Seguidores

4 de enero de 2009

DE LA IGNORANCIA SUPINA


*Por Eliana Valci

Ejércitos de enanos surgen de “la negligencia en aprender o inquirir lo que puede y debe saberse”; hombres y mujeres arrojados a la domesticación infame de los Imperios, por no haber sido iniciados dentro de una doctrina que plantee como eje la contradicción, que genere la duda que impulse a la investigación y no al hablar a boca de jarro.

Quien ignora, desconoce y para conocer ha de haber una preparación previa, que permita una fructífera interlocución y no un diálogo de locos, donde no se sabe en definitiva muy bien de lo que se está hablando. O lo que es peor ser el repetidor a ultranza de los “desinformadotes” ó los asiduos lectores del manual ilustrado del gran diario argentino, que vaya casualidad ocupan el  noventa porciento de los medios de comunicación.

Por tanto, no es posible imponer criterios a fuerza del oscurantismo, sino que es necesario desarrollar el intelecto, para luego persuadir al otro respecto de su pensamiento.

Actitudes negligentes como estas, configuran una forma de complicidad disfrazada para con quienes creen tener el domino de la opinión pública y de la voluntad popular; es alimentar un monstruo que no para de crecer, al que muy pocos intentan vencer.

Es deber entonces de los que han avizorado las tinieblas de la desinformación, tomar el toro por las astas e implementar una política en serio de información y formación de las masas, concientizar acerca del juego que imponen los mediocres, a los que conviene que se sepa menos y se obedezca más.

Para ello, es necesario comprender que el ser humano está en permanente proceso de aprendizaje, y que dentro del mismo es fundamental que aprenda a discernir, para no transformarse en presa de la ignorancia supina que contribuye a las formación de seres vacíos de contenido, carentes de sentido crítico, devenidos a opinólogos integrantes de un circo donde su función nunca acaba.

*Directora Revista Ida &Vuelta

EL ANTIPERONISMO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Segunda Parte

       II   La trama del periodismo colonial



 *Por Claudio Díaz

     Los pretendidos dueños del mundo, que responden al poder económico de las corporaciones transnacionales, establecieron que para este momento de la historia de la humanidad se necesita otro tipo de estrategia en su afán por perpetuar la dominación y el control de los países sometidos.

     “Golpe suave o blando”… Ese es el nuevo nombre que se utiliza en la jerga del lenguaje de la Guerra de Baja Intensidad para mencionar las acciones desestabilizadoras utilizadas por el poder económico mundial. Ya no resulta imprescindible sacar las Fuerzas Armadas a la calle porque al controlar la mayoría de los medios de comunicación se pueden minar lentamente las bases de gobiernos más populares y menos dependientes del poder sinárquico. Estos medios, que han sido claves para la criminal invasión y ocupación de Irak, ahora también lo son para aplicar los golpes mediáticos, como bien se demostró en Venezuela en abril de 2002.                                           
                                                                         
     La nueva estrategia responde a la “mundialización” del Gran Capital, esto es: el fenómeno político conocido como globalización que impusieron las corporaciones transnacionales, que intenta sentar las bases de un nuevo orden imperial que (con la eliminación de la figura del Estado-Nación) pretende “organizar” económicamente al planeta como una  unidad de producción exclusiva. El poder que hoy detentan las compañías multinacionales, haciendo valer sus intereses por sobre la voluntad de los Estados (muy cercano está el ejemplo de la pastera Botnia, que impuso su negocio pasando por encima de Uruguay y Argentina) exhibe sin pudor alguno el grado de dominio que ejerce  la llamada Internacional de los Ricos.

      Lo que hoy sale a la superficie es, nítidamente, el proyecto de Gobierno Mundial ideado hacia 1973 por David Rockefeller, Zbigniew Brzezinski y Henry Kissinger en torno a la Comisión Trilateral. El propósito de esta elite que reúne a los principales operadores financieros y económicos del capitalismo imperial es concebir una gran plutocracia donde cada región debe someterse al rol que se le adjudica previamente, de acuerdo a su influencia en el mapa del poder universal. De un lado se agrupan los espacios industriales, del otro los agrarios o abastecedores de materias primas. Ese poder le otorga a la Argentina el rol de país no industrial y con un Movimiento Obrero débil. De allí que los medios de prensa de nuestro país que responden a esos intereses lleven adelante el papel de difamadores del peronismo y el sindicalismo. 

      Es interesante tener en cuenta la declaración de principios de la Comisión Trilateral para dictar  “reglas de funcionamiento” en los países a los que pretende someter. Ellos hablan de constituir una elite que a su vez se apoya en cinco sub-elites entrelazadas entre sí para llevar adelante su proyecto de dominación:                                                                     

1) La elite económica y financiera: aglutina a banqueros, economistas y  empresarios. 

2)  La elite universitaria: capta la “materia gris” de los países a dominar.

3)  La elite política: reúne a aquellos dirigentes que hacen su carrera en buenos términos con el establishment.

4)  La elite militar y de inteligencia: prepara a sus cuadros para operar en contra de la Nación.
5) La elite de los medios de comunicación: integra a periodistas de diarios, radios y televisión cuya tarea es convencer a la llamada opinión pública con el discurso del núcleo dominante. 

     La doctrina peronista y el rol decisivo que cumple el Movimiento Obrero argentino como trinchera de resistencia nacional son obstáculos políticos y filosóficos que traban las pretensiones de este poder mundialista. Por eso afrontan el ensañamiento de la oligarquía informativa y los círculos intelectuales que le prestan la obediencia debida a los enemigos del país.

LOS OJOS DE LOS NIÑOS

 *Por Osvaldo Bayer
Desde Bonn, Alemania
Mientras en una parte del mundo se celebraban las fiestas, en otros lugares se mataban seres humanos. Así se despidió el año 2008, así llegó el 2009. Civilización, o no, y barbarie. Pan dulce y bombas. El cinismo no conoce fronteras. Se mata y ya está. Por seguridad. Por los derechos de unos sobre otros. Recibimos el Año Nuevo con cuatrocientos muertos debajo del colchón, cien de ellos niños. Y cerca de dos mil heridos. 
La Franja de Gaza. Pueblos que ya tendrían que ser sabios por sus experiencias trágicas encuentran coincidencia sólo en la muerte. Esa muerte para la que el ser humano trata de encontrar una definición, una explicación, es usada como emblema de lo que llamamos civilización. Ahora es ya mucho más fácil. Se mata al enemigo desde aviones y, mejor todavía, a él y a toda su familia. A su mujer y a sus ocho hijos. O con cohetes, desde el escondite. Esos jóvenes que arrojan bombas desde aviones o desde escondites no se dan cuenta de que matan, de que exterminan la vida de otro ser, por lo general inocente. Pero arrojan bombas por “patriotismo”. Los discursos de los políticos intervinientes nos dicen claramente de su omnipotencia. 
¿Tienen acaso el poder delegado de matar, de hacer matar? ¿Se los vota para eso? ¿Y qué pasa con Naciones Unidas, para qué está? Ni siquiera esa organización mundial es capaz de detener una guerra. Ese tendría que ser su principal motivo de existencia. Y no una masa burocrática de encuentros superficiales y desencuentros que ocasionan la muerte.
La muerte de niños. Lo lanzaron al aire y al papel, los medios: el bombardeo israelí logró la muerte de uno de los dirigentes principales de Hamas y también de su mujer y sus ocho hijos. Buena puntería. ¿Pero cómo, es que vivimos en el tiempo de los dinosaurios? No, vivimos el siglo de la mente humana. Por eso el papa Ratzinger en su mensaje de Navidad nos ha enseñado a rezar, rezar, rezar. ¿Rezar a quién? ¿A un Dios que permite en la “Tierra Santa”, donde nació su hijo de una virgen, que se cometan crímenes tan atroces, como que se peleen pueblos desde hace siglos por razones religiosas, que en el fondo no son otra cosa que razones de poder y de dominio? Alá, Jehová y Cristo. Tierra Santa que mata a sus niños.
¿Con qué habrán soñado esos niños la última noche en que vivieron? ¿Con juguetes, con hadas, con ángeles que les arrojaban espejitos de colores desde el cielo? Es lo mismo, porque nosotros les arrojamos bombas y los destrozamos. Habría que rescatar los ojos de esos niños en el momento en que estallaron las bombas.
Sí, está bien, los hombres de Hamas lanzan cohetes a Israel. ¿Y por eso hay que bombardear ciudades abiertas allí donde viven madres que crían a sus hijos? Ciudades que ni siquiera tienen refugios antiaéreos. Eso es fácil. Pero criminal de la peor cobardía, a su vez.
Tiene razón Israel en combatir el terrorismo, pero no con métodos cien veces más traidores que el cohete individual. Igual, tal vez, en su perversión, pero increíblemente menor que hacerlo desde aviones, en uniforme oficial y por orden de los responsables. No, además, esos actos de mostrar poder traen las consecuencias más nefastas, originan los odios de siglos, los deseos de venganza infinitos, que quedan en la historia de los pueblos. La única búsqueda de solución es recurrir a Naciones Unidas para que envíe una organización preparada en esta clase de conflictos, que encuentre la paz y no la venganza. No se arreglan los problemas con la muerte. Y más para un pueblo con la experiencia del judío, un pueblo que, con su conocimiento histórico de persecuciones, tiene que haber aprendido para siempre hacia dónde lleva el odio. Porque los crímenes del Holocausto han quedado para siempre en la conciencia del pueblo alemán y tendrían que quedar también para siempre en el pueblo que fue víctima. Porque no hay ninguna diferencia para un niño entre morir en una cámara de gas y ser destrozado por una bomba arrojada desde aviones oficiales.
Sí, el pueblo alemán aprendió para siempre lo que es cometer un crimen de lesa humanidad. Pero seamos sinceros: aprendió pero no tanto. Hay otra forma de hacerse cómplice de otros crímenes. Por ejemplo esto: la fabricación y venta de armas. Leamos las cifras oficiales. La exportación de armas alemanas del año 2007 alcanzó a 8,7 mil millones de euros. Es decir que exportó un 13 por ciento más que el año anterior. Con esto, Alemania ocupa el tercer lugar en el mundo de exportadores de armas, con el 10 por ciento, mientras Estados Unidos ocupa el primer lugar, con el 31 por ciento, y Rusia, el segundo, con el 25 por ciento. Pero aquí no acaba la cosa. Alemania exporta armas a China, India, a los Emiratos Unidos de Arabia, a Grecia, a Corea del Sur y a un sinfín de otros países. Sí, a los Emiratos Unidos de Arabia. Pero, y aquí está el nudo de la cuestión: también a Israel, Afganistán, India, Nigeria, Pakistán y Tailandia. Muy buen negocio. Ahí no se hacen discriminaciones, el que paga bien, a ése se le vende. Es sabido que los europeos –en este caso Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia– atraen a sus clientes deseosos de armas con financiaciones “atractivas” y la promesa de transmitirles tecnología nueva.
Entonces aquí hay que decir la otra verdad. No alcanza con que los alemanes se hayan hecho una severa autocrítica sobre los crímenes del nazismo sino que la verdadera autocrítica tendría que ser nunca más a las armas, nunca más hacer negocios con la Muerte y menos con países que tienen problemas con países lindantes ni tampoco aquellos que tienen problemas internos. No se es honesto si por un lado criticamos las guerras y las represiones y por el otro vendemos armas a países donde tienen lugar esos crímenes contra la Vida.
Hace pocos días se hizo en los medios alemanes un desusado elogio al ex primer ministro Helmut Schmidt, que cumplió noventa años de edad. Justamente, el político que apoyó la venta de armas a la dictadura argentina del desaparecedor Jorge Rafael Videla. Y se defendió en el Congreso alemán diciendo que lo hacía para “asegurar la fuente de trabajo de los obreros alemanes”, un argumento fuera de toda base ética. Porque si es por eso, que el gobierno alemán disponga de una suma para darles trabajo a esos obreros y que éstos se dediquen a fabricar juguetes para los niños.
Más todavía, el gobierno alemán asegura con fianzas oficiales la financiación de los proyectos de venta de armas, para lo cual se utiliza dinero del pueblo cobrado mediante los impuestos. Hace poco quedó en claro un escándalo producido por la constatación de que las fuerzas de seguridad de Georgia poseían modernas armas alemanas, a pesar de que el gobierno alemán había rechazado el pedido de ese país de venderle armas, ya que Georgia se encontraba en estado de guerra con Rusia. Es decir que podemos constatar que, en el caso de hacer negocios, se pisotean los principios básicos de lo que tiene que ser la ética en las relaciones humanas.
Las armas, las guerras entre los seres humanos divididos por estúpidas fronteras, tienen que pasar a ser un tema fijo en la vida de todos los pueblos del mundo. No a las armas, sí a la vida.
Han muerto cien niños en el bombardeo israelí de Gaza. Ya esa cifra podría servir de leitmotiv contra todos los bombardeos de ciudades abiertas. Nunca más la muerte de niños como acción de guerra. Salir a la calle en la protesta. Denunciar a los políticos que dieron la orden y a los generales y soldados que la cumplieron.
Sería al primer peldaño hacia aquel Paraíso en la Tierra con que soñaba Kant: la paz eterna.

Fuente:Pág. 12

EL PRESUPUESTO DE BUENOS AIRES



*Por Alicia Bello


El pacto del macrismo y la Coalición Cívica se vio reflejado en el voto del presupuesto 2009. Éste tal vez sea el comienzo de un acuerdo con vistas a las próximas elecciones. Aún no hay definiciones taxativas, sin embargo algunos encuentros entre ambos partidos y la sensible inclinación a compartir espacios legislativos apuntan en ese sentido.

La misma Coalición que en el Congreso Nacional se opone sistemáticamente a todos los proyectos del oficialismo incluido el presupuesto, utiliza otra lógica para la ciudad y sostiene: no hay que hacer lo que le hicieron a Íllia en el 64 no votándole el presupuesto.

Es una mentira de Carrió sostener que gracias a sus legisladores el PRO cedió en su intento de aumentar los impuestos. El Frente para la Victoria marcó su oposición desde el comienzo, con el argumento de que los aumentos indefectiblemente afectan a la producción y al trabajo, cosa inaceptable en un contexto nacional e internacional recesivo.

Es verdad que el gobierno de Mauricio Macri modificó su propuesta fiscal y tarifaria, pero lo ha hecho por la inviabilidad política del proyecto y por no quedar expuesto a un nuevo debilitamiento de su imagen frente a una negativa contundente de la oposición.

Analicemos qué impuestos sí votó la Coalición Cívica y no el Frente para la Victoria:
*Aumento del 4 al 5% Ingresos Brutos de bancos y entidades financieras.
*Industria manufacturera que facture más de $ 20 millones anuales, hoy exenta de Ingresos Brutos, pagará en el 2009 el 1%.
*Impuesto a los sellos para los contratos que firmen empresas y asociaciones
*Construcción de viviendas de categoría A y B que pagaba 1,5 % y pasarán a pagar 3%.
*Incremento de 100% de una de las categorías de ABL para bares y restoranes.

Detrás  del incremento a los Casinos y tragamonedas se esconde otras de las mentiras del acuerdo Macri-Carrió, ya que el cobro de este impuesto es inviable jurídicamente en virtud de los fallos judiciales que dictaminaron la incompetencia del Gobierno de la Ciudad en la determinación de gravámenes de dicha actividad por ser materia jurisdiccional del Gobierno Nacional.

Esta "nueva alianza" nació a la luz de los acuerdos celebrados en la Cámara de Diputados de la Nación y tuvo a la diputada Patricia Bullrich como interlocutora del PRO, encabezado por la figura del diputado Federico Pinedo.

Hastiada de los fraccionamientos constantes de su fuerza política, que cada vez más la alejaban del poder, la líder de la Coalición estrecha filas con sus aliados naturales, la derecha gobernante en la ciudad.

Cae de este modo la máscara progresista detrás de la cual ocultaba la Coalición Cívica su verdadera filiación e intencionalidad política e inaugura, sin ambages, la paradoja de marchar, como lo hizo en tiempos de la dictadura militar su extrovertida líder, junto con quienes fueron parte activa en la entrega, explotación y persecución de las fuerzas nacionales y populares.

* Diputada de la Ciudad de Buenos Aires

ASOCIACIÓN ILÍCITA



*Por Patricia Fortino

La asociación ilícita está dentro del título del Código Penal Argentino que castiga los delitos contra el orden público. La ley quiere proteger a la sociedad contra el caos o el desorden como sería el caso de que un número determinado de individuos decidiera poner en práctica un proyecto de ataque a la sociedad mediante la comisión de delitos indeterminados.

Esta aclaración es por si a alguno de nuestros lectores tiene pensado que lo que sigue es una exageración, revise una y otra vez esta especie de definición de los términos jurídicos expuestos y después reflexione sobre lo dicho.

Porque lo que vivimos el pasado martes 23 de diciembre hasta ya entrada la madrugada del 24 podemos bien catalogarlo de “proyecto de ataque a la sociedad”.

Si cuando lo votado como presupuesto 2009 para la Ciudad de Buenos Aires está tan lejos de lo que las manifestaciones populares previas al tratamiento reclamaban, hay un corto circuito latente entre el Poder Ejecutivo-Poder Legislativo-Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

Tal vez nunca existió comunión entre estas partes. Tal vez la hora del romance se está apagando. Tal vez los hilos y las hilachas de algunos personajes empezaron a notarse debajo de sus púdicas túnicas blancas. Tal vez el tiempo que todo lo cura (frase vacía de contenido ideológico) nos sirva a los porteños para ver como lo único que pasa en Buenos Aires es asfalto por nuestras calles para levantar nuestro entrañable empedrado. Tal vez podamos hacer, en estos días de balance, un análisis sobre la situación comprometida de la educación pública, o la desvalorización de  nuestros hospitales y centros de salud. Tal vez mientras caminamos por las comerciales avenidas podamos darnos cuenta de la existencia de los pibes que siguen cartoneando junto a sus padres o de los indigentes que habitan las veredas. Igual, para la élite gobernante y sus oportunistas aliados, esos no votan.

Por si no habíamos entendido lo de “Va a estar bueno Buenos Aires”, ahora vinieron los subtítulos: Carrió que en el 2007 había puesto como límite a sus alianzas al mismísimo Mauricio Macri hoy dice “ando muy flexible en Navidad” y hace levantar la mano de sus legisladores porteños aprobando un presupuesto que le abre las puertas a un acuerdo electoral con vistas al 2009.  Se le corrieron las demarcaciones a la pitonisa, hoy dice que sus límites son “los corruptos irredimibles” y entonces puede opinar bien de Luis Juez, sentarse a conversar con Felipe Sola y hacer las piruetas políticas que crea necesarias para seducir al socialista Binner. Total su grado de exposición es el de la opositora empeñada en convertirse en superhéroe, porque gobierno va a ser difícil. Para ser gobierno hay que tener la coherencia que su brújula desorientada no le permite alcanzar. ¿Por dónde va a correr al peronismo quien fuera líder desde la centro izquierda ahora que se arrima al neoliberalismo macrista?

La realidad supera cualquier ficción en esta maravillosa ciudad. No hay Discépolo que lo tolere.
Es difícil hallar confluencia de ideas donde lo que los unió fue la necesidad de votos en un recinto para unos y el interés de saberse voto preciado de otros.  Parece que los unió los mismos intereses y de ideas ni hablamos.  El análisis de Carrió es interesante: si a Macri le fue bien hasta acá sin ofrecer ninguna idea ¿por qué no seguirlo? El de Macri tampoco es un pacto equivocado: hoy me sirven sus manos en alto, mañana me olvido de lo que prometí y nunca hubo compromiso. En esto de decir y desdecir al Jefe de Gobierno no hay quien lo iguale.

Por otra parte es casi seguro que para las legislativas del 2009 el espanto del Gobierno de Cristina los una más que el amor a todos los agoreros del desastre que se nos viene.
Si la Ciudad de Buenos Aires se convierte en el único (o uno de los pocos) espacios electorales que se resiste a ver en el peronismo la salida posible, entonces harán de este distrito la resistencia de la oposición. 

Volvamos al comienzo: si esta unión que permitió aprobar el presupuesto con menos conciencia social que hayamos vivido, no se ajusta a los términos de lo que la justicia califica como asociación ilícita, por lo menos empaña aquel bochorno que creíamos insuperable cuando las Banelco circulaban entre los despachos legislativos de un gobierno que mejor no recordar.  

2009 SERA EL AÑO DE HOMENAJE A RAUL SCALABRINI ORTIZ


Por una iniciativa de la Corriente Consenso Bicentenario, la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto 2185/2008 por el cual se declara al 2009 Año de Homenaje a Raúl Scalabrini Ortiz.Esta medida está inserta dentro del proceso de reparación histórica que lleva adelante el Gobierno Nacional y realiza un acto de justicia para con este hombre, silenciado por la historia oficial por desenmascarar el sistema colonial implementado en La Argentina desde su nacimiento como Nación. Entre sus fundamentos destaca el Decreto oficial que "el próximo 30 de mayo de 2009 se cumplen CINCUENTA (50) años de la desaparición física del destacado pensador y escritor nacional Raúl SCALABRINI ORTIZ. El PODER EJECUTIVO NACIONAL considera importante resaltar y difundir la labor de quien realizara tan importantes aportes para la defensa del ser nacional. Raúl SCALABRINI ORTIZ perteneció a una generación que hizo propias las consignas del desarrollo de la industria nacional y la lucha contra el colonialismo dilucidando la historia oficial. El pensamiento nacional se vio ampliamente enriquecido por los aportes de este intelectual, entre cuyas obras, se inscriben: "El hombre que está solo y espera"; "Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino"; "Bases para la reconstrucció n nacional", "Política Británica en el Río de la Plata", "Historia de los Ferrocarriles Argentinos"; entre otras." Consenso Bicentenario es una Corriente Politica y Social, conformada entre otros, por Osvaldo Cuesta, Raúl Esteban, Jorge Spitalieri, Gabriel Monzón, Roberto Fernández y Gabriel Corizzo. Entre los fundamentos expuestos en la nota presentada a la Sra. Presidenta por Consenso Bicentenario, se señala "que el año 2009, en el que se cumplen 50 años de la desaparición física de este Argentino con mayúsculas, sea declarado Año de Homenaje a Raúl Scalabrini Ortiz. Su vida e historia son un digno ejemplo para transmitir a la ciudadanía, por eso auspiciamos la difusión de la trayectoria pública y de la obra de este verdadero gigante defensor de la causa nacional". Raúl Scalabrini Ortiz, muere el 30 de mayo de 1959 en su amada biblioteca de la vivienda de Alberdi 1164 de Olivos, Vicente López. Este año, también por iniciativa de Consenso Bicentenario, se presento un Proyecto de Ley, solicitando la expropiación de ese inmueble, a los fines de la creación de un museo y biblioteca, para difundir su obra. La medida establece que a partir del 1º de enero de 2009, toda la papelería oficial a utilizar en la ADMINISTRACION PUBLICA NACIONAL, centralizada y descentralizada, así como en los Entes autárquicos dependientes de ésta, deberá llevar en el margen superior derecho un sello con la leyenda "2009 - Año de Homenaje a Raúl SCALABRINI ORTIZ". Asimsimo se auspiciarán actividades, seminarios, conferencias y programas educativos que contribuyan a la difusión en el país de la trayectoria pública de Raúl SCALABRINI ORTIZ, para valorizar a aquellos hombres excepcionales que contribuyeron con el pensamiento nacional.

Autor/Fuente:Raul Esteban (Agencia Digital Independiente de Noticias)

Gentileza:
Prensa Marplatense