Seguidores

24 de mayo de 2009

SODOMA Y GOMORRA, EL PAÍS DEL GRUPO CLARÍN Y TINELLI


*Por Claudio Díaz

Entre cuatro y cuatro millones y medio de argentinos miran casi todas las noches ese combo de decadencia, idiotización y perversión llamado Showmatch.  Observar el degradante espectáculo que organizan Canal 13 y Marcelo Tinelli es toparse con una síntesis del estado ético y moral de buena parte de nuestra sociedad, que avala, disfruta, promueve, tolera, justifica y da “rating” a una exposición lamentable como la que tiene lugar cada vez que el ciclo lanza a la arena a esas criaturas a las que hacen bailar como si fueran monitos de circo.

Uno se pregunta qué piensan, si es que se toman un tiempo para ello, las madres y los padres de estos chicos que escuchan por parte del "prestigioso jurado" frases como éstas: "¡Bien como perreaste, eh…!"; "Estuviste sensual"; "Esa cara de seducción me mató…"; "Cada vez quiero mas de ustedes…".

También queremos saber cómo es que estos padres y estas madres aceptaron y firmaron un contrato donde, por caso, a las nenas se las viste y maquilla como si fueran vedettes o "Lolitas" de 6 años, permitiendo encima que sean sometidas a semejante presión y al contacto con adultos (Tinelli, los productores del programa, los “couchs”, jurados)  a quienes lo único que les interesa es hacer muchos puntos de audiencia para asegurarse mayor frecuencia publicitaria y así ganar dinero gracias a la infame explotación de las criaturas.

¿Habrá algún funcionario judicial que pueda actuar de oficio y detener esta porquería? ¿Qué diferencia hay entre este y los otros Tinelli’s que explotan a los niños laboralmente, los llevan a las guerras, los prostituyen? ¿O acaso bajo la fachada de "show televisivo", con brillos y luces, es menos grave y todo vale?

Y nos hacemos (y les hacemos) más preguntas… ¿Qué mirada depravada tienen los señores y las señoras del jurado que ven “sensualidad” en niños de 8 y 9 años? ¿Dónde preferirá ubicarse la millonaria legión de espectadores? ¿En qué categoría se anotará: la de televidente o la de consumidor? ¿Seguirá tolerando y participando? ¿Le gustará la promoción de estos antivalores?

La página Web de Canal 13 no tiene un espacio de "contacto" como para remitir correos de repudio a ese programa. Pero la página del COMFER (http://www.comfer.gov.ar/web/denuncias.php) ofrece la posibilidad de denunciar estos productos denigrantes en línea o telefónicamente.
¿No habría que iniciar una campaña de recolección de firmas para que programas como los de Tinelli vayan a parar a los tachos de basura?

Publicar un comentario