Seguidores

25 de octubre de 2009

LOS CAMBIOS INMINENTES DEL 2001 A LA FECHA


*Por María Silvina Silvestre

Si se piensa unos años no muy lejanos atrás nuestro país  se puede ver claramente la diferencia.

Los cambios en varios aspectos desde la idiosincrasia hasta lo social han favorecido al campo popular.

Mientras en la década del Menemismo se trataba de instaurar la idea de individualidad y de primer mundo que nunca existió “idea no exprofesa porque si divides reinarás” en esta etapa de nuestro pensar se instala a partir del mandato de Néstor Kirchner la ideología de la sociedad como un todo.

Algunos sectores se ven desagradados por esta forma de pensar “nuestra Nación” ya que sus intereses se ven afectados por el “bien común” que pretende cruzar barreras inadmisibles para los que más poseen.  Mientras intenta utopías como la igualdad soportan las más arduas humillaciones.

Esto va más allá de una ideología, es parte de un pensar cotidiano, de una forma de vida que ya no queremos dejar atrás.

Ha costado mucho para quienes pensamos y compartimos los ideales del campo popular llegar a esta instancia, es una tarea que venimos realizando desde la resistencia en la década que nos dejó parias (el Menemismo). Y no pensamos en claudicar solo porque ciertos sectores se muestran con el escozor propio de quien no sabe dar, de quien piensa que solo el mundo se ha generado para unos pocos.

Parte de ellos son los que no reconocen la otredad y sienten que en vez de dar cuando se les pide se les roba, pedir para repartir “parecen ser palabras que solo se escuchan en las misas para luego olvidarlas después de haber lavado culpas”

Es de entender que para quienes consideramos que la igualdad es tan preciada como la vida misma nos pone en la incómoda situación de tener que lidiar con un tema tan simple como es este.

Por este motivo es que si creen que nos desgastan, por el contrario nos hacen crecer y poder ponernos de la vereda de enfrente para repensar y rehacernos a cada instante.

Porque desde nuestras luchas anteriores nunca hemos dado mayor batalla en el campo popular a un tema de esta talla.

Si, claro que pretendemos igualdad, nivelar para arriba, mirar por el que más lo necesita y estar de su lado. Esa ha sido nuestra lucha desde siempre y lo seguirá siendo.

Para integrar una Argentina donde todos cabemos debemos pensar en el todo y dentro del marco del respeto mutuo, en el cual hay lugar para todos y para nuevas conciencias que quieran dejar atrás este pasado de  desencuentros.

No dejaremos de perseguir estos ideales que hemos heredado de Perón y Evita y que la Sra. Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha profundizado.

Publicar un comentario