Seguidores

2 de noviembre de 2009

LEGISLACIÓN EN MORA


*Por Horacio Baster

30 de octubre. En el aniversario 26 de la recuperación democrática los Senadores de Santa Fe perdieron nuevamente una oportunidad histórica de andar el camino restaurador de las heridas abiertas en el seno de sus instituciones.

Luego de pesada espera anunciaron prorrogar el tratamiento de la Ley de Inhabilidad para ejercer cargos públicos electivos a partícipes en cualquier grado de los delitos de violación a los derechos humanos.

10 meses y 24 dias transcurrieron desde la media sanción de Diputados para que  la llamada Cámara alta tratara su conversión en Ley.

En ese tiempo no mereció siquiera dictámenes de Comisión, y sólo la presión permanente de los organismos de DD HH, organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y ciudadanos preocupados, lograron luego de reuniones con la Presidenta del Senado acordar su tratamiento en el recinto, al que rehuían la mayoría de los legisladores.

Ni siquiera la fecha simbólica inmutó a los hacedores de las leyes en representación del pueblo que clama.
Dieron una nueva vuelta de tuerca para la próxima sesión (5 de noviembre), reclamando un dictamen de la Comisión de As. Constitucionales.

Una Ley que pretendía ser señera en un año electoral, y de inicio de los juicios por crímenes de lesa humanidad en Rosario y Santa Fe exigía por lo menos ver la luz, luego de la morosidad, en una fecha simbólica.   

La conmovedora imagen de una Madre volviendo sobre sus pasos, luego de la espera, cruzando la plaza con el abrasador sol de la siesta y sus ochentitantos años fue la imagen del resultado del día.    Mientras: en el hall se recordaba con discursos y placas la restauración democrática.

La mora posibilitó que Pedro “Pili” Rodríguez en San Lorenzo pudiera presentarse a elecciones y con un puñado de votos se apreste a asumir.

Puede ser saldada con premura, sin más dilaciones, en un acto democrático de ejemplaridad y restauración.
Una semana no es nada y es mucho en la línea histórica.    

Exijamos a nuestros Senadores cumplir con su obligación y reconciliarse con la Memoria y la Verdad histórica, paliando parcialmente estos tremendos agujeros negros en la legislación, que absorben despiadadamente las autodefensas jaqueadas del sistema constitucional, y solidifiquen el verdadero Estado de Derecho que todos merecemos.

 *Asesor del Vicepresidente de la Comisión DD y Garantías de la Cámara de Diputados Diputado Gerardo  Rico
Publicar un comentario