Seguidores

12 de abril de 2009

ELECCIONES: EL SONIDO Y LA FURIA


Por Alberto Nadra[1]


Merece hoy especial atención la lectura de los diarios donde, en una tendencia que seguramente se incrementará con el curso de los días, compiten en furia antikirchnerista y loas a la virginidad perdida de la democracia la oposición partidaria y los analistas de los grupos mediáticos concentrados, ante la versión todavía no oficializada de impulsar las listas del oficialismo con gobernadores e intendentes para reforzar la relación de fuerzas parlamentaria.


Para la oposición sobran los adjetivos y faltan los argumentos: “mamarracho”, “violación del contrato con la sociedad”, “manotazo de ahogado”, “ofensa a las instituciones” y hasta “accionar cuasidelictivo”. Los principales medios anunciando catástrofe desde sus portadas y fundamentándolas en otras razones en sus análisis. Clarín titula centralmente “Gobernadores del PJ no se suman al Operativo Scioli” y La Nación piensa que va a los bifes: “Varios intendentes del PJ se resisten a ser candidatos”.


Ricardo Kirschbaum, Editor General del matutino de los Magneto-Noble considera que “Kirchner ha convertido la elección de junio en un plebiscito”, sorprendentemente se preocupa por la suerte de Scioli los intendentes bonaerenses y acusa al ex presidente de “buscar la victoria sin medir costos.” En tanto, su colega de redacción, Julio Blanck, considera que su “inesperada jugada” esta “deformando el sentido de las candidaturas en tributo a un intento plebiscitario, (y) aún está por verse si aumenta su potencia electoral y lo acerca a la victoria que necesita para sostener el poder, o por el contrario se dispara un ‘efecto boomerang’ que termina volviéndose en su contra, sin remedio y sin tiempo para intentar otra jugada”.


Como es habitual, los mayores dardos provienen del diario de los Mitre. Joaquín Morales Solá, el entusiasta de Bussi al que ahora desvela la suerte de la democracia según la entiende La Nación, no vacila en afirmar que estamos ante “El mayor escándalo institucional de los últimos ocho años, promovido por una camada de candidatos que anticipan que nunca ocuparán los cargos que disputarán" lo que "sólo se explica en la certeza previa de que las elecciones de junio están perdidas para el poder que gobierna. Sin embargo, esta profanación del espíritu constitucional podría arrastrar a la Argentina de tumbo en tumbo y adelantar aún más los estrechos márgenes de la política”, Como si fuera poco, su compañero de columnas, Fernando Laborda, le toma prestado sin citar una calificación al constitucionalista Daniel Sabsay: “Tanto las candidaturas testimoniales como el incumplimiento de los mandatos populares son una estafa al electorado. Todo resulta ya muy poco serio”.


Veamos brevemente algunos adjetivos y argumentos.
Con relación al concepto que las “candidaturas testimoniales” y el “incumplimiento de los mandatos” son “una estafa al electoradopodría contestarse con unos párrafos imperdibles del politólogo Enrique Zuleta Puceiro, insospechado de kirchnerismo, para quien:
“En los sistemas parlamentarios, los cargos ejecutivos derivan su investidura de una fuente única de legitimidad: el mandato popular recibido a través de las elecciones legislativas. A nadie sorprendería que los ministros o los alcaldes de un país europeo desciendan periódicamente a la arena electoral a revalidar sus mandatos en elecciones parlamentarias. Elena Salgado –ministra de Economía del Gabinete español– es diputada y, ante una elección legislativa, debe encabezar las listas del PSOE en su circunscripción. Nadie espera que deje luego su cargo ejecutivo. Se sabe que su banca recién ganada será ocupada por quien le suceda en la lista cerrada y bloqueada que encabece en su provincia. No hay en esto nada exótico ni antidemocrático” (Critica, 10-4-09).


Al criterio que se trata de la “violación de los contratos” contraídos por la gente y “una maniobra tramposa y engañosa” ya que los “testimoniales” no ocuparán los puestos para los que van en la boleta se aplica perfectamente el razonamiento de Zuleta Puceiro. Sin embargo, ante tanta irritación de medios y oposición, que en realidad ven peligrar la posibilidad de “un gran golpe” contra el proyecto nacional y popular en marcha, y seria necio subestimar su incansable trabajo para enfrentar cualquier amenaza a su plan, podriamos agregar algo. El “contrato” del actual gobierno, iniciado por Néstor Kirchner y plebiscitado popularmente con Cristina Kirchner, es con un programa y una gestión.
Finalmente, queremos especialmente dirigirnos a quienes pretenden hacer política desde la antipolítica, muchos de los cuales en estos días han reivindicado con lágrimas de cocodrilo el mensaje de diálogo, debate y consenso de Raúl Alfonsín, pero han olvidado el contenido de categorías tan caras al ex presidente.


La creación del consenso se asienta sobre dos ejes: por un lado, el dialogo constructivo y el fuerte debate para no ceder en las cuestiones de fondo o de principios, dos caras de la misma moneda; y por otro lado, mucho mejor si es resultado de lo anterior, en la construcción de las mayorías parlamentarias y legislativas necesarias para gobernar, es decir cumplir con los programas votados, el famoso “contrato” al que ya hicimos referencia. No tiene nada pecaminoso pretender mejorar las posiciones de cada uno, y con más razón del partido oficial, para ayudar a que se cumplan los compromisos.
En todo caso, de lo que se trata es de tener claros cuales son los límites legales y morales en la legitimación de los gobernantes y la construcción de las mayorías parlamentarias. Pero no es eso lo que están planteando los medios y la oposición.



[1] Presidente de Izquierda Democrática

LOS FINES CONFESABLES DEL "PERONISMO DISIDENTE"




* Por Luis Tino Sicilia


Vamos a disentir con Néstor Kirchner cuando dice que en los próximos comicios y con el ropaje del peronismo disidente la oposición alienta “fines inconfesables”. Hace rato que la derecha hizo públicos tales designios: restaurar el modelo conservador fuertemente enraizado en la derecha. Esa derecha, además de reaccionaria es hipócrita y allí están las declaraciones de Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural y miembro activo de la Mesa de Enlace para demostrarlo. Cuando en el velatorio de Raúl Alfonsín le preguntaron qué opinaba del ex presidente sin sonrojarse respondió: “Fue un hombre digno, que tanto ha hecho por las instituciones”.


En las últimas 48 horas y gracias a Canal 7 que proyectó una grabación tomada en la Sociedad Rural el 13 de agosto de 1988, se pudo volver a ver la feroz silbatina y el aluvión de expresiones hostiles de todo calibre contra el entonces presidente Alfonsín que pretendía hacer uso de la palabra. Los más folklóricos –entre los que estaba el estanciero Biolcatti --, le gritaban “ !Juira… comunista!” El Gallego –como le decían cariñosamente sus amigos a don Raúl—no dejó el micrófono, se plantó firme y les respondió a toda voz: “Estas manifestaciones no se producen en tiempos de dictadura…Es una actitud fascista el no escuchar al orador”, y siguió hablando.
La Sociedad Rural fue una de las entidades que más conspiró contra la estabilidad democrática del país; casi sin excepción estuvo “prendida” en todos los golpes de Estado.
 Resta decir que en los años 80 estos carcamanes que son capaces de matar de hambre a los argentinos con tal de que no les toquen las retenciones a la soja, opinaban de Alfonsín más o menos lo mismo que ahora de Néstor Kirchner y su esposa, la presidenta Cristina. Los hijos putativos de esa oligarquía son los que hoy pretenden restaurar a sangre y fuego el modelo conservador, incluso enancándose en la memoria de Raúl Alfonsín.
Uno de esos hijos putativos de la oligarquía es Felipe Solá, “protegido” de Eduardo Duhalde y Mauricio Macri, aspirante a la candidatura presidencial con el respaldo de un pastiche que se ofrece como “peronismo disidente”, en el que también navega el colombiano Francisco de Narváez, a quien se le ocurrió apelar al trueque: poner una parte de su fortuna heredada al servicio de la restauración conservadora, como se lo han pedido sus socios de la Sociedad rural. De Narváez es contratista de esa entidad en la explotación del predio malhabido de Palermo, por el que sigue abierta una causa judicial. Además, es accionista de peso del canal América de televisión junto con José Luis Manzano, otro “peronista disidente” que un día, con la lengua suelta, reconoció haber robado “para la corona” que en esos días lucía muy campante en la testa de Carlos Saúl Menem. 

Dicen quienes lo frecuentan que a Felipe Solá le brotó un sarpullido cuando se enteró que la periodista francesa Marie-Monique Robin, visita Buenos Aires.
 Ocurre que esta documentalista de fama mundial es autora de un libro titulado El Mundo según Monsanto, una empresa multinacional de fuerte inserción en el mercado agrícola con la producción y comercialización de transgénicos y herbicidas. Resulta que Felipe Solá fue quien en 1996 autorizó la introducción en la Argentina de la soja transgénica de Monsanto y el plaguicida que la acompaña, el glifosato. Según los especialistas en el tema el uso del glifosato amenaza la soberanía alimentaria del país, afecta la calidad de los suelos y ha provocado graves problemas de salud a las poblaciones fumigadas a mansalva con el agrotóxico que la transnacional estadounidense comercializa en la Argentina con la marca Roundup.

Al arribar a Buenos Aires Monique Robín fue entrevistada por dos periodistas del diario Sur ante quienes señaló los graves riesgos del uso de glifosato en el cultivo de la soja transgénica. Frente a la pregunta ¿Cuáles son las mentiras de Monsanto?, la investigadora respondió:
 “Son muchas, lo digo abiertamente desde hace un año en todos los países del mundo. La primera mentira es hacer creer a los agricultores que esta soja transgénica es manipulada genéticamente para poder resistir a un herbicida que se llama Roundup y se conoce aquí como glifosato, porque ahora hay genéricos de este Roundup (que es la marca de Monsanto). Esa primera mentira es decir a los agricultores que este Roundup es biodegradable, bueno para el medioambiente; es todo mentira. El glifosato produce cáncer en los seres humanos. Monsanto fue condenada por la publicidad mentirosa en Estados Unidos y recién en Francia”.



Fuente: El Libertador en Línea

EL DÍA QUE LA NACIÓN (DIARIO) ELOGIÓ A LOS KIRCHNER



*Por Rodrigo Karasik
    Normalmente este titular sería razón suficiente para que uno se replantease sus afinidades políticas. Pero no se alarme lector, no estamos asistiendo a un cambio de rumbo del Kirchnerismo ni mucho menos a una toma de conciencia nacional de dicho diario.
    La situación es un tanto más simple. Luego de realizar la cobertura de la llamada cumbre progresista en Viña del Mar, La Nación publicó una nota donde se encargó de destacar (con su acostumbrada cuota de desprecio) un supuesto cambio de actitud de la presidenta en su relación con los países centrales. En palabras del diario:
    “Como nunca durante el Kirchnerismo, la Argentina se fue de la reunión de líderes mundiales con firmes coincidencias y un plan conjunto con algunas de las potencias”.
    Sin embargo no se trata de un cambio de principios ni de actitud del gobierno nacional, más bien estamos presenciando un profundo cambio en la política internacional de los países primer-mundistas:
    Cito de la misma nota:
    Biden (vicepresidente de los Estados Unidos) había hecho una referencia al tema. "Los países en desarrollo deben tener voz y voto en las reformas. Ustedes tienen experiencia", le había dicho a Cristina Kirchner.
    Brown (primer ministro de Inglaterra) lo siguió con un análisis similar: "Los mercados han fallado; demostraron que no se pueden autorregular".
    Estos ejemplos dejan claro que existe un cambio de actitud. Pero esta vez no somos nosotros quienes nos inclinamos para acordar con el imperio sino ellos quienes se ven forzados a cambiar su política económica a bajar sus banderas colonialistas para acordar con los estados periféricos.
    Es así que entonces el comentario despectivo de este diario históricamente tan funcional a los intereses extranjeros termina siendo una prueba más del cambio al que asistimos con el Kirchnerismo. Un cambio que defiende la soberanía de la patria contra sus históricos explotadores. Un cambio que elige la unión de los pueblos latinoamericanos antes que el sometimiento y la ignominia del imperio. La Nación, incluso en esta ocasión donde accidentalmente termina elogiando a este gobierno. Incluso aquí demuestra los intereses a los que responde ya que no es la primera vez que el Kirchnerismo se retira airoso de una cumbre internacional. El gran crecimiento del MERCOSUR lo demuestra. Pero claramente no es allí donde tiene puesta la vista este diario que paradójicamente poco tiene de Nacional…

REFLEXIONES DEL XI ENCUENTRO INTERNACIONAL DE ECONOMISTAS SOBRE GLOBALIZACIÓN Y PROBLEMAS DE DESARROLLO



* Por María Silvina Silvestre
 (mssilvestre@hotmail.com)

Dentro del marco del XI Encuentro de Economistas de Latinoamérica y el Caribe, que se llevó a cabo en el Palacio de Conveciones de La Habana- Cuba, desde el 2 al 6 de marzo del corriente año 2009; se abordaron las problemáticas sociales a cerca de la Globalización y la incidencia en el desarrollo de los países participantes y estudiados.

En las comisiones que se cubrieron, llamó poderosamente la atención la intervención del Brasil tomando en cuenta tan fuertemente el tema de las comunicaciones, casi como eje central de los planteos. Tema que tomaremos como referencia para esta reflexión.

Bien es sabido que con antelación al año 2001 quienes marcaban la agenda Zetting de la región era la Argentina, liderando el grupo Clarín la marcación e instalación de temáticas.
Luego de que Lula ganara la presidencia de Brasil y aparejado con ello pasara a ser el liderazgo del país hermano fronterizo, se comenzó a estudiar la incidencia de los medios en las construcciones de la realidad cotidiana, sus valores y sus tendencias dentro de la crisis financiera y la recesión del mundo capitalista “Globalizado”.

La eclosión de los problemas de las deudas de los países periféricos en los Estados Unidos y la grave amenaza de la crisis financiera sistémica que representan, marcan las condiciones económicas mundiales desde el inicio de la década de los 80 y apuntan a la necesidad de actualización de teorías sobre la crisis financiera. La lectura económica era anterior a la Segunda Guerra Mundial, obsoleta por cierto. Una curiosidad histórica.

En cierta forma se trataba de una curiosidad histórica porque juzgaba el fenómeno de la vida económica.
El temor de la crisis financiera vivida por la economía Norteamericana en 1982 trajo aparejada varias reflexiones, era  tiempo de que después de los arduos debates teóricos y los altos niveles de inflación, los monetaristas habían alcanzado la conducción de la política económica. El único enfoque teórico entonces era el del monetarismo, dejando totalmente de lado lo social entre otros temas de relevancia.

Por eso es preciso tener medios por los cuales se informe dentro de “La Globalización” de manera integrada, y no tomando los procesos como desintegrados y regidos solo por la vida financiera, económica o monetarista de los pueblos.

Es preciso tener una visión integradora de la sociedad hacia adentro y afuera de los espacios de difusión de las temáticas de nuestras regiones, para entenderos como un todo y resolverlos de manera integrada.
Como así, es preciso consumir los medios de comunicación de masas en la lógica del capitalismo.

Como los niños que juegan a la sombra de las usinas nucleares y no perciben el peligro radioactivo inminente, en los días de hoy la investigación a cerca de los medios de comunicación de masas, quien en su contextualización denota una marcada ideología capitalista despiadada que cierra con la lógica propia del sistema capitalista comete el mismo error.

Aunque con más despiadado ahínco, ya que los niños están protegidos por el estigma de la inocencia. En cambio los medios observan la realidad científicamente para instalar sus ideologías y “planes maestros” mediante sus medios de producción, estructurando lo social desde sus despiadados, ególatras mensajes.

Es por eso que precisamos entender entonces a las sociedades contemporáneas con los ojos de la lógica capitalista, porque hace mucho que la sociedad responde al “sistema de mercaderías” y al final las relaciones humanas están medidas por el sistema de trueque, por ello es necesario entender el sistema que rige en el momento actual en el que se está desenvolviendo.

La aparición privada de los medios de comunicación y la busca insaciable del poder económico de los mismos obligan a la explotación de la mano de obra de la comunicación e interrumpir al mercado del consumidor; introduciendo de esta manera el más bajo de los productos en el mercado sin el menor valor de reflexión para las construcciones sociales. Usando sus estrategias para nuevas necesidades que surjan para un capitalismo despiadado donde el “ser humano” es lo que económicamente refleja o directamente es el “no ser” si no refleja valor monetario.

Esto acelera la producción de bienes dentro del marco de una crisis mundial que se hace in sustentable hasta para las clases más poderosas, y todo se vende por allí, por la consumista pantalla, que arroja todas las cuentas en negativo y carga nuestra economías de “rojos” todo por estar “dentro del sistema” que se va convirtiendo en un sistema de deudas continuas con posibilidades de acrecentarlas cada vez cuando se consume lo que las pantallas nos venden. Entonces ya no tenemos toda esa autodeterminación y los Mass Media se apoderan de nuestras almas.

Lo peor es que todo esto pretende legitimizar a la propiedad privada, que deja de serlo al momento que la cuenta cae “en deudora” y “lo del individuo pasó a ser automáticamente de la entidad credilicia” no es inocente cada una de las señales que recibimos de los grandes conglomerados de medios, es por ello tan preciso rescatar los espacios independientes de reflexión que aún quedan en la media.

El mismo crecimiento de la tecnología ha considerado una nueva, rápida y fragmentada forma de ventas, ya sea de contenidos, de productos o servicios. Dentro de la lógica de la globalización, esto debería haber servido para que el hombre pusiera a su servicio la tecnología que “alcanzara a todos los hogares”, bien por el contrario se ve con claridad que este fenómeno ha fracasado para el capitalismo, solo consume quien tiene la posibilidad, solo entra a internet quien puede acceder a ese servicio y así sucesivamente. Socializar es un concepto muy alejado de esta ideología, y sin socialización es impensable una comunicación veraz, justa y equitativa.

Son entonces los deseos provocados o incitados por los medios quienes nos gobiernan en esta “Globalización” con efectos narcotizantes, a tal punto que nos cuesta discernir una crisis tan feroz por medio de la cual estamos transitando en la actualidad y a la cual no resiste ningún análisis desde el capitalismo agotado y los Estados- Nación con características mundializadas.

Se hace necesario entonces todo este efecto de amarillismo para la sensibilización del “individuo económico” atomizado; para satisfacer sus deseos provocados mediante el bombardeo constante de publicidades que cada vez marcan más los -no contenidos- del verdadero ser social interactuando como tal y creyendo que por subir un video a un blog en una fecha en especial, ya forma parte de una “comunidad” que solo lo usa como relleno de la falta de material y contenidos para “el grupo”, en el mejor de los casos.

LA LEY DE VIDELA Y MARTÍNEZ DE HOZ ó LA LEY DE LA DEMOCRACIA




*Por Alfredo Antonuccio

Desde hace 25 años, los gobiernos democráticos que precedieron a la dictadura militar intentaron sancionar una Ley de Radiodifusión que reemplazara al Decreto-ley 22.285 que el  15 de septiembre de 1980 firmaran Videla, Harguindeguy y Martínez de Hoz; sin conseguirlo, debido a las múltiples presiones de los intereses que se posesionaron en el ámbito de las comunicaciones, cuyo natural patrimonio es del pueblo  y no de los negocios de las empresas mediáticas.  Estas corporaciones de multimedios y sus beneficiarios presionaron en lobbies de todo tipo sobre legisladores y ámbitos de los poderes del Estado. Al contenido de dicho Decreto-Ley (el 22.285) se le sumaron las reformas de los años noventa, convirtiéndolo en un traje a medida para iniciar una inescrupulosa y alevosa concentración de los medios en pocas manos. El resultado consecuente fue: MENOS VOCES, MÁS GANANCIAS Y MENOS DEMOCRACIA.

Nadie pone en duda que la comunicación, la expresión y la radiodifusión son y pertenecen a los derechos humanos, por lo tanto, no pueden ni deben ser considerados para las actividades comerciales como se ha hecho hasta el momento.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó una propuesta de proyecto de Ley de COMUNICACIÓN DE SERVICIOS AUDIOVISUALES. Una propuesta para ser debatida en foros regionales en todo el país y en todo tipo de ámbitos públicos y sociales antes de ser presentado por el Ejecutivo al Congreso Nacional para su tratamiento. Hecho que posiblemente ocurra antes de la contienda electoral del 28 de junio próximo. Estamos en un momento histórico irrepetible. La opción es clara: la Ley de los que defendieron el terrorismo de Estado y apoyaron la concentración oligopólica, el remate del patrimonio público de los argentinos, la precarización laboral, la exclusión social y la desnacionalización de la economía; o una Ley de todos y para todos los argentinos.

Los cambios tecnológicos exigen adecuarse permanentemente a los nuevos tiempos. Cuando la dictadura sancionó con la 22.285 no había tampoco Internet, ni se hablaba de la televisión digital, ni del triple play. Estos encuentros modernos tienen que ser regulados adecuadamente por esta nueva Ley que se avecina. Por lo tanto será también legislar para todos los ciudadanos, otorgándole pluralidad de voces y no que haya, como hasta el momento, un solo discurso hegemónico de los monopolios mediáticos funcionales a los intereses de unos pocos.

Por lo expresado, adhiero fervientemente a la sanción de una nueva Ley de Radiodifusión ó de comunicación audiovisual que garantice el derecho a la información de todo el pueblo argentino.

Buenos Aires, Abril de 2009,

*Diputado Provincial Frente para la Victoria

"DESDE QUE LA PRESIDENTA ANUNCIÓ EL PROYECTO, EN LOS PRINCIPALES MEDIOS EL TEMA NO HA TENIDO LUGAR"

Lo dijo el vicepresidente de Télam, Sergio Fernández Novoa, en una mesa de diálogo pluralista organizada por la UBA, en referencia a la iniciativa de ley de Comunicación Audiovisual. A su vez, el interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, remarcó que "lo peor que puede suceder es no debatir" la norma.

 

Diputados nacionales, funcionarios, académicos y representantes sectoriales participaron ayer del inicio del debate sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, una mesa de diálogo pluralista organizada por la Universidad de Buenos Aires (UBA). 

Los asistentes coincidieron, en su mayoría, en la necesidad de llevar el debate de esta ley que rige desde la época de l última dictadura, y en inmiscuirse en los detalles del anteproyecto en cuatro reuniones que se realizarán entre abril y mayo.
 

En el inicio de las exposiciones realizadas en el rectorado de
la UBA, el titular de esa casa de estudios, Rubén Hallú, destacó "la importancia de la universidad como ámbito de debate de temas importantes para la sociedad". 

Durante la jornada de ayer, los 18 invitados se presentaron y realizaron una breve exposición sobre sus posiciones en torno al anteproyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo.
 

El interventor del Comité Federal de radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, dijo que "lo peor que puede suceder con esta ley es no debatirla", que "no se puede seguir con el régimen legal elaborado durante la dictadura" y destacó que "este debate, que ahora se está dando, lleva 25 años sin poder abordarse".
 

Henoch Aguiar, profesor en la facultad de derecho de
la UBA y especialista en comunicaciones, cuestionó la postura de "quienes desde la facilidad buscan ver intencionalidades en el momento en que se aborda el debate". 

A su turno, Federico Schuster, decano de
la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, dijo que "se trata de una ley de una enorme importancia" y que "desde su creación, en 1985, la facultad de sociales, viene marcando la necesidad de que se de este debate". 

Por su parte, el vicepresidente de Télam, Sergio Fernández Novoa, dijo que "es importante llevar adelante el debate de éste tema que fue silenciado al pueblo durante mucho tiempo", y remarcó que "desde el 18 de marzo, en que la presidenta anunció el proyecto, hasta hoy, en los principales medios el tema no ha tenido lugar".
 

Desde el sector legislativo, la diputada radical Silvana Giúdice abrió las posturas al recordar que "en 1985, desde el radicalismo, el presidente de la nación Raúl Alfonsín intentó abordar el tema con el Consejo de
la Consolidación de la democracia". 

Fernando Iglesias, de
la Coalición Cívica, en tanto, señaló que "es un tema importante, una ley estructural y central en el que la comunicación pasa a ser un tema central". 

Luego, Luis Lusquiños, del Frejuli, coincidió con muchos oradores en que "es una ley de la dictadura", aunque inmediatamente remarcó que "creció y se desarrolló en período democrático".
 

Eduardo Macaluse, del bloque Solidaridad e Igualdad, avaló la necesidad de afrontar este debate al decir que "no se puede criticar por una lado a la ley de Emergencia Económica o a la de facultades especiales y por el otro decir que no es tiempo para esta ley".
 

En nombre del oficialismo, Claudio Morgado, dijo que "el proyecto plantea la desmonopolización " y que "lo más importante es que garantiza el derecho al pensamiento propio".
 

Federico Pinedo, del PRO, dijo que "la libertad de expresión y la libertad de prensa son derechos de los pueblos, y como tal los gobiernos no se pueden meter en esos temas".
 

En nombre de
la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa, Gustavo Granero, esta ley empezó a elaborarse de abajo hacia arriba" y vio como auspicioso que "esta ley sirva para que haya más contenidos locales". 

Desde el sindicato Argentino de Televisión, Alejandro Ruiz, celebró "la realización de éste debate" y recordó que "desde 1983 nos han llamado desde todos los gobiernos para consultarnos, pero nunca se discutió la ley".
 

David Burlan, de la asociación de Trabajadores de las Comunicaciones, señaló que confía en que "la ley contemple a la gente de carne y hueso" que ve amenazada sus fuentes de trabajo por la concentración de producción de contenidos.
 

Por
la Asociación Argentina de Televisión por Cable, Walter Burzaco, advirtió sobre la posibilidad de que con la nueva ley se le de más espacio a empresas extranjeras en el negocio que hasta ayer los tiene como actores principales: "no nos queremos someter a ninguna colonización, que podría suceder si dejan entrar a las telefónicas a nuestro ámbito". 

Alberto Veiga, de
la Asociación de Radiodifusoras Argentinas, y Carlos Molinero, de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas, marcaron su acuerdo con el tratamiento de la ley, aunque advirtieron sobre algunas cuestiones a aclarar en la legislación propuesta. 

Martín Etchvers, ejecutivo del grupo Clarín y de
la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, defendió el esquema actual de medios al señalar, entre otras cosas, que históricamente "los medios gráficos han tenido alguna radio o algún canal de televisión, aún antes de la entrada en vigencia de la actual ley de radiodifusión".

Fuente: Télam

LOCOS DE LA BANDERA




1982 – MALVINAS – 2009

¡ UNA OBRA EXCELENTE !
QUE NOS REENCUENTRA CON EL AMOR DE LOS ARGENTINOS POR LA PATRIA DE SAN MARTIN Y BOLIVAR

LOCOS DE LA BANDERA
Nadie le pregunto a los familiares, hijos, novias y viudas de los granaderos de San Martin, de los gauchos de Güemes, de los soldados de Belgrano, de los vecinos de Buenos Aires que lucharon en las invasiones inglesas, de las montoneras de Felipe Varela y el Chacho Peñaloza, de los patriotas de Artigas y los compañeros de Dorrego que sentian después de la guerra contra los invasores de la Patria.
Nosotros lo hicimos con las familias de los queridos chicos, grandes patriotas caidos en Malvinas.

El INCAA LA COMISION DE FAMILIARES DE CAIDOS EN MALVINAS E ISLAS DEL ATLANTICO SUR
PRESENTAN
¡UN VIDEO EXTRAORDINARIO!
QUE NOS REENCUENTRA CON EL AMOR Y NUESTROS SENTIMIENTOS MAS PUROS


Sinopsis:
Documenta la historia de los familiares de los 649 caídos argentinos en la Guerra de Malvinas, quienes apenas concluido el conflicto militar, se encontraron solos con su dolor e impedidos de acercarse a la tumba de sus seres queridos, ya sea porque sus cuerpos quedaron en el Cementerio de Darwin, en Malvinas, o porque desaparecieron sin ser identificados.