Seguidores

4 de octubre de 2009

EXPLICÁNDOLE A NUESTRO PUEBLO LO QUE ES LA NUEVA LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACION AUDIOVISUAL

* Por Neco López        

Sin academicismos o tecnicismos, intentaré explicarle a nuestro pueblo, el porque es necesaria la sanción de una ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La norma que rige los Servicios de Comunicación, no es una ley, sino un decreto ley dictado durante la última dictadura militar, y como tal está viciado de nulidad, como todos los actos dictados durante un gobierno no democrático, y por lo tanto reñido con la Constitución Nacional y un régimen democrático.

La discusión queda para los académicos, pero el pueblo sabe que tuvo que obedecer todo lo que se impuso por la fuerza, y sin su participación.

Como consecuencia de ello se han creado grandes monopolios y corporaciones económicas privadas, que pasaron a imponer el pueblo lo que les placía a sus intereses económicos privados, desde contenidos hasta su difusión emitida de la capital federal para ser absorbidos entre la quiaca y tierra del fuego, la cordillera, el mar y los ríos interiores.

El centralismo porteño, siempre ignorando y mancillando al país profundo.

Pero todo eso no fue ingenuo. Respondía como respondió, y pretende seguir respondiendo a intereses monopólicos, que nos impusieron un país de marginados sociales y políticos, a costa de la opulencia de los más fuertes, desobedeciendo los derechos a la igualdad social y de oportunidades de la gran mayoría de los argentinos, especialmente del interior, que nos vimos sometidos a la teoría del pensamiento único, de un país agropecuario y desigual, con grandes masas de desocupados y hambrientos, que soñaban a través de la caja boba, con un consumo inalcanzable para ellos, nuestro pueblo.

Da asco ver y sentir como esos monopolios han deformado la forma de pensar de nuestro pueblo, monopolios estos, muchas veces internacionalizados, otras nacionalizados al servicio de intereses extraños a nuestro sentir y nuestras necesidades nacionales, sin permitir nuestras expresiones regionales, manejando el control de entre el 85 al 95 por ciento, de las audiencias televisivas, radiales y escritas.

Son apátridas y quieren seguir imponiendo esa línea apelando a cualquier tipo de maniobras.

Cuando aparece un proyecto de ley, que felizmente ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación, arrecian en sus críticas e intentos de sabotaje, para evitar que la comunicación social sea nacional y popular, porque no les conviene a sus intereses comerciales y políticos que la comunidad tenga acceso a la información y a informar, a través de múltiples organizaciones sociales, que tienen el legítimo derecho de hacerlo, como está establecido en la Constitución Nacional, los Tratados y Convenciones Internacionales, y el apoyo del pueblo argentino expresado e infinidad de asambleas públicas y la expresión de todo tipo expresada por universidades, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, comisiones, barriales, organizaciones de base, etc.etc. A lo largo y lo ancho de nuestra patria, exigiendo un derecho legítimo, propio, por el que están luchando hace tantos años, como también apoyados por todas nuestras organizaciones de medios alternativos, comunitarios, no mercenarios como ellos.

Aparecen aprietes de todo tipo y ofertas económicas a los senadores para que no le den la sanción definitiva, recurriendo a las viejas prácticas clientelísticas y prebendarias, propias de las corruptelas a las que están acostumbrados, para que todo siga igual, recurriendo a manejos que afean, desprestigian y envilecen a la clase política de nuestros representantes, que hablan por nosotros en el Congreso Nacional, sin olvidar que no son las únicas voces en un régimen democrático, y que deben escuchar a las otras voces por las que se expresa el pueblo argentino y cualquier otro pueblo del mundo que viva en este sistema.

Todo es mejorable, pero hay que tenerlo, y porque les tienen tanto miedo, porque no seguiremos siendo perritos falderos de los que son amos hasta ahora, ni lucramos en la bolsa con acciones en perjuicio de nuestro pueblo y solamente en beneficio de sus intereses como lo hacen ellos, que han llegado a acumular incontables fortunas, inexplicables impositiva ni políticamente.

El pueblo argentino no es burro, pero si ha sido embrutecido por la mala prensa, que solo le brinda futilidades, infantilismos, graciocismos, etc., para que no piense, para que pierda su conciencia política y social, sumada a las más perversa prácticas de políticas públicas antipopulares.

Por eso se nos quiere seguir llevando como manadas en un atolladero hacia el matadero, pero se encuentran ahora con que ese pueblo tendrá medios democráticos de comunicación popular, además de la comercial, con medios comunitarios, sociales y de todo tipo para ejercer el sagrado derecho de informarse e informar, que también es un DERECHO HUMANO.


Ahora que un gobierno democrático y popular pretende colocar las cosas en su debido lugar, como ha colocado tantas otras, sin perjuicio de que falta mucho por hacer, se lo acusa de tener un intento totalitario de aplicar mordaza a los medios, cuando en realidad se los va a democratizar en beneficio de nuestro pueblo. NADIE PERDERÁ SU TRABAJO, SE ABRIRÁN NUEVAS FUENTES.

ESTA ES LA REALIDAD EN TÉRMINOS SIMPLES Y LLANOS.


 (*)Periodista. Director General de EL LIBERTADOR MULTIMEDIOS, con nuestro periódico plural e independiente de opinión y debates en Internet (www.ellibertadorenlinea.com.ar). Corresponsal de RADIO NACIONAL ARGENTINA Y LA RADIO DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO.

Fuente: El Libertador en Línea
Publicar un comentario