Dr.Eduardo Luis Duhalde, porque se originan en el área de la deci- sión política ministerial , ajena a su secretaría y demuestran las diferencias entre una y otra visión sobre los hechos de la década del 70.

La realidad es una sola. Esto tiene nombre y apellido y no se soluciona con excusas ni discursos llenos de pretextos.Solo se necesitan datos,fechas,registros,anotaciones, documentos, resoluciones secretas y publicas, nomina de pilotos militares en el pe riodo 1976 a 1982, listado de todos los conscriptos clase 1955 a 1958, fecha de ope- raciones y quienes son ,al menos algunos, de los 150.000 hombres que participaron en la represión, todo lo cual esta en poder del Estado y no ha expuesto públicamente a la luz hasta ahora, en la dimensión que corresponde. Detrás de cualquier puerta, esta todo lo que se busca. Solo se necesita abrirla.


El caso Duret : la realidad a la vista

En los artículos mencionados anteriormente, habíamos sostenido que la justicia ar gentina estaba en deuda con la problemática de los derechos humanos, pues dicho po der, se había convertido en una máquina de hacer tiempo a la espera de que la biolo- gía haga su trabajo, de manera que los malos vayan muriendo paulatinamente y así eludan cualquier posible condena. Al igual que un mediocampista de fútbol, hace tiempo con la pelota. la amasa, la pisa. Demora el pase, espera que los demás se aco- moden o acomoden las cosas ( especialmente el poder político) y después actúa.

Pero con el caso del coronel Alejandro Guillermo Duret esa regla se quebró. Llegó la hora de actuar ,pues no quedaba otro remedio y procedió: lo absolvió de culpa y cargo, porque nadie lo vio cometer el crimen del joven Labolita. En realidad el argu mento no es nuevo. En los asesinatos de los Doctores Candeloro y Centeno, los ma- gistrados que juzgaron a las Juntas Militares, dieron por acreditado el secuestro de los mismos y nada más, con esta lacónica frase: "...Frente a tan escaso cuadro pro batorio, resulta forzoso concluir en que no se encuentra acreditado que esta muerte haya sido la consecuencia del accionar violento de sus captores..."...

Pero, más allá de este fallo sobre el coronel Duret, cuya suerte final esta en manos de la apelación, resulta interesante remarcar algunos puntos de la defensa.. El mili tar remarcó algo llamativo: “El Estado, me perjudicó al destruir toda la documenta ción relacionada con la lucha antisubversiva”. Urge probar que no es así, porque el argumento va a prender como hongos en la humedad.

Y la segunda cuestión, más preocupante aún, es cuando dijo: "Hice el 75 por ciento de mi carrera en gobiernos democráticos y ascendí a coronel en abril del 2000 con acuerdo del Senado. El 12 de abril de 1994 fui designado al cuartel de Zapala en pleno Caso Carrasco. No me hubieran designado a cumplir esa misión si fuera un violador de Derechos Humanos", con lo cual estaba reafirmando lo que mucho sos- tienen, al decir, que el peso de la represión recayó entre la oficialidad que aquel en tonces contaba entre 25 a 35 años. Ello son en realidad, quienes pueden informar fe- hacientemente sobre aquellos hechos.

Y no es el primer caso de un acusado de violación a los derechos humanos que siguió prestando servicios al Estado. Ejemplos sobran: el número 226 de la Revista “El Periodista”, informaba en enero de 1989, que el Teniente de Fragata, Jorge Luis Radice, miembro de la plana mayor del Grupo de Tareas 3.3. de la ESMA, había si- do designado asesor de seguridad en el minibloque del ultra peronismo en la Cáma- ra de Diputados. En julio de 2006, mucho tiempo antes de ser detenido, informába mos desde estas paginas, que el ex Capitán de Fragata, Luis Roberto Pertusio, Jefe de la Fuerza de Submarinos en 1976 en Mar del Plata, aún integraba el Comité de Es tudios de Estrategia Militar y Organización Superior del Centro Naval Argentino, participando en paneles auspiciados por la Escuela de Defensa Nacional.[3]

Cuando fue detenido Aldo Carlos Máspero, ex jefe de la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea (AADA 601), también señalamos que sus tareas docentes como pro- fesor de la Escuela Superior de Guerra estaban avaladas por la fuerza ejército y la no minación al premio a la “Vocación Académica” (34° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires) , fue propuesta por un jurado constituido por rectores y decanos de Universidades e Institutos Terciarios Argentinos y por los organizadores de las Jor- nadas Nacionales sobre la Vocación,la Capacitación y el Empleo en la República Ar gentina. [4] . Y hasta el propio Alejandro Guillermo Duret, participó de la comitiva presidencial, cuando Carlos Menem concurrió al juramento de Chavez en Venezue- la, allá por febrero de 1999. (Ver Diarios “La Nacion” y “Clarín”, 3 de febrero de 1999).Es decir, parece, que todos aún están y estuvieron hasta hace poco en el Estado, al cual le prestaron servicios desde muchos antes de 1983 y quizás en la ac tualidad, buena parte de aquellos 150.000 hombres, permanezcan en distintos pues tos burocráticos. Esta es la cuestión central a resolver, porque sin refundar un Esta- do, que tiene sus actuales cimientos en las leyes de los gobiernos cívicos-militares, será casi imposible torcer la historia de la Argentina.


El regocijo de los malos

Es posible y ciertamente probable que estas polémicas despierten regocijo en algu- nos personajes, que no han hecho otra cosa que justificar vejaciones, torturas y crí menes, sin poder demostrarle a la sociedad que un “solo” desaparecido haya sido el autor de algún hecho ilícito en la década del 70. Y no la pueden mostrar, porque sus defendidos han asesinado a todos los sospechosos…se han quedado sin prueba algu- na. Los principios en que se fundamenta la justicia son superiores, pues nadie podrá desvirtuar que todo homicidio es un crimen y por ello tendrán que responder, hoy, mañana o pasado, no sé, pero lo tendrán que hacer ante los tribunales de justicia.

*Abogado

Sobreviviente de “La Noche de las Corbatas”

Publicado en “El Ortiga.org”


[1] “¿Y entonces, me pongo de nuevo la capucha?”, “Todavía Están”, “Haciendo Tiempo”,etc.

[2]Documentos Secuestrados .Documentos devueltos. Cedulas de Identidad recuperadas. Misión cumplida”.

[3] “Jefes Navales detenidos en Mar del Plata”

[4] “Regreso sin Gloria.Mas Militares detenidos fueron llevados a Mar del Plata”.-

APELACIÓN A UNA RAZONABLE LEGISLACIÓN DE LA CÁMARA DE SENADORES


Tenemos una deuda, como Poder Legislativo, ante las instituciones de la Democracia.

Desde noviembre del 2008 se encuentra pendiente en la Cámara de Senadores la promulgación de la Ley de INHABILIDAD PARA EJERCER CARGOS PÚBLICOS ELECTIVOS A IMPUTADOS, PROCESADOS Y CONDENADOS POR DELITOS DE VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS, que ya cuenta con media sanción de Diputados.

Los casos Patti en Prov.de Buenos Aires, similares en Tucumán o Salta nos enfrentan con una dolorosa realidad.

En nuestra propia provincia asistimos indignados a la oficialización de la candidatura por el Partido Unión Vecinal de San Lorenzo para las elecciones del próximo 27 de septiembre de Pedro Alberto Rodríguez con auto de procesamiento firme confirmado por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario como partícipe necesario de privación ilegítima de la libertad seguida de tormentos de Manuel Casado y otros. Habiendo estado prófugo de la Justicia no hace mucho.

La inminencia del inicio de los primeros juicios por delitos de lesa humanidad en Rosario en agosto y en Santa Fe en septiembre nos exige como representantes del Pueblo de la Provincia un acto de ejemplaridad con la verdad histórica y paliar parcialmente estos tremendos agujeros negros en la legislación, que absorben despiadadamente las autodefensas jaqueadas del sistema constitucional.

Más de 30 años de mora, son más que razonables para que las instituciones de la democracia den pasos a normas y acciones en su propia defensa, y solidifiquen el verdadero Estado de Derecho que todos merecemos.

Por ello apelo a los señores Senadores para que en sintonía con estas expresiones, se dignen dar tratamiento preferencial a esta norma provocando así un testimonio contundente de transitar verdaderamente los caminos de una definitiva reconciliación con la Memoria Histórica, por la Verdad y la Justicia.

GERARDO RICO

Vice Presidente de la Comisión Derechos y Garantías

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROV. DE SANTA FE

(C) 2008 Prensa | Diputado Gerardo Rico
Email:
prensa@gerardorico.com.ar
Web: www.gerardorico.com.ar

Gentileza: Horacio Baster

ESTADOS UNIDOS INTENSIFICA LOS PLANES DE GUERRA EN AMÉRICA LANTINA

(*) Por Lic. Carlos Pereyra Mele

El 29 de junio el presidente estadounidense Barack Obama recibió a su homólogo colombiano Alvaro Uribe en la Casa Blanca y semanas más tarde se anunció que el Pentágono planea desplegar tropas en cinco bases aéreas y navales en Colombia, el principal receptor en América Latina de la asistencia militar estadounidense y tercero mayor del mundo ya que ha recibido más de 5.000 millones de dólares del Pentágono desde que hace nueve años se lanzó el Plan Colombia.

Seis meses antes del encuentro Obama-Uribe el presidente saliente estadounidense George W. Bush concedió el mayor honor civil estadounidense, la Medalla de la Libertad, a Uribe, así como al ex-primer ministro británico Tony Blair y al ex-primer ministro australiano John Howard.

Una nota de prensa de aquel momento expresaba tanto conmoción como indignación ante el hecho de que la Casa Blanca honrara a Uribe: "A pesar de los asesinatos extra-judiciales, de los paramilitares, de los sindicalistas asesinados, el presidente de Colombia Uribe ha obtenido el mayor honor estadounidense por derechos humanos".

La misma fuente corroboraba su preocupación añadiendo: "Colombia es el país más peligroso del mundo para los sindicalistas. En 2006 la mitad de todos los asesinatos de sindicalistas del mundo tuvieron lugar ahí. Desde que Uribe llegó al poder en 2002 han sido asesinados casi 500 [sindicalistas]. En respuesta a la preocupación por los asesinatos, Uribe descalificó a las víctimas a las que llamó 'un panda de criminales vestidos de sindicalistas'. Se están investigando más de 1.000 casos de asesinatos ilegales por parte de los militares. Existen decenas de casos de soldados que capturan a hombres inocentes, los asesinan y los visten como enemigos combatientes. Se cree que cientos de miembros de las fuerzas de seguridad ha participado en estas actividades".

Colombia: Una guerra de cuarenta años

Durante más de cuarenta años Colombia, el último de los clientes de Washington "democracia de escuadrón de la muerte" que queda en el hemisferio sur, ha emprendido una implacable guerra de contrainsurgencia contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y una guerra igual de despiadada contra sindicalistas, campesinos, indígenas y otras organizaciones con su ejército adiestrado y equipado por Estados Unidos, y con formaciones paramilitares aliadas. Se calcula que a consecuencia de los enfrentamientos han sido asesinadas 40.000 personas y que hay 2 millones de desplazados.

(*) Analista Político especializado en

Geopolítica y Geoestrategia Suramericana

http://licpereyramele.blogspot.com

Fuente:El Santacrucenio

INVITACIÓN: FERIA DEL LIBRO PERONISTA

Gentileza: Lic. Pablo Vazquez

INVITACIÓN PLENARIO DE: FARO DE LA COMUNICACIÓN


A todos los compañeros periodistas, comunicadores sociales, trabajadores de prensa, blogueros, profesores y expertos en comunicación social.

El próximo 21 de agosto realizaremos un plenario para discutir y aprobar la creación de una agrupación política de comunicadores a nivel nacional, cuyo nombre propuesto esFARO de la Comunicación.

A iniciativa de la
Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), de la agrupación de periodistas Los 100 y de la Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales en Carta Abierta hemos preparado este acta fundacional que agregamos a la presente, para ser discutida en este plenario, y su posterior aprobación.


La reunión se realizará en la sede de FATPREN, en el salón Rodolfo Audi, Solís 1158, de Capital Federal, el 21 de agosto a partir de las 18 horas.

Te rogamos confirmar tu presencia o enviar tu adhesión a los siguientes correos electrónicos.


FATPREN infofatpren@prensafatpren.com.ar

Julio Fernández Baraibar
fernandezbaraibar@yahoo.com.ar

Coco Plaza cocoplaza@ciudad.com.ar


Propuesta de Acta Fundacional

FARO

de la Comunicación

Desde hace más de veinte años los medios de comunicación de masas en la Argentina y en América Latina han adquirido una significación que supera por lejos la influencia que en la opinión pública tuvieran en décadas anteriores.

En un momento en que el desarrollo tecnológico ofrece las condiciones objetivas para una profunda democratización de la comunicación social, los monopolios mediáticos han crecido en poder político, económico y social, llegando a convertirse en una verdadera amenaza a la propia convivencia democrática.

Un proceso de acelerada concentración empresarial, de extranjerización y globalización de sus estructuras societarias y financieras, y la idea neoliberal de achicar el Estado han dado como resultado un discurso uniforme, una implacable campaña de homogeneización ideológica de los consumidores y un papel decisivo en la resistencia a los procesos de transformación que asisten a nuestra sociedad desde 2003.

Frente a ello, en unidad y solidaridad con las ideas nacionales y populares, la conducción de laFederación de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Los 100, Agrupación de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación y la Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales en Carta Abierta, hemos decidido constituir en el ámbito de la comunicación la agrupación FARO de la Comunicación.

FARO parte de reconocer que Argentina y América Latina constituyen sociedades caracterizadas por condicionamientos impuestos a su desarrollo y bienestar por parte del imperialismo y de sectores de poder concentrados, nacionales y supranacionales, sometidas a estructuras políticas, económicas y sociales de enorme injusticia, exclusión social y desigualdad y, a una fragmentación estatal en camino de superación, tal como las propuestas del MERCOSUR, UNASUR y ALBA lo demuestran.

Comprometidos con el derecho a una comunicación integral, FARO convoca a los periodistas, comunicadores y trabajadores de prensa de todo el país, así como a especialistas, profesores y ensayistas en la materia, a luchar por la plena democratización de los medios, por la dignificación laboral de quienes se desempeñan en estos espacios profesionales, y por contenidos sociales, nacionales y populares en los medios de comunicación de masas.

Finalidad

FARO se constituye con la finalidad de promover una comunicación que responda a las necesidades de la sociedad, a la vez que estimule, cree y desarrolle esas necesidades, para alcanzar una Patria más justa, democrática y soberana.

Objetivos

Para ello nos proponemos los siguientes objetivos:

Promover una comunicación plural, diversa y democrática, donde la lengua como modo de expresión y contacto resguarde el carácter social, nacional y popular argentino.

Apoyar la aprobación e implementación de una Ley de SCA-Servicios de Comunicación Audiovisual que exprese un marco regulatorio en beneficio de la democratización de la comunicación, de la plena libertad de expresión de todos y todas y, de los intereses nacionales y populares.

Fortalecer la comunicación popular, comunitaria, alternativa y libre, que promueva la difusión de contenidos plurales de interés local y nacional.

Ser parte y sustento, de las luchas de los trabajadores de prensa y sus organizaciones sindicales, que defienden el derecho a informar, salarios dignos y mejores condiciones de trabajo.

Generar nexos de coordinación con todos los sectores que integran nuestro campo nacional y popular para movilizar acciones conjuntas.

Actividades y líneas de acción

A modo enunciativo algunas de las actividades que nos proponemos desarrollar son:

Seguimiento y control de las acciones de los tres Poderes en los temas de comunicación y medios.

Seguimiento de las violaciones al derecho a la comunicación y su consecuente denuncia pública y –si cabe- judicial.

Defensa de los trabajadores de prensa y los comunicadores sociales ante presiones, agresiones, persecuciones, maltratos o despidos por parte de la patronal mediática a consecuencia de sus convicciones.

Desarrollo de investigaciones, estudios, foros, debates, seminarios y publicaciones sobre medios y la comunicación social.

Coordinación con los movimientos sociales y políticos, universidades, centros de estudio en general y entidades gubernamentales, vinculadas a nuestra esfera de acción, así como entidades y asociaciones latinoamericanas del mismo sector.

Activa participación en el desarrollo de políticas de comunicación y contenidos que expresen el sentir nacional y popular.

FATPREN (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa) - Los 100, Agrupación de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación - Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales en Carta Abierta

"UN TIRO PARA EL LAO E´LA JUSTICIA, MENDIENTA"

Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales

en Carta Abierta


"...un tiro para el lao e'la justicia, mendieta..."

La Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales en Carta Abierta comparte con todos el beneplácito por la rescisión del contrato entre la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC); que desde hacía 18 años impedía a millones de compatriotas ver por TV, libremente y en directo los encuentros de fútbol protagonizados por sus equipos.

Asistimos al fin, a la recuperación de algo que se imponía con su exigencia injusta de interés empresarial y monopólico sobre un clamor reprimido, de una pieza clave que hace a nuestra cultura popular, el fútbol; y con ello, la devolución de un derecho que pertenece al pueblo en su conjunto. En una palabra, hoy festejamos la liberación nuevamente del fútbol nacional que había sido secuestrado para privilegiados veedores.

No es suficiente aún, hay mucho más por hacer en la dialéctica comunicación y masa poblacional; seguiremos bregando con todos los esfuerzos posibles, hasta que el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, próximo a ingresar al Congreso de la Nación, sea sancionado como Ley y reglamentada adecuadamente a los efectos.

Coordinación.

mediosencartaabierta@gmail.com

http://mediosencartaabierta.blogspot.com