Seguidores

4 de octubre de 2009

DIARIO DE GUERRA - LA OBRA DE CLAUDIO DIAZ


*Por Pedro Valci

Por la gentil invitación del Instituto de Planificación Federal, asistimos a la presentación del Libro DIARIO DE GUERRA, del compañero Claudio Díaz, que ante una escueta concurrencia de compañeras y compañeros, como siempre nos asombro con su relato, que diría mejor su autopsia del Mega-Imperio de los medios, “Clarín”, pero no solo posicionó a la audiencia en el espoliador medio sino que les hizo comprender geopolíticamente como funciona este Poder del Guante Blanco.


Por lo pronto, es importante decir que este compañero y amigo, lo vemos envuelto en un aura de personaje quijotesco, ¿que habrá salido solo a batir molinos?,….. nos da la impresión que la motivación y el esfuerzo es auspiciado y aprovechado por otros, y esta imagen me retrotrae también al manejo de algunos ñatos que sacan alfiles para no poner arriba de la mesa lo que hay que poner, y entonces siempre tienen los dos cajones llenos.

La nobleza y simpatía de Claudio, que aunque su voz monótona no da lugar a ver su apasionada militancia, hace que el oyente este cautivado, pero que a la vez tenga ganas de decir su pensamiento, lo cual provoca también al autor a contar anécdotas y ampliar, como lo hizo en esta oportunidad, con magistral y detallada información que nadie puede obtener por otros medios.


Se refirió a la MEDIOCRACIA, me hizo recordar a José Ingenieros, obviamente salvando las distancias, y también dijo que no es posible la “distribución de la riqueza” sino se ha DISTRIBUIDO LA PALABRA, en este punto cabe reflexionar a que palabra se refiere a la Ética, a la Lealtad, ó a la Mentira, ó a todas las palabras,... me preguntó, seriamente que motivo este Diario de Guerra, si fue la venganza personal ó si es el aporte a la Militancia Nacional y Popular de Claudio Díaz, me inclino por lo último aunque el autor este siendo usado, por algunos ñatos.


Cuando habla del trasfondo del poder económico mundial, que acciona constantemente para desmoralizar a las masas, lucha que denomino “el ser ó no ser”, y agregó que estos son los “dueños de la riqueza y la palabra”, acá también Claudio, provoca a la audiencia que no acuso esta expresión y no la acuso porque es evidente que se asiste a este tipo de eventos para escuchar sin entender, y los que supuestamente entendimos optamos por el silencio. Y esto provoca la lectura del Diario de Guerra, que recomiendo a los fines de hacer una seria retrospección propia de todas las letras que a lo largo de nuestra vida nos hizo comer Clarín, y descubrir a sus cómplices.

Para concluir Diario de Guerra, merece ser leído y discutido con una apreciación importante es  la obra de un militante.-

Publicar un comentario