Seguidores

1 de febrero de 2009

EL REGRESO DE LOS MUERTOS VIVOS



*Por Claudio Díaz


“Con un fuerte tono antikirchnerista, el gastronómico y titular de la CGT disidente, Luis Barrionuevo, confirmó para el 6 de febrero su tradicional asado marplatense (…). El ex presidente Eduardo Duhalde, los diputados del PJ disidente Hilda “Chiche” de Duhalde y Francisco de Narváez y el ruralista Alfredo De Angeli ya recibieron la invitación. También el aviso llegó a dirigentes de la Mesa de Enlace. En algún momento sonó la posibilidad de que Felipe Solá fuera de la partida, cosa que se descartó” (Clarín, 30 de enero de 2009).  

                              ********** 


Luisito, ¿te volviste loco?  No digas que todavía le crees a los datos del Indec. Si ya no se puede comer en este país… Con lo caro que está todo, ¿cómo vas a hacer para pagar semejante banquete? Porque nosotros sabemos que ya cumpliste con la promesa de dejar de robar por unos años… Ay, Luis, no tenés cura.  

A ver, dejanos pensar… Mirá, lo mejor es que hagas como en las fiestas: que cada uno traiga algo. Por ejemplo, Eduardito te puede llevar un buen tiburón. ¿Viste que es su pasión desde la época en que era bañero?  Si pescó cada uno que ni te cuento… A la parrilla, es una delicia. Así que ahí ya está resuelta la entrada.      

¿Lo invitaste a Alfredito? ¡Sos un capo…! Seguro que trae del campo dos vaquillonas hermosas… Sí, sí… ¡No sabés cómo las cuida, tienen nombre y todo! ¿Cómo es que se llamaban? Hmmm… Ya está, nos acordamos: Lilita y Margarita. Carne de primera, eh! Un poco dura, es cierto, pero muy sabrosa. Y si la acompañás con ensalada de radicheta es un manjar. 

Para el plato de cierre aprovechá que van los amigos de la Sociedad Rural. Biolcatti no se va a hacer drama por llevar un buen lomo de 80 pesos el kilo. Así que ya está todo resuelto: no hay necesidad de que metas la mano en el bolsillo ni que le pidas prestado a tu fiel amigo Coti, aquel muchacho progre de la coordinadora. Encargate, eso sí, de comprar el carbón y la leña, que bastantes tipos de madera tenés en esa centralita que no sabe ni prender un fósforo.  ¿Cuándo vas a aprender de Moyano y los compañeros de la verdadera CGT, que esos sí que ponen toda la carne en el asador y te pelean en el mercado hasta el último centavo? 
Uyyy, qué giles somos… Nos olvidamos de la bebida. ¿Cómo vas a hacer para conseguir el vino? Ya está, se nos ocurrió otra idea: ¿va a ir el colorado del tatuaje araña, Narváez? Bien, entonces llamalo y decile que lo traiga de colado a Josecito Manzano, que el muchacho mendocino es su socio y recorrió tan largo camino que hoy es dueño de diarios y radios, pozos petroleros y un par de bodegas bien pulentas. De paso, si seguís teniendo confianza con él, preguntale si todavía consigue merca de la buena. Era cliente de una compañía importadora…    

Luis: no te podés quejar, eh…? Pensamos en todo. Incluso se nos está ocurriendo que podrías llamar al Turco para que te pase el teléfono de Fairuz. ¿Cómo qué Fairuz? La odalisca aquella a la que ustedes le ponían billetitos de 100 dólares en el escote y en el pupo. ¡Acordate, hermano! Si hasta festejaron un cumpleaños en Anillaco donde el Cabezón se puso a bailar con una damajuana en la cabeza, mientras Chiche hacía el trencito.  

¡Qué tiempos aquellos, Luis! ¡Qué país maravilloso estábamos construyendo! La pucha: había seguridad jurídica; los laburantes podían irse de cualquier fábrica que no había drama, porque enseguida conseguían otro trabajo; los sacrificados productores del campo ni chistaban aunque exportaran por la tabla del 1 por 1 e incluso perdieran sus terrenos; no había inseguridad... ¡Se cuidaba el medio ambiente, Luis! Sí, sacaban industrias y ponían en su lugar shoppings, laveraps y canchas de paddle para que el humo que salía de las chimeneas no contaminara y, así, pudiéramos ir a comprar lo que quisiéramos respirando aire puro o haciendo deportes. ¡Qué conciencia ecológica la del Gran Carlos! Otro país, Luis… Nos íbamos al descenso pero estábamos en el primer mundo.  

En cambio, mirá ahora: pura demagogia de querer vender más barato autos, calefones, cocinas y heladeras; le dan la jubilación a cualquier viejo choto y a las amas de casa; le faltamos el respeto a esos generosos y humanistas banqueros que nos prestaron dinero para ayudarnos a crecer; nos juntamos con los negros de Bolivia y Venezuela. No se puede creer… Populismo puro. Sí, dale, mejor que nos demos una buena panzada y salgamos a emborrachar a los argentinos con el alcohol berreta del liberalismo. 

Che, nos acordamos de una cosa: no lo dejes afuera a Rucucu… No, no te hablamos del inolvidable Olmedo, no… Te lo decimos por Carlitos Ruckauf, que ahora tiene ganas de volver. Gran muchacho y mejor ministro de Trabajo (en la antesala de la masacre y el saqueo del 76) y gobernador, viejo patacón. También habría que insistir con Felipe, así podemos gritar “¡echen los fideos que estamos todos!”. De paso, a Felipe lo sentás al lado de su ex (Rucucu, por supuesto) para que no esté tan solá. Estaría bárbaro… ¡No, Julio Bárbaro no! Dejalo en Buenos Aires, que ahora que es el suegro de Gerardo Rozín quiere aprender algo de periodismo. 

Bueno, está todo organizado... ¿No? ¡Tenés razón, nos olvidamos de que va la cargosa de Chiche! También, este Eduardo la mete en todos lados… ¿Por qué no la deja en Banfield? A ver, dejanos pensar… Listo: que se encargue de preparar las ensaladas, que ella sabe mezclar muy bien al peronismo con el liberalismo. Ah!, y ya que está, que traiga unas cuantas manzanas de sus manzaneras, para tener algo de fruta.  

Quedate tranquilo, Luis. Nosotros no vamos a estar, pero descontamos que será inolvidable tu asado en Mar del Plata. Sí, el regreso de los muertos vivos. Hasta en Chapadmalal se va a sentir el olor a carne chamuscada. Salud, muchachos… Chin chin…
 

APOYEMOS A MARÍA JOSÉ LUBERTINO

Como ya la mayoría de Uds. sabrán, hay en este momento una fuerte campaña que busca sacar a María José Lubertino de la presidencia del INADI. 

Los motivos de esta movida son por todos/as conocidos: la resistencia de María José a dejarse llevar de las narices por nadie, cualquiera sea el poder que tenga. 

Esta mujer valiente, que ha enfrentado a la hipocresía, los prejuicios y la doble moral desde el comienzo de su trayectoria, va a ser reemplazada, si triunfan los que reclaman su renuncia, por un pelele al servicio de intereses que muy poco tienen que ver con la defensa de los derechos humanos y de los grupos vulnerados. 

Para que esto no ocurra, necesitamos de la ayuda de todos y todas. Necesitamos que se tomen un minuto para expresar su apoyo a Lubertino y para mandar este mensaje a todos sus contactos. 

Para que Lubertino no se vaya del INADI, hagamos oír las voces de los ciudadanos y las ciudadanas que no estamos dispuestos a permitirlo!

Gracias a todos y todas.


Gentileza de: Jorge Cabezas - Grupo INADI en Facebook

Nota:  invitá a tus contactos a visitar el  blog http://apoyemosalubertino.blogspot.com y enviar sus adhesiones al e-mail apoyemosalubertino@gmail.com

PENSADORES NACIONALES


*Por Dr. Raúl Ferrazzano

A Scalabrini Ortiz, Jauretche, Hernandez Arregui, Marechal


Sin duda hoy resulta necesario dedicarle unas palabras al PENSAMIENTO NACIONAL o mejor dicho a nuestros olvidados "pensadores nacionales".

Esta Argentina, con una experiencia política de 25 años de democracia, con un 17 de Octubre, con una nueva sociedad en ascenso , con una juventud que de a poco asume su rol protagónico en el campo popular, sustancian un panorama rico para que la investigación teórica no naufrague en macaneos intelectualoides y verifique cotidianamente en la práctica del país real sus determinaciones ideológicas. 

El tema de lo nacional está al día, porque la soberanía política requiere (también) de la práctica de los libros. La orfandad intelectual ha dejado de ser mito, cuando cientos de militantes de la cultura se están incorporando al proceso de discusión y compromiso. El alma del movimiento nacional y popular, descansa bravía en los párrafos de quienes se ocuparon por sentar las bases de la liberación.

Y esto es importante, ya que no siempre fue así. La irrealidad dictaminaba durante muchos años el desencuentro abismal del escritor con el país cuando Raúl Scalabrini Ortiz se reunía con sus compañeros en el sótano de FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) o cuando el viejo Arturo Jauretche escribía dando un brillante panorama sociológico-político de la época, y comenzaban a pensar lo que vendría. Son los años de la "década infame" cuando la mentira era cómplice con los ideales financieros del imperio. Y fueron muchos esos años…

Los "nacionales" hablaban para ser escuchados por pocos. Escribían en periódicos mensuales que se traspapelaban bajo el peso proscriptivo de los intolerantes. Eran un puñado de raros, que eran erradicados porque cometían el pecado de hablar del país. 

Han pasado muchos años y las cosas han cambiado. Y como decía al principio de este escrito , los primeros 25 años de democracia moderna, no son poca cosa, y no es mérito ni propiedad de ningún partido o dirigente, sino es fruto del maduro resplandor del Pueblo Argentino, que con duros golpes, fue transitando el camino hacia los gobiernos elegidos por voto popular, y como todo lo que cuesta lograrse, otorga a quien pelea por ello, el inmenso placer de vivir lo soñado.

Estos "pensadores nacionales" que nunca estuvieron de moda, que nunca fueron patrocinados por ninguna editorial o multimedios para contar una verdad , que denostando la postración económica y urgiendo, proféticamente, por la nueva definición política que brotaría del pueblo sublevado en los días de octubre, HACIAN PATRIA CON LAS LETRAS. 
Ellos, que en su propuesta final apuntan a la unidad latinoamericana, requisito categórico para ser nación, con propuestas políticas e ideológicas inscriben un precedente óptimo del nuevo humanismo argentino y latinoamericano que el pueblo está forjando.

A Ellos, sin motivo ni razón, sólo porque sí, estas sencillas palabras, como homenaje cotidiano a sus enseñanza. 


*Director CELPOT

La nueva Ley de Radiodifusión vuelve a la agenda



El interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, aseguró que se va a lograr “la democratización de los medios de comunicación”. El funcionario pidió no “resignarse a que el diseño actual sea eterno" y afirmó que "los cambios no vendrán nunca de los medios, sino de la sociedad con organización". 

En una conferencia realizada junto al ex canciller Rafael Bielsa y el referente de la Juventud Peronista de la provincia de Buenos Aires, Sergio Carreras, el interventor del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), Gabriel Mariotto, disertó anoche en la Conferencia "Cultura, Política y Medios de Comunicación", organizada por el Centro de Estudios Culturales, Sociales y Políticos del Norte Argentino (CESCPNA).

En su exposición, el funcionario se refirió a la nueva Ley de Radiodifusión como "la madre de todas las batallas: la cultural" y recordó que fueron las "políticas culturales que impidieron el desarrollo natural de la expresión".

"Para analizar la crisis cultural, hay que revisar la historia y su correlato político. Los medios y la educación son vitales en la cultura dominante, pero la cultura popular siempre resiste", dijo Mariotto.

Para el proyecto de la nueva Ley de Radiodifusión, Mariotto se reunió el año pasado muchos de los actores que participan en la comunicación a nivel nacional. 

Si bien no se conoce el texto del nuevo proyecto que reemplace la escrita durante la última dictadura se basaría en los 21 puntos presentados por la Coalición por una Radiodifusión Democrática, que nuclea a organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, gremiales y religiosas. 

En este sentido el interventor del COMFER consideró que "no hay que resignarse a que el diseño actual sea eterno, hay que ir aceitando los resortes para cambiar” y aseguró que "los cambios no vendrán nunca de los medios, sino de la sociedad con organización", pero destacó a los medios del Estado como espacios legítimos para la participación.

Dijo además que hay otras figuras no comerciales que deben considerarse y a modo de ejemplo mencionó la licencia otorgada para una radio de frecuencia modulada, que funcionará en una escuela del Impenetrable chaqueño.

"Tenemos que llenar la Patria de emisoras que tengan legalidad, que transmitan nuestra música, nuestro acento, nuestras manifestaciones culturales, que sean la expresión de nuestros orígenes", subrayó Gabriel Mariotto.

Comentó, además, que el COMFER está trabajando para que se cumpla la Ley actual, "romper con las cadenas de Buenos Aires que bajan la señal en el interior y exigir el 50% de programación local".

Sobre esto, destacó que el proyecto de Ley de Radiodifusión establece un 70% de producción local. "Ahora no solamente están cercenando las voces, sino que están dejando sin trabajo a locutores, operadores y periodistas".

"Van a decir que los intentamos silenciar, pero como militantes vamos a llevar esto hasta las últimas consecuencias", advirtió el titular del Comité Federal de Radiodifusión.

Al concluir, Mariotto manifestó que esta lucha, la nueva Ley de Radiodifusión, "no es contra nadie, es a favor de la expresión y comunicación de todo un pueblo".

ANÁLISIS CRÍTICO

*Análisis crítico del artículo publicado por Alcira Agumedo en la edición de Pág 12 del 27/01/09, realizado por Francisco Berdichevsky Linares

 

Buenos Aires, 27-1-09

Queridos amigos de Carta Abierta y de la Comisión de Medios:

 

No tengo ahora el tiempo- de decodificar críticamente, de manera más organizada, sistemática y desarrollada, el artículo de Alcira Argumedo en Página 12. Mientras tanto:

Sin perjuicio de centrar la labor en amplios sectores populares y en las posibilidades de rescate de una capa ponderable de los sectores intermedios mal llamados "clase media"- multiclasista en realidad, más allá de ciertas tendencias psicosociales y socioculturales comunes o que se trata además de "unificar" vía mediática- creo que es fundamental el debate y los enfoques consiguientes en torno a sectores subjetivamente avanzados, que en mi opinión padecen de la tan crónica como negativa por inoperante "acelaración subjetiva" y adoptan una presunta alternativa a la situación actual, que se torna ilusión táctica inmediata, con respecto a lo que en realidad corresponde y es resultado de un proceso que cuente con una correlación de fuerzas objetiva y subjetiva hoy no existente, en el camino a una posible alternativa estratégica. Convierten la estrategia en táctica inmediata, con lo que invalidan el camino táctico necesario para esa perspectiva estratégica.

De ese modo, esa subjetividad avanzada, en las `personas y grupos sinceros por supuesto, se estanca en esa subjetividad, y por lo tanto en los hechos concretos no avanza, es sólo una subjetividad que no transforma el mundo, como lo señalara C: Marx en su Tesis 11 sobre L. Feuerbach.

En ese camino propio de la "aceleración subjetiva", se pierde nada menos que el juicio de realidad, en nuestro caso de la realidad actual: se evapora el papel de la necesaria correlación de fuerzas, no se mide el alcance muy limitado de las propias fuerzas. Al "saltar" de manera negadora  la realidad actual en ese sentido, en pos de una alternativa superadora como perspectiva de lucha, que se transforma sólo ilusoriamente en camino inmediato, queda en las sombras, como Imagen Cero casi absoluta, el enemigo principal actual, la paleo y nueva derecha económica, política, psicosocial e ideológico-cultural, su gravitación como alienación subjetiva de amplios sectores, ante todo por la vía mediática conjugada con la vertiginosa técnica del rumor. De esa manera, no se propone la máxima amplitud de alianzas contra ese enemigo principal, negando tanto su peligro neogolpista y destituyente como la correlación real de fuerzas, que exige ese máximo nivel de coincidencias con el gobierno constitucional, en primer lugar por serlo frente el neogolpismo intentado con el control de las rutas, el desabastecimiento de los alimentos, de la atención médica, de la Aduana del MercoSur, etc. Y en segundo lugar por sus  logros en cuanto a derechos humanos- cárcel para los genocidas, prohibición del uso de armas de fuego para reprimir las luchas populares- , que con eso solo merece el respaldo más vigoroso, y pasos en cuanto al papel de un estado con rasgos nacionales y populares- por supuesto con límites e insuficiencias a superar críticamente dentro delas coincidencias necesarias-  tan resistido por la vieja y nueva derecha que la aceleración de los sectores sólo subjetivamente avanzados se dedica a ignorar: en el artículo de Alcira Argumedo en "Página  12" de hoy, el riesgo neogolpista  y destituyente desaparece, tanto en cuanto a sus provocaciones concretas conocidas, como en su muy riesgosa orientación a lograr los mismos objetivos por captura mediática de las mentes, donde la hegemonía alienante del enemigo en mi opinión no conoce todavía repliegues positivamente ponderables. 

La falta de percepción del enemigo principal neogolpista, conduce a ubicar como enemigo principal al mismo que es considerado tal por las fuerzas de las serpientes de derecha que intentan fecundarse sin envenenarse: es decir, el gobierno actual y los sectores populares que lo respaldan, con autonomía en las coincidencias y en las críticas- que jerararquizamos pero no callamos, como equivocadamente lo sostiene Argumedo-, como es el honroso ejemplo de Carta Abierta, que nació precisamente en torno a la necesidad de coincidir con el gobierno constitucional y con el res to del campo popular, contra la ofensiva destituyente y neogolpista, lo que incluye colocar en este terreno las críticas necesarias. El rosario de críticas de Alcira Argumedo con respecto al gobierno actual, incluye aspectos con los que coincido, pero por un lado, siempre que se ejerzan dentro de la coincidencia contra el enemigo principal, en un proceso de lucha por profundizar el avance popular y nacional, y no como artillería contra el gobierno como enemigo principal. Y por el otro, sin luchar contra el retorno del real enemigo principal, la derecha vieja y nueva, construyendo la amplia alianza que cito antes, .tales críticas no cuentan con la menor posibilidad de convertirse en cambios reales, con lo que sólo se convierten en modos de ataque sistemáticamente opositor al gobierno actual como si fuera el enemigo principal. 

La coincidencia entre estos sectores sólo subjetivamente avanzados en el plano declaratorio y declamatorio y las derechas  en actual movimiento febril, se expresa no sólo en su ataque coincidente al gobierno constitucional, sino que en los hechos han coincidido con esa derecha, tanto en la votación de la 125 como en acuerdos y diálogos que merecen por lo menos la crítica severa, sin insultos y argumentada, en torno a de cuál lado están en la vida política concreta. Sobre la base de las coincidencias necesarias contra el riesgo neogolpista, que Alcira Argumedo desconoce-  Imagen Cero de su artículo- con una falta tan grande de percepción óptica que penetra en las proximidades máximas de la no videncia de lo esencial, caben todas las propuestas críticas, entre ellas la que Argumedo cita, siempre que sean resultado de un debate en el seno de las amplias coincidencias con el gobierno y con el conjunto de los sectores populares que deberían cerrar filas contra el neogolpismo y el MacroPoder del enemigo principal que lo encarna y alimenta en la vida y en los medios. En los hechos, en su artículo y en las posiciones de los que coinciden en esa vía, el centro está puesto en todo aspecto considerado negativo por parte del gobierno, lo que puede ser o no así, y que merece debates  profundos en el seno de la coincidencia necesaria. 

Ya los que se retiraron de Proyecto Sur, expresaron su crítica a las posiciones que levanta Argumedo, junto con  los  que coinciden con ella en la direccióna actual de esa agrupación  y en otros sitios coincidentes, por su no consideración del neogolpismo destituyente y más aún, su coincidencia concreta con el mismo en ocasiones decisivas de la vida política del ´país. 

Cuando no se tiene en cuenta la correlación real de fuerzas, cuando no se percibe la realidad del enemigo principal que hoy despliega todas las armas que posee para recuperar el poder, entonces reaparece la arcaica tendencia de uan seudovanguardia iluminada, que se autoproclama como la alternativa avanzada y única. De allí a la división del campo popular no hay muchos milímetros de distancia. Y muy poca distancia también de la tendencia a lograr puestos de poder como representantes de la verdad superior, que se puede transformar en lograr puestos de poder como objetivo en sí mismo,, como lo muestran experiencias repetidas, lo que a menudo lleva a coincidencias con el enemigo principal en los resultados divisionistas, para no hablar de coincidencias en los hechos, y en algunos casos lamentables, coincidencias en los significados y objetivos mismos con el entramado de las derechas.

Estoy de acuerdo en que corresponde el debate argumentado y no injuriante, cosa que señala Argumedo. Le falta recordar casos de su entorno, como cuando Pino trata al gobierno de "antinacional y antipopular" sin la menor seriedad argumentativa para tamaño ataque. Y más aún, creo en la eficacia del diálogo como sostén de las grandes coincidencias necesarias contra el enemigo principal, en cuyo caso, repito, todas las críticas que podrían ser válidas, sin esa coincidencia sólo se convierten en oposición sistemática equivocando al enemigo principal, mientras que ese enemigo, bien a la derecha, es muy coherente cuando considera como su enemigo a un gobierno que repudia sus métodos antidemocráticos y represores hasta el genocidio, y reclama un papel más protagónico del Estado con sentidos nacionales, populares  y redistributivos, aunque la batalla por la redistribución del ingreso necesita de profundos pasos dentro de la coincidencia necesria, como superación crítica. 

Junto con otras vías de trabajo necesarias, creo que corresponde una política de diálogo y debates con el sector influenciado por las posiciones de avance sólo subjetivo, izquierda sólo subjetiva, alternativa avanzada como deseo sólo subjetivo e incapaz de transformar la situación concreta actual, por negar la correlaciónd de fuerzas necesaria, la presencia del enemigo principal y la necesidad de amplias alianzas que se desprende de esas condiciones. Se trata de un sector que no cuenta con un poder de incidencia alternativa de cierta dimensión ponderable  en la sociedad, pero sí  puede revistar en las filas de una amplia alianza realmente alternativa. De lo contrario, no hace más que dividir, restar y confundir. En este caso, los medios están y estarán a su servicio. Las imágenes que muestran juntos a importantes dirigentes de esa tendencia desde distintos lugares, en publicaciones y en la tevé, exhalan un aire apenas oculto de regocijo ante la división del campo popular, en lugar de construirse como un movimiento  capaz de ser en realidad subjetiva y objetivamente avanzado, si actúa de conjunto contra la derecha neogolpista y por un avance nacional y popular.   

 

Francisco Berdichevsky Linares      

 

Gentileza de: Maby Maidana - Medios en Carta Abierta

 

HOY, es necesario un cambio comunicacional y una nueva legislación en el servicio de medios audiovisuales


Opinión, comentarios de análisis 


*Por Santiago "Coco" Plaza

Parte II
 
El momento restituyente de las decisiones del Estado democrático llegará en su momento y con seguridad 

Evaluar en estos momentos el tiempo preciso, oportuno y político para presentar en el Congreso un Proyecto de Ley de Servicios de Medios Audiovisuales vemos y sabemos que no es moco de pavo, pero sí, con certeza imprescindible. Es más, es una promesa y un objetivo del gobierno de Cristina Fernández que el Proyecto con la nueva Ley se presentará en tiempo y forma durante su gestión. Para esta esperada presentación, deben llevarse también a cabo aciertos de naturaleza política muy rigurosos por el impacto a ocasionar en los ámbitos corporativos mediáticos al vapulearse intereses habidos y muy celados. ¿Caben las negociaciones? …tal vez algunas, pero no olvidemos que estamos moviéndonos entre apreciaciones de límites que enmarcan contextos ideológicos, dado por un proyecto de gobierno que quiere cambiar el modelo y dar marco para que la población haga uso de la información como un servicio. Delegado éste por sobre la expresión neoliberal instalada de un sistema comunicacional en el ámbito empresarial y de los negocios mediáticos. Podrán haber o no algunas negociaciones parciales sobre algún aspecto, al respecto; pero de lo que sí estamos seguros de que una nueva Ley de Servicios de Medios Audiovisuales NO SE NEGOCIA; menos, cuando se trata ya de un asunto de Estado. 

Ley de Servicios de Medios Audiovisuales y la normativa del sistema de digitalización  

Por otra parte, es de suma importancia vincular el tiempo de sanción de una nueva Ley de medios con la instalación de sistemas y normativas operativas de la digitalización de medios que se avecinan en el futuro inmediato. Esta normativa debe ser introducida al nuevo sistema comunicacional con la reglamentación ineludible de la misma Ley de Medios Audiovisuales promulgada con antelación; y no hay variable alguna que determine lo contrario. Por lo tanto, si esta normativa ya está seleccionada, el borrador del Proyecto de Ley que irá al Poder Legislativo Nacional la tiene que contemplar, obviamente en todos sus mínimos detalles. También es sabido que esta normativa operativa de la digitalización, no es seleccionada por azar o por un mero capricho de elección gubernamental; sino, que responde a un estudio minucioso de pro y contras y a una precisa política llevada al plano regional y compartida con otros países integrantes del bloque del Mercosur. 

La teoría cuasi destituyente del “hecho consumado” 

Hay grupos de monopolios de medios que ya dan por asentado la normativa a elegirse, basados en el poder corporativo sobre el que están montados y operando abiertamente en base a la teoría del “hecho consumado”. Es así que intentan operar con equipos adecuados a normativas vigentes que ellos  consideran felices para sus intenciones e intereses, sin reparar en ningún momento en las bondades para el cuerpo social sobre el que deben operar; y que incluso ya hubieron adquirido con antelación por propia decisión de sus ejecutivos. Esta metodología de imposición como los dueños del mundo a través del “hecho consumado” defenestra abusivamente el trámite que en origen debe responder a una reglamentación impartida por la administración del Estado soberano, o sea el Gobierno nacional, sobre una normativa a través de una Ley adecuada a los efectos.  

En los últimos tiempos han surgido comentarios de orden periodístico en notas virtuales y agencias con las que operan estos monopolios de medios. Por ejemplo, tratando en una oportunidad de opacar la figura y gestión del interventor del COMFER, diciendo que éste está durmiendo o con sus ángeles y señalando que ellos eran los “piolas” porque ya habían adquirido los elementos para incorporar la normativa de digitalización que ellos mismos habían seleccionado. Por lo tanto señalaban que ellos iban a la vanguardia del mundo mediático. Digamos una vez más, que en un sistema democrático y republicano, donde la elección de normativas y la discusión sobre un Proyecto de Ley que sancionada como tal fije y reglamente, debe pertenecer a la acción de los poderes de la república que componen a un país civilizado y moderno; y no a las corporaciones que con prepotencia inaudita hacen causa a un sistema desgastado y en decadencia. Se puede encontrar en estos señores dueños de la “verdad” única, no solo el avasallamiento de los principios periodísticos y de la ciencia de la comunicación, sino una inmoralidad agresiva, enfermiza y cuasi destituyente de un verdadero sistema democrático.   

Una clave de poder a tener siempre presente dentro de un marco estratégico.  

Cabe agregar la vital importancia que tiene en este proceso de cambios, para la crisis comunicacional en que nos encontramos inmersos, el conocimiento de la masa poblacional sobre este tema que nos ocupa. Como también es fundamental y de suma importancia, el peso que parte de un consenso favorable y positivo procedente del conjunto de la ciudadanía. Esto es tan necesario como imprescindible, a los efectos de generar poder a partir de la relación dialéctica entre gobierno y las mismas bases de la población. Estos fueron los principios que se dieron en la construcción política del consenso social, las bases con sus trabajadores en relación a la administración del Estado, con el éxito redituado que todos conocemos y que quedó sellado en la historia nacional; me refiero concretamente a los primeros gobiernos peronistas. 

Por otra parte cabe observar, la importancia de fijar paradigmas a partir del producto de un avance educacional y proporcionar medios de información adecuados a la población en su conjunto. Hay algo que no debe dejarse de atender por su importancia, es sumamente vital el implementar correctas políticas en el plano social que generen calidad de vida y de comunicación integral; descontando que esto fortificará más nuestro aspecto cultural a futuro.  

En la actualidad las políticas sociales son muy deficitarias aún y lo programas no se concretan con los resultados esperados, debido a las falencias en las evaluaciones de las conflictivas redes y fragmentaciones sociales; y por ende en la aplicación de los mismos. La cartera que se ocupa en concreto tiene una ardua tarea; es la hora de los aciertos sin pérdidas de más tiempo. Ya está demostrado al momento que tecnocracia y capital de por sí, no sirven de mucho si no se acierta en los verdaderos canales de acción sobre los desplazamientos sociales y las características lamentables heredadas del sistema neoliberal. No hace a estas líneas buscar los “peros” en  las programáticas ministeriales, pero por razones que hacen a un contexto estratégico, citamos y vale la pena dejar en claro estas particularidades, que tanto retrasa al proyecto nacional y popular que persigue esta gestión de gobierno; y que todos los que por identidad política y/o por defensa del sistema democrático nos encontramos en la trinchera, acompañamos.

Sigue dejando mucho que desear el objetivo de construir políticas desde abajo hacia arriba. Estas políticas en el orden social, además de la permanente búsqueda de los múltiples beneficios para la sociedad, tienen que ser capaces de proyectar e instalar adecuadamente que se recupere la identidad de ciudadanía, instruyendo a la población sobre sus derechos universales; que se conozca y se tenga plena conciencia, entre otras cosas, de la necesidad del derecho a la información para todos los habitantes de nuestra Patria.  

Todo habitante debe tener conciencia del derecho a la información de que es merecedor como ciudadano. En este derecho, los intereses de capital no pueden prevalecer sobre los derechos universales del hombre; esto debe señalarse como factor de justicia social y también en el paradigma regente en el campo de los Derechos Humanos.
El deber del Estado nacional es proporcionar los medios adecuados en que prime la pluralidad de canales y las vertientes de  información necesaria, que amplíe el espectro comunicacional y otorgue verdadera solvencia de identidad a nuestra cultura.    
Enero de 2009
_____________________________________________________________
*Docente, periodista.