Seguidores

25 de enero de 2009

CONOCER ARGENTINA A TRAVÉS DE LA TV PÚBLICA



"Lo Nacional es lo universal visto desde nosotros. Todos los elementos que han apuntado a la formación de lo argentino están ya maduros para dar una síntesis, que es lo nacional, que no está en el pasado ni detenido en el tiempo, sino que se amasa permanentemente en las costumbres y decires del pueblo"
Arturo Jauretche





*Por Eliana Valci

A raíz de la nueva gestión de la TV Pública (Canal 7), encabezada por Traitán Bauer han surgido novedosas propuestas educativas y culturales, en contraposición a los contenidos llanos que ofrece la TV por cable, que lejos de formar a los televidentes o de brindar un entreyenimiento sano, genera masas inertes repetidoras de los grandes multimedios.

Dentro de la nueva programación de Canal 7, es de destacar la labor realizada por los profesionales que integran ESTUDIO PAÍS 24, un magazine federal, que nos invita a viajar por cada una de las provincias argentinas y conocer a fondo nuestras raíces.

Estudio País 24 resalta la concienca del ser nacional, que no se reduce a cada ciudadano en particular, sino que nos remite al universo que es la Argentina para el Pueblo en su conjunto.

Desde este lugar en la TV, no sólo somos espectadores, sino que podemos ser protagonistas de nuestra propia historia, debido a que hay un compromiso entre los emisores y los receptores, generando de esta maner un ida y vuelta entre los mismos..

Es por ello, que a través de este medio, queremos hacer pública nuestras felicitaciones a los/as periodistas y a la dirección del canal por permitirnos a los que no tenemos posibilidad de viajar, conocer Argentina a través de la Televisión Pública.

*Directora Revista Ida & Vuelta

EL GRAN GRUPO



(o El raye de un “consumedios” compulsivo)


*Por Claudio Díaz


Cada amanecer, al ritmo de su Clarín, te declara el diario de guerra y va por el botín.  
Te espera agazapado tras el semáforo, como un viejo zorro (gris).  
Onda verde permanente si le cae bien tu conducta; rojo furioso si seguís otra ruta.  
Lacayo de una Noble (sin frac) te vende progresismo Blanck como Barack  
Con viejos desechos de su Papel Prensa te contamina el ambiente y la conciencia. 
Roa para la política. Oña para la economía. Roa más Oña es Roña. 
Porque adora el expan-sionismo santifica a su Sábat para demonizar al peronismo.  
Para defender la libertad de comercio de los buitres eligió nada menos que la frecuencia de Mitre
Que este verano presenta un nuevo Chiche
Un Samuel con el que perdieron la Memoria: se olvidaron que fue, de la dictadura, uno de sus lustrabotas.   
Con el cable que enganchó a su Magneto electrocuta todo lo que no pertenezca a su ghetto.  
Y somete, a puro billete, a los otrora revolucionarios de impronunciables prontuarios (Zlotowbcdghjkqrstxyz…)  
Peoncitos que, a la primera señal, licuaron su identidad con la propia marca del canal (es el caso de TNembaum)
Apropiadores de la riqueza y el discurso, son los dueños del presente pero no del futuro.  
 
En la Argentina para armar, ellos tienen la palabra.  
Invitan desde el llano a escuchar a dos voces y a practicar el juego limpio.  
Y aseguran que, palabras más, palabras menos, tienen código político.  
Pero cuando las noticias de la historia no les convienen, proponen otro tema.  
¡Aguante sufrido pueblo argentino…!  
Aguante que usted está solo pero tiene moral. Y eso vale mucho, pero muchísimo más que los amorales solá.  
Aguante aunque los adulones del almirante Nelson le quieran provocar castritis con la acidez de su cara y de sus reflexiones.  
Aguante los sermones (de cada Telenoche) de los que ponen cara de Santo y Santillán y son, en realidad, dos santurrones.  
Aguante, aunque ya no se banque, las monerías de sus tinellingos y soofovichos, que a costa de la imbecilización del país se llenan sus bolsillos. 
¡Y cuidado con el 13, que además de mufa, te envilece! 
Ya llegará un nuevo amanecer en el que un compañero canillita voceará con placer…  
Sonó el Clarín… 
Sonó el Clarín…

HOY, es necesario un cambio comunicacional y una nueva legislación en el servicio de medios audiovisuales


 Opinión, comentarios de análisis 


*Por Santiago "Coco" Plaza
                        
En los últimos tiempos se han escrito y aún se continúa haciendo, muchos renglones sobre el tema de la comunicación, los medios audiovisuales, la información como negocio y no como un servicio … que sin lugar a dudas nos ocupa sobre manera en estos días. Todo esto, aparece como si fuera una moda, si se plantea en términos de frivolidad; pero que toma forma concreta y visión objetiva de una necesidad política, social y esencialmente cultural en el marco de un proyecto nacional y popular en vigencia.

 
Parte I
 
De la hegemonía mediática 

Nos encontramos que el primer obstáculo en importancia que surge, para la formación de conceptos e ideas en el pensamiento libre y la conciencia de situación que se vivencia en el colectivo de la masa poblacional, es sin lugar a dudas hoy en día, el condicionamiento que proyecta la hegemonía del discurso único desde las corporaciones mediáticas. Esto tiene origen fundamentalmente, en la concentración de los medios de comunicación y su directriz de opinión; como así también de la información manipulada que emana de los mismos monopolios mediáticos y sus alcances oligopólicos logrados. He aquí entonces cómo, estos entes de la comunicación hegemónica, instalan perversamente su propia “verdad” e intentan sistemáticamente bloquear, sesgar, censurar o sabotear toda acción tendiente a dar pluralidad en la información y a los factores que intenten conformar una comunicación de excelencia para la población en general. 

La  necesidad de un cambio 

Si bien lo expuesto es un mal generalizado, incluso a nivel mundial, dado que los patrones mediáticos están atados a un sistema que sabemos se deteriora día a día a nivel planetario, vamos percibiendo al unísono que en nuestro país, de a poco se va desterrando y con cierta rapidez el silencio que siempre cobijó el accionar de estos monopolios, caracterizados sin dudas por verdaderas corporaciones mediáticas al amparo de un modelo que se niega a morir a pesar de los cambios coyunturales que se dan día a día. 

No es algo fortuito, ni una mutación temporal producto de una consecuencia genética, el hecho de que esta temática se generalice día a día y al parecer exponencialmente sobre la perplejidad que origina la concentración y el discurso hegemónico de los medios; y que a su vez, se vaya instalando la necesidad de una nueva ley sobre el servicio del medio audiovisual en nuestro país. Esta observación nace, concretamente, de la necesidad insoslayable por y para el accionar de la actual gestión del gobierno nacional que impulsa y conduce la presidenta Cristina Fernández, en el marco de un proyecto nacional y de verdadero cambio, ante el escenario actual de un bloque latinoamericanista llevado al plano del protagonismo en el ámbito mundial.

De la misma manera, vemos como se pauperiza la vigencia viciosa de una legislación obsecuente con los tiempos, que queda expuesta por obviedad de la misma inmoral persistencia; tanto por la vigencia de un contenido fuera del contexto histórico como el de sostener en legislación pareceres injustos, en una sociedad ávida de una democracia menos mediocre, más formal y firme. Me estoy refiriendo concretamente a la Ley 22.285, promulgada por el gobierno de la última dictadura cívico-militar de Videla, Martínez de Hoz & Cía. 

Evaluaciones sobre la demora 

No se puede eludir la regla universal de la causa y el efecto. Esto, llevado al plano de la práctica de gestión en la administración del Estado y sus sistemáticas decisiones políticas, como se viene dando en el nuestro días por el gobierno de Cristina Fernández, demanda un tono muy preciso en el causal de enviar al Congreso Nacional un nuevo Proyecto de Ley de medios audiovisuales. Nos podemos dar cuenta incluso, por lo expuesto, que esta presentación, advierte tener un impactante efecto ante la voluptuosidad de los intereses a tocar. 

Podrá alegarse que ya es hora de hacer la presentación esperada, como lo vienen solicitando, casi con desesperación y en tono de ansiedad, diferentes instituciones del ámbito nacional; y creo que nadie duda de la urgencia en esta demanda. Pero situémonos en el comentario expresado en cuanto a la causa y el efecto, por lo que es válido señalar que, este mismo efecto derivado tiene que ser lo más atenuado posible, o por lo menos recibido en una relación de fuerzas capaz de moderar las ínfulas reivindicatorias de los intereses a afectar.  

En un análisis objetivo, también con algunas particularidades subjetivas, podemos señalar que el tiempo político para tales efectos aún no se ha presentado adecuadamente; o por lo menos, está siendo prudentemente observado y esperado por el Ejecutivo Nacional para un mejor logro y rédito a futuro de esa acción.  

Esta demora en la presentación del nuevo Proyecto, tiene también algunos aspectos que pueden considerarse favorables a pesar de las numerosas solicitudes para que se concrete su presentación por el Ejecutivo Nacional. No debemos perder de vista en la evaluación y en el análisis de la coyuntura, que en la demora se dispone de más tiempo para una instalación sin precedentes de este tema concreto en la ciudadanía toda, lo que representa un factor clave, favorable y con un buen tenor estratégico si se quiere.  

A partir de esto observamos, que de una nueva Ley de Medios comienza a hablarse como hasta ahora nunca se lo había hecho antes; con el ingrediente de que a su vez se va tomando conciencia de que estamos sometidos a la vigencia de una Ley de medios de la última dictadura con sus pertinentes factores condicionantes y que hacen por añadidura a la salud del sistema republicano. 

Por otra parte, también se presenta un consecuente desgaste que ocasiona la expectante situación en el stablishment mediático siempre alerta; ya sea en términos técnicos, que pueden derivar en gananciales y/ó por la operativa de la corporación de los mismos en el sistema. A pesar de estos síntomas de subjetividades de apreciación, no se debe subestimar en lo más mínimo las reacciones que propiciarán en todos los niveles de la información los monopolios mediáticos. Aparecerá también un estado de acrecentamiento del discurso único y la falacia comunicacional tomará niveles alevosos de expresión, proporcionada por sus usinas habituales, que son los crisoles editoriales que las originan siempre favorables a sus negocios e intereses. Además, con el empuje de factores que se propician con la imagen de un nuevo partido político de la “nueva derecha” opositora; valgan las palabras del compañero Nicolás Casullo en su oportunidad.

Hay además otro aspecto a considerar, que no solo no invalida lo expresado sobre la demora, sino que lo complementa. Esto es, tuvimos un agitadísimo año en el accionar legislativo nacional, no dando tregua ni espacio para incluir en la agenda del Congreso un Proyecto de Ley de tamaña dimensión. Se atendió, con todas sus implicancias y las particularidades políticas y parlamentarias conocidas el tema de las retenciones (la125); posteriormente sobrevino el tratamiento de la movilidad jubilatoria; la nacionalización de Aerolíneas Argentinas; el tema de las AFJP y la vuelta al sistema de reparto, el presupuesto para el nuevo año, la “tablita Machinea”  y llegamos al final del año…  

Algunos de espíritu más impulsivo aluden que en esa vorágine debería haber ingresado, por lo menos en “extraordinarias” el Proyecto de Ley de Radiodifusión. Fundamentando que esta decisión aprovecharía la dispersión y desgaste del accionar de los legislativos opositores y de la pseuda oposición indecisa en sus lineamientos, por el arduo trabajo del Congreso durante el año. Y también que a esto se le sumaría el factor sorpresa propio del estilo K. De haber sido así, (desde lo personal lo considero un delirio y peligrosamente político) tratándose de un Proyecto de Ley tan puntual y clave, que acarreará una extensa y ardua discusión parlamentaria sobre muchas decenas de artículos y una notable fundamentación de los mismos. También hay quienes opinaban desde un análisis más simplista que si hubiera sucedido así … ¿Cómo se encontraría el plantel oficial organizado y su relación de fuerzas en las cámaras para obtener resultados favorables para la sanción de una nueva Ley? 

Se habla mucho de la imposibilidad de la presentación del nuevo Proyecto mientras nos encontremos en un año electoral, debido a las presiones empresariales y corporativas de los ámbitos mediáticos con sus lobbies y demás yerbas sobre las bancas del Congreso. Si estuviéramos en una democracia más firme con parámetros de conducta capaces de mostrar una elevada calidad de moral legislativa, no cabría tanta imposibilidad de una presentación durante este período; y sí, una dura y ardua lucha de pareceres partidarios y de sectores de las bancadas.  Pero la relatividad de intenciones, de pareceres cambiantes, de modificaciones de las relaciones de fuerzas coyunturales, incluso la institucionalización de los lobbies y roscas en el parlamento, tal como sucede en otros escenarios mundiales, incluso se da en los EEUU, hace muy difícil  un éxito final en el propósito local de utilizar períodos electorales.  

Tenemos que afinar muy bien la puntería, con inteligencia y elegancia de oportunidad para acertarla positivamente y sin lugar a errores. El seguir construyendo los móviles necesarios que faciliten un final feliz para obtener la sanción de una nueva Ley de Radiodifusión es prioritario y de una necesidad política que no da lugar a discusión. Sabemos también, que solo nos queda por ver cuándo y cómo … una gran incógnita, o no?
 
*Docente, Periodista
 

UN ESCENARIO POLÍTICO ALEJADO DE LA MONCLOA

*Por José Luis Ponsico


A la muerte del Generalísimo Francisco Franco, en el otoño español del´75, Madrid, tras una dictadura que se extendió durante 36 años, España vivió una transición que significó al cabo de dos años "la salida Política institucional" conocida como "Pacto de la Moncloa", donde los partidos políticos acordaron las bases democráticas.

Antes, en la Argentina -en noviembre del´72- Juan Perón había propuesto lo mismo en su regreso al país (17/11) llevando la iniciativa al restaurant "Nino" de Vicente López sobre la base de un acuerdo "marco" para una veintena de partidos políticos. El Frente (FreCiLiNa) era Cívico para la Liberación Nacional. No prosperó.

El rey Juan Carlos de Borbón le encomendó al abogado Adolfo Suárez, de 42 años, dirigente político del "establishment" franquista -había sido funcionario durante la dictadura- la prosecución de los acuerdos con todos los sectores.
En tres décadas España ocupaba el 8º lugar en el mundo

Finalmente, el 25 de octubre del´77 los principales dirigentes de los distintos partidos políticos de España (Felipe González, Leopoldo Calvo Sotelo, Manuel Fraga Iribarne, Santiago Carrillo y Enrique Tierno Galván) firmaban el Pacto de la Moncloa.

Allí, alrededor de Adolfo Suárez, presidente español de la transición que se prolongó hasta 1981, estaban "todos": los "progresistas" los "derechistas", el comunismo y las distintas expresiones socialistas. También el Centro, hace tres décadas el rey Juan Carlos.

España tenía una inflación del 40 por ciento anual, vivía como toda Europa la crisis del petróleo, derivada de vaivenes de la OPEP de 1973; se hablaba de fuga de capitales ya en los últimos años del franquismo, existía conflicto con la prensa y los sindicatos.

La clase empresaria estaba acostumbrada al corporativismo y al intervencionismo "franquista" y la economia vivía estancada por el atraso de una legislación laboral que fue modificada para evitar el alto nivel de conflictividad social que se avecinaba.

Las relaciones laborales tuvieron otro orden jurídico y España conoció una variante argentina de "Pacto Social" suscripto en nuestro país en 1973, cuando Juan Perón impulsó el acuerdo entre la CGT. de José Ignacio Rucci y la CGE. de José Ber Gelbard.

En el´72 el legendario dirigente radical Ricardo Balbín acordó con Perón ir en el Frente Cívico -el peronismo y el radicalismo iban a estar juntos en el Proyecto de Unidad Nacional- pero los sectores más recalcitrantes del "gorilismo" radical (el ex Presidente, Carlos Perette, entre otros) lo impidieron.

Finalmente, sin Balbín ni Oscar Alende, el FreJuLi (Frente Justicialista de Liberación Nacional) ganó con Héctor J. Cámpora el 11 de marzo del´73, con el 51% de los votos y la UCR. con Balbín obtuvo el 25%. Más atrás quedó la Alianza Popular Revolucionaria de Alende con el 11%.

Hoy, en el escenario político nacional el gobierno dá respuestas a la crisis financiera internacional, pero sólo lo apoya el 30% -hasta aquí- del conjunto de la sociedad. El tradicional Partido Justicialista está más cerca del PRI mexicano (Partido Revolucionario Institucional) donde durante 70 años alternó en el Poder.

En siete años, desde la caída de Fernando De la Rúa, el PJ fue gobierno -de transición, también- con Eduardo Du-halde y desde abril 2003 lo hizo con Néstor Kirchner luego relevado en el Poder por Cristina Fernández de K. en diciembre de 2007 La oposición, a su vez, vive fragmentada.

Hace 48 horas, en Coronel Vidal, no sólo la dirigencia del Campo, como en el primer semestre del año pasado, criticó al gobierno. A la protesta se sumaron otras expresiones opositoras, de modo especial la ex diputada radical Elisa Carrió, ahora líder de la Coalición Cívica. Un mar de críticas.

Carrió obtuvo algo más del 23% de los votos en 2007. Unos 3 millones de sufragios dejando atrás a Roberto La-vagna, que no aparece en el escenario grande, en una oposicion "partida" que facilitó el triunfo de Cristina con el 46%.

Ahora, el "desgaste" es compartido. Encuestas dan la caída después del conflicto anterior, cuando el vicepresi-dente Julio Cobos sorprendió a "tirios" y "troyanos" con su voto "no positivo" y dejó virtualmente "partida" a la clase so-cial que daba sustento al gobierno.

Los resentimientos, enconos, innumerables denuncias de un lado y del otro, los episodios tristes como aquélla "avi-vada" del periodista Eduardo Lorenzo (Borocotó Jrs.) en 2005. Los vaivenes de Mauricio Macri en la Capital Federal y la inseguridad cotidiana en territorio bonaerense, donde Daniel Scioli no encuentra salida.

La polémica entre el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández con el ex fiscal Carlos Stornelli, ahora colega del primero en el orden provincial. Los asaltos a los countries privados, más de 50 el año pasado. Un incremento del 180 por ciento en la década.

En el medio, el animador Mario Pergolini, una expresion cultural de los años´90, cuando la generación "progre" invadió los medios criticando a los políticos en general y al "menemato" en particular, ahora anunció que "se va desilusionado de la tevé".

Pergolini, "ex Chico 10" se enriqueció durante la década anterior -junto a sus adláteres- haciendo radio y televisión, dijo recientemente: "Esto no se hizo para mí". Tuvo publicidad oficial y privada Criticó a todos, pero no lo podía hacer ahora con el gobierno primero de Néstor y luego de Cristina. Y se apagó.

Ahora, como buen argentino al fin, se dedica a polemizar con Roberto Pettinato. Una posible moraleja es que los años de Menem y el corto ciclo de la Alianza dejaron una Argentina conflictiva en lo político, económico y social. Pero también a una generación que ocupó los medios para denostar a la politica y ya no atrae.

EL LOBBY SIONISTA ARGENTINO PRESIONA

CERRARON UNA RADIO EN ARGENTINA PORQUE DESDE ALLI SE CRITICÓ AL TERRORISMO DE ESTADO ISRAELI


Mauro Viale, cuyo verdadero nombre es Mauricio Golfbard y que funge de "hombre fuerte" en Radio Colonia (que se escucha tanto en Uruguay como en Argentina), junto al director de la emisora, Mario Kaminsky, decidieron rescindir este pasado lunes los contratos de todo el personal de FM Mágica 93.5 (La Voz Sudamericana) que desde hace menos de un año venía saliendo al aire motorizada por una cooperativa que representaba a un amplio espectro de movimientos sociales de Argentina, de allí que también se la conociera, desde los medios ligados al discurso único, como la “FM piquetera”. Dicha cooperativa, a cuyo frente estaba el titular del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, alquilaba la onda a los propietarios de Colonia.
La radio, que en realidad era la FM de Colonia y cuyos estudios funcionaban en el mismo edificio que la anterior en el barrio de Caballito, reunía a su alrededor una muy buena grilla de programas, algunos de ellos impulsados por organizaciones políticas y sociales como el Movimiento Evita, el Movimiento Libres del Sur, la Federación de Tierra y Vivienda, la Corriente Nacional y Popular 25 de Mayo, el Comedor Los Pibes y otras similares, algunas ligadas al gobierno kirchnerista y otras que habían dado un paso al costado recientemente. Además, también salían al aire, programas como “Mate Amargo” , “Resumen Latinoamericano” y “No mires para otro lado”, entre otros.
Según fuentes de la emisora ahora cerrada, el entredicho entre la dupla Viale-Kaminsky y los responsables de contenido de FM Mágica surgieron en ocasión de la última y brutal agresión israelí contra el pueblo palestino. Desde algunos de los programas de la radio, se condenó enfáticamente, como es lógico, el accionar genocida sionista y a nivel informativo se dieron datos precisos sobre las consecuencias de sus brutales bombardeos contra población civil. Esto, obviamente iba de contramano con la cobertura de la mayoría de los medios de comunicación comercial (que diariamente muestran a los palestinos como provocadores y edulcoran sus juicios sobre el accionar bélico israelí, justificando muchas de sus “hazañas” 
De alli que mucho de lo dicho y oido estos dias en FM Mágica irritó al tandem Kaminsky-Golfbard (alias Viale) quienes pidieron “mesura” lo que en buen romance significaba que "no se siguiera jodiendo con Israel". De acuerdo a lo que testimoniaron varios integrantes del equipo informativo de la radio, atender esa insólita demanda hubiera sido “falsear la realidad”, y por lo tanto, se prosiguió informando objetivamente sobre el tema. 
Tal actitud (que reivindica una de las mejores tradiciones del auténtico periodismo, tan olvidada por estos días) sacó de casillas a los citados mandamases quienes decidieron rescindir los contratos de todo el personal de FM Mágica y cerrar por ahora la emisora, hasta que -se supone- incorpore a otro equipo que se someta a su dictatorial política de reivindicación del lobby que más medios de comunicación posee en Argentina y en otros países del continente y del mundo.
Lo peor, que habla a las claras sobre la calidad ética de los directivos de Colonia es que para aplicar esta censura total a los periodistas de Mágica, argumentaron (así lo hizo el citado Viale) que se trataba de un tema de dinero, “que rescindía el contrato porque el Movimiento Evita era muy desprolijo para hacer el pago mensual de alquiler”, algo que se desmiente por sí solo ya que al parecer se había abonado el alquiler para todo un año. Y por otra parte, aprovecharon para efectivizar el cierre cuando ninguno de los directores de Mágica se hallaba en la radio, por estar de vacaciones.
Cabe señalar también, que durante estos días en que arreció la ofensiva sionista contra Palestina, el Movimiento Evita inundó los muros de la Capital y el Gran Buenos Aires con carteles que mostrando a varios niños palestinos asesinados por las bombas de fósforo sionista, decían simplemente “Asesinos”, en una obvia referencia a los soldados de Israel.
 
 

OPERACIÓN PLOMO IMPUNE



*Por Eduardo Galeano


Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

Para justificarse, el terrorismo de estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.

Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelita usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina.

Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa.

No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros.

¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallo.

El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quien mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.

Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.

Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

La llamada comunidad internacional , ¿existe?

¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?

Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.

Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.

La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima, mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.


 (Este artículo está dedicado a mis amigos judíos asesinados por lasdictaduras latinoamericanas que Israel asesoró)

MANITAS


TAN SÓLO APRETARON EL PEZÓN.
O CONTARON PERLAS DEL TASBISH.

QUIZÁ EL AL-JABR.  
VOLARON EN SOMBRAS CHINESCAS
CANTANDO UN COLIBRÍ 
A LA RUEDA RUEDA DE BOMBA Y CANELA
EL QUE NO SE ESCONDIÓ …. 
RECIBIERON LAS GOTAS DE AGUA
ESCASAS, SEGMENTADAS,
RACIONADAS DE BLOQUEO. 
SEÑALARON EL MISIL
QUE VENÍA POR ELLAS. 
AFERRADAS A LA VIDA, QUE NO. 
SÍMBOLO,
PERO VIDA SIN TIEMPO,  
A LOS INCRÉDULOS
A LOS TIMORATOS
MANITAS … 
SÓLO AHÍ
TESTIGOS DE LA VIDA QUE ANTES HABÍA.
ESCOMBROS ASESINOS 
SAGRADA IMPOSICIÓN DE  MANOS
DAN VIDA EN LA CELEBRACIÓN
¿ÉSTAS MANOS ? 
¿TRANSFORMARÁN EL PAN EN CARNE  ?
APARTA DE MÍ ESE CÁLIZ ……… 
YA NO SERÁ 
DEJAD QUE VENGAN A MI
EN PUREZA PURA 
SAGRADAS MANITAS,
ME ACOMPAÑARÁN MIENTRAS VIVA …
SIN PODER TOMARLAS … 
SIN FUERZAS PARA LEVANTAR UNA BANDERA
PERO SON UNA HACIA LA INTIFADA 
FORTALEZA DE SÍMBOLO
LÁGRIMA DE IMPOTENCIA, 
SEÑALARÁS AL ASESINO
SIN PREMURA 
SÓLO PIDO
ASIRLAS  CON TIBIEZA
HACIA EL FIN DE LA SINRAZÓN.
 
(Bombardeo a la población civil de la Franja de Gaza en la noche del 7 de enero de 2009) 
Horacio  Baster
Rosario -Argentina-