Seguidores

12 de julio de 2009

NO HAY NADA QUE LES VENGA BIEN!!!


*Por Eliana Valci

En oportunidad de los actos conmemorativos del 193 aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional en la provincia de Tucumán, “la Jefa de Estado sostuvo que "debemos iniciar una nueva etapa todos los argentinos" en un "momento especial en la historia del país y del mundo", con "grandes desafíos y también grandes oportunidades". Por eso, Cristina Fernández convocó a iniciar un debate de ideas sobre "tres ejes básicos", que son "la economía, la democracia y la sociedad".

"Lo que debemos hacer en esta etapa es juntar a todos los actores sociales porque ya no hay posibilidades de discusiones parciales", sostuvo la Primera Mandataria. Y en ese marco sostuvo que es necesario no dejar pasar "la inmensa potencialidad que tiene el país frente a un mundo que se ha desplomado". "Estamos en inmejorables condiciones para hacerlo", expresó.

"Es necesario en este sentido tener la amplitud de convocar y escuchar a todos y ver la viabilidad de cada una de las propuestas que los sectores económicos acerquen al gobierno", manifestó la Mandataria.”(Sic www.casarosada.gov.ar – el subrayado es propio).

Inmediatamente después de haber pronunciado la Presidenta su discurso, la oposición salió al cruce, aduciendo que estaban parcialmente de acuerdo, dado que la misma no había especificado a quiénes llamaba a dialogar.

Para que comprendan lo que trato de transmitirles, a las pruebas me remito: Según la edición digital de Clarín del 9/07/09:
“…Uno de los primeros en responder, y con tono muy duro, fue el titular de la UCR, Gerardo Morales: "Que precise a quienes convoca y para tratar qué temas", le reclamó a la Presidenta. (…)

El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, consideró que "a simple vista" era positiva la convocatoria pero se preguntó "a qué tipo de diálogo" se llamaba. Y recordó antecedentes donde las conversaciones terminaron por frustrarse cuando se llevaron a la práctica.

A las claras se vislumbra que a estos oscuros personajes no les vendría mal un cursito de interpretación discursiva; pero bien sabemos que son profesionales de la tergiversación de los hechos, lo cual induce a la confusión de la sociedad en su conjunto.

Entonces, en este “tire y afloje”, los que no se detienen a leer entre líneas o dicho en otras palabras, a “observar el fenómeno”, es lógico que no comprendan si se quiere o no dialogar, si hay voluntad o no de seguir adelante pese a los disensos que puedan llegar a existir.

Y es ahí, donde jugamos un rol importante los comunicadores, aquellos que intentamos poner un manto de luz, donde las cosas, para algunos, no parecen estar demasiado claras.

Por eso sostenemos que a estos “señores y señoras” no hay nada que les venga bien!!!, cuando es porque no los llaman a dialogar, es por que sí lo hacen…¿que necesitan para entenderlo?...¿una carta formal con sus nombres y apellidos?...¿o es que a caso no son parte de todos los argentinos o sectores sociales y políticos a los que hizo mención la Presidenta en su discurso?

Estos sabelotodo, son los mismos besa guantes de hace 200 años atrás, los mismos que pusieron y siguen poniendo palos en la rueda, para que éste sea un País Justo, Libre y Soberano.

Toman esta actitud reticente, y hasta desafiante, porque lo que menos les importa es dialogar, ya que lo único que les preocupa son sus espurios intereses económicos.
Vayamos tomando nota de estos acontecimientos, para que después no digan que les vendieron gato por liebre.

*Directora Revista Ida & Vuelta

HOMENAJE AL COMPAÑERO NELSON LEZCANO

Mientras nos lamíamos las heridas de aquel 29, se apagaba la vida de NELSON LEZCANO en Rosario de Santa Fe.


En ese inexplicable intríngulis de si la peste A o no.
27 años prolíficos, inmensos de vida plena y militancia.



El dio todo en ese camino hacia el 29.
No pudo. Esa neumonía hija de puta no lo dejó votar por el Proyecto Nacional, junto a Néstor, por Cristina.
Tantas veces pintó ese nombre en las paredes en los días del 2008.



Queremos rendirle un homenaje, pequeño, libertario, militante, humilde, como era él.
Será anónimo en este camino, pero para nosotros... enoooorme, tal como él en su humanidad.





Nube inmensa

rodeada en bandada de pájaros.

Escondió soles,

amainando siestas tórridas, invivibles.

Pero se abrió oportuna y generosa

a los rayos que despuntan y cobijan.

Se multiplicó en lluvias torrenciales.

Pero casi siempre en lloviznas amigables,

rocíos de primavera

acunando nuevas flores.

Nube omnipresente, silenciosa.

Allí está.

Y así será. Siempre.

A Nelson. 7 de julio de 2009


Nuestro hijo-compañero militante Nelson Lezcano, partió a mejores batallas.

Lo criamos al conjuro de idas y venidas, convencidos que al protagonizar nuestras pequeñas historias, componíamos en conjunto las de la patria.


¿Debo hacer una cronológica de su paso profundo y fugaz por nuestras agitadas existencias?

Sí.


Estoy convencido de esta íntima necesidad testimonial.

¿Será suficiente? Seguro que no, sólo será parcial, mínima, no podría jamás cubrir su enorme dimensión.

Lo recuerdo con pantalones cortos, 7 / 8 años acompañándonos en la campaña de Cafiero, expropiando (por su medida) los sánguches para quienes fuimos a Tecnológica en Santa Fe.


Siempre junto a su padre, enredándose en todas las tenidas.

Su vida estuvo entrecruzada por la militancia de sus mayores.

Incondicional, imprevisible, pisando nuestras locas huellas.

Esa era la vida que conocía.


Creciendo fue anexando sus mejores amigos a la tarea común.

Con su innato liderazgo les ofreció, incondicional, el alero de la casa común en la solidaridad, que para él era lo cotidiano.

Su simpleza de multiplicar los panes.


Y nos apropiamos de su nueva familia -que sin saber era peronista-, e integramos con sus noches y sus días, de penas y alegrías inmensas.


Con su fuerza enorme convirtió el potrero en iluminada canchita-estadio azul y oro, compartiendo pelota, alegría, picardía, y abuela.

Todo lo inmenso que podía brindar.


Así, como es él: a borbotones, a manos llenas. Después venía ese largo fogón de amigotes nuevoalberdinos con zapatillas gastadas y sano convivir proyectándose en ignotas charlas hacia lo mejor posible, que vaya si merecen.

Construyó techos y casas para otros –más pobres que él-, en su cooperativismo iniciático. Extensión en actos de su vida insurrecta que tenía sentido en multiplicación cálida de la sonrisa cómplice.


Prolongación en caños para el agua de la Vía Honda, tinglado para el Centro Comunitario, la copa de leche, el Centro Cultural, y lo que no sé… y nunca dijo.


Todo alternado con play stations, Fernet-coca, noviazgos, frescura y transparencia propias de su generación.

Peleó la vida cantando, diría alguien…


Recaudador de aerosoles para que las paredes hablen los 24 y en los meses peliagudos del 2008.

Y esa inmensa bandera que siempre portaba, la del calor en su tribu de la JP Evita, que defendió llevándose todo por delante a prepotencia de ternura en piñotas.


Y la apuesta del hoy, que comparte desde la nube junto al Lobo,

para su amigazo-hermano mayor: el Edu.


Cuando se concrete en realización, esa noche, haremos un pito catalán al destino y flameará su inmenso trapo para llenarnos de fortaleza, derramando alegría y compromiso en la continuidad de la única vida que conoció y conocemos.


Ésta, la del nosotros.

Ésta, la peronista.

Ésta, la del querido Nelson.


HORACIO BASTER

LA POBREZA…PANDEMIA NACIONAL


*Por Pedro Valci

Sería impropio pensar que un niño ó niña, nace delincuente, ¿nacer en un hogar pobre es condición determinante de ser un delincuente? …. en la Argentina de este 2009 ambas condiciones, son conceptos frecuentes en el mega-medio, que sin manifestarlo abiertamente lo hace a través de las imágenes y los conceptos de sus des-informadores; dicho así pareciera un facilismo ó una chicana barata…..que debo decir compramos todos.

Si, la “sociedad”…. Léase todos nosotros, a estos niños y niñas que viven en la extrema pobreza, que los vemos a diario mendigar en las calles, no tuvimos, ni tenemos la voluntad de valorar su vida, y que a la hora de decir algo, decimos: “viste estos negros cabezas”, ¿que tipo de sociedad somos?......la respuesta es: fascista.

Se gastan a diario miles de pesos en ayuda social a estos sectores, algunas de buena intención, otras negocetes de punteros. No quiero sacar la cuenta de lo que se esta gastando con la “pandemia”, no se gasta, ni se ataca la verdadera pandemia de la Argentina: LA POBREZA.

Criados con la sensación de que su vida no vale, ese niño ó niña, crece y se desarrolla en un medio hostil, lleno de necesidades. Con la aguda mirada de todos nosotros, y calificativos de los más diversos, ¿qué piensan ustedes que sucede en ese cerebro, mal alimentado, discriminado permanentemente?

La sociedad cada vez que nace un niño y una niña, debajo de la línea de pobreza, lo condena a la delincuencia y a cero posibilidades, obviamente para ello tenemos el manual confesional de las excusas y purga de pecados misales. En la joven democracia, donde cada elección se juega millonariamente, para poner en afiches los rostros de la vergüenza, nadie ha dicho ni dice como va a terminar con esta pandemia nacional.

Como si esto no fuera nada, se le agrega a esta perversidad ó mejor permítanme decir hija de putes, un sistema carcelario, que no recupera a nadie, pero si debo decir se lo perfecciona a este ser humano como un animal. Lo que configura un círculo perverso y nazi.

Muchos análisis, muchos editoriales, muchas palabrotas al respecto, lo cierto es que nada ni nadie se ha dispuesto a terminar con este mal, que a los que padecen de Memoria fue creado por la Dictadura, lo que llamamos villa esencialmente, y el broche de oro, la atroz desocupación con sello Hoz. Seguramente esto va a provocar a muchos a decir que, tenemos comedores, salitas, planes, etc., etc.,…………..bochornoso en la Argentina existen miles de Guantánamo llamados villas, el sistema de tortura: hambre, desocupación, discriminación, paco.

En el mientras tanto, la lotería de cargos se juega cada periodo eleccionario con una meridiana distracción y absoluta ceguera de que gran parte de los argentinos siguen debajo de la línea de pobreza, identificados con una estadística fatal, y lo peor es que a todos ya nos resulta natural y pedimos pena de muerte……bochornoso.

El ESTADO, es decir todos nosotros, ausente con aviso. Una sola vez en la historia una Fundación se hizo cargo de esto, generando hombres y mujeres de bien y hubo un gobierno que privilegio la JUSTICIA SOCIAL, esto fue silenciado por los mismos que hoy siguen trabajando para el Imperio y son los fusiladores de ayer.

A estas alturas tengo toda la autoridad para decir que además de promover el DIALOGO, es hora de terminar con la pobreza en la Argentina, y debería ser tratado en el Congreso como tema urgente. Si no salvamos a nuestros compatriotas, de la miseria, no digamos que somos argentinos. Y si nos sentimos ofendidos, por estas letras, los invito a cumplir con la Constitución Nacional y ser SOLIDARIOS. No es posible festejar el Bicentenario matando de hambre a una gran mayoría de compatriotas.

COMO TODOS LOS AÑOS, UN TEMA SIN RESOLVER


(La Larga Noche de las Corbatas)

*Por Carlos A. Bozzi


Este 6 de julio del 2009, ya se cumplen 32 largos años, que recuerdan aquellos siete días, durante los cuales en un operativo múltiple fueron secuestradas nada menos que once personas en la ciudad de Mar del Plata, siete de las cuales, ejercían la abogacía, todos los cuales fueron alojados en el radar subterráneo de la Base Área local, lugar que posteriormente se conoció como el Centro Clandestino “La Cueva”.

Conviene volver a repetir la cronología de estos hechos. El 6 de julio de 1977, son secuestrados los doctores Norberto O. Centeno, Salvador Arestín, Raúl H. Alais y Camilo Ricci. Este último fue liberado 24 horas después, mientras que el cuerpo sin vida de Centeno, apareció en un camino vecinal de la ciudad balnearia el día 11 de julio. Es importante detenerse en un detalle, macabro, pero detalle al fin, que puede dar alguna pista más con el fin de esclarecer los móviles del secuestro: la mayoría de los cuerpos que aparecieron en la ciudad, siempre presentaban signos de ametrallamiento, con numerosas heridas de bala, originadas en simulados enfrentamientos. El cuerpo del Dr. Centeno, en cambio, mostraba visibles signos de haber sido salvajemente asesinado a golpes, lo cual no encaja con la metodología habitual de la época. Asimismo, es el único de los secuestrados que es “detenido” al grito de “Alto, Ejército Argen tino”.

El 8 de julio son secuestrados los doctores Carlos A. Bozzi y Tomás J.Fresneda del estudio jurídico situado en Independencia y Gazcón. Acto seguido, también lo es la esposa de este último, María de las Mercedes Argañaraz, que cursaba un embarazo de 5 meses y medio. Cuatro días después las Fuerzas Conjuntas, secuestran al abogado José María Verde y a su esposa, Ana María de la Arena, liberándolos al anochecer del día siguiente. Por último, la lista se cierra el día 13 de julio, con la desaparición de María Esther Vázquez y su esposo Néstor Enrique García. Injustamente las crónicas posteriores olvidaron mencionar, que Verde también era abogado y había asesorado al Gremio de Trabajadores Judiciales local.

Los diarios del día 14 daban cuenta de ambas noticias: la liberación del matrimonio Verde y el secuestro de los esposos García. La situación ya era preocupante para la ciudad: estaban desapareciendo “personas” y las fuerzas del orden parecían impotentes para detener esta ola de “inseguridad”. Desde todos los sectores sociales, con el Obispado a la cabeza, se reclamó la urgente intervención de las autoridades policiales y militares para que “hagan algo”, pues se encontraba afectada sensiblemente la propia “imagen” del popular balneario. Mar del Plata, en ese entonces, se preparaba para ser una de las sedes del Campeonato Mundial de Futbol, con distintas obras en proceso, a fin de recibir a turistas de todo el mundo y estos sucesos perjudicaban, obviamente, los intereses locales. La “Ciudad Feliz”, ya no lo era tanto..!!!

Fue así, que el 19 de julio por la mañana, el Ejército realiza un impresionante operativo rastrillo por tres barrios cercanos a la Base Aérea, en procura de la localización de los secuestradores y de los secuestrados, operativo ampliamente difundido por los medios radiales. A media mañana hace su arribo a la ciudad, el Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires, coronel Ramón Camps, quien brinda una conferencia de prensa a los medios locales y nacionales, reuniéndose con el juez de feria, Doctor Rodolfo Morales Ridecòs. Con el elenco completo, el telón comienza a levantarse cerca de las 20:30 horas de esa noche, cuando en un cruce de caminos en las afueras de Mar del Plata, una patrulla del Ejército Argentino intercepta a tiros de fusil y escopetas “Itaka”, un vehículo Ford Falcón. En el baúl del automóvil los efectivos militares encontraron maniatado y vendado al Dr. Carlos A. Bozzi y en los asientos del destrozado rodado, los cuerpos sin vida, acribillados a balazos, de Carlos Alberto Weber (conscripto y estudiante de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata) y Stella Maris Giourgas (estudiante de Agronomía de la UNLP), dos jóvenes secuestrados semanas atrás en la ciudad de La Plata, que habían sido sacados del Centro Clandestino de “La Cacha”, para tener trágica participación en la montada farsa. En tren ponerle nombre a todos estos sucesos, un policía retirado alguna vez me comentó, si yo era el que había estado en “La noche de las escopetas”.

Al día siguiente cuando los diarios, daban noticias de este suceso, se aclaraba que el automóvil pertenecía al “asesinado” doctor Centeno, con lo cual las Fuerzas de Seguridad, a más de recuperar el automóvil, aseguraban a la población, que los autores de tantos secuestros y también de la muerte del prestigioso abogado, eran nada más y nada menos que los “Montoneros”. Habían salvado la vida de uno de los secuestrados y tenían ubicados a los demás. Sin embargo de los otros abogados y del matrimonio García, nunca más se tuvo noticias y poco a poco no solo la población, sino también los distintos sectores sociales, fueron olvidando estos hechos. Solo existe un informe del agente de inteligencia Arancibia Clavel, que da cuenta de la “aparición de los cadáveres de varios abogados izquierdistas” en las costas marplatenses a fines de Agosto de 1977”, afirmando que en el hecho “había operado el Coronel Camps”. Hasta el momento, no se ha podido corroborar esta información, por lo cual el caso continúa abierto hasta estos días y está siendo investigado por el Juez Federal de Mar del Plata, Alejandro Augusto Castellanos, en la llamada causa “La Cueva” , dónde procesó y ordenó detener a varios altos jefes militares que ejercieron funciones en 1977 en la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601 (AADA 601) y al abogado Eduardo Cincotta, cuyo arribo al lugar de los hechos en la noche del aquel 19 de julio de 1977, también se procura esclarecer por la Justicia.

Como antecedente a los sucesos de julio, es necesario recordar que el 13 de junio de 1977, había sido detenido por la Delegación Neuquén de la Policía Federal Argentina el abogado Jorge Roberto Candeloro y su esposa Marta Hayde García. La pareja fue trasladada a Mar del Plata por orden de las autoridades del AADA 601 y el 28 de junio de ese año, el abogado es asesinado en las mismas instalaciones de “La Cueva”. Su muerte se produjo a causa de las torturas infligidas por sus captores.

Marta Hayde García fue trasladada posteriormente a la Comisaría Cuarta de Mar del Plata. Los datos acerca de la fecha en que se procedió a dicho traslado aún son confusos. El Juez Castellanos, se inclina por establecerlo a fines de julio de 1977. El testigo Oscar Bernardino Granieri, detenido en dicha dependencia policial desde el 23 de febrero de aquel año, declaró en el Juicio a las Juntas de Comandantes, que la fecha de arribo de la señora García, fue el 20 de agosto. Días más, días menos, lo importante es que la esposa del doctor Candeloro, asegura que antes de ser trasladada de “La Cueva”, los abogados y el matrimonio García, estaban aún con vida, con lo cual aquel informe del terrorista Arancibia Clavel, puede tener algún sesgo de verosimilitud.

El secuestro y desaparición de tantas personas, ninguna vinculada entre sí, como grupo o como de militancia activa en la ciudad, provocó el estupor y el repudio general de los distintos sectores sociales de la cuidad. Se podían tolerar secuestros o cuerpos sin vida que aparecían acribillados en algún alejado barrio del centro marplatense, si se conocía alguna militancia de las personas muertas. Siempre la muletilla de “por algo será”, funcionaba a la perfección. Pero la heterogeneidad del grupo secuestrado y el prestigio internacional que gozaba el Dr. Norberto Centeno sorprendieron a todos. El diario “Excelsior” de Méjico, en su edición del 13 de julio, daba cuenta de telegramas de repudio llegados desde Estados Unidos, Francia, España, Venezuela y una veintena de países. Y relata que “Al ingresar el féretro en la cureña, un viejo trabajador gastronómico- el primer gremio que defendió Centeno en esta ciudad balnearia y pesquera- atravesó el gentío y arrojó sobre el ataúd su chaqueta blanca profesional: ”Llévese esto Doctor”, dijo entre lágrimas”.

El Juez Castellanos, en un párrafo de su resolución afirma:” Es dable poner de resalto que más allá de la existencia de diversas conjeturas acerca de los motivos o causas determinantes del acaecimiento de tales sucesos, o de la propia comprobación de los hechos individuales padecidos por las víctimas, hasta el momento no ha sido posible acreditar de manera puntual el móvil que guió en este particular caso el accionar represivo del Estado”. Y más adelante sostiene que: “Pero con independencia de la razón motivante del acaecimiento de tales sucesos –en cuya determinación hasta el momento ha fracasado no sólo esta instrucción, sino incluso el propio tribunal interviniente en la causa que procura la determinación de la verdad de lo acontecido en la materia, en tanto que aún no ha dictado sentencia en el marco de los autos caratulados “Colegio de Abogados de MDP y otros s/ Denuncia s/ Desaparición forzosa de personas”-, resulta palmaria la existencia de elementos que vinculan tales hechos entre sí, como lo son la profesión desarrollada, la contemporaneidad de su ocurrencia, el destino de alojamiento y, en cierta forma, su desaparición”.
Sin embargo, este tipo de razonamiento -por cierto respetado y respetable- sustrae -reitero, sin mala fe que imputar al magistrado- los hechos del contexto histórico en que se desarrollaron, pudiendo llegar a convertir un delito de lesa humanidad como el que se cometió en “La Noche de las Corbatas”, en un delito común, obviamente prescriptible con el tiempo. Buscar “el móvil” en las desapariciones forzadas de personas en la década del 70, lleva al peligroso precedente de considerar algunas desapariciones justificables -por la militancia o por la vinculación a alguna persona con militancia política- y a otras no, colocando a los sobrevivientes de estas últimas, en la condición de un “perejil”, secuestrado por error. En última instancia, sería legitimar ese sub-mundo jurídico que tan brillantemente describe el Juez Rafecas en sus sentencias sobre los centros del “Olimpo”, “el Banco” y “El Vesubio”, al decir que allí, lo ilegal se convertía por imperativo de los hechos, en lo jurídicamente permitido.

Las acciones del Terrorismo de Estado siguieron un plan de operaciones sistemático, en dónde nada quedaba librado al azar y no es posible considerar cada caso en forma aislada, pues así se sustraen los hechos de su contexto histórico. Para las Fuerzas Conjuntas, todos eran operativos de guerra, basados en previas investigaciones de inteligencia, que determinaban los blancos a elegir.

En Mar del Plata, se dio el particular caso que, como sostuviera el Tribunal Oral en lo Federal Criminal, causa “Colegio de Abogados de Mar del Plata y Otros s/ Denuncia s/ Desaparición Forzada de Personas d/Inc. Universidad Nacional de Mar del Plata s/Actividades de Inteligencia de la Represión Ilegal”, citando un informe secreto de la Prefectura Naval Argentina, que dice: “El GADA 601, que siempre mantuvo hermetismo respecto de sus operativos, no cuenta con personal capacitado en inteligencia, en la medida en que las circunstancias lo aconsejan, en un primer momento de esta guerra, se valió de personas civiles que militaban en la CONCENTRACIÓN NACIONAL UNIVERSITARIA que llegaron a actuar con total impunidad en la ciudad …”., corroborando lo que muchos sostuvieron desde hace años, acerca de la intervención y participación de civiles, y en especial de abogados locales (otras declaraciones en el Juicio por la Verdad de Mar del Plata, así lo certifican) en casos de secuestros y desapariciones de personas, en especial los hechos de “La Noche de las Corbatas”.

Es impensable que el poder militar permita que civiles, sin su expreso consentimiento, pudieran tener vía libre en cualquier ciudad del país, para secuestrar personas. Solo bajo sus ordenes y expreso consentimiento podrían haberlo hecho. Y es verdad, aun faltan actores que se sumen al reparto, pues no todo está claro en este hecho que hoy cumple 32 años. Bien dice el Tribunal marplatense, al considerar los crímenes de la organización “CNU”, como de lesa humanidad, que: “Como antes se dijo deberá también investigarse la participación de Eduardo Ullúa en la tristemente célebre “Noche de las Corbatas”, ocurrida en esta ciudad entre los días 7 y 9 de julio de 1977, atento la información confidencial que desde tiempo antes a la ejecución de este grave suceso se disponía respecto de los abogados secuestrados, su pertenencia al grupo que comandaba el Coronel Alfredo Arrillaga y su vinculación con el abogado Eduardo Cinchota..”.

Para el lector desprevenido, el mentado Ullua, agente civil incorporado al Ejercito Argentino en tareas de Inteligencia, integrante activo de la Concentración Universitaria Nacional, aún no sido interrogado por ningún Tribunal de Justicia de la República Argentina. No es un dato menor y hasta ahora, permanecen las incógnitas, a pesar de que en Mar del Plata, muchos saben la verdad y han decidido guardar silencio.

Queda sí la esperanza de impulsar la causa por el asesinato de los jóvenes Weber y Giourgas, en un intento más de desentrañar las responsabilidades de todos aquellos que amparados en el poder de un estado terrorista, hoy nos impiden conocer la suerte de tantas personas desaparecidas y asesinadas. Es de esperar que no sea por mucho tiempo más.

*Abogado
Sobreviviente de “La Noche de las Corbatas”
Julio de 2009

CONTRA EL GOLPE EN HONDURAS Y EN FAVOR DE LAS ACCIONES DEL GOBIERNO ARGENTINO.-

*Por Carta Abierta Mendoza


1.Ante el secuestro y destitución forzada del presidente de Honduras por las FF.AA. de ese país, instigado y apoyado desde sectores del propio Congreso hondureño, manifestamos nuestro absoluto e inequívoco repudio desde la agrupación Carta Abierta Mendoza. Tal golpe de Estado no es sólo un anacronismo inaudito, sino que implica una burla total a las condiciones de institucionalización democrática y popular que hoy predominan en América Latina.


2.Rechazamos enérgicamente las declaraciones de miembros del stablisment periodístico y empresarial -tanto hondureño como de otros espacios del continente- que pretenden bajo justificaciones de diverso cuño, presentar el asalto armado al poder como una simple transición democrática. En ese sentido, resultan singularmente lamentables las pretensiones de la cúpula de la Iglesia hondureña por justificar a los usurpadores ilegales del gobierno en el país centroamericano.


3. Apoyamos las diferentes acciones diplomáticas y medidas económicas que lleven la finalidad inequívoca de reponer en su sitial al presidente Zelaya como autoridad máxima del gobierno de Honduras, acorde a la elección realizada en su momento por el pueblo de ese país.


4. Apoyamos decididamente, las declaraciones de la presidenta de la Argentina, tanto como la clara postura de la diplomacia de nuestro país en la búsqueda de la restauración democrática para Honduras. Dentro de la impecable política internacional del gobierno argentino, es fuertemente destacable la decisión de la presidenta Fernández de Kirchner de acompañar al presidente Zelaya a su país, si ello fuera necesario; tal decisión implica poner el cuerpo en una situación nada fácil, pero donde está en juego la condición democrática como irrenunciable para nuestro continente.-

LA INFORMACIÓN... POR LOS MEDIOS PÚBLICOS


*Por Ariel Magirena
Se hace indispensable un cambio de paradigma en el concepto de la información pública. Para algunos, la tarea de los medios de comunicación de informar, educar y entretener se convierte en un dogma que se cumple con una rígida estructura de corte liberal. Así se contentan con cumplir con cuotas de tal cometido y se asumen compromisos comerciales por encima del compromiso con la sociedad. De este modo se renuncia a la conducción estratégica de una formidable herramienta de comunicación.

Cierto es que el incumplimiento de contratos comerciales importa una sanción económica, pero no es menos cierto que el incumplimiento del contrato social significa un costo mayor. Los medios públicos son desperdiciados en momentos históricos, en los que son más necesarios. Ya ni siquiera es una cuestión política, sino de sentido común.

La grilla de los medios públicos debería ser susceptible a modificaciones coyunturales para responder a necesidades urgentes: una programación esclarecedora en relación con la Gripe A, o antes sobre el Dengue, o con eje en la política en etapa preelectoral, o exponiendo el debate cuando el conflicto con el conglomerado mediático-agroexportador, o sobre los foros de debate de la ley de medios audiovisuales, o relativa al asedio a las democracias latinoamericanas. Con segmentos que interrumpan o desplacen el esquema rígido de la pantalla, el éter o las prioridades de la agencia informativa. Los medios en manos del Estado no son empresas comerciales para competir por la torta publicitaria ni por el rating. Hace falta más que optar por el eslogan de la TV o la radio "Públicas", y ponerlos en sintonía con las necesidades de la sociedad en el momento que se viva. También se debe despojar del prurito de informar sobre la gestión pública y los actos de gobierno. Ese prejuicio no sólo pone en riesgo el proyecto político sino que vulnera y falta al estatuto constitucional que obliga informar a la comunidad, y al derecho ciudadano de estar informado. Este estatuto no es optativo.

El estado no tiene la opción de informar: está obligado. Es urgente que asuma esa responsabilidad.
Es, por cierto, innegable la calidad alcanzada por los medios de gestión estatal en los últimos años. Esto demuestra la capacidad para lograr una oferta de calidad y atractiva.

Pero además de la deuda estética y profesional resalta la deuda social, que es fundamentalmente política.
La pregunta obligada es si esto es posible con la actual estructura de estos medios, herederos de conceptos retrógrados y burocráticos que los obligan a un comportamiento de oficinas públicas.
En una serie de artículos sobre los noticieros de la televisión pública que publiqué en 2003 sostenía:

"Los medios en manos del estado no escaparon al anquilosamiento de la administración pública. Además, la resistencia a los embates privatizadores durante la gestión Menem y los intentos de “limpieza” con sus cientos de despidos durante el alianzato expulsaron a muchos de los mejores trabajadores y tuvo al resto en vilo por su fuente laboral.

Acompañado esto por gestiones conservadoras, parásitas o elitistas, con nulo incentivo y permanentes presión y desprecio por los periodistas y trabajadores de prensa, la baja en la calidad de la prestación es inocultable. Cómo es posible, entonces, hacer pasteles si hay ingredientes para bizcochos?
Los periodistas no somos materia sino sustancia. Es necesario exponer un claro proyecto informativo y una concreta línea editorial. Calificar en una primera etapa las mejores herramientas e implementar un urgente programa de formación y actualización profesional. Democratizar hacia adentro, contagiar, entusiasmar y desafiar".

Uno de los déficits más graves, que trataba en esos artículos, está, precisamente, en la formación profesional. Una estructura burocrática nunca propende a la formación y la calidad, sino que suple sus deficiencias con el ingreso de nuevo personal que, natural e inevitablemente, se acomoda al viejo funcionamiento. Es la salida “fácil” y que nunca dio resultado. Es la idea “siempre” original. Es el error en el que cae cada uno de los funcionarios, con menor o mayor buena voluntad, a los que les toca administrar los medios de comunicación del Estado.

Estas fallas estructurales sólo pueden ser suplidas con una conducción estratégica capaz de convocar en minutos a un equipo periodístico para dar respuesta en la pantalla, el éter y la redacción. Los medios públicos deberían estar en condiciones de convocar a un equipo mínimo de sus profesionales para garantizar la respuesta ante urgencias. Y también deberían estar en condiciones de responder con pocas horas de anticipación cuando ese tiempo está disponible.

He visto pasar por Canal 7 una cantidad grosera de cuadros desperdiciados que estarían a la altura de estas necesidades. Me consta también la buena voluntad y el esfuerzo de la actual gestión en la que tengo amigos de enorme confianza. Observo cotidianamente su pelea desigual con la “maquina de impedir”. La postergación de una definición sobre el rol de los medios públicos de comunicación y de una política nacional sobre comunicación redunda en un enorme gasto económico para alimentar un elefante destinado a ser el guardián del jardín de la casa cuando alcanzaría con un buen perro.

* Periodista de Canal 7 - Co-coordinador de la Comisión de Medios
Audiovisuales en Carta Abierta.

EL CANAL ENCUENTRO PODRIA VERSE POR TV ABIERTA EN TODO EL PAIS.


El Canal Encuentro del Ministerio de Educación de la Nación, podría ser visto gratuitamente por televisión abierta a partir de 2010, según aparece en el Proyecto de ley de la Senadora nacional por la Rioja Teresita Quintela.

En efecto, el Proyecto, presentado que lleva el número S-1377/09 comenzó a tratarse en la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado Nacional en reunión de asesores en el pasado mes de Junio.

El proyecto plantea la posibilidad de que los respectivos Ministerios de Cultura y Educación provinciales puedan poner repetidoras en su propio territorio con al posibilidad de agregar un 30% de programación propia.

Lo mismo podrán hacer las áreas de Cultura y Educación de las Intendencias argentinas, independientemente de la decisión provincial, ya que el proyecto prevé la inserción de otro 30% de programación local a nivel de municipal.

Es decir que las provincias y los municipios podrán solicitar al COMFER la respectiva autorización y a la Comisión Nacional de Comunicaciones una frecuencia local para poner en el aire la TV educativa con la programación “madre” del Canal Encuentro Nacional.

Dicha Señal Encuentro podrá ser vista por el público –en general- de manera gratuita, por aire, con una antena común, en su domicilio, sin necesidad de estar suscripto a ningún canal de cable ni Direct TV ni nada.

El Ministerio de Educación de la Nación deberá –según plantea el Proyecto de Quintela- elaborar un Manual de Estilo, a efectos de que la programación que ingrese en su señal, a nivel local, tanto las Provincias, como cada municipio, siga las reglas del arte del canal Encuentro Nacional, para que no se desvirtúe la programación, tan cuidada en su forma y fondo por la iniciativa nacional y la excelente realización técnica de sus productores.

La Comisión del Senado estaba invitando al Ministerio de Educación de la Nación y a los responsables de la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara a efectos de realizar una reunión conjunta para seguir con el tratamiento de la Ley.

El Canal Encuentro, una excelente realización del Ministerio de Educación bajo la conducción de Daniel Filmus, (actual miembro de la Comisión de Cultura y Educación del Senado), que fue creada con la dirección de Tristán Bauer, (actualmente presidente del Sistema de Medios Públicos) tiene una enorme aprobación de la ciudadanía y es visto como una de las grandes realizaciones del gobierno peronista en el período que comenzó en el 2003.

Gentileza: Prensa Senado Teresita Quintela