Seguidores

29 de marzo de 2009

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA DÉMOSLE HOY...(Segunda Parte)


El conflicto con “el campo”, las imposiciones del “mercado” y el destino que se le quiere asignar a la Argentina en el “nuevo mundo” colonial.


*Por Claudio Diaz

PERIODISMO COLONIAL Y MODELO AGRARIO

Si la Democracia supone la existencia de un mercado libre donde intercambiamos ideas, juicios, opiniones y hasta sentimientos, ¿cómo podemos compatibilizar este interés (común a todos) con un sistema, el de los medios de comunicación llamados “independientes”, que, muy por el contrario, sólo permite la difusión de un solo discurso y construye el relato único hasta tratar de imponerlo como una verdad de Biblia, indiscutible e irrefutable?
Ese sistema del que hablamos es la Mediocracia. Es decir, el gobierno paralelo de los medios (mediocres por otra parte) constituido por los grandes diarios y los principales comunicadores de radio y TV, que pretenden regir la conducción del país por sobre la voluntad popular manifestada cuando se le da a un presidente el mandato de gobernar.

Ante el debilitamiento y la decadencia del sistema político, los medios se apropiaron de ese espacio con la idea de sustituir a los partidos. Y se fueron imbricando tanto en el entramado del poder que se establecieron como actores centrales para cambiar las tradicionales relaciones entre la dirigencia política y el pueblo.
Claro que en el medio de todo eso pasó algo: la aparición de un gobierno que, más allá de errores o dudas doctrinarias que se le puedan adjudicar, empezó a llenar ese vacío de conducción y rescató a la política como la manera más excelsa de transformación que tiene una sociedad. La Mediocracia no puede aceptar ese esquema porque, como agente del poder colonial, está acostumbrada a marcar la agenda de las administraciones de turno y sólo se limita a controlar que los gerenciadores de ese sistema hagan los deberes como corresponde.

En estas operaciones mediáticas donde nuestras mentes resultan diariamente secuestradas y embargadas por el bochornoso hábito de la manipulación informativa, no podemos dejar de analizar el poder cada vez más influyente de determinados grupos de “comunicadores”. Por eso cabe preguntar y preguntarnos… ¿Cómo es posible que Clarín sea, hoy por hoy, más vocero de la oligarquía agro-ganadera que el mismísimo La Nación? ¿Qué punto de encuentro puede haber entre un diario que dice representar el pensamiento progresista e incorpora como columnista de su suplemento rural al mismísimo Jorge Castro?

El capital accionario de Clarín está representado en un 18% por el Grupo Golden Sachs, vinculado a poderosas transnacionales del lobby sionista norteamericano.  Mientras que un 15% fue adquirido en los últimos meses por un grupo inversor que, según señalan algunos informes provenientes de la mismísima Bolsa de Comercio de Buenos Aires, encabeza Henry Kissinger.
A esto debe agregarse que los clanes Magnetto y Aranda, otros de los que detentan gran parte del capital accionario del diario, representan los intereses de sectores claramente antagónicos al modelo industrial que necesita la Argentina para volver a ser una Nación soberana.

José Aranda es propietario de los principales arrozales de la Argentina, ubicados en la zona de Mercedes, en Corrientes. A su vez, preside la Asociación Bradford Argentina, que representa a lo más granado de la oligarquía ganadera. Durante 2008 esta última entidad publicó en el propio Clarín solicitadas en la que defendía la lucha “del campo” contra “la prepotencia del gobierno”.
A través de la compañía Copra SA, que preside el mismo Aranda, el Grupo Clarín y La Nación se unieron hace siete años para empezar a organizar las exposiciones rurales que tienen lugar, durante los meses de marzo, en distintos polos rurales de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba. Estos eventos concentran a casi todo el espectro del sector agropecuario, lo que les permite acordar negocios por varios cientos de millones de pesos. En la edición 2008, realizada en Amstrong, Santa Fe, se concretaron ventas por $ 380 millones.

Clarín sabe cómo sembrar el terreno… Su suplemento rural, dirigido por Héctor Huergo, fue muy cristalino cuando en la edición del 22 de marzo del año pasado, es decir, cuando se cumplían 12 días del paro, establecía que “el campo fue provocado y ahora reacciona como debe”, para agregar que “los productores saben que esta pelea va para largo y por eso deben prepararse”. Pocos días antes, en la edición del 8 de marzo, el diario homenajeaba a los sacrificados hombres del campo. En la página central del suplemento rural,  sobresalían las fotografías de los titulares de la Sociedad Rural, por entonces Luciano Miguens, y de Confederaciones Rurales, Mario Llambías, brindando con champagne junto al mismísimo Aranda. Buzzi y De Angeli ni figuraban porque, claro, en ese momento no eran del palo… El paro ya estaba en marcha y Clarín parecía salir a darle la bienvenida a los impulsores de la medida.

Este año el diario repitió la operación. Como si alentara a su tropa de terratenientes a avanzar contra el enemigo a paso redoblado, en la edición del último jueves 12 de marzo, Huergo escribía en Clarín: “El aniversario encuentra nuevamente al campo listo para una nueva batalla...”.  Antes de este episodio (volvemos al 2008), al participar en Rosario de una jornada organizada por la Aapresid, entidad que reúne a grandes productores de Santa Fe y Córdoba, definiría a la región como “el centro de gravedad de la nueva Argentina”. Es decir, se inspiraba en las recomendaciones de Rosendo Fraga, de Jorge Castro y, seguramente, de la elite mundial que conforman Rockefeller y Kissinger.

LOS NEGOCIOS DE SOROS CON CLARIN

A los diputados y senadores de la oposición que durante las últimas semanas corrieron detrás de los barones del campo, poniéndose a su servicio para votar las leyes que quieren para apropiarse de la renta nacional, no se les ocurrió, hasta el momento, elevar un pedido de informes para que en el Congreso Nacional se explique cómo es que el magnate del poder mundial, George Soros, se asocia con el Grupo Clarín con el fin de apropiarse del arroyo Ayuí Grande, en Corrientes, para sembrar arroz. Hay una historia importante detrás de todo este plan que merece contarse. Porque además demuestra cómo ejercita la “libertad de prensa” el gran diario argentino.
El viernes 18 de julio de 2008, un ratito antes de las 20, Luis Landriscina “mateaba” el tiempo en su casa a la espera del inicio, dos horas después, del programa Mano a mano con el campo, que conduce desde hace cuatro años por el Canal Rural.  En ese momento sonó el teléfono, el conocido humorista atendió y se encontró con la voz de su hijo Fabio, productor periodístico del ciclo: “Viejo, tengo malas noticias. Acabo de recibir una llamada del canal; quieren que levantes la nota sobre el problema en el Ayuí Grande. Parece que estás pisando callos de gente pesada...”.

Landriscina tuvo una actitud ejemplar: “Fabio, nosotros tomamos la decisión de enviar la grabación del programa completo. Si lo cortan sería un caso de censura previa que no podemos permitir. Así que deciles que no sacamos nada…”.  Su honestidad intelectual quedó sepultada por la impudicia del Grupo Clarín, propietario del Canal Rural, que ordenó levantar la emisión de ese viernes y repetir, en su lugar, el de la semana anterior.
Los pormenores de esta historia se conocieron días después. Landriscina había convocado a su programa a Enrique Lacour, presidente de la Fundación Iberá, para que explicara el serio impacto ambiental que ocasionaría en un paraíso natural emblemático de la provincia de Corrientes la reactivación de un proyecto en el que están metidos el vicepresidente del Grupo Clarín, José Aranda, y el multimillonario George Soros.

Aranda es el dueño de los arrozales más ricos de la Argentina, ubicados en el departamento correntino de Mercedes. Se convirtió en terrateniente y dueño de 36 mil hectáreas a fines de la década pasada, asesorado por el director del suplemento rural de Clarín, el ingeniero Héctor Huergo.  Y hacia 2006 se asoció con Soros para incrementar la producción de arroz y conseguir con su venta ganancias extraordinarias, aprovechando el incremento del precio de los granos en el mercado internacional. Se fijaron una meta: exportar más de 130 mil toneladas anuales.
Así como se desconocía este acuerdo, tampoco se sabía mucho acerca de los medios de los que quieren valerse para sumergir a una parte de Corrientes en una gran olla repleta de la gramínea. Justamente de esa posibilidad hablaba el ecologista Laclor en el censurado programa de Landriscina.

Para materializar su negocio, Aranda-Soros pretenden interrumpir el flujo del Ayuí Grande, en el departamento de Mercedes, con un paredón a cota 60 que lo atravesaría por completo, al punto de inundar su lecho completo en decenas de kilómetros de costas. La propuesta consiste en crear un lago artificial de proporciones descomunales. Tan grande como El Palmar de Colón (Entre Ríos), mayor que la famosa Laguna del Iberá y 12 veces más extenso que el casco urbano de la propia ciudad de Mercedes. ¿Para qué necesitarían semejante lago artificial? Para disponer de agua suficiente destinada al riego de las plantaciones. Es decir: el agua que naturalmente surgió en ese territorio en el amanecer de los tiempos, ahora pasaría a ser propiedad privada de los empresarios.

Tal como está planteado, se inundarían 18.000 hectáreas de ambientes naturales que incluyen pastizales y bosques nativos con vocación ganadera y conservación de la biodiversidad, para transformarlos drásticamente al cultivo de arroz. El reservorio artificial recibiría, a su vez, los efluentes químicos de la gigantesca superficie de plantíos, y el destino de la cuenca del río Miriñay (receptor final de las aguas que terminan en el río Uruguay) podría quedar severamente comprometido, no sólo desde el punto de vista ambiental, sino también productivo, pues la cantidad y calidad de aguas disponibles cuenca abajo ya no serían las mismas.

Como no podía ser de otra manera, el suplemento rural del diario Clarín destacó en su edición del 21 de junio de 2008 la importancia de la inversión “para la producción y la creación de fuentes de trabajo”. Pero se ve que la iniciativa ya venía madurándose desde antes. “Hubo intentos de llevar adelante el plan a fines de los noventa, pero la debacle de 2001 nos obligó a desistir en aquella oportunidad”, dijo Mario Freire, a quien se indica como representante de las dos empresas asociadas, es decir: Copra S.A., cuyo titular es José Aranda, número 2 del Grupo Clarín, y Adecoagro, perteneciente al financista húngaro George Soros, “El año pasado tomamos la fuerte decisión de terminarlo y presentarlo a las autoridades”, explicó el propio Aranda al matutino del grupo económico que preside.

Así fue como a mediados de mayo del año pasado, el gobernador de Corrientes, Arturo Colombi, recibió a Aranda y compañía, quienes le entregaron un informe de 2.000 páginas donde se detallaban “aspectos técnicos y estudios de impacto ambiental y social que demuestran la viabilidad de la iniciativa”, según dijeron los inversores. La posición de Colombi no se hizo esperar. En conferencia de prensa el mandatario provincial afirmó: “saludamos, acompañamos y felicitamos a este emprendimiento del sector privado que ayudará a solucionar cuestiones sociales y da esperanzas de crecimiento a la provincia”.

Sin embargo, organizaciones ambientalistas consideran ilegal que un grupo privado “se adueñe de un río para hacerlo desaparecer junto a sus bosques y sus especies animales y vegetales”.  Al mismo tiempo, la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de la Nación adelantó en la primera semana de agosto de 2008 que el proyecto inversor debe ser analizado “muy cuidadosamente” por los efectos negativos que podría producir en una zona como la de los Esteros del Iberá.  

Los proyectos que involucran a la construcción de represas y lagos artificiales de estas proporciones,  aun  siendo severamente cuestionadas en varios países, siempre fueron emprendidos desde el Estado y con fines de provisión de electricidad a la población. Es decir, obras netamente públicas y en procura del bien común. Esta vez, en cambio, se trata de un emprendimiento privado, con lógicos fines lucrativos, en un vale todo donde hasta se justificaría adueñarse de algo tan público como un trozo de la geografía…

Continuará…

LEY DE RADIODIFUSIÓN, INDIGNANTE CAMPAÑA



* Por Alberto Nadra

Este pretende ser un post hecho desde las vivencias personales, no desde la política ni la economía, aunque inevitablemente la primera estará presente, como siempre.
Hace más de 40 años que milito en lo gremial, social y político, con los vaivenes de cualquier hombre o mujer de mi generación, y ahora la indignación por la campaña que los grupos económicos propietarios de medios están realizando contra el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sencillamente me produce nauseas. En particular la furia del monopolio Clarín, desatada desde en Canal 13 y TN, incluìda la generosa difusión de la vergonzosa conferencia de prensa de la Coalición Cívica y la UCR.


En estas cuatro décadas largas, muchas hechos sucedieron en nuestra patria, no pocos de ellos significativos, pero que no figuran en las páginas de los grandes medios. Particularmente tuve participación en algunos, de las cuales el diario Clarín, y luego los medios de su propiedad nunca publicaron, ni publican, una línea, lo que muestra a las claras lo que entienden por “libertad de prensa” y de “expresión”.
Hubo una excepción: cuando renuncié al Comité Central del PC, en 1989. Su periodista Daniel Santoro, quien pretende dictar cátedra de Ética Periodística, consignó la noticia, pero violando groseramente en su nota el “off de record”. La “ética” periodística --he sido docente de la materia en la Universidad de Palermo-- indica que lo que se dice en “on” (en acuerdo con el entrevistado o la fuente) se publica, lo que se dice en “off” (donde no se quiere dar a conocer la información y/o la fuente), no, y ese principio lo respetaron en la cobertura de aquel suceso todos los medios, incluidos, nada menos, que Ámbito Financiero y El Cronista Comercial.


Pero sigamos la línea.
En 1968/69 fui dirigente del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Mariano Moreno, y en ese carácter encabezamos una huelga de una semana, con corte de calles, la primera del nivel secundario durante la dictadura de la “Revolución Argentina”, contra la implantación de un nuevo plan de estudios, claramente antipedagógico y restrictivo. Marchas y otras acciones, en la que todos los estudiantes fuimos sancionados con faltas y amonestaciones hasta ponernos al borde de quedar libres fueron llevadas hasta la redacción de los medios. Ninguna línea en Clarín, ni La Nación.


También, luego del asesinato de los estudiantes Juan José Cabral (en el “Correntinazo”) y Adolfo Bello (en el primer “Rosariazo”), inauguramos una amplia movilización de repudio que logró que todos los estudiantes secundarios de la Capital lleváramos cintas negras en la solapas de nuestros sacos o los guardapolvos de las chicas, dentro y fuera de los colegios, además de realizar actos de protesta en la puertas de ingreso. Se informó, se visitó las redacciones. Ninguna línea de Clarín ni de La Nación.


Durante la misma dictadura, ya cursando Sociología en la facultad de Filosofía y Letras, comenzamos un vasto movimiento nacional, contra el examen de ingreso, con múltiples luchas y represión en todo el país. En mi caso, siendo dirigente del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras (CEFYL) fui secuestrado y golpeado salvajemente por una patota policial, denuncia que realicé personalmente en la sede de los medios, con nombre y apellido, incluido el número y la exhibición del documento de identidad como exigían. Ninguna línea de Clarín ni de La Nación.
En democracia, en los días de Isabel Perón, realicé con otros compañeros denuncias personalmente de secuestros y asesinatos de compañeros asesinados por la Triple A, que fueron ignorados, facilitando el desenlace final.


Ya en dictadura videlista, como dirigente de la juventud comunista (FJC) me tocó participar en la reconstrucción de las Juventudes Políticas, y con jóvenes peronistas, radicales, intransigentes, socialistas, democristianos realizamos valientes iniciativas en medio del Terrorismo de Estado: reclamo de libertad de los presos y desaparecidos, incluido el Seminario Juvenil de la APDH, que popularizó la consigna de “el delito de ser joven”, pues jóvenes eran la inmensa mayoría de los secuestrados; apoyo al “trabajo a Tristeza” y las movilizaciones sindicales a San Cayetano por “Pan, paz y trabajo”; acciones por la paz en el Beagle, para lo que se conformó una multisectorial; solidaridad con la lucha antisomocista en Nicaragua, el proceso de repudio al intento de arancelamiento en la Universidad y de reorganización de los centros estudiantiles, secundarios y terciarios, para citar algunas. Todo detalladamente adelantado, y luego informado mediante comunicados y visitas a los medios. Ninguna línea de Clarín y La Nación.


En la misma época, como uno de los jefes de Redacción de Prensa Latina en Buenos Aires, el otro era el uruguayo Aram Aranhonian, nos tocó ser la primera agencia que emitió la Carta de Rodolfo Walsh a la Junta Militar, contenida en el boletín del ANCLA que distribuyó antes de ser emboscado por un Grupo de Tareas. Me consta que la misma denuncia también fue emitida con diferencia de horas por AP, AFP, IPS y ANSA, y también me consta que nuestros adalides de la liberad de prensa la conocían. Tanto a la carta como a la versión que de ella dieron los cables de agencias que contratan para su servicio diario. Ninguna línea de Clarín y La Nación.


Con Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde, Kirchner, Cristina Fernández la historia es más conocida: no se publica nada que afecte sus intereses, ni de nadie que no comulgue con ellos y quienes en cada coyuntura han decidido apoyar para negociar mejor sus intereses. Hay muchos casos que todos conocen. Siguiendo con el tono personal, y sólo para citar el más reciente, puedo relatar la grave denuncia que realicé contra Elisa Carrió –casualmente feroz cuestionadora del proyecto de nueva ley en el cambito de la comunicación audiovisual-- en febrero pasado, por su imperdonable declaración negando los crímenes de 35 años de dictadura de Stroessner en Paraguay. Fue ignorada. En marzo, la diputada Silvia Vázquez, del Partido de la Concertación, acompañada por sus colegas Agustín Rossi, Silvestre Begnis y Claudio Morgado ante otros, presentan una proyecto de repudio al “negacionismo” de los genocidios, desde el holocausto al armenio, sin dejar de lado el de los pueblos originarios, y mencionando expresa y detalladamente el caso de Carrió, en presencia de familiares de las miles de víctimas del país hermano. La conferencia de prensa se realiza en la Cámara de Diputados, al lado de su sala de prensa. Ni una línea de Clarín y La Nación.


Ahora tenemos un proyecto para reemplazar la ley de Radiodifusión de la dictadura que recoge el mandato incumplido de la mayoría de los partidos políticos argentinos, entre ellos el PJ y la UCR, en las elecciones de 1983. Que toma la posta del intenso debate en universidades, gremios, organizaciones no gubernamentales y de derechos humanos en estos más de 25 años y que fuera sintetizados en los “21 puntos” reclamados por centenares de personalidades y organizaciones en la Coalición por una Radiodifusión Democrática. Y eso no es todo, se informa que ese proyecto, con toda esa historia en sus artículos y disposiciones, no va directamente al Congreso, sino previamente vuelve a la sociedad para ser rediscutido y enriquecido, y entonces sí llegar al Parlamento, con la mayor participación de los interesados y toda la ciudadanía. Y de esta historia, también, ni una línea de Clarín y La Nación.


Está claro que ni al grupo de Magneto-Noble, ni al matutino fundado por Bartolomé Mitre, el comandante del extermino de cinco sextas partes del total de nuestros hermanos paraguayos en la Guerra de la Triple Alianza, para nombrar los buques insignia de esta campaña, no les interesa la libertad de expresión ni la de prensa, sólo la de empresa, y más concretamente la de SUS empresas. No le interesa ahora, no le interesó bajo gobiernos dictatoriales, tampoco durante los democráticos, cuando no fueron herramienta para el impulso y posterior “legitimación” de los golpes de Estado.


Pero, ahora bien, ¿por qué libertad de prensa y de expresión clama Carrió y el coro derechista que la acompaña, cuando llega a decir que “No tendremos problemas en defender a los grandes grupos económicos si es para defender la libertad de prensa”?. Es como si hubiera dicho “No tengo ningún problema en apoyar a la Junta de Comandantes si es para defender a la democracia del ataque subversivo”. Se comprende mejor, entonces, su defensa del criminal Stroessner, o su paso como funcionaria judicial de la dictadura en el Chaco de la Masacre de Margarita Belén, período donde no solo “trabajó”, sino fue ascendida.


No pretendo, ya lo hicimos en este blog, opinar más a fondo sobre el nuevo proyecto, sí sobre esta campaña indignante. Quizás, por una vez, los hechos de la experiencia personal, que ha sido la de centenares de dirigentes y luchadores cuyos hechos y/u opiniones no fueron del gusto o del interés de estos medios, sirva más que sólo el análisis frío y descarnado, que también lo necesitamos.


* Presidente de Izquierda Democrática

LA MUERTE DE LA NOTICIA




*Por Patricia Fortino

Aunque parezca un titular importante, estamos refiriéndonos a la falta de noticia, la ausencia de información sobre los temas que no son de interés para los medios, razón más que suficiente para que no le importe a nadie. 

    Para poder tener una aproximación a los hechos, los argentinos, y particularmente los porteños que queremos saber qué pasa, hemos adquirido el hábito de leer diariamente de cuatro a cinco diarios locales, algunos medios regionales, miramos varios noticieros de televisión, escuchamos algún programa periodístico por radio y además hojeamos un par de revistas por semana. En este ritmo acelerado solo podemos entrar algunos privilegiados; aquellos que tenemos acceso a Internet y que además disponemos del tiempo para poder dedicar a esta tarea.  Los más, la mayoría, cae en las garras del monopolio informativo y solo recibe aquello que los manipuladores de la noticia consideran necesario difundir.

    Hasta acá estamos en el libre juego de la elección política de leer uno u otro medio, con las consecuencias medidas o inconscientes que esa información provoca en nuestro pensamiento y en la formación del pensamiento crítico de una sociedad.

Si la noticia es lo suficientemente importante como para no poder ocultarla detrás de otra menos llamativa pero “políticamente correcta” para los dueños de la palabra, entonces y con las herramientas que la lengua nos provee, nos  la contarán con el suficiente maquillaje para que el “mensaje” llegue hasta nuestros cerebros en los tiempos y las formas que convengan al contador de turno.

    Hasta acá la libertad de prensa, tan defendida por los patrones de la prensa argentina, está tan intacta que en Francia y EEUU (para citar solo algunos de los países que regulan su radiodifusión) deben envidiarnos a la distancia.  Entre otras limitaciones en EEUU se prohíbe la fusión de las cadenas principales de TV: FOX, CBS, NBC Y ABC. En Francia una misma persona no puede controlar un diario si el total de su difusión excede el 30% del territorio nacional.     

    Si somos tan libres de elegir ¿por qué sentimos que somos cautivos de los grandes medios? La libertad pregonada no me da la posibilidad de elegir. Parece un juego de palabras pero no lo es. Si quiero ver los goles de los partidos del campeonato de fútbol local debo caer en las redes del monopolio.

    La “sensación” que dan las noticias es el termómetro que mide la agenda de la política.

    Si una estación de servicio es asaltada treinta y tres veces ¿cuál es la noticia? Ninguna, casi es un hábito de los delincuentes pasar por allí y llevarse puesta la caja. Pero sí es noticia para quienes quieren difundir un clima de terror en el pueblo. Un pueblo con miedo es muy frágil, muy vulnerable, muy débil. Si una estación de servicio es asaltada treinta y tres veces allí el problema no es de inseguridad. Desde la tercera vez, debiera haber un patrullero rondando la zona para garantizar la vigilancia que el lugar evidentemente requiere. Pero los dueños de la opinión hoy, tienen puestos sus intereses en la continuidad de los entornos que les dan dividendos. Si creamos clima, fomentamos temores, fogoneamos al Jet Set para que nos den sus calificadas opiniones sobre la pena de muerte, entrevistamos sin escrúpulos a una dolorida tía en el velorio de su sobrino asesinado en un cruce de balas perdidas, ¿cuál es la noticia? Sin ningún lugar a dudas la noticia es la “inseguridad imperante”.

    La libertad de elegir debiera poder brindarme a la par, la diversidad de opinión.  Los canales de televisión están en debate abierto sobre la rigurosidad en la condena a los delincuentes, y así fue que ayer  transmitieron “cuasi” en Cadena Nacional una débil marcha organizada por organizaciones no gubernamentales, con la asistencia de poco más o menos el 10% de lo anunciado mientras se promovía la movida. Allí, donde no se permitía la asistencia de grupos identificados con banderías políticas, sobre el escenario y como únicos oradores se hicieron del micrófono representantes de las religiones católica, judía y musulmana. En esas alocuciones donde se pretendía, según los mismos organizadores del acto, tener una palabra de calidad espiritual para una audiencia dolida por las consecuencias del delito, tuvimos ocasión de escuchar discursos con alto contenido político. “No podemos convivir en paz si hay una situación donde se confunde el orden con represión y justicia con venganza” dijo el Rabino Bergman, y (no sé cómo decir esto sin que se me venga la comunidad judía entera a pegarme) ¿quién es (decidí no poner quién carajo es) el rabino para creer que el pueblo confunde?.

    Tanto él como su par de la Iglesia Católica pidiendo mayor rigurosidad (Marcó habló de la Pena de Muerte que debieran instrumentar los jueces) hablaron en un tono de agresión que no concordaba con la seguridad tan pedida.

    Los que confunden son los comunicadores porque, volviendo a nuestro tema, un acto menor, con poco poder de convocatoria, donde hubo entredichos entre los organizadores, donde el ex ingeniero Blumberg estaba camuflado entre los presentes (quién supiera ser líder de este tipo de reclamo) donde no se elaboró ni un documento ni un Proyecto de Ley, no era una noticia para movilizar todos los móviles de los medios ni ser tapa de La Nación y Clarín de hoy a la mañana.

    La democracia tiene aún muchas deudas. El Proyecto de ley "SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL” es una de esas deudas a salvar. Tal vez se vengan tiempos muy difíciles con tapas de diarios tremendistas, ofensivas o instigadoras. Tal vez lo peor aún no lo vimos publicado, pero vale la pena la batalla. Una batalla que debemos darla en todos los frentes, para crear conciencia de la importancia que tiene en la libertad de nuestros pensamientos y en la elección de nuestros criterios. Debemos ponernos a la altura de los debates, dentro del Congreso y fuera de él, comencemos desde ahora. Salvemos a la noticia de su muerte anunciada. Tendremos que estar muy atentos porque los poderosos, esos que hoy manejan los medios, es probable que maniobren o demoren el tratamiento de esta reforma. Sun Tzu (siglo VI a.c., experto militar chino) decía: “dado que lo único valioso en la guerra es la victoria, no prolonguéis las operaciones”.

LOS UNIFORMADOS DE LA CIEGA



*Por Pedro Valci

Aún están los ruidos de los  tacos, las puertas de metal, las armas, los gritos, las manchas de sangre, las palas de tierra cayendo sobre los cuerpos, el mar agitado contra el cuerpo atado, los llantos  de los niños, las madres desangradas. El morir sin recuperar a los hijos, las marchas de pañuelos, todos los 24 en esa ronda a la pirámide, ruidos….imágenes…..todos dentro de la caja de la Memoria, edificios vacíos como testimonio, llenos se almas que transitan aun en ellos sufriendo, a lo que hoy se los lleno de cultura, y no sólo son 30.000, venimos desde la matanza cruel del ´55.-

Algunas olvidadas otras mas frescas, todas muertes aun sin JUSTICIA, en los palacios de piedra de la ciega, las hojas y hojas esperan amarillas que un hombre mal llamado Juez las mire y cumpla con su deber.-
 También hay asesinos presos vip, y afuera los cómplices que aun pretenden abortar la LIBERTAD, con otras armas, más letales, y medios que hablan de ellos como los iluminados, NUNCA MÁS, desde que se le dio vida a estas dos palabras me pregunte.

¿Nunca más que?...nunca mas va a pasar …mentira ..Dónde esta Julio? …nunca mas volverán los muertos….mentira están con nosotros, somos ellos…nunca más la dictadura….mentira siguen ahí armando una Derecha Genocida, y se amparan en uno de los poderes de la República, que es funcional a ellos, que dilata con total impunidad el castigo. La Argentina  TIENE JUSTICIA CIEGA.-

 No hicieron nada contra los pilotos que bombardearon la Plaza, menos van hacer por los desaparecidos, 33 años, y no hacen nada,…DEBEN IRSEHAY QUE HECHARLOS, ellos son encubridores con toga, le mienten al Pueblo, ¿Por qué  no se arma un TRIBUNAL YA  para todas las causas y que se unifiquen? ….MIENTEN….nadie les reprocha nada…. ¿No saben leer ó no quieren leer?, ¿que prueba mas necesitan ó esperan otro golpe?….ó ¿que la DERECHA GENOCIDA gobierne y saque otro perdón?.-

 Ellos también están matando y torturando, la ciega tiene las balanzas llena de sangre. Todos los días dan sus maravillosas excusas, hasta mas presupuesto han pedido, nos siguen entregando…..no nos defienden….no les importa……33 años que se hacen los distraídos….33 años que se lavan las manos como Pilato, les aviso se las están lavando con sangre.-

LOS EXTRAÑOS MODOS DE POLEMIZAR DE JORGE CEVALLOS



*Por Raúl Isman.
                                                                                  
Buenos Aires                                                            
25 de Marzo de 2009

Durante la marcha que todos los 24 de marzo conmemora el inicio de la más terrible dictadura que asolara nuestro pueblo, el autor de las presentes líneas se acercó a Jorge Cevallos, dirigente nacional de la organización Libres del Sur y ex funcionario durante los mandatos de Néstor Kirchner y su sucesora.  La intención era participarle algunas reflexiones polémicas acerca de la actuación pública de la organización referida; así como de las diputadas nacionales que se referencian con tal espacio (Cecilia Merchan y Victoria Donda). Concretamente se le dijo que las legisladoras citadas habían sido electas para apoyar al proyecto nacional (con cuyos votos habían  entrado a la cámara) y que si no estaban de acuerdo, mejor sería que renunciasen y vuelvan a sus bancas con los votos propios de los Libres del Sur. Insólitamente la respuesta del dirigente de marras fue pedirme que le realizara lo mismo que Monica Lewinski le hizo a Bill Clinton (dicho con otras palabras claro está), práctica en todo ajena a mi trayectoria sexual y más aún a las discusiones políticas. 

Casi en el mismo acto me aplicó un cabezazo (débil, justo es reconocerlo) al tiempo que otro compañero de Ceballos intentaba trompearme. Por fortuna fueron más los integrantes de Libres del Sur que separaron formando una barrera humana entre los dos exaltados y este escribidor; quién en caso de haber recibido una golpiza no hubiera reaccionado por dos motivos. El primero es individual: haber sufrido un accidente cerebro-vascular me inhibe e imposibilita para complicarme en peleas a golpes de puño y similares. Pero el fundamental es político: las diferencias conceptúales, teóricas  y prácticas se dirimen en polémicas; no con los autoritarios métodos desplegado por Cevallos.

El núcleo del debate, me parece, es que no existe valor más importante que el respeto por la voluntad popular. Y las diputadas citadas fueron electas en coaliciones hegemonizadas por el Kirchnerismo. De modo que en una votación decisiva para la continuidad del proyecto nacional, como la del adelantamiento de las elecciones, votar en contra (alienadas con la oposición golpista)  constituye una burla a la voluntad popular.

Libres del Sur- que recientemente se desvinculó del Kirchnerismo aduciendo atendibles y polemizables razones relacionadas con el acercamiento de Kirchner al P.J-  pretende encarnar valores muy diferentes a las prácticas matoniles y autoritarias que caracterizan a cierto justicialismo.  Con el episodio de ayer demostró no hallarse muy lejos del planeta de los matones.

* Docente. Escritor. 
                                                                  Miembro del Consejo Editorial 
                                                         de la Revista Desafíos y colaborador del periódico socialista El Ideal.
                                                                             Director de la revista 
                                                               Electrónica Redacción popular.
                                                                     raulisman@yahoo.com.ar 
                                                                www.geocities.com/raulisman 
                                                                
http://raulisman.blog.terra.com

ACERCA DE LA DISCRIMINACION

*Por Dra. Diana Rocío Asmat Narro

La cuestión de la discriminación con relación a las comunidades latinoamericanas, entiendo que tiene que ver con dos factores. Tanto por las condiciones del país receptor, como la conciencia o conceptos con que venimos quienes emigramos de nuestros países.

Considero que tanto los nacionales de Perú, Bolivia, tienen como común denominador la historia; y con ello, el exterminio que sufrieron sus ancestros que entre otras causas fue, por ser diferentes al conquistador, por hablar y creer en un Dios diferente; como consecuencia de ello, es sabido el exterminio sufrido y la situación de esclavitud que sufrieron los pueblos originarios y que además sufren quienes “sobrevivieron” a esa masacre, que debieron además aceptar silenciosamente esa superioridad que se impuso por ser de otra raza, que era superior y con ello lo cobrizo: detestable, inferior; y principalmente porque se obligo a fuerza de tortura y muerte que no se debía renegar de esa situación, con esto cito al heroico Tupac Amaru, Cacique de Tungasuca, que fuera descuartizado y puesto sus miembros como símbolo de lo que no se debía hacer. Se gestó la inferioridad de la raza americana.

Con esto quiero reseñar, que por parte del inmigrante descendiente de los pueblos originarios, se encuentra grabado con sangre que ser libres, levantar la cabeza, oponerse, no le esta concedido. Y que todo lo que viene del aborigen es detestable, su color, su idioma, su religión. Con azotes con tormentos y muertes, se hizo entender al aborigen que su cultura (tan rica, y ejemplar) no servia, y se exigió que no se practicara, hizo que nos avergonzáramos del originario, porque se enseñó que es, inferior, vulgar. Que no se practicara su religión porque eran actos demoníacos, que no se practicara su medicina, entre otras cosas.

Esta introducción sirve para entender la auto discriminación y porqué un aborigen de Perú, de Bolivia, siente vergüenza de su ser mismo,  y quiere parecerse al que nos enseñaron que era el estereotipo de lo humano.

Creo que el tema de la discriminación, y de la auto discriminación, debe entenderse como una cuestión compleja y en estos casos fuertemente cultural. Entender porque se autocondena o condena a un nacional, creo que debemos revisar la historia pre y post colombina. La necesidad de integrarse también tiene como causa la necesidad de dejar de pertenecer a un lugar que nos enseñaron a denostarlo, a inferiorizarlo. Entiendo que conforme, van madurando nuestros pueblos estos conceptos se van diluyendo y dejándose de lado, y el hecho de estar en un país distinto al propio, educarse con otra visión ayudará en los procesos de cambio de mentalidad y de revalorizar nuestras culturas.    

En relación al país receptor; la discriminación hacia nacionales de Perú, Bolivia principalmente, entiendo que en los últimos tiempos tiene que ver mas con conceptos modernos incorporados en forma de “fines” para algo llevados adelante principalmente por la mala política. En los años 90, se mostraron interesados en señalar que los responsables de la delincuencia, y la falta de empleo eran los “ilegales” peruanos, bolivianos. De ese modo intentaban dar respuesta a una demanda que le exigían seria políticas para estos males; estos dichos, y actitudes generaron que, en sectores sensibles donde no tenían empleo, o resultaban victimas de la violencia, aflorara cierto grado de xenofobia hacia estos indocumentados que “nos vienen a sacar el trabajo de los argentinos”, frases celebres, clichés usados comúnmente para encubrir las malas políticas.

 Entiendo que independientemente de la naturaleza humana que tiende a discriminar, estos hechos marcaron de algún modo, conceptos que se repitieron y en muchos casos se transformaron en acciones terribles y temibles, como cuando en el año 2001, tiraron a Marcelina Meneses y su pequeño hijo Josué Torres de un tren, luego de haberla insultado por su condición de boliviana; Crimen que al ser de un inmigrante culpable de todos los males, no importó nunca resolverlo, por ello estas políticas, estas actitudes  que en su momento se propiciaron incluso desde el estado, entiendo que colaboraron a que se genere un clima de xenofobia para el inmigrante.

A la fecha, considero que el estado esta trabajando en políticas que tiendan a la no discriminación, y a la inclusión del inmigrante reconociendo los derechos y garantías que ya le otorgaba la Constitución Nacional, los pactos, y tratados internacionales.

Prueba de ello es con la derogación de la triste celebre “ley Videla”, en el 2004. Donde  se propiciaba la discriminación desde el estado mismo, y que entendía al inmigrante como un individuo de segunda categoría; al día de hoy, un paso positivo es la vigencia de una nueva ley y con ello se abre la posibilidad que los inmigrantes se nos vea como todos; esto es: HUMANOS.

*Responsable del Departamento de Inmigrantes de la Municipalidad de La Plata

 

DOCTRINA NACIONAL

Texto del Gral.Perón - (bol.No.5) Doctrina Social de la Nación


*Por Diego Carbone

Continuando con nuestro pequeño aporte de refrescar la memoria, de compañeros, amigos y conciudadanos de todas las ideologías, hoy nos metemos en la que hemos dado en denominar bolilla 5, el tema de hoy:
DOCTRINA SOCIAL DE LA NACION

1) La unidad del pueblo argentino se realiza mediante la organización integral de la comunidad nacional en el orden social, económico y político.

2= La comunidad nacional se organizará socialmente mediante el desarrollo de las asociaciones profesionales en todas las actividades de ese carácter y con funciones prevalecientemente sociales.

3) El trabajo es la suprema dignidad del hombre. En la comunidad argentina no existe más que una sola clase de hombres; la de los que trabajan.

4) El Gobierno, el Estado y las organizaciones del Puelo deben promover el ejercicio y desarrollo de los Derechos del Trabajador establecidos por la Constitución Nacional.

5) Los objetivos de la comunidad organizada sólo pueden ser alcanzados mediante la leal cooperación económica y social entre el capital y el trabajo.

6) El sindicalismo debe organizarse y desarrollarse libremente con la sola condición de que concurra mediante su acción nacional e internacional a la consolidación y defensa de
la Justicia Social, La Independencia Económica y la Soberanía Política de la Nación.

7) La familia es la célula básica de la organización social. ¨Como tal debe ser protegida por el Estado mediante el desarrollo de los derechos especiales que consagra el artículo 37 de la Constitución Nacional.

8) El Gobierno, el Estado y las organizaciones del Pueblo deben promover el ejercicio y desarrollo permanente de los de los derechos de la Ancianidad.

9) Los niños, que constituyen la comunidad nacional del porvenir, vale decir, la patria del futuro, son los únicos privilegiados Sus derechos deben ser protegidos, consolidados y desarrollados por el Gobierno, El Estado y las organizaciones del Pueblo.

10) El Gobierno, el Estado y las organizaciones del Pueblo deben proteger, promover y desarrollar la salud y el bienestar físico, intelectual y moral del Pueblo. Ellos constituyen el capital y la riqueza básicos de
la Nación y del Pueblo, y el fundamento indispensable de su felicidad y grandeza.

11) La mujer, elemento fundamental de la familia, debe crear, consolidar y desarrollar la conciencia social de sus hijos.
La Nación debe facilitarle su participación activa en la vida social, económica y política del País, sin detrimento de sus funciones familiares específicas.

12) La asistencia social será conducida por el Gobierno y realizada prevalecientemente por las entidades privadas de las organizaciones del Pueblo, con el apoyo subsidiario del Estado.

13) En materia de asistencia social los beneficiarios deben ser respetados en su dignidad de asistidos, según los principios humanistas y cristianos de
la Doctrina Nacional.
14) La acción social en materia de salud pública desarrollará la protección y el aumento de la salud del Pueblo, a fin de acrecentar su bienestar físico, espiritual y moral, y obtener el máximo coeficiente de utilidad.

15) La acción social en materia de vivienda deberá asegurar a los habitantes del país la posesión de una vivienda adecuada, higiénica y económica. La vivienda, en su condición de propiedad individual, tiene una función social que cumplir, y por ello ha de ser considerada bien de familia, garantizando el Estado su condición de tal.

16) En materia de turismo, la acción social de
la Nación será orientada de tal manera que posibilite el acceso del Puelo Argentino y de los extranjeros al conocimiento general del país, de sus bellezas naturales y de las creaciones propias de la comunidad nacional, atendiendo a los beneficios que representa para el descanso físico y espiritual concomitante.

17) La política migratoria nacional debe atender a las posibilidades de trabajo, vivienda, conformación ideológica, adaptación fácil del inmigrante al medio nacional, y muy particularmente a las prescripciones constitucionales en la materia.

18) El equilibrio urbano, rural debe ser objetivo permanente de la acción social de
la Nación.
19) Las migraciones internas y externas deben orientarse hacia zonas infrapobladas, particularmente rurales con posibilidades económicas adecuadas.

20) La comunidad organizada exige alto grado de conciencia social. Elevarla es función primordial de las organizaciones sociales y políticas del Pueblo. Auspiciar la elevación de la conciencia social es deber de todos los organismos del Gobierno y del Estado.

J.D.PERON

Hasta aquí los veinte puntos en los que nuestro líder diagrama
la DOCTRINA SOCIAL DE LA NACIONAL, textos que superan el paso del tiempo y mantienen una actualidad invalorable. Como siempre pueden utilizar los mismos libremente para difundirlos y hacerlos conocer. Un abrazo peronista 

AUTORIDAD, RECONOCIMIENTO Y JUSTICIA EN LA ESCUELA - CUARTA Y ÚLTIMA PARTE

¿Es la película “Los Coristas”, un espejo de nuestra educación actual?


*Por Susana Pussacq

 En el internado, no había posibilidad de cambio a las órdenes por él impartidas; no tenían los alumnos la posibilidad de recrear lo recibido, por lo que no había transmisión y la autoridad del rector, aún ocupando el cargo, no era legitimada.
A pesar de ser Clement Mathieu alguien que busca otras estrategias de comunicación (la formación de un coro, por ejemplo), tiene sus momentos de crisis (“Rachin me aterra, los niños me aterran. Sigo creyendo que entrarán en mi cuarto para matarme”). Ante la imposibilidad de reducir, de dominar al otro, se piensa en la violencia como un instrumento y se identifica “el afuera” como “maldad”, “subversión” o “el enemigo” (Dussel Pág. 3) al que se le teme.

Es por eso que las autoridades del internado llegan a encerrar a Mondain en la cárcel. Lo alejan de sus compañeros, ocultando a estos su verdadero destino como otra forma de no reconocimiento a ellos.
¿Hubiera sido posible en el internado no llegar hasta este extremo? ¿Era posible construir otra escuela, otro tipo de relación donde el maestro y el alumno no se vean como rivales, oponentes entre sí?
Seguramente sí. Para ello hubiera sido necesario crear verdaderos espacios de diálogo donde se escuchara la voz de ambas partes, favoreciendo “un diálogo que “permitiera” a los jóvenes sostener la construcción de una identidad a partir de sus intereses, posiciones y deseos” (Falconi. 2004. Pág. 9).

En la realidad, en la escuela actual, de nuestra ciudad, de nuestro entorno encontramos cotidianamente casos como el de Nicolás, que hubiera podido resolverse si se hubieran buscado esos otros caminos.
¿Cuál es entonces nuestro lugar, nuestra postura en este sistema tan increíblemente parecido al de la pelicula? ¿Hay posibilidad de cambio? ¿Cuáles son los roles o los lugares que debe ocupar un adulto para poder encender pequeñas mechas que terminen abrasando este sistema unilateral y exclusivo?.

Pienso, en principio, que sin duda alguna es posible un cambio por el que se reconozca – y no digo “se le otorgue” ya que creo que es un derecho propio – el lugar de protagonistas de su propia vida a niños y adolescentes.En cuanto al rol que debe ocupar quien propugne un cambio en la manera de actuar ante las nuevas infancias y adolescencias creo que no hay uno excluyente y al que solamente le corresponda dicha responsabilidad.

No es exclusiva de los equipos de conducción la tarea de llevar adelante el cambio.
Cada docente, desde su lugar en el aula, trabajando con sus alumnos, propiciando canales de diálogo y respetando la diversidad, puede convertirse en un brazo del cambio.
Como propuesta que me parece interesante veo la posible intervención de una directora de estudios. Su rol sería, principalmente, el de mediadora.

Lo considero un lugar estratégico ya que podría poner en marcha varios proyectos que, de llevarse a cabo producirían cambios rompiendo con viejas y rígidas estructuras.
Concretamente, una acción positiva sería la de extender los alcances del currículum hegemónico vigente en una escuela como el Internado.

La atención a la diversidad de la población escolar, apuntando hacia “prácticas de aprendizaje no jerarquizadas y de cooperación” (Connell. 1997. Pág. 67) resultaría efectiva a la hora de incluir los diferentes intereses.
La implementación de talleres de expresión, de idiomas o de danzas, buscaría atraer diferentes intereses de los alumnos.

Actividades cooperativas, como la fabricación del pan o de indumentaria haría posible un intercambio entre la comunidad escolar y la sociedad.
Otra acción importante sería dejar de lado la clasificación de alumnos (examen Binet Simón, mencionado en la película). Al encasillarlos en niveles se niega “el principio de los intereses de los menos favorecidos” (Connell. 1997. Pág. 70/72). “Aniquilar el sentido de posibilidad puede ser tan efectivo como cualquier propaganda positiva a favor de la esclavitud”.

¿Cómo se podrían modificar las situaciones de violencia en ese ámbito escolar? Allí, la violencia es una constante. De alumnos a docentes, de docentes a niños, de niños entre sí y también entre docentes.
Es importante tener en cuenta para analizar este aspecto, la situación social de los internados: hijos de pobres, hijos de obreros, hijos de mujeres solas, marginados por su condición social. Calificados como “mitómanos o de bajos instintos” por sus propios docentes. Esa situación de no reconocimiento de parte de los adultos, de injusticia en términos culturales, genera situaciones de violencia.
Falta el cuidado del otro, por parte de los mayores. Falta el reconocimiento “como una cuestión de justicia” (Fraser 2000. Pág. 27).

Sería oportuna la acción de la directora de estudios que escucha las inquietudes de los niños, que funciona como una mediadora entre ellos y los docentes rígidos en sus posturas.
Pero, ¿podemos hablar de “des-reconocimiento” dentro del internado, que debería ser un lugar de cuidado por parte de los docentes hacia los niños? Absolutamente sí.
El no reconocimiento puede darse en diferentes contextos ya que las necesidades son diferentes cuando éstos lo son.

“Qué personas necesitan qué tipo (s) de reconocimiento en qué contexto, depende de la naturaleza de los obstáculos que ellos enfrentan en relación con la paridad participativa” (Fraser 2000. Pág. 35)
La organización de un proyecto institucional que tenga en cuenta la voz de los jóvenes y niños, que esté dispuesto a escuchar y reconocer al otro para aprender de él, puede llegar a establecer una escuela más justa, donde la transmisión sea posible porque el otro es reconocido y tenido en cuenta, donde el cuerpo del otro no es un receptáculo de castigo y violencia, sino que es visto como un ejemplo visible de diversidad aceptada e incluida.

Es hora ya que la escuela deje atrás viejos esquemas. Debe, de una vez por todas, aprender a ver en las nuevas experiencias subjetivantes que se presentan por los avances tecnológicos (chateo, zapping), las funciones cohesivas que con llevan.
“La interiorización de las normas clásicas y la apelación a las sanciones parecen procesos ya imposibles” (Siede 2007. Pág. 186).

Una directora de estudios que entienda que en un conflicto hay un costado creativo que permite a los alumnos expresarse y encontrar su lugar en el grupo, seguramente conseguirá bajar los niveles de violencia.
La inexistencia de conflictos es sólo un fantasma creado en la imaginación de algunos docentes. La existencia de ellos es, diría yo, hasta deseable y hace a la sanidad del grupo y del sujeto como tal cuando éste tiene la posibilidad de expresar sus disidencias y ser respetado en su diversidad.
Sigo pensando el problema y me doy cuenta de que los ejemplos brotan paso a paso en el día a día de los niños y su relación con la escuela y la educación en general.

Los ejemplos serían infinitos. Me asombra cómo, a cada paso, nos tropezamos con “Internados”, con “fondos de tarros”. Podría continuar dando ejemplos que me sorprenden paso a paso. Como cuando días atrás, recorriendo cercanías de mi barrio descubrí los muros altísimos del “Preventorio Roca” y dentro de él niños y adolescentes que piden ser sacados del lugar cada vez que pueden cuando se abre la inexpugnable puerta porque un camión trae o lleva internos. Otra vez, la escuela confunde el concepto de prevención, otra vez el acallamiento de los jóvenes y la dominación de sus cuerpos. Otra vez Le fond d letang. Pero esta vez en mi ciudad. Acá, muy cerca de mi barrio.