Seguidores

8 de marzo de 2009

MUJERES EJEMPLARES EN LA HISTORIA

8 de Marzo - DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

*Por Daniela Taboada y Silvana Castro

El "Día Internacional de la Mujer" fue establecido por las Naciones Unidas en 1975. Su origen se remonta al 8 de marzo de 1857 cuando se produjo la primera huelga de trabajadoras de la industria textil y del vestido en la ciudad de Nueva York. Las protagonistas de otro hecho similar fueron, también, empleadas textiles newyorkinas: en 1908 las obreras iniciaron una huelga en la Fábrica Colton y tomaron el establecimiento. Ellas pedían igualdad de salario entre hombres y mujeres, descanso dominical y reducción de la jornada laboral. Las huelguistas fueron encerradas y el edificio fue incendiado. Murieron quemadas 129 mujeres.
En 1910, en el Congreso Internacional de la Segunda Internacional de Copenhage, fue propuesta esa fecha como "Día Internacional de la Mujer". La proposición la realizó la revolucionaria alemana Clara Zetkin, que integraría, años después, el grupo revolucionario alemán "Espartaco", junto a Rosa Luxemburgo.

Tiempo después, las Naciones Unidas tomaron esa fecha como un hito importante en las luchas de las mujeres para conseguir la igualdad de derechos, la participación plena en la sociedad.

Las mujeres buscaron la igualdad con el hombre y el primer acto fue la lucha por el voto.
En nuestro país, en 1919 se presenta el primer proyecto de Ley en el Parlamento Nacional para otorgar el voto a las mujeres. En el año 1921 se presenta otro proyecto para el otorgamiento del voto de la mujer, que tuvo la misma suerte que el anterior; hubo iniciativas posteriores con el mismo destino. En 1928 el gobernador de la Provincia de San Juan, Federico Cantoni, otorgó el voto a las mujeres, hasta que en 1946 el gobierno peronista logró sancionar los derechos cívicos de la mujer. 
En los primeros años del siglo XX, aparecieron los primeros movimientos feministas y de liberación de la mujer, como expresión de las militantes del Partido Socialista y del movimiento anarquista.

La mujer ingresó a la política en la Argentina -con derechos para elegir y ser elegida- en 1946, por la lucha de Eva Perón.


MUJERES ARGENTINAS

CAMILA O'GORMAN

Nació en Buenos Aires en 1828. Tenía 19 años cuando conoció al párroco del Socorro: Uladislao Gutiérrez. La joven cantaba en las funciones religiosas. Nació el amor entre ellos y huyeron. Se instalaron en Goya, Corrientes, en tanto eran buscados por el padre de Camila.
Meses más tarde, un sacerdote reconoce a Gutiérrez y lo denuncia. Informado Rosas, éste dispuso que fueran traídos a Buenos Aires con grilletes e incomunicados. Se ordenó el fusilamiento de la pareja y la sentencia se cumplió el 18 de agosto de 1848. Desde Montevideo, la prensa unitaria agitaba contra Rosas sosteniendo que en Buenos Aires reinaba la "inmoralidad". Fue la primera vez que se fusiló a una mujer en la etapa republicana.
CECILIA GRIERSON

Primera médica argentina. Nació el 22 de noviembre de 1859 en Buenos Aires. Estudió medicina antes que ninguna mujer se atreviera a hacerlo. Obtuvo el título en 1889. Se inició en el Hospital San Roque, hoy Ramos Mejía. Fundó la primera escuela de enfermería en nuestro país. En 1892 creo la Sociedad Argentina de Primeros Auxilios.
Publicó el libro Educación técnica de la mujer; estableció el Instituto de Ciegos; hizo incluir el estudio de la puericultura en los colegios secundarios y fundó la Asociación Obstétrica Nacional. Falleció en Buenos Aires en 1934.
GABRIELA LAPERRIÈRE DE CONI

Intelectual, escritora, fue al mismo tiempo feminista y encabezó la dirección de la corriente "sindicalista revolucionaria" de raíz soreliana a principios del siglo XX.
En 1905 se apartó del Partido Socialista y junto a Luis Bernard, Emilio Troise, Sebastián Marotta, Julio Árraga, entre otros, organizó a los "sindicalistas revolucionarios", que se inspiraban en el francés Georges Sorel en un importante movimiento de masas obreras. Posteriormente, el sindicalismo revolucionario generó la Union Sindical Argentina (USA). 
VICTORIA OCAMPO

Escritora, intelectual de relieve mundial. Fue una animadora de la cultura argentina y universal. Publicó la revista Sur de la que fue motor junto con el escritor José Pepe Bianco. Feminista, fue partidaria de la liberación de la mujer, del voto femenino y de la libertad sexual. Probablemente puede decirse que Victoria Ocampo constituyó el último capítulo en el siglo XX de lo que había sido el aspecto progresivo de la cultura iniciada con la Generación del 80.

ALICIA MOREAU DE JUSTO

Figura consular del Partido Socialista, médica. Nacida en Londres, donde sus padres estaban de paso ya que debieron salir de París por haber participado en la Comuna de 1871. Fue la compañera del Doctor Juan B. Justo con el que tuvo 4 hijos. Directora de La Vanguardia y de El Socialista Argentino, fue jefa de redacción de las revistas: Revista Socialista Internacional, Humanidad Nueva y las publicaciones feministas Nuestra Causa y Vida Femenina. Defensora de los derechos humanos fue presidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.
Impulsó la cultura popular desde el Ateneo Popular; fundó la Unión Feminista Nacional en 1918; formó parte de la "Unión de Mujeres Socialistas" y, al momento de su fallecimiento, en 1986, presidía la Confederación Socialista Argentina, conjuntamente con Oscar Palmeiro, y la Fundación Juan B. Justo, la cual creó en 1975 con José Luis Romero, Gregorio Weinberg y otros socialistas.
MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN

Fue una de las figuras más relevantes en la lucha por la emancipación política de la mujer trabajadora y por su acción y propaganda fue establecido el derecho al sufragio para las mujeres argentinas. Entre sus libros más importantes figuran Historia del Peronismo y La razón de mi vida. Fogosa oradora, conmovía a las masas populares y hablaba con la voz de "los que no tienen voz". Acompañó a Juan Perón en su campaña política, en su triunfo electoral de febrero de 1946 y en la labor de gobierno. Adquirió un liderazgo que persiste en el recuerdo y en la conciencia de los sectores trabajadores y del pueblo. Inspiró la Fundación Eva Perón basada en la ayuda social y en los principios de la ayuda mutua, no en la caridad.
Desde su liderazgo tuvo especial dedicación por los niños, ancianos y enfermos, principalmente de las clases obreras.

 



MUJERES REFUGIADAS

RIGOBERTA MENCHÚ TUM

Una lider activista guatemalteca, especializada en reformas sociales de mujeres y de la población indígena. Reclamó derechos en su guatemala natal.
Rigoberta Menchú Tum fue forzada a esconderse, abandonó Guatemala en 1981 como consecuencia de que varios de sus familiares fueron torturados y asesinados por las fuerzas armadas.
Mientras era refugiada en México, continuó su lucha contra la represión en su país y por los derechos de la población indígena campesina. En 1992 aceptó el Premio Nobel de la Paz en nombre de toda la comunidad indígena.
ISABEL ALLENDE

Escritora chilena. Se exilió cuando su tío, el presidente Salvador Allende, fue derrocado por el golpe militar de 1973. Muchas de sus novelas narran la problemática del exilio y las distintas experiencias vividas por esa causa. Vive en California, escribe y enseña, además de estar comprometida en la lucha de los derechos humanos en todo el mundo.
MARLENE DIETRICH

Nacida en Alemania, llegó a los Estados Unidos en 1930 para trabajar en Hollywood. Perseguida por el nazismo, se negó a regresar a Alemania y adquirió la nacionalidad americana en 1939. Se la consideró una traidora por los nazis de Alemania y su hermana fue tomada prisionera en un campo de concentración. Dietrich fue inmortalizada como una estrella de cine que hizo màs de 50 películas y el film en el que actuó, El ángel azul, se ha transformado en una leyenda.

 


MUJERES DE AFGANISTAN

Muchas mujeres de Afganistan viven en constante conflicto, desde hace más de 20 años. A pesar del regreso de 46.000.000 de refugiadas, hay millones de afganas lejos de su patria o desplazadas en el país, debido a la sequía y a la guerra civil. Los afganos constituyen la mayor y más antigua población de refugiados en el mundo.

“MOVIMIENTO ME OPONGO A TODO”



*Por Eliana Valci

Acertadamente la Presidenta de la Nación en la presentación del Plan Mi PC, en la Residencia Presidencial de Olivos, el pasado 4 de marzo, dijo: “hay un movimiento nuevo en la Argentina, yo digo el movimiento "me opongo a todo", no se sabe de qué se trata pero me opongo igual por las dudas”; refiriéndose a quienes han atacado y denostado el Proyecto de la Nueva Ley de Servicios Audiovisuales, cuando aún no se ha presentado en el Congreso para su correspondiente debate.

Es claro que no han comprendido que ésta es una de las “tantas deudas de la democracia”, y que este Gobierno quiere darle el tratamiento que le corresponde acorde a los tiempos que corren, máxime cuando a través de la reforma constitucional de 1994, se menciona por primera vez a los “medios audiovisuales” como objeto de protección en el Art. 75 inc 19 Párr. 4º.

Pero por supuesto, que no podían faltar los cometarios de los integrantes de este nuevo movimiento opositor-impositor-impostor, como la “advertencia” que hizo Gerardo Morales a Clarín el 4/03/09:"Más que el anuncio de que el Gobierno pretende debatir una nueva legislación sobre radiodifusión o medios de comunicación, hemos escuchado una amenaza de la Presidente contra los medios y los periodistas independientes".

¿Amenaza?...es evidente que hubo un fallo auditivo-interpretativo por parte del receptor consternado…¿medios y periodistas independientes?...Sí, independientes del Pueblo, y funcionales a los intereses antinacionales.

No conforme con ello, según la edición de Clarín del 5/03/09, debatieron acerca del derecho de expresión en el Senado, tradicionalmente denominado como “libertad”, (que) es la facultad de exteriorizar a los demás, cualquiera fuera el medio utilizado, ideas, opiniones, pensamientos, informaciones…” (Quiroga Lavié, Derecho Constitucional Argentino, Pág. 348).

"Hay que escuchar lo que uno no quiere escuchar", apuntó, en referencia al matrimonio presidencial, el representante de la Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina (ADEPA), Carlos Gamond. Y también dijo: "Hay casos de censura resonantes y con gran difusión en los medios como el de Pepe Eliaschev y el de Nelson Castro, pero que hay muchas otros, desconocidas, en el interior".

Sin duda alguna no han entendido lo que implica el ejercicio de este derecho, y mucho menos creo que hayan tenido en cuenta el segundo párrafo del Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que considera lo siguiente: “que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad; y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y la miseria, disfruten de la libertad de la palabra y de las creencias”.

Se autoproclaman censurados, cuando ellos mismos se encargan de ser los únicos portadores de la verdad, merecedores de ser  oídos, así sea la fuerza. Tal es el caso de Freddo donde  «Es decisión de la empresa que en nuestros locales solamente se lean Clarín y La Nación». Esa fue la respuesta que obtuvieron distribuidores de EL VIGÍA cuando solicitaron dejar algunos ejemplares de su última edición en el local que la heladería-confitería posee en Alto Avellaneda.

En esa lógica, es comprensible que se opongan, o mejor dicho que impongan un criterio basado en la agresión y en la tergiversación de los acontecimientos, dado que subrepticiamente se puede detectar-para aquellos que saben leer entre líneas-que a sus intereses hegemónicos, no les es rentable y mucho menos conveniente, que los medios de comunicación informen en forma adecuada, funcionando así, como un servicio público fundamental para la República y para la Democracia.

*Directora Revista Ida & Vuelta.

LA MEDIOCRACIA Y LOS MEDIOCRES



*Por Claudio Díaz

(O por qué será clave tener una nueva Ley de Radiodifusión)
______________________________________________________________________

La diputada (o el diputado, porque no se trata de una cuestión de géneros) llega hasta el inmaculado edificio de la calle Tacuarí, se presenta en la oficina del impoluto gerente y a la primera seña que capta se dirige servilmente hacia su escritorio.

“Venga, aquí va a estar más cómoda”.  Se sienta sin pudor alguno en el regazo del anfitrión (en el regazo del poder) y se deja dar cuerda como un muñeco obediente. “No respire por unos segundos; quédese tranquila que no le va a doler…”. El gerente-geronte puede llamarse Rendo. O Gowland Mitre, si es que la legisladora concurrió a otro edificio, esta vez de la calle Bouchard. En cualquier caso, esos señores saben cómo tratar a las marionetas.     

“A ver… ¿ya está lista?  Bueno, la escucho…”.

“La reforma de la ley de radiodifusión es nada más que una herramienta para que el gobierno someta a los medios de comunicación y no haya libertad de prensa”.

“¡Muy bien, muy bien…! Vamos, repita otra vez…”

“La reforma de la ley de radiodifusión es nada más que una herramienta para que el gobierno someta a los medios de comunicación y no haya libertad de prensa”.

“¡Excelente! Eso es lo que queremos escuchar… Muy bien, diputada Giúdici. Creo que con usted y el senador Morales haremos un gran trabajo. Ahora vaya tranquila que la van a llamar del diario, del canal y de la radio… Ya sabe lo que tiene que decir. Je, desde mañana su nombre va a figurar en todos los medios. Le va a servir mucho para su carrera política…”.

                                                   ******************                                         

Así opera el nuevo sistema de poder de la Argentina. Una oligarquía periodística que, como correa de transmisión del establishment mundial, se arroga la misión de redactar, difundir y poner en boca de sus chirolitas el pensamiento único, el pensamiento políticamente correcto, para que toda la comunidad sepa que no hay otro camino posible de tránsito que no sea el que marcan los dueños de la riqueza. Un sistema, la Mediocracia, que para sembrar su “verdad” en el terreno de la opinión pública se vale de una clase de dirigentes, los mediocres, que con tal de saciar su voracidad material se han convertido en los esclavos que aceitan la cadena reproductora del discurso hegemónico.         

Políticos sin vergüenza hubo en todos los tiempos. Pero, al igual que sucede con las cucarachas, encuentran mejor clima al calor de las grietas sórdidas y oscuras de los medios, hacia donde se arrastran en busca de su alimento. En los últimos años, la mayoría de ellos se apiñan en torno de los manteles del Grupo Clarín para alcanzar alguna migaja del menú mediático.
A falta de partidos políticos creativos y novedosos en la oposición, en ausencia de instituciones creíbles y confiables, y con un gobierno todavía frágil que debe enfrentar toda la presión de los intereses antinacionales, los medios de comunicación “asumen” la convocatoria de lo público, el monopolio de lo que es interesante sobre lo que es importante. Marcan la agenda del país con su propia agenda comercial.
Dispersos y diversos, fortalecidos y reagrupados, están decididos a ser un poder en sí mismo, constructores de los referentes nacionales, el espacio donde se convoca a la ciudadanía, donde se eligen a sus representantes. Se insiste: la Mediocracia. Un poder paralelo que gobierna a la par (o por encima) de los políticos.

Por eso, hay que conversar sobre el poder fáctico que estos medios corporativos acumulan en un país donde falta poder a los partidos políticos, credibilidad a las instituciones públicas, legitimidad a los poderes del Estado y fuerza a la sociedad civil. Tenemos cada vez menos Estado y más mercado.

Si en una verdadera democracia los medios difunden lo que la gente piensa; en la Mediocracia la gente termina diciendo lo que los medios piensan y quieren que se diga. Y si en la  democracia la información es una cosa y la opinión y propaganda política otra completamente distinta; en la Mediocracia no hay fronteras porque sus dueños pretenden capturar, secuestrar el libre pensamiento.    

El chantaje  que hoy ejercen los grupos Clarín, La Nación, Prisa, Fontevecchia y De Narváez-Manzano no sólo desmiente su pretendida naturaleza de “actores sociales desinteresados”, neutrales y objetivos en los juegos del poder, sino que -más delicado todavía- socava a través de la manipulación y demonización informativas un fundamento de la democracia moderna: la existencia de un verdadero sistema de y por el conjunto de todos los argentinos, apoyado en los intereses de la comunidad antes que en los del llamado mercado.

Lo más perverso de todo esto es que, sin ser un poder institucionalmente legitimado por otra vía que no sea el rating y el aparato comercial y económico que los mantiene, los medios juegan un papel que rebasa por mucho su condición de agentes mediadores para el encuentro del pueblo y sus representantes. Para peor, su influencia se sostiene en la explotación de un recurso público concesionado, como es el de las ondas televisivas y radiales de nuestro país cuyo único dueño es el Estado argentino.  

Si en plena Década Infame nuestros faros del pensamiento (Jauretche, Scalabrini Ortiz, Homero Manzi, Manuel Ortiz Pereyra) fueron capaces de resumir la orfandad argentina en aquella didáctica y suprema sentencia (“No queremos ser colonia, queremos ser Nación…”), hoy nos atrevemos a sostener que la opción del momento es ineludible: Mediocracia o Nación.

RÉPLICA DEL PRESIDENTE DE LA CORAMECO A LA DIPUTADA GIÚDICI (UCR)

- SILVANA GIÚDICI - DIPUTADA DE LA NACIÓN (U.C.R.) MUY DESINFORMADA; MANIPULA INFORMACIÓN CON SU
OPINIÓN TENDENCIOSAMENTE PERVERSA A LA POBLACIÓN EN EL DIARIO LA NACIÓN.
HACE GALA DE IGNORANCIA COMO PARLAMENTARIA AL ENCABEZAR LA COMISIÓN DE LIBERTAD DE EXPRESIÓN.
UNA VERDADERA VERGÜENZA NACIONAL PARLAMENTARIA Y DESASOCIEGO PARA QUIENES REPRESENTA.

- RÉPLICA DEL PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN DE RADIOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN
DE ARGENTINA.



Opinión 

Un debate parlamentario que genera sospechas  

Silvana Giudici  
Para LA NACION 

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1105809 
"La manipulación de la información les hace mucho mal a la Argentina y a los ciudadanos que tienen derecho a informarse", afirmó la presidenta Cristina 
Kirchner, en su discurso ante la Asamblea Legislativa. En línea con lo que sostiene desde su asunción, la Presidenta planteaba ante los legisladores lo que ya había anticipado en la Biblioteca Nacional el 27 de febrero último. 
Para ella, los medios repiten "un libreto que nadie sabe quién elabora" e instó a los intelectuales que la siguen a que ayuden a la sociedad a "desentrañar los mensajes de la prensa". Esta visión oficial sobre el papel de la prensa se esboza desde la presidencia de Néstor Kirchner y se exacerba 
progresivamente durante la actual gestión. Todo aquello que piense o exprese distinto de la historia oficial es simplemente reaccionario o 
desestabilizador. Para este gobierno, la prensa no tiene un atisbo de independencia, sino que siempre actúa en función de intereses diabólicos. Para 
este gobierno, los medios de comunicación son un enemigo por vencer, tal como el campo o la oposición. ¿Qué diferencia existe, entonces, entre el primer anuncio de la presidenta Kirchner respecto de la modificación de la ley de radiodifusión y este último, realizado en el Congreso? Conviene repasar algunos hechos que, en orden cronológico, traducen la política oficial hacia los medios de comunicación. Simultáneamente con el anuncio realizado en abril de 2008 para modificar la ley de radiodifusión, la Presidenta presentó un observatorio que 
intentaba ser un monitor de la cobertura mediática en lo más candente de la crisis con el campo. Durante todo el año pasado, los ataques y cuestionamientos a medios y periodistas estuvieron a la orden del día; la violencia discursiva precedió a hechos de violencia explícita, como el ataque a un stand de Radio Mitre en la Feria del Libro. 

Mientras esperábamos el proyecto de radiodifusión oficial, que nunca fue dado a conocer, el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) comenzó a actuar  selectivamente contra algunos medios críticos, como Radio Continental, y un aliado sindical de primer nivel bloqueaba la salida de los diarios con la intención de dominar el circuito de distribución de diarios y revistas. La manipulación de la información quedó claramente verificada cuando el canal oficial no transmitió las imágenes del vicepresidente Cobos, cuando se contrata productoras privadas para difundir los actos oficiales y cuando no se permite a los canales de aire transmitir en vivo desde la Asamblea Legislativa. 
También se manipula la información cuando la pauta oficial se utiliza para premiar a los medios adictos y castigar a los independientes o críticos. Como  si todo eso no alcanzara para demostrar la visión que tiene esta gestión hacia la prensa y el clima de censura instalado, basta con recordar que en enero de este año el programa de Nelson Castro fue levantado de la programación de Radio Del Plata. Los nuevos dueños de la emisora, de fuerte vinculación con el Gobierno, se molestaron con las denuncias de sobreprecios en sus obras públicas, pero voceros de la empresa, además, dejaron saber que todos los días algún funcionario se quejaba de las afirmaciones del periodista. 

En definitiva, entre el anuncio del 2008 y el reciente trasunta una advertencia: la reforma de la ley de radiodifusión para esta administración  -en este contexto de confrontación con la prensa- puede ser nada más que una herramienta para someter a los medios de comunicación. Con el discurso de "romper los monopolios" y "democratizar la información", se intenta neomonopolizar el sistema público y privado de medios en manos amigas. 

Es importante que la agenda parlamentaria asegure transparencia y objetividad en el tratamiento de la radiodifusión, incluyendo leyes para el acceso a la  información y la regulación de la publicidad oficial. De nada servirá una ley amañada o a la medida de este gobierno; las deudas regulatorias del Estado en materia de radiodifusión deben saldarse con el consenso que corresponde a una verdadera política de 
Estado. 

La autora es diputada (UCR) y preside la Comisión de Libertad de Expresión. 




*
Por Osvaldo Francés

.La Diputada Giudici lamentablemente esta desinformada, dado que observatorios de medios existen en el primer mundo y en los países más avanzados, para su información: 

A propuesta de Le Monde Diplomatique  
www.lemondediplomatique.com.mx - se lanzó en enero de 2002 en el Foro de Porto Alegre, el observatorio internacional de medios de comunicación (Media Watch Global). Su objetivo: impulsar "todo tipo de acciones tendientes a promover y garantizar el derecho a la información de los ciudadanos en todos los países". Este organismo está destinando a expandirse a través de observatorios nacionales integrados, en 
partes iguales, por periodistas, investigadores, universitarios y usuarios. 
(N.R. La propuesta fue realizada por el español Ignacio Ramonet, Director de Le Monde Diplomatique y reseñada con comentarios en Chasqui 88 del pasado diciembre) 

Los observatorios por regiones En este apartado procuraremos acercarnos a los  movimientos de observación mediática más destacados del planeta, prestando especial atención a las dos últimas décadas, período en el que se produce el gran auge de estas iniciativas. Es una relación de algunas de ellas -no todas- que consideramos relevantes y que estimamos necesario divulgar su existencia. 

América Latina Los observatorios en Latinoamérica parten de niveles,  
objetivos, métodos y referentes distintos, la posibilidad de conocerlos y 
complementarse es, por cierto, tarea de una naciente Red de Observatorios  Latinoamericanos, que en mayo pasado realizaron una primera reunión donde establecían algunas líneas de trabajo iníciales. En esa diversidad de formas de intervención y análisis tenemos las experiencias vinculadas con instituciones académicas como la Universidad Javeriana, la Universidad de La Sabana y la Pontificia Universidad Bolivariana de Colombia; la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina; el Proyecto Observatorio de Medios de Comunicación en Ecuador; el mencionado Observatorio promovido por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco y el del ITESM de México. 

Por otra parte, hay proyectos surgidos de organizaciones de periodistas y  
profesionales de la comunicación, como el Observatorio Político, Social y 
Cultural de Medios de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires 
(UTPBA), el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), la Agencia de Noticias dos Dereitos da Infancia (ANDI/Brasil), el Proyecto Antonio Nariño (Colombia), DOSES de Guatemala y la Asociación Mexicana de Derecho a la Información en México, la cual se vincula con otras organizaciones, y la UAM con el Observatorio Ciudadano, pero que particularmente trabaja en el seguimiento del cumplimiento del marco jurídico como forma de evidenciar su inoperancia y promover su actualización. También está la experiencia de organizaciones sociales como Calandria, con su Veeduría Ciudadana de Comunicación Social de Perú, y el Observatorio Ciudadano para el Libre Acceso a la Información coordinado por Acción Ciudadana en Guatemala, y el Observatorio Global de Medios en su capítulo de Venezuela. 

Según Germán Rey, asesor del proyecto de Responsabilidad Social y Medios de la  Dirección de Responsabilidad Social de la Casa Editorial El Tiempo, comenta en una publicación del sitio digital Sala de Prensa, que en América Latina existen más de veinte observatorios, cuyo objetivo es buscar que la sociedad discuta sobre el papel de los medios, sobre cómo los medios representan las realidades. Sobre los vínculos que deben existir entre los medios y la ciudadanía. 

Norteamérica En los Estados Unidos de Norteamérica, donde los observatorios de  medios más destacados cuentan con varios decenios de trayectoria, destaca la confrontación abierta entre los próximos al Partido Republicano y los afines al Partido Demócrata. Así existen dos observatorios principales: 

·         FAIR (
http://www.fair.org) Fairness & Accuracy in Reporting. Nació 
en el año 1986 y posee una declarada vinculación demócrata. En su temario se presta especial atención a la intromisión de los poderes político y económico en la prensa. Está constituido casi en su integridad por periodistas que proceden de la práctica profesional. 

·         AIM (
http://www.aim.org) Accuracy in Media. Su trayectoria se 
extiende desde la década de los 70 y cuenta con una manifiesta filiación 
conservadora. Presta especial atención a las distorsiones en las informaciones y su actitud con respecto a los medios es de total beligerancia. 


.A Radio Continental (Grupo Prisa 
http://www.prisa.com/quienes-somos/ ) se le hizo cumplir la Ley que usted no desea cambiar , Radio Continental NO puede repetir la misma señal en la misma área de cobertura por otra frecuencia sea esta de AM o FM según la Ley de radiodifusión actual, la cual parece gustarle a la diputada ,al NO querer debatir otra en el Congreso Nacional. Además Radio Continental ha infringido montones de regulaciones y normativas. Más información en el dictamen y resolución. 

http://www.coalicion.org.ar/dictamen.pdf 

.El vicepresidente Cobos tiene igual o más exposición pública en los medios públicos y privados que cualquier otro funcionario de estado nacional, NO victimicemos, NO hagamos política y seamos funcionales con un derecho ciudadano fundamental que es el de la comunicación. 

.El periodista Nelson Castro fue levantado de su programa por un tema 
contractual y de dinero, donde el periodista y la empresa privada no se 
pusieron de acuerdo en las sumas de dinero que solicitaba el periodista. 
También sería bueno que la Diputada diga que en reemplazo de Castro entro la periodista Liliana López Foresi, censurada por los medios durante 18 años, nunca escuchamos de parte de la diputada que es la presidenta de comisión de libertad de expresión NADA, NO seamos ingratos. El periodista Nelson Castro tiene un programa actualmente en RADIO NACIONAL, de que censura hablamos? 

Fucks, desmiente a Nelson Castro 

http://www.reporte24.com.ar/deportes/duelo-entre-argentinos-en-el-torneo-de-basilea.html
 
 
 
Lo que el viento no se llevó De 18:00 a 20:00 | Conducido por Nelson Castro 

http://www.radionacional.com.ar/programacion/fm-clasica.html 

.La confrontación la llevan adelante los grupos concentrados al ver tocado sus intereses y los intereses transnacionales, el país necesita una nueva ley de comunicación más allá de los gobiernos de turno, es una cuestión de estado que se está solicitando desde 1983, los legisladores deben ponerse a la altura de las circunstancias y pensar en el beneficio común y no en el particular o si es tapa de uno u otro periódico. 

.En definitiva, cualquier ley de la democracia, que contenga los 21 puntos  
básicos, que sea debatida, consensuada, federal y democrática será mucho mejor que el decreto-ley actual firmado por Videla y Martínez de Hoz, salvo que la Diputada Giudici opine lo contrario, cosa que no creemos con 25 años de ejercicio democrático.

PONENCIA DE ARIEL MAGIRENA EN CHIAPAS, MÉXICO


Habiéndose cursado invitación por la organización del evento que más abajo se detalla partió para México, Chiapas nuestro compañero de la Comisión de Medios Audiovisuales  en C.A., ARIEL MAGIRENA portando la ponencia que aquí les anticipamos.  


El Frente de Periodistas de Chiapas, convoca al Primer Congreso Mesoamericano de Periodistas y al Tercer Congreso de Periodistas de Chiapas y México, que se celebrará del 5 al 8 de marzo próximo, en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en cuya programación se tienen previstas cinco mesas de debate, conferencias magistrales y una Asamblea General para discutir la declaración conjunta que habrá de emitirse después de terminadas las mesas de trabajo.

--------------------------------
Discurso hegemónico,  objetividad y ética.
Ariel Magirena :  Argentina
Nunca como hoy la relación entre medios de comunicación  y poder había respondido con este nivel implacable de dialéctica al punto de romper los paradigmas fundamentales del periodismo. Ante la abundante literatura acreditada existente, vamos a saltearnos el análisis de cómo llegó el capitalismo en su fase más perversa, el neoliberalismo,  a instalarse como discurso hegemónico y a diseñar ideológicamente la estructura actual de la propiedad –la concentración-  de los medios de comunicación de masas, para intentar abordar la problemática del ejercicio del periodismo, que hoy entraña, como nunca, la pertenencia de clase de los trabajadores de prensa.  Probablemente esta conciencia sea uno de los escollos más visibles al momento de pensar y discutir los aspectos de incumbencia social como los de organización y lucha gremial en el ejercicio de nuestra profesión. Convertida la información en mercancía y los medios en escaparates el actual modelo informativo no necesita periodistas más que vendedores. Así el modelo del,  o la, periodista exitosos es el de mayor exposición, investido de un poder que aquilata sus capacidades de seducción y de persuasión. Un modelo individualista y superficial que forma “estrellas” que están por encima de la sociedad y de las relaciones de clase. Un modelo que es doblemente mentiroso al sugerir a sus estrellas periodísticas que son más importantes que la mercancía que venden, ocultándoles que ellos mismos son una mercancía. Un modelo que también vende vendedores.
Sabemos que la palabra expresa el pensamiento, por lo que  también influye en el pensamiento.  La desaparición de categorías en el relato social, cuidadosamente secuestradas  en la guerra semiológica, implica la clausura de conceptos que describen la lucha de clases con la intención de que lo que no se describe no exista. Así  en la argentina, laboratorio de preferencia del pensamiento colonial, el discurso hegemónico virtualmente suprimió de la lex política la denominación del “pueblo”, eje, protagonista y sentido de la lucha social, por el lavado apelativo a la “gente”, categoría preferida por la inmensa y reaccionaria clase media que  entiende así excluyentemente a sus pares. Del mismo modo se inaugura la universalización de categorías como regalo a las oligarquías o las nuevas burguesías, como está ocurriendo respecto del conflicto de intereses desatado por los terratenientes en relación con la renta extraordinaria de las exportaciones agrícolas, a quienes, graciosamente, la prensa liberal califica de “campo”, pese a que representan el tercio de los propietarios y el 5% de la capacidad productiva (medida en fuentes de trabajo). Así  también, sólo como ejemplo, los residentes de los barrios más carenciados son “habitantes” u “ocupantes” en oposición abierta a “ciudadanos”, o los niños en delito no son sino “menores”, hoy bandera de la campaña sobre la “inseguridad”.

Casi está de más decir que esta clausura de categorías impone también la agenda periodística y habilita el “relato” de la realidad que, por cierto, está embebido de la estructura ficcional que funde y confunde la información con el show.  Pese a que el análisis científico de los medios revela la grosería con la que se aplican los mecanismos de manipulación el sistema cuenta con que la prensa está formada con su modelo discursivo y su perspectiva. De tal manera que no necesita que cada redacción tenga en sus mesas “cuadros” ideológicos que marquen el sentido editorial o actúen  como policías del pensamiento. Si no posee pensamiento crítico, el periodista liberal reproduce “naturalmente”  el discurso y la perspectiva dominantes. Los medios degradan, corrompen y sustituyen el sentido común mientras encorseta a los periodistas y comunicadores en paradigmas vetustos pero que le son favorables. El primero es uno de los mitos mejor instalados y convertido en valor y prejuicio: la objetividad. Los medios de masas no necesitan ser objetivos sino simplemente declararse así, del mismo modo que se titulan “independientes”, y replican a los medios, y periodistas efectivamente independientes, exigiéndoles “objetividad” en un escenario en cuya composición sólo aparecen los elementos por ellos seleccionados. La reivindicación de la objetividad periodística busca anular al periodista  y al comunicador como “sujeto” para tenerlo como “objeto”, como herramienta. De hecho la objetividad es el atributo de los objetos; la de los sujetos, la subjetividad. Es aquí donde se impone declarar un frente de batalla en la guerra semiológica: el periodista no será objetivo sino, veraz, profundo, responsable y contextual, todos ellos valores éticos fundamentales y excluyentes.

Pero qué pasa con los comunicadores que no son periodistas? Para desgracia del modelo liberal no están formados en sus claustros ni en sus empresas y, aunque no dominen las técnicas ni la teoría de la comunicación de masas,  son la voz emergente de un contexto social definido, aún cuando innominado. Y representan, probablemente, la trinchera de la verdadera contra –comunicación frente al discurso único reproducido en cadena mundial. Los medios de producción alternativa, como de propiedad alternativa son, sin necesidad de tener un discurso único, los verdaderos representantes del valor de la comunicación: la diversidad. De voces, de pensamientos, de ideas, de culturas, de estilos, de estéticas, de sujetos sociales.
La argentina se prepara para discutir una nueva ley de  servicios audiovisuales que reemplace a la ley de radiodifusión impuesta por la dictadura más sangrienta de su historia. Significará el saldo de una larguísima deuda que tiene la democracia cuyos antecedentes democráticos más cercanos se encuentran en el  gobierno peronista de la mitad del siglo pasado: el estatuto del periodista, de 1946 y el derecho popular a la comunicación y la información que formaban parte de la constitución revolucionaria de 1949, que debieron ser incorporados, junto con otros derechos, por la presión popular, en la constitución que impuso la dictadura de 1955 y sobrevivieron  hasta la que rige hoy desde 1994. Con una concentración inédita de la propiedad de los medios, convertidos, como calificara Nicolás Casullo, en el partido de la derecha de mi país, por primera vez se discutirá el fin de los monopolios y el derecho de las organizaciones sociales, comunitarias y el Estado, de ocupar equitativamente el espectro. Un desafío que es una ofrenda para una democracia de contenidos y una responsabilidad para los periodistas que reconozcan su rol social, su pertenencia de clase (trabajadora), y su categoría política: pueblo. Pero fundamentalmente  un paso gigante en la disputa continental contra el pensamiento colonial.



EJES DE LA NUEVA LEY DE RADIODIFUSIÓN


En diálogo con Política&Medios, Néstor Picone, funcionario de la Secretaria de Medios, y Luís Lázzaro, coordinador general del Comfer, analizaron los alcances del proyecto que será enviado próximamente al Congreso y adelantaron sus puntos principales.

Como anunció ayer la presidenta Cristina Fernández en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, este año el Ejecutivo enviará el proyecto de una nueva Ley de Radiodifusión que reemplace a la norma de la dictadura militar, modificada en varias oportunidades durante los últimos 25 años de democracia para favorecer la concentración de medios en pocas manos.

La iniciativa que el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) entregó a la mandataria, luego de recopilar las propuestas de diversos actores, será muy cercana a los 21 puntos que propone
la Coalición por una Radiodifusión Democrática, grupo formado por la CTA, CGT, la Iglesia, y muchos medios y partidos políticos para impulsar el derecho a una comunicación sin monopolios y accesible por todos (ver: www.coalicion.org.ar).

Uno de los redactores del proyecto de ley, el coordinador General de Comfer, Luis Lázzaro, aseguró que esta reforma "es una deuda de la democracia, como dijo
la Presidenta, y hace a consolidar un sistema democrático. Todos los momentos son buenos cuando se trata de democratizar el sector, aunque históricamente, desde la óptica de los sectores que domina los medios, nunca fue un momento oportuno. Si no es por razones políticas es por razones económicas".

Consultado sobre los puntos de la iniciativa, el funcionario explicó a
 P&M que hay tres ejes fundamentales: habilitar posibilidades para los prestadores de todos los sectores (privado, estatal y sin fines de lucro), promoción de contenidos locales y regionales, y reforma en el Comfer.

Sobre el primero de los puntos, Lázzaro dijo que "hay que resolver sobre quiénes son los principales prestadores en un sistema democrático y plural de medios. Estamos saliendo de un esquema que hasta ahora había concentrado absolutamente en el sector comercial y de negocios y se tratará de habilitar el espectro y la posibilidad de los prestadores a todos los sectores, actores sociales y públicos, ya sean nacionales o provinciales, para tener un esquema de comunicación que cuente con todas las voces posibles". 

Esto también implica controlar la reserva de frecuencias, "porque hoy está concentrado en el sector comercial y a la vez está en condiciones que no son muy competitivas. Hay que tratar que sea más competitivo el sector, que no sea monopólico, y dar lugar al resto de los actores", señaló.
 

Según explicó Lázzaro, la producción de contenidos locales y regionales en radio, televisión y servicios complementarios como el cable, es muy reducido. "Hay cadenas virtuales de televisión y radio que retransmiten una misma programación que se genera en Buenos Aires. Alentando la producción de contenidos locales, se podría desarrollar el sector y estimular la generación de puestos de trabajo", aseguró.
 

El último eje, que también se relaciona con los contenidos, es una "reforma profunda del organismo de control y aplicación de la ley, convirtiéndolo en un organismo de la democracia" y "en sintonía con el pensamiento de los ciudadanos más que con la oferta comercial que se basa en el rating".

La idea, según el funcionario, es que el Confer "trate de estimular el desarrollo de otro tipo de contenidos y de fiscalizarlos, para que los que originan la señal, que mucha veces se producen en el exterior, respeten nuestras leyes".

Néstor Picone, director de contenidos de
la Secretaria de Medios y uno de los fundadores de la Coalición por una Radiodifusión Democrática coincidió con Lázzaro en la importancia de estos puntos y destacó a P&M el alcance de la medida. 

"Es un avance muy importante desde el punto de vista simbólico, porque es la primera vez que un presidente en democracia se atreve a decir que va a enviar una nueva ley de Radiodifusión al Congreso", analizó para luego explicar que "sino se enfrenta a los monopolios (mediáticos) no hay posibilidad de democracia".
 

En este sentido, Picone subrayó que "sin la posibilidad de discursos diferentes, sin la posibilidad del debate de ideas, que hoy se profundiza en los medios de comunicación, no hay manera de que se hagan conocer nuestras ideas".
 

El funcionario aseveró que "los monopolios mediáticos desgastan a todos los gobiernos", cuando "disputan el poder" como "voceros de los grupos económicos concentrados" y recordó que "el año pasado saltaron (contra el gobierno nacional) porque la soja tiene que ver con el poder centralizado, concentrado y trasnacional".
 

Por eso, Picone consideró que "hay que pelear la ley" y que "si el gobierno se atreve, creo que va a sumar muchos aliados, porque la mayoría de los comunicadores sociales, dueños de pequeños medios, las 5 mil radios, canales de televisión alternativos, quieren y necesitan una nueva ley de radiodifusión".

Canales de aire. "Nos parece necesario ampliar la oferta lo más posible, tenemos un esquema que sigue siendo muy parecido al de hace 40 años, no ha habido nuevos canales de televisión abierta, que es un medio que nos interesa promover porque es gratuito. En ese sentido queremos un marco jurídico que promueva la televisión abierta y su desarrollo y eso va atado a la producción de contenidos regional y local", adelantó Lázzaro. 

También se deberá adaptar a la inminente llegada de la televisión digital, que permitirá una mayor cantidad de canales de aire. Sobre esto el funcionario del Comfer aseguró que "la digitalización permitirá multiplicar la cantidad de señales, pero si no se multiplican las voces, lo que sucede es que se repiten las mismas voces de un mismo sector", como sucede en el esquema actual.

Legislación. "Es necesario poner en línea (la ley) con los tratados internacionales de los cuales la Argentina es parte: el Pacto de San José de Costa Rica, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La legislación más moderna que existe en el mundo ha adoptado una serie de medidas para tratar de resolver los problemas que nosotros planteamos y que lleva 30 años de atraso", destacó Lázzaro.

 Fuente: Política y Medios

COMO DECÍA EL GENERAL: "ESTE MUCHACHO"...

*Por Comando Megafón

 


Después de festejar con los y las cumpas el Comando Megafón se fue silbando bajito de contento, y pensando que los medios son un instrumento que usan los seres humanos. Y que la calidad de los medios tendrá que ver con la calidad humana y con la orientación de quienes los dirigen, tema complejo y complicado.

Cuando de pronto se encontró con la cara del Difunto UltimoDictador Chileno acompañado de un joven que lo saluda respetuosamente, en un afiche callejero.

Megafón sacó una foto para no perder los datos: que el joven se llamaba Enrique Vázquez y que ahora está a cargo de Radio Nacional. Qué raro, pensó, no puede ser....y se fue a su casa a buscar información sobre el tal Vázquez porque recordó que ese nombre lo había visto en el libro Manual del Antiperonismo Ilustradoescrito por el periodista Claudio Diaz.



Les cuento lo que leí en el Manual del Antiperonismo Ilustrado en la pág. 193 y siguientes. Megafón quedó de una pieza, ahí va:

 

"...Enrique Vázquez, un caso difícil de encuadrar. La antología del cinismo político que culmina con el ensayo generalizado de la voltereta democrática tiene en el ídolo ochentoso de la muchachada radical al mejor y mas destacado exponente. Abanderado de los que, habiendo jugado con pasión el partido periodístico de la dictadura, patearon cualquier tipo de sutilezas a la hora de la re-democratización, Vázquez balbuceó una disculpa pública y adjudicó a "pecadillos de juentud" sus desviaciones antidemocráticas. Pero Enrique no desmentirá que defendió a Videla y Martínez de Hoz y a su política desde las páginas de la revista Somos; fue su secretario de redacción entre 1978 y 1981.(...)

 

(...)Pero descolló con una descripción del Chile de Pinochet, en la edición del 20 de julio de 1978, con entrevista incluída al dictador. Suave entrevista habría que decir, en la que remarcaba los valores de esa administración que había colocado al país trasandino "en el camino de la recuperación" tras el colapso generado "por el gobierno marxista de Salvador Allende".

 

"Digno representante de los intelectuales multiuso de este país, luego de haber lustrado botas en los alfombrados despachos de la dictadura no tuvo empacho en transformarse igual que los robots de la televisión y aparecer como un enérgico defensor de las libertades públicas, cuando allá por 1982 la estantería se venía abajo. Con una rápida salida al costado, este paladín de la comunicación, previsoramente olfateó en el pútrido ambiente de la Editorial Atlántida que al Proceso se le acababa el queso (....) Y con la marea democrática post-Malvinas, se puso al frente de la rebeldía de los sectores medios, operando sobre la mala conciencia de muchos ratones resucitados que se acordaban de pegarle a la dictadura cuando ya estaba en el piso, apareciendo así como antimilitaristas consecuentes. Así llegó a la revista Humor (...)

 

A esta altura Megafón empezó a entender porqué encontró esos afiches pegados en la calle, es evidente que este tipo "cambia de colores según la ocasión" como la letra de la canción, eso confunde a cualquiera... pero enterarse de estas novedades a Megafón lo confundió más todavía, pensó en Radio Nacional y los micrófonos desde los que habló desde Mordisquito hasta nada menos que Evita....y ahora este muchacho, mmmm.... y se puso a leer un poco más de lo que Claudio Diaz publicó:

 

"Vázquez, por supuesto, fue el adalid liberal-radical que sembró en los meses previos a las elecciones de 1983 la versión que hablaba del rebrote de la alianza sindical-militar para vertebrar de allí en adelante la sociedad argentina. Como bolilla fija de su producción intelectual publicitó, además, las cuatro verdades alfonsinista que le daban base y sustento a la graciosa aspiración de autoproclamarse como Tercer Movimiento Histórico, para lo cual había que tener en claro estos conceptos (a esta altura Megafón sentía dolor de estómago, miren lo que leyó):

  • "Casi todos, pero principalmente los peronistas, tienen un enano fascista adentro (Megafon recordó que esa frase o parecida la decía el PeriodistaDifunto)
  • Los peronistas están enfermos de autoritarismo. En el fondo no son democráticos.
  • Las críticas al gobierno son anacrónicas y desestabilizadoras.
  • Existe una alianza corporativa que sueña con retornar a los tiempos de la dictadura, integrada por la Iglesia Católica, las Fuerzas Armadas y el sindicalismo." ¡!?¿???!

A esa altura Megafon, de entender poco del tema empezó a entender muchas cosas...y a responderse porqué encontró en la calle la foto con Pinochet, pero a seguir preguntándose porqué este Camaleón DelaDictaduraalaDemocracia mete mano en Radio Nacional, levanta programas, hecha compañeros (ahora parece que le dijeron que los reincorpore).

Pero todavía hay mas para contar....aunque para muestra basta un botón pensó Megafón y se fue a laburar con un poco de bronca: ¿sabrá CrisTina de todo esto?...seguro que no... Por ahí Megafon la sigue...