Seguidores

2 de agosto de 2009

MANDATO DOCTRINARIO

*Por Alí Matar

La urgencia por promulgar una nueva ley de radiodifusión se debe básicamente a "una cuestión tecnológica", pero lo fundamental para nosotros los Peronistas es que hay "razones políticas - doctrinarias" detrás de la urgencia. La ley de radiodifusión es la madre de todas las batallas. No es casualidad que desde hace 28 años no se pueda tratar una ley de radiodifusión. No es casualidad que actores de poder en la comunicación vean que una ley de la democracia es una amenaza. La amenaza es la ley de la dictadura. Sabemos que hay muchas presiones, pero también sabemos que este umbral tecnológico les llega también a quienes no quisieron tratarla antes.

Hoy, todos los actores necesitan una ley de radiodifusión. Y el Estado tiene que poner un grado de racionalidad para garantizar los principios del Pacto de San José de Costa Rica, que son la libertad de expresión y la pluralidad de voces.

Cuando el mercado mediático local es oligopólico (para ser suave) y es prácticamente nula la presencia de otros oferentes simbólicos, salvo los que pertenecen a la categoría “privados con fines de lucro”, estamos en problemas. El lucro no debería ser el único objetivo de las industrias de la información, la cultura y la comunicación. Cuando el objetivo de lo comunicacional es únicamente el lucrativo, los procedimientos de producción de los contenidos a comunicar estarán diseñados para arribar a tal fin.

Los productos a comunicar serán sometidos a las “x” y las “y” del rating y la pauta comercial. Estas son las condiciones de posibilidad de existencia del producto comunicacional que a su vez “produce” nuestra percepción de la realidad (realidad entre comillas también).Para que estas “x” y estas “y” existan tendrá que afinar los mecanismos de producción pertinentes a tal fin: evitar rispideces entre sujeto y objeto comunicante, homogeneizando los discursos, condicionando las miradas por los encuadres y ediciones y estableciendo ritmos comunicantes.

Esta es una de las claves: el ritmo como tiempo de codificación. El pensamiento “pensante” requiere tiempo y estas coordenadas de rating y pauta no lo admiten. Se prioriza el relato de sucesos como hechos que interesan a todo el mundo, obturando los temas que no son “amesetados”, con la consiguiente carga de violencia simbólica que esto trae aparejado.

Flaubert hablaba de “pensamientos preconcebidos”, como de estas cosas que son comunes a todos y no causan problemas en el código de comunicación porque todos lo compartimos. Hoy se plantean nuevos paradigmas historicos, pero en esencia la lucha sigue siendo la misma, Liberación o Dependencia; lo novedoso son la formas de dependencias, su praxis y pragmatismo mucho mas dinámico y con una entrega y compromiso de los cipayos quienes ya alcanzan poder propio. Una de las armas mas poderosas y de mayor peso de penetración esta justamente dada en la comunicación, la recuperación de estos espacios para la causa nacional es un paso vital en todo proceso de liberación, este nuevo esfuerzo por devolver un espacio que sin dudas pertenece y hace a la soberanía política, restando poder a los monopolios cipayos que además comprometen la independencia económica y la nación y están intrínsicamente enfrentados con los sectores nacionales y populares.

Decíamos, este esfuerzo y esta pelea que hoy se nos plantea es sin dudar un mandato doctrinario a todos y cada uno de los compañeros que militamos, desde nuestra posición ideológica, en los medios de comunicación. “La doctrina Peronista que tiene como finalidad suprema alcanzar la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación, mediante la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política, armonizando los valores materiales con los valores espirituales y los derechos del individuo con los derechos de la sociedad.”(Doctrina Peronista I definición) y es importante profundizar aun mas en este análisis doctrinario para entender la definición de que esta batalla es la madre de las batallas.

En los últimos años ha sido aceptada hasta por viejos funcionarios del sistema capitalista una dialéctica: la de Centro-Periferia. Como es notorio, en el segundo término de esa dialéctica se encuentran los países hoy llamados en vía de desarrollo, donde –siempre en el orden puramente económico- el excedente de los bienes es captado por el sistema central. Con más exactitud, por las oligarquías locales y las burguesías de los países desarrollados, con su modelo de consumo, al que aparecen asociados los grupos dominantes de las naciones subdesarrolladas.

Esta relación es inseparable de la propuesta, y a veces imposición, de un determinado Modelo de Desarrollo, que en el marco latinoamericano es el modelo de la sociedad de consumo, que no induce a imitar. Perón señala sabiamente y marca el incremento artificial de “un consumo voraz de productos inútiles”. Y ese sistema “es incompatible con la forma nacional y social a la que aspiramos, en la que el hombre no puede ser utilizado como un instrumento de apetitos ajenos sino como punto de partida de toda actividad creadora”. Ese consumo artificialmente estimulado desestima las potencias creadoras, en desmedro del arte y de la ciencia, dice el líder, al tiempo que se coloca en una problemática de vanguardia como es la de los “límites del desarrollo” y esto es claramente visualizado en la constante Tinelizacion de los medios como producto inútil y el voraz crecimiento de de oligopolios de la comunicación so pretexto del desarrollo Nacional.

En el mejor de los casos, quienes “se desarrollan” son los estratos superiores de nuestras sociedades, con alguna participación en los beneficios de los estratos medios, pero ninguna de los trabajadores. Otro debe ser el posible modelo de desarrollo de nuestras comunidades, no éste, concentrador, imitativo y limitativo, con sus imperativos antinacionales y antipopulares. En su Modelo Nacional, absolutamente vigente, el teniente general Perón atiende primordialmente al hombre argentino, agredido por modelos economicistas de desarrollo y por nuevos factores de dependencia, entre ellas las corporaciones monopólicas, gigantescos eslabones de poder sin patria, sin nacionalidad, dueños de la potencia tecnológica, que pretenden reducirnos a ser enanos lacayos de estas nuevas formas de colonialismo.

Contaba el General Perón en el Congreso Mundial de Filosofía

“En una célebre fábula de Goethe le acontece a un hombre desdichado verse compelido a una elección extraordinaria. Melusina, reina del país de los enanos, le invita a reducir su tamaño y compartir con ella su elevada jerarquía. Le ofrece amor, poder, riquezas, sólo que en un grado inferior: será rey, pero entre enanos. Trasladados al país donde las briznas de hierbas son árboles gigantescos, este hombre, el más mísero de los mortales, añora su forma anterior. Y la añora, suponemos, porque su escala de magnitudes le advierte que en la prosperidad o en el infortunio su estado anterior era inimitable. En el hecho complejo del existir, el hombre es, sin más, una entidad superior”

En esta lucha por recuperar los espacios inalienables de los hombres y Mujeres de nuestro amado país buscamos ir devolviendo el convencimiento de cada uno de ellos es una entidad superior.

LOS MEDIOS, ESOS NUEVOS EJÉRCITOS DE OCUPACIÓN

(Dedicado a Alejandro Apo, recientemente despedido por el Grupo Prisa)


*Por Claudio Díaz

Si la Democracia supone la existencia de un mercado libre donde intercambiamos ideas, juicios, opiniones y hasta sentimientos, ¿cómo se compatibiliza este interés común a toda sociedad con un sistema (el de los medios de comunicación que monopolizan la información) que, muy por el contrario, sólo permite la difusión de un solo discurso y construye el relato único, hasta imponerlo como una verdad de Biblia indiscutible e irrefutable?

Esto es, básicamente, la Mediocracia. Es decir, el gobierno de los medios (bastante mediocres por otra parte), constituido por los grandes diarios y los principales comunicadores de radio y TV, que pasa a ser la nueva herramienta de dominio de los grandes poderes al pretender regir la conducción de los países por sobre la voluntad de los pueblos que eligen a sus representantes para que los gobiernen.

Los diarios, las emisoras radiales, las cadenas televisivas, nunca dejaron de ser empresas con fines lucrativos, función que no puede objetarse porque vivimos dentro de un sistema capitalista. Bajo ese marco, hace dos o tres décadas era natural que defendieran sus intereses particulares y el de los sectores político/económicos representativos de lo que uno llama burguesía.

Pero con el Consenso de Washington, en los ’90, los poderes mundiales dominantes establecieron que el dominio y sometimiento de los países periféricos (o coloniales) no podía ejercerse más a través de la violencia, vía militar, que llevaron adelante las dictaduras, porque esa ‘práctica’ aberrante resultaba repudiada en el mundo entero, incluso por sectores que responden al perfil ideológico de esos mismos poderes.

De modo que en Washington, y a través de personajes nefastos como Henry Kissinger, se establece que la nueva etapa de dominio debe hacerse desde el control de la información que se les hace llegar a esos pueblos, que en definitiva conduce al control del pensamiento. Y entonces se decide que en cada país los medios periodísticos más sólidos e influyentes extiendan su participación en el mercado informativo para abarcar todo lo más que se pueda.

Eso le servía a los poderes dominantes para llevar adelante su discurso ideológico, pero también a las empresas periodísticas que empiezan a incrementar su patrimonio, facturar más ganancias y convertirse en grupos económicos. El caso de Clarín es el más claro. Al apropiarse de canales de TV, radios, publicaciones gráficas, agencias de publicidad y hasta sellos cinematográficos, hoy está entre los primeros 10 grupos económicos de la Argentina. Y las consecuencias están a la vista: el manejo casi absoluto de la información, la instalación de temas para la agenda que deben atender los argentinos, el ocultamiento de informaciones que le permitan conocer al pueblo cuáles son las causas de sus padecimientos…

Así se hace muy difícil ejercer un periodismo verdaderamente independiente de los poderes políticos o económicos, porque la presión que meten desde atrás los dueños de las empresas es cada vez más vergonzosa. Enrique Lacolla, un periodista de La Voz del Interior que al iniciarse el año pasado la confrontación Campo-Gobierno empezó a informar con mucha precisión sobre las fabulosas ganancias de los grandes productores, fue despedido por el Grupo Clarín (que compró ese diario de Córdoba) luego de haber trabajado 33 años. Y como éste hay muchísimos ejemplos más.

El problema del periodista es que en definitiva es un trabajador. Y, salvo que pueda tener su propio medio, debe emplear su fuerza de trabajo en alguna empresa, como le puede pasar a un ingeniero, a un contador, en fin, a casi todo el mundo. El tema es que ese periodista muchas veces no está de acuerdo con la manipulación de noticias o con la línea editorial del medio, pero se queda allí porque necesita conservar el puesto para alimentar a su familia.

Después están los que se someten a lo que les marca el medio, sin vergüenza alguna, y desinforman o escriben lo que les dictan aunque sepan que no es ético, porque lo único que quieren es figurar o aparecer en los grandes medios, cobrar buen dinero, acomodarse en algún puesto y todo eso. Pero afortunadamente también hay colegas que resisten el doble discurso o la hipocresía de los grandes monopolios de la información y –aunque sea entre líneas- dicen o sugieren cosas.

Ahora acaban de rescindirle el contrato a Alejandro Apo, en Radio Continental. Había manifestado su apoyo a la eventual discusión parlamentaria por una nueva Ley de Servicios Audiovisuales. Y además tenía, tiene, un pensamiento político propio. Pero los medios se callan la boca… Cuando a Nelson Castro no le quisieron renovar en Radio del Plata todo el mundo puso el grito en el cielo. Claro, es un hombre bien representativo de los intereses de los monopolios de la prensa y, de yapa, confrontaba al gobierno. Ahí había censura, pero con Alejandro Apo no…

Es vital que los argentinos tomen conciencia del manejo inescrupuloso de estos medios que pretenden esclavizarnos con sus noticias prefabricadas, direccionadas hacia un único lugar. Estos verdaderos pulpos informativos nos hacen hablar de lo que ellos quieren. Desde la mañana, cuando uno se levanta y se afeita o se prepara el mate o el café, hasta que nos vamos a dormir, lo que se escucha es prácticamente lo mismo. No es que todo esté perdido, porque tenemos muchas alternativas informativas, ya sea en FM’s regionales, diarios y revistas realmente independientes; e incluso a través del fenómeno de Internet. Pero convengamos que la abrumadora mayoría de los argentinos se informa a través de esos cuatro o cinco grupos que controlan casi todo.

Los periodistas que somos conscientes de este rol nefasto de la prensa debemos esforzarnos para encontrar otros caminos que nos permitan contarle a la gente lo que pasa en el lado oscuro de la luna.

DOCUMENTO EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA DE LOS PUEBLOS DE AMÉRICA LATINA

Ante los hechos que se vienen sucediendo hace casi un mes en el hermano país de Honduras decidimos expresar nuestro más enérgico repudio al golpe cívico militar y nuestra solidaridad al pueblo hondureño en esta lucha.

Rechazamos el secuestro y la expulsión del Presidente Constitucional Manuel Zelaya, la agresión e intimidación al pueblo hondureño -con su nefasto saldo de muertos y heridos- y toda resolución de los conflictos políticos en la que se utilice como principal herramienta a las fuerzas armadas.

Repudiamos el papel de los medios que intentan legitimar el accionar de los golpistas y exigimos la objetividad necesaria en un medio formador de opiniones. Denunciamos que el objetivo de los medios no es la información objetiva, sino la defensa de los intereses de sus dueños y los aliados de estos.

Este Golpe de Estado se dio cuando, desde el gobierno del Presidente Manuel Zelaya, se impulsaba la realización de un plebiscito para posibilitar una reforma constitucional popular, progresista e inclusiva.

Ponemos de manifiesto, además, el doble juego del Gobierno de Estados Unidos; colaborando en dilatar la restitución de la democracia y sus instituciones. Siendo éste un apoyo fundamental para los golpistas hondureños.

Sostenemos que la participación e intervención de Organismos Internacionales y de los Gobiernos de la región es en defensa de la democracia. Hoy es el turno de Honduras, sabemos que es el primero y puede no ser el único, no proclamar nuestro repudio por dicho golpe es no valorizar lo que significa la vida en democracia; es dejar la puerta abierta a que esto vuelva a suceder, a qué se repita en otros países. Por eso reivindicamos y apoyamos el trabajo que están realizando los Presidentes Cristina Fernández de Kirchner, Michelle Bachelet, Evo Morales y Lula da Silva, entre otros.

Consideramos también que, en estos últimos tiempos, vivimos un trágico regreso a la teoría de los dos demonios, bien conocida por nuestra sociedad, jugando con un posible llamado a elecciones y la “designación” de un nuevo Presidente. Zelaya debe terminar su mandato, ya que fue elegido por el voto popular y eso debe ser respetado.

A más de treinta años de las últimas dictaduras que sufrieron los pueblos latinoamericanos sentimos la necesidad de no quedarnos de brazos cruzados. Sabemos que los golpes de estado siempre han sido cívico-militares, no queremos ser cómplices desde el silencio, por eso exigimos la restitución del gobierno democrático en manos del Presidente de Honduras: Manuel Zelaya.

Carta Abierta Venado Tuerto

COSCIA: "HAY UNA ENORME DEUDA CON LAS CLASES BAJAS"


Política&Medios entrevistó al nuevo secretario de Cultura de la Nación, quien adelantó algunos lineamientos de su gestión y puso el acento en la industria cultural nacional frente a una "abrumadora presencia de producciones hegemónicas". También habló sobre el actual escenario político y el proyecto de ley de Comunicación Audiovisual.

Jorge Coscia egresó de la Escuela Nacional de Experimentación Cinematográfica (ENERC) y su última película fue "Luca Vive", que relata la vida del cantante de Sumo, Luca Prodan.

En la gestión pública se desempeñó como responsable del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y, hace apenas diez días, dejó su banca en
la Cámara de Diputados para hacerse cargo de la Secretaría de Cultura, luego de ser convocado por la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner para reemplazar a José Nun.

"Yo ya me estaba preparando para retomar mi vida profesional artística, así que debo decir que fue una sorpresa que me honra profundamente y que me llena de responsabilidades", aseguró el cineasta en diálogo con
P&M.

¿Cuál será la diferencia fundamental entre su administración y la de José Nun?

Creo que las diferencias entre la gestión de Nun y la mía se verán con el tiempo. Las que existen ahora son de acento, no de fondo. Yo expreso mis respetos por lo hecho por el ex secretario y asumo con humildad porque no se puede comparar una gestión de cinco años con una de 10 días. Coincido con Nun en la construcción de ciudadanía, pero diría que ésta requiere de la construcción de identidad y, en ese sentido, uno de mis fuertes será trabajar en la industria cultural. Cuando hablo de esto me refiero a toda su diversidad, porque
la Argentina no es un país con una identidad uniforme, hay diversidad y hay muchos matices.

¿Le sorprendió que lo hayan llamado para encabezar esta secretaría?

En última instancia, sí. Pero desde hace unos años comencé a ser muy nombrado, lo cual hizo que me familiarizara con una recurrente mención de mi nombre en torno a áreas de cultura. Pero es cierto que no lo esperaba, yo ya me estaba preparando para retomar mi vida profesional artística, así que debo decir que fue una sorpresa que me honra profundamente y que me llena de responsabilidades. Es un lugar en la lucha que forma parte de mi vida. Todos los años que he pasado como hombre de cultura han sido de pelea y dificultades, de defensa de las políticas publicas de lo dos lados del mostrador.

¿Cómo analiza el escenario político actual?

Lo analizo como un momento muy especial, muy complejo, pero muy enriquecedor en la medida en que se lleve adelante un diálogo sincero y no hipócrita. Por eso me parece valioso que todos mostremos nuestra identidad y que la discusión sea entre pertenencias e identidades, y no entre disfrazados y enmascarados. Por eso, cuando uno escucha al presidente de
la Sociedad Rural elogiar la historia de la familia Martínez de Hoz me parece valiente. Lo que no me gusta es cuando algún político dice que el no viene de la política y que es lo nuevo y de pronto se siente el olor a naftalina en su ropaje político. Yo reconozco mi pertenencia y discuto, desde ya que no coincido con el presidente de la SRA, pero debo reconocer que hay una definición sincera ahí, y vale. Lo que duele es cuando algunos se suben a tarimas de centroderecha para dar discursos progresistas. El diario La Nación nunca ocultó su pertenencia ideológica, algunos se suben a algunos medios para dar discursos que no son totalmente sinceros porque, como decía Enrique Santos Discépolo, "a mí no me la vas a contar".

¿Quién cree que debería sincerarse?

Todos aquellos que enmascaran sus discursos y que perteneciendo a clases conservadoras en lo político y lo económico quieren sumar por el lado del progresismo.

¿Algún ejemplo concreto?

Que cada uno haga su propio análisis, las referencias son bastantes claras.


Volviendo a su gestión, ¿cómo va fomentar la identidad cultural en un terreno donde hay tanta diversidad?

Eso se logra desarrollando, generando y fortaleciendo el rol de la política cultural como política de Estado, y como política de Estado facilitadora de las producciones culturales de toda
la República. En ese sentido hay varias áreas, yo he renovado las direcciones, y esas direcciones apuntan a que todas esas áreas trabajen en una sintonía común para afianzar políticas culturales solidarias, políticas culturales genuinamente federales, afianzar las industrias culturales, trabajar en una mejor legislación aprovechando mi experiencia como diputado. De forma tal que cuando uno genera un contexto favorable para el trabajo creativo, para las industrias culturales, para la producción cultural, después la personalidad y la identidad van apareciendo y se expresan. Cuando digo trabajar por la identidad digo entender que hay que poner un especial esfuerzo en aquellas entidades que están postergadas, que están obturadas como casi toda nuestra industria cultural por una formidable y abrumadora presencia de producciones culturales hegemónicas.

Los jóvenes tal vez sean los más expuestos a las producciones hegemónicas

Si uno prende la televisión, si uno va a una librería, si uno va a un lugar de multipantallas se deprime de inmediato porque va a comprobar esto. Yo no estoy en contra de la cultura universal o de la cultura que produce Hollywood, lo que pasa es que la misión del Estado argentino es facilitar que más que meros espectadores seamos productores. Las metas son posibles, porque lo que uno se plantea no es que nuestros chicos vean sólo cine argentino, sino que de 10 películas algunas sean de origen nacional, o latinoamericanas, o españolas. Queremos que haya oportunidades, que se fortalezca la industria argentina, teniendo en cuenta que es aquí donde se toman las determinaciones editoriales que favorecen a nuestros autores, y además favorecer la aparición de editoriales en el interior del país. Todo esto son metas posibles que no solo se logran mediante
la Secretaria de Cultura, sino mediante la articulación del conjunto del Estado, de acuerdo con lo que son los medios públicos, de una actividad que intente abrir un debate en torno a estas cuestiones. Son metas complejas pero posibles.

¿Qué rol juega en esto la Ley de Comunicación Audiovisual, aún en discusión?

Este proyecto es importante, porque por ejemplo multiplica las voces y da cuota de pantalla. Que nadie crea que
la Secretaria de Cultura va a solucionar, mesiánicamente, los problemas culturales de la Argentina. Si al cine argentino lo comparamos con el de Hollywood en producción nos deprimimos, pero si lo comparamos y lo ponemos en el contexto latinoamericano vamos a ver que producimos un tercio de la producción de la región. Junto con la producción latinoamericana, producimos más de 200 películas por año, lo que indica un paquete cultural propio y compartido de cierto peso en la producción audiovisual mundial. También cuando hablamos de TV, hay muy buenas producciones. Así que hay una enorme capacidad y vocación creativa que hace que uno pueda pensar que es posible.

¿Usted cree que se va a tratar el anteproyecto en el nuevo escenario político que surgió tras las elecciones legislativas?

No sé, yo quisiera que si. Pero esto habría que hablarlo con los responsables de
la Cámara de Disputados y con el responsable del COMFER.

De no tratarse, ¿influye en la generación de producción que usted planteaba?

Influye, pero de igual manera no nos vamos a detener. Hay batallas político-culturales que son de hace más de 200 años y vamos a seguir batallando para construir la mayor democratización y soberanía cultural posible.

¿Cuáles son las actividades previstas para trabajar por estos objetivos?

Mis directores asumieron el lunes, es decir que recién los planes y la planificación en general, que no es sólo para este año, la voy a dar más adelante. Lo que si puedo decir es que hay algunos planes que continúan porque hay una gestión en marcha Estamos trabajando para el festejo del bicentenario, coordinados todas las actividades; estamos revisando todo lo que es la recuperación patrimonial. También vamos dando los primeros pasos para el armado de un canal cultural equivalente a lo que es Encuentro a nivel educacional; para armar un Fondo Solidario de Cultura; estamos trabajando en la creación de la ley Federal de Cultura y de un Instituto de Cultura en el exterior.


¿Se puede adelantar algo del Bicentenario?

Va a haber un eje para
la Semana de Mayo. Pero no se puede decir mucho más.

¿Y con respecto al instituto cultural en el exterior?

El objetivo es difundir nuestra cultura en el exterior, para promoverla fuertemente. Es comparable con lo que es el Instituto Cervantes o lo que fuera el Instituto de Cooperación Iberoamericana. La idea es abrir centros de difusión de la cultura argentina en las grandes capitales del mundo. Aclaro, no obstante, que es un proyecto que va más allá de mi área.


¿Cuál es el impacto cultural sobre los jóvenes de clases bajas?

Hay una enorme deuda con ese sector y lo que hay que entender es el poder reparador de la cultura. Me da la impresión que todos esos sectores, los más excluidos y, dentro de ellos, los jóvenes, son los más vulnerables a todo lo que es el desempleo, las adicciones, el ocio negativo, el ocio no lúdico que a veces deriva en actos delictivos. Creo que allí hay que trabajar duramente, sobre todo con herramientas como el deporte y la cultura. Vamos a dar un programa, había líneas de trabajo encaminadas, incluso.


¿Qué trabajos se implementarían para saldar esa deuda?

La gestión anterior dio un trabajo muy interesante con el programa "Libros y Casas", que es llevar la apertura de políticas y espacios culturales a barrios. Hay ideas que tienen que ver con llevar la posibilidad de que generen un espectáculo y plasmen su creatividad. Si uno lleva un recital a un barrio periférico o a una villa, cuando termina el recital nada cambia. De lo que se trata es de generar protagonismo y producciones culturales. Hay que entender la cultura como trabajo, salida laboral, ocio creativo, no sólo como diversión. Nadie debe esperar milagros con esto. Algunos referentes culturales en un diario de gran tirada me recomendaron que haga tareas solidarias, y yo coincido. Pero les pregunto lo siguiente: ¿Cómo se hace solidaridad sin redistribuir riquezas? Es muy fácil decir que hay que ser solidario, pero después se oponen a una medida como la 125 que planteaba la necesidad de repartir excedente de donde existe excedente. Si hablamos de taparnos el pecho con la sabana, algún pie se va a destapar, pero que sea el pie del que más tiene que, además, no va a perder todo. Sólo va a perder una parte de su beneficio. Así funcionan los sistemas de redistribución.

Fuente:Política&Medios

LA NUEVA LEY DE ALQUILERES SE PRESENTO EN EL SENADO NACIONAL

El nuevo Proyecto de la Ley de Alquileres presentado en el Senado Nacional por la Senadora por la Rioja, Teresita Quintela ha comenzado a ser tratado en la Comisión de Asuntos Municipales que preside, ya que esa Comisión ha sido designada como cabecera de la Ley.

La Ley Quintela modifica el plazo de las locaciones ampliándolo a 5 años para las viviendas familiares y a 6 años para los estudios y locales comerciales en vez de 2 y 3 como es ahora.

La renovación del plazo será automática, a menos que el locador tenga motivos fundados para no hacerlo.

De esta manera se solucionan los graves problemas que tienen las familias y los trabajadores que deben cambiar de lugar y de barrio cada 2 o tres años, alterando su vida por la voluntad de un tercero.

El precio del alquiler para el caso de las unidades actualmente alquiladas, resultara de dividir el valor de la propiedad por 150.

Este valor se tomará de acuerdo a la Tasación Fiscal o Revalúo Urbano de cada municipio, pudiendo el locador solicitar que este valor se actualice anualmente.

La búsqueda de garantías para poder alquilar se ha convertido en una verdadera e innecesaria pesadilla,

La Ley pone a los Bancos de garantes ofreciendo obligatoriamente una forma de Seguro de Caución cobrando por ello un mes de alquiler con este motivo.

Esto hace imprescindible que todos los alquileres se depositen en la cuenta especial del Banco elegido, en las fechas pactadas siendo la boleta de depósito suficiente recibo.

Los alquileres de esta manera alcanzarán las 430.000 viviendas alquiladas solamente en el Área Metropolitana de Buenos Aires, con un volumen anual de facturación de más 3.500 millones de pesos que se bancarizarán sosteniendo el sistema de manera armónica ya que hoy en día esa masa de dinero circula en negro.

La Ley Quintela crea una Organización Estatal de Locaciones Urbanas para Alquilar, que tendrá la responsabilidad de construir anualmente 10 millones de metros cuadrados destinados a viviendas urbanas, estudios profesionales y locales comerciales.

El precio de estos alquileres no dependerá de un mercado que no funciona, sino del costo de cada unidad (precio del terreno más costo de la construcción) dividido por 150 para determinar el precio mensual de la locación, lo cual permite recuperar la totalidad del capital invertido en 12,5 años, y seguir manteniendo la propiedad del bien.

El mercado de los alquileres no funciona con las leyes de la Oferta y la Demanda, porque los precios aumentan vertiginosamente cuando la demanda crece, pero no bajan prácticamente nada cuando decae.

Tampoco hay simetría entre las situaciones de los locadores que generalmente pueden prescindir de esos ingresos y de los inquilinos que necesitan desesperadamente un lugar donde habitar.

A esto se agrega el hecho de que las prácticas actuales son cada vez más abusivas con las personas que necesitan una vivienda.

Por otra parte, la calidad de las viviendas urbanas, los estudios profesionales y los pequeños locales comerciales que se alquilan se han degradado a través de muchos años en que se ahorraban costos para obtener el mayor beneficio, por ese motivo también es necesario instalar nuevos estándares de calidad en la oferta, y la participación del Estado en este mercado es el método más adecuado.

El tercer factor por el cual se requiere una activa intervención del Estado en este mercado es el enorme déficit de viviendas que la oferta comercial no logra satisfacer, pues en las actuales condiciones de financiamiento, los planes para pagar una vivienda mediante la obtención de una hipoteca sobre la misma han fracasado en forma reiterada.

Es el Estado el que tiene la obligación de realizar inversiones a largo plazo para solucionar este problema, ofreciendo construcciones adecuadas, a precios accesibles y por plazos apropiados a las necesidades de la población.

A partir de la aprobación de la presente Ley, todas las unidades alquiladas en la actualidad se regirán por estos criterios, tanto en el precio de la locación, la prórroga del plazo a los previstos en la Ley y la forma de pago establecida.

Se ha hecho necesaria la intervención del Estado para regular las locaciones urbanas, porque disponer de una vivienda es una necesidad social imprescindible y sin vivienda no hay familia, sin familias no hay hijos, y sin hijos no hay Nación.

En esta etapa se citaran a las organizaciones sociales para que aporten elementos para su enriquecimiento.

Gentileza: Guillermo Castro Rey – Prensa Teresita Quintela

30 DE JULIO DE 1973: DISCURSO DE PERÓN ANTE LA CGT "TODO EN SU MEDIDA Y ARMONIOSAMENTE"

*Por profesor Daniel Chiarenza

Luego del 20 de junio de 1973, para Perón era necesario encuadrar a los jóvenes combativos para poner en marcha lo que él llamaba el "gobierno de emergencia" e iniciar la construcción de la alianza policlasista para iniciar, según "el General", el plan de liberación y reconstrucción.

Tapa de Crónica que anuncia la renuncia de Galimberti y Abal Medina.

La situación internacional, favorable hasta hacía poco tiempo, presentaba -ahora- un cerco de dictaduras hostiles. A la brasileña, que ya contaba con nueve años, se sumaba el gobierno títere de Bordaberry en Uruguay; Morales Bermúdez -quien en unos días estaría en el poder- estaba lejos de ser Velasco Alvarado en Perú; el golpista general Banzer había terminado con el gobierno popular de Torres en Bolivia y pronto Pinochet haría otro tanto con el gobierno democrático de Allende en Chile.

General Juan Velasco Alvarado.

General Francisco Morales Bermúdez.

Le urgía a Estados Unidos, luego de la bochornosa derrota en Vietnam, prestar atención a todo lo que estaba ocurriendo en su "Patio trasero" (América Latina del río Bravo hacia el sur).
Todo esto parecía suficiente para no intentar otra cosa que no fuera el camino de la gradualidad y la moderación para poner en marcha un proyecto liberador; aunque también sería ilusorio. Perón pensaba que alcanzaba (cuando todo estaba decidido desde otro centro de poder) consolidar cada etapa antes de avanzar sobre la siguiente.

América Latina del Río Bravo hacía el Sur (el Patio Trasero de EE.UU.)

"Perón temía para sí mismo un destino similar al del chileno Salvador Allende si de dejaba arrastrar" por el entusiasmo revolucionario de los jóvenes "apresurados". "Creía que el golpe de Estado de Chile había sido provocado por la 'irresponsabilidad' de la ultraizquierda" [Julio Godio,
Perón, regreso, soledad y muerte]. No otra cosa había pasado en Bolivia.

Retrato al lápiz de Perón en 1973, cuando se refirió a los "apresurados".

Era necesario no provocar a la bestia -aunque las gestiones más auspiciosas hubieran fracasado, ante la determinación del Imperio y sus generales del Cono Sur de implementar el "Plan Cóndor"-. "Hace pocos días, en Medio Oriente amenazaron a Estados Unidos con cerrarle el grifo del petróleo [que]... es el 80% del petróleo del mundo, de manera que si ellos cierran la canilla, la industria norteamericana... tendrá un sacudón muy fuerte... El Senado de Estados Unidos contestó que... ocuparían el Medio Oriente. Y lo van a hacer, no sólo con los árabes: ¡Lo van a hacer con nosotros el día que necesiten y no tengan!" (Juan Perón.
Discurso del 30 de julio de 1973, Obras Completas).

Crisis del petróleo de los ´70.

En ese mismo discurso y apelando a los griegos, como lo había hecho tantas veces en su vida, el viejo General, definió en forma ateniense lo que era revolución en el sentido de transformación y comparándose con el avance civilizatorio de la sociedad helenística, imprecó a los muchachos con aquel inolvidable:
"Todo en su medida y armoniosamente".

Perón, como siempre, saliendo exitoso de todos sus discursos.

Los sectores juveniles y revolucionarios que tenían tanta "chispa" como Perón no tardaron en contestarle:
"¡Vamos a hacer una patria combatiente / en su medida y armoniosamente!".

Los cruzados también decían "vamos a hacer una patria combatiente, en su medida y armoniosamente"

Perón se inquietó. Había que detener a los "apresurados", pero también había aprendido "al llegar a la Argentina que el 'hueso montonero' era duro de roer. No deseaba expulsarlo en bloque" [Godio,
Perón...], sino encuadrarlo, desmovilizarlo y mantenerlo como amenazante reserva para tener preocupados a quienes sólo confiaban en él para contener a la guerrilla.

Capacidad de convocatoria de Montoneros y la Juventud Peronista en determinado momento.

Sin embargo no era este el pensamiento de los sectores internos que creían oportuna la ocasión para destruir a la Tendencia Revolucionaria.

Gentileza: Mónica Oporto

ESTAN ENTERRANDO LA REVOLUCIÓN

*Por Pedro Valci


A 57 años de que Evita se fuera de entre nosotros, y después de tantos discursos escuchados, y haber participado en cuanto homenaje pude, hoy me encuentro desolado, NADIE, ha dicho absolutamente nada ni HACEMOS NADA, por la REVOLUCION que ella proclamo desde sus charlas con el Pueblo.

Hoy en este ataque permanente de la DERECHA GENOCIDA, todos los "compañeros" billetera en mano, buscando nichos de conchabos, pero nadie saliendo a consolidar los territorios y la formación de la Juventud para una REVOLUCION que costo 30.000 almas.

Es una vergüenza que se sigan haciendo los distraídos, es una traición a EVITA, y en esto me hago cargo ya que como militante, que no ha sido ni será comprado, por la espuria dadiva de algún pelotudo con alma de dirigente, o mejor capanga de la estructura genuflexa, me pregunto y les pregunto a mis compañeros.....NO ES ESTA LA HORA DE SALIR A CONSTRUIR EN SERIO UN PAIS PARA TODOS.

Pareciera ser que únicamente para las elecciones todos la tenemos larga, y después el día siguiente nos vamos a casa, mientras la jaula gorila, labura y lima a nuestra compañera Presidenta a cada momento. Se los ha llamado al DEBATE, y estos energúmenos no solo quieren condicionar ese debate, sino que ni bien salen siguen atacando a la DEMOCRACIA, de acuerdo con el Imperio.

La situación de Honduras y la incorporación del nefasto Uribe de 200.000 marines a Colombia es el síntoma de que el Imperio viene otra vez por la America Morena, y nosotros tomando mate en casa, es estupido y hasta bochornoso, hacerse el compungido ante la memoria de nuestra máxima expresión Revolucionaria.

Me duele este aniversario, me duele que nos hayan matado en los ¨70, me duele que ahora les estemos ROBANDO LA HISTORIA A LOS JOVENES.

Veo si a todos estos burócratas, lacra impúdica que predica la avaricia, seguir ahí ocupando los estrados del Pueblo y atentando contra nuestra Presidenta.

No es casual, que esto pase, ya que el peor de nuestros enemigos sigue caminando con nosotros y prueba de ello es lo que ha sucedido en las elecciones, en cada Distrito, y sino revisemos los porcentajes escandalosos.

No somos muchos los que pensamos en la REVOLUCION, es cierto, pero a todos ustedes los invito a que nos revelemos y saquemos a estos mal paridos de la escena hoy, mañana seremos desaparecidos.