Seguidores

31 de mayo de 2009

UN PAÍS DIVIDIDO ENTRE "AMIGOS" Y "ENEMIGOS"


 Por: José Luis Ponsico (*)
      Entre 1946 y 1955 el país asistió a una revolución social. La transformación se observó con el primer plan quinquenal (del 47 al ´52)  donde sectores históricamente "desprotegidos" se incorporaron a la economía popular que propuso el peronismo.

       El justicialismo nació en el ´49 con la reforma de la Constitución Nacional, como así también la asimilación de la mujer con pleno derecho a la ciudadanía y al "poder del voto". Hasta el ´51 las mujeres en la Argentina, no votaban. Faltaba el "pan duro" del franquismo español.

     Se verificaron planes laborales, educativos, para la salud, en el marco de nuevas leyes sociales. El país se industrializó y la Argentina "pastoril" vista como "el granero del mundo" -para una minoría  dominante- fue una Nación exportadora y pujante.

    Sin embargo, el encono fue el otro factor hegemónico de ese tiempo. Todos argentinos, pero muchos enfrentados. El periodista Roberto Gasparini, fallecido joven, en diciembre 2008, hace un cuarto de siglo analizando, aquélla coyuntura, predijo:

   "Con la caída del primer peronismo, la Argentina dejó de ser un  país serio; pasamos a ser un país cualquiera", sentenció el que fuera secretario general del Sindicato de Prensa, cuando en 1984 se normalizaron los gremios en el gobierno de Raúl Alfonsín.
    Gasparini tenía 58 años y será evocado por un grupo de compañeros el 7 de junio venidero, Día del Periodista.
    El sistema político y económico precedente al ´45 se signo "extranjerizante", se decía por entonces, debió ceder al protagonismo de la "clase obrera". Pero eso promovió diversos enconos y una lucha "de clases" que enseguida salió a luz. Fue caótica a fines de los ´60.
  
   Se puede decir que el ´55, desde el golpe de la llamada Revolución Libertadora,
sobrevino la confrontación ideológica, política, de sectores sociales y conocida como peronismo versus antiperonismo. Por entonces, la Iglesia fue determinante.
   Cada vez que cayó el peronismo -por la dictadura militar en el ´76, derrotado en las urnas en el ´83; también por una alianza Política en el ´99- fue decisivo el rol de la "clase media". Hoy, el gobierno de Cristina percibe un "mal clima" como en el ´55 y en el ´76.

     Los Medios, otro factor interviniente de este tiempo, no son ajenos a esa polémica "oficialismo vs. oposición;  peronismo-antiperonismo". Todo recrudece cuando faltan 34 días para las elecciones legislativas.

    Ya a fines del ´45 el Coronel Juan Perón anticipaba que "no serán fáciles los debates con el universo de la Cultura", decía. Lo que sería el Cuarto Poder hace 60 años que tiene "debilidad" por el antiperonismo.

     Hace poco hubo un ataque antisemita en la Capital Federal y un par de días después en un comedor de Florencio Varela fueron detenidos algunos sospechosos que portaban panfletos, armas y elementos vinculantes con el episodio. Jóvenes del núcleo "Teresa Rodríguez", de raíz "revolucionaria"
 
    Dos curiosidades: los agitadores estaban en un comedor comunitario y varios de ellos tenían planes sociales y subsidios oficiales. El odio y la especulación política. Todo junto. Un par de semanas antes se conoció el deceso de Felipe Romeo, ideólogo de "El Caudillo" en los ´70.
  
    Romeo murió de SIDA en Brasil donde residía hace unos años, según la  investigación periodística de Juan José Salinas, autor de varios libros  sobre los hechos trágicos, en la Argentina, de los años ´70. Salinas, un especialista, agregó: "Nadie fue a retirar el cadáver".

   El cuerpo de Felipe Romeo, reconocido nazi hace 35 años, yacía en la morgue judicial y llevaba diez días, según la investigación sobre el ex ideólogo de la Triple A. En 1973 "El Caudillo" y "El Descamisado" (órgano periodístico de "Montoneros") precedieron a unos 20 mil asesinatos políticos.

  En plena campaña proselitista afloran discursos que contienen conceptos y expresiones ideológicas que remiten a los años del plomo. La "vieja izquierda" versus la "nueva derecha". De los resabios setentistas que en algún momento mutaba en "transversalismo" a los nuevos "Chicago boys".
   Parte del kirchnerismo participa del primer segmento y varios referentes (Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Alfonso Prat Gay) vinculan al segundo. Desde la "algarada revolucionaria" en los claustros universitarios de comienzos de los ´70 a "la patria contratista" de los opositores.

   Entre unos y otros, confrontan "modelos" (estatismo versus privados) pero siguen las vicisitudes cotidianas. En Capital Federal y La Plata, datos oficiales, más de 600 chicos duermen en las calles. Las villas miserias se incrementaron al igual que las cifras de los delitos.
    En los ´90 el gobierno de Carlos Menem no sólo no modificó la ley de radiodifusión Nº 22.285 -dictada por la dictadura militar- sino que permitió el acrecentamiento de los grupos monopólicos. Ahora, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner intenta "reformular" las reglas del juego.
   No obstante, el gran debate político se da en los Medios, donde nadie está ajeno a la Política. Todos aluden a un supuesto "periodismo independiente" pero el grupo "Clarín" está asociado a "Torneos y Competencias" y a la AFA. Y centenares de periodistas "están adentro" del sistema.
 
  La oposición a Julio Grondona -el ex presidente de Vélez Sarsfield,  Raúl Gámez, por ejemplo- dice que "es difícil que el periodismo que forma parte del monopolio televisivo, haga una crítica en torno a los derechos de los clubes en la distribución de los recursos que promueve la tevé".

   El otro grupo "mediático" como se dice ahora, lo integra la sociedad Daniel Vila, propietario del diario "Los Andes" de Mendoza y el ex diputado peronista José Luis Manzano, ex ministro del Interior en el gobierno de Carlos Menem. El diputado Francisco De Narváez no es ajeno a esa sociedad.

  Un dato singular: una sola empresa que remite a la fusión de Cablevisión, Multicanal y Teledigital ostentan el 70 por ciento de los hogares pasados por cable en el país. Todo eso está en manos del Grupo "Clarín", tan cuestionado por Néstor Kirchner.

  Hay más: el fútbol argentino promovió en un año -desde que se televisan todos los partidos en directo y algunos van codificados por abonados al cable- una ganancia a la sociedad "monopólica" del orden de los 600 millones de pesos por cada torneo corto. Datos oficiales.

   Hace algo más de un mes el diario "Crítica de la Argentina" -todavía era director el marplatense Jorge Lanata- difundió cifras sobre el mismo tema. "El fútbol en la Argentina es un negocio 9.300 millones de pesos por año", titulaba en su tapa.
   El publicista Ramiro Agulla les hace la campaña a los candidatos del acuerdo entre Mauricio Macri y Francisco De Narváez. Aparecen en pantalla los dos, también Gabriela Michetti, con "planos" parecidos y "letra" similar a la cumplida hace una década con Fernando De la Rúa, candidato de la efímera Alianza.

  Todo se repite en la Argentina. Hace unas horas un grupo de personas volvió a agredir al diputado santafesino Agustín Rossi. El tercer "escrache" que padece el legislador kirchnerista, titular de la Cámara Baja en el Congreso de la Nación. Siguen los resabios en Santa Fe del conflicto con el Campo hace un año.
   El Estado pierde en Aerolíneas más de 4 millones de pesos por día. En el primer cuatrimestre la empresa tuvo un déficit de $ 560 millones. Hay unos 100 pilotos  inactivos. Los créditos hipotecarios serán a tasa fija del 14 al 20%.

  El "arco iris" político es una regla de tres simple. El oficialismo divide sus votos "por uno" y la oposición lo hace "por dos". Hoy, sería 30% ó 35% el gobierno "K"
25% la segunda minoría (Macri, De Narváez, Solá) y 20% ó 23% Elisa Carrió y los radicales (Gerardo Morales y Margarita Stolbizer). El resto, indecisos.
    Por su parte, el matrimonio Kirchner -en privado- sostiene que el ciclo (propio) en el gobierno, cierra en 2011. No así, en el Poder.

   Hace casi 100 años, el célebre Mahatma (alma grande) Gandhi ponía en marcha su revolución social. Condujo los destinos de la India contra la dominación inglesa como "el líder nacionalista en desobediencia". Se extrae una consigna del hindú que fue a estudiar medicina a Londres:
   "Señor era religioso, además- ayúdame a decir siempre la verdad y no callarme ante el Poder, también a no mentir nunca ante los débiles", escribió. Su verdadero nombre y apellido era Mohandas Karamchad, nacido en 1869 y cuyo deceso fue en 1948.

   Los enconos en la Argentina se verifican en todos los escenarios, no solamente en la Política y en una treintena de ciclos televisivos, espectáculos y deportes. Los "impactos" mediáticos son el "sustrato" de la nueva cultura política y televisiva. Vale todo.

  Somos argentinos. En Chile, el DT. José (Pepe) Basualdo, ex futbolista campeón de todo con Vélez y fugaz paso por Boca, dirige al equipo "Santiago Morning". Llegó Hugo Tocalli, contratado por Colo-Colo. Apenas se enteró Basualdo que el popular club trasandino firmaba por 700 mil dólares por año disparó contra el ex DT. de Vélez y los seleccionados juveniles.

   "No ganó nada", dijo Basualdo, iniciado hace 20 años en Villa Dálmine y refiriéndose a Tocalli. Se había enterado que el ex ayudante de José Pekerman, ganaría más que él. Tal vez, el segundo mejor contrato del fútbol chileno, después del taciturno Marcelo Bielsa, vigente hace dos años.
Un verdadero duelo de compatriotas que trasciende las fronteras. Bajaron las exportaciones, pero trasladamos "odio" al exterior. Amén.


(*) Periodista de la agencia Télam

Publicando en: Diario El Atlántico de Mar del Plata
Publicar un comentario