Seguidores

12 de abril de 2009

"DESDE QUE LA PRESIDENTA ANUNCIÓ EL PROYECTO, EN LOS PRINCIPALES MEDIOS EL TEMA NO HA TENIDO LUGAR"

Lo dijo el vicepresidente de Télam, Sergio Fernández Novoa, en una mesa de diálogo pluralista organizada por la UBA, en referencia a la iniciativa de ley de Comunicación Audiovisual. A su vez, el interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, remarcó que "lo peor que puede suceder es no debatir" la norma.

 

Diputados nacionales, funcionarios, académicos y representantes sectoriales participaron ayer del inicio del debate sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, una mesa de diálogo pluralista organizada por la Universidad de Buenos Aires (UBA). 

Los asistentes coincidieron, en su mayoría, en la necesidad de llevar el debate de esta ley que rige desde la época de l última dictadura, y en inmiscuirse en los detalles del anteproyecto en cuatro reuniones que se realizarán entre abril y mayo.
 

En el inicio de las exposiciones realizadas en el rectorado de
la UBA, el titular de esa casa de estudios, Rubén Hallú, destacó "la importancia de la universidad como ámbito de debate de temas importantes para la sociedad". 

Durante la jornada de ayer, los 18 invitados se presentaron y realizaron una breve exposición sobre sus posiciones en torno al anteproyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo.
 

El interventor del Comité Federal de radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, dijo que "lo peor que puede suceder con esta ley es no debatirla", que "no se puede seguir con el régimen legal elaborado durante la dictadura" y destacó que "este debate, que ahora se está dando, lleva 25 años sin poder abordarse".
 

Henoch Aguiar, profesor en la facultad de derecho de
la UBA y especialista en comunicaciones, cuestionó la postura de "quienes desde la facilidad buscan ver intencionalidades en el momento en que se aborda el debate". 

A su turno, Federico Schuster, decano de
la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, dijo que "se trata de una ley de una enorme importancia" y que "desde su creación, en 1985, la facultad de sociales, viene marcando la necesidad de que se de este debate". 

Por su parte, el vicepresidente de Télam, Sergio Fernández Novoa, dijo que "es importante llevar adelante el debate de éste tema que fue silenciado al pueblo durante mucho tiempo", y remarcó que "desde el 18 de marzo, en que la presidenta anunció el proyecto, hasta hoy, en los principales medios el tema no ha tenido lugar".
 

Desde el sector legislativo, la diputada radical Silvana Giúdice abrió las posturas al recordar que "en 1985, desde el radicalismo, el presidente de la nación Raúl Alfonsín intentó abordar el tema con el Consejo de
la Consolidación de la democracia". 

Fernando Iglesias, de
la Coalición Cívica, en tanto, señaló que "es un tema importante, una ley estructural y central en el que la comunicación pasa a ser un tema central". 

Luego, Luis Lusquiños, del Frejuli, coincidió con muchos oradores en que "es una ley de la dictadura", aunque inmediatamente remarcó que "creció y se desarrolló en período democrático".
 

Eduardo Macaluse, del bloque Solidaridad e Igualdad, avaló la necesidad de afrontar este debate al decir que "no se puede criticar por una lado a la ley de Emergencia Económica o a la de facultades especiales y por el otro decir que no es tiempo para esta ley".
 

En nombre del oficialismo, Claudio Morgado, dijo que "el proyecto plantea la desmonopolización " y que "lo más importante es que garantiza el derecho al pensamiento propio".
 

Federico Pinedo, del PRO, dijo que "la libertad de expresión y la libertad de prensa son derechos de los pueblos, y como tal los gobiernos no se pueden meter en esos temas".
 

En nombre de
la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa, Gustavo Granero, esta ley empezó a elaborarse de abajo hacia arriba" y vio como auspicioso que "esta ley sirva para que haya más contenidos locales". 

Desde el sindicato Argentino de Televisión, Alejandro Ruiz, celebró "la realización de éste debate" y recordó que "desde 1983 nos han llamado desde todos los gobiernos para consultarnos, pero nunca se discutió la ley".
 

David Burlan, de la asociación de Trabajadores de las Comunicaciones, señaló que confía en que "la ley contemple a la gente de carne y hueso" que ve amenazada sus fuentes de trabajo por la concentración de producción de contenidos.
 

Por
la Asociación Argentina de Televisión por Cable, Walter Burzaco, advirtió sobre la posibilidad de que con la nueva ley se le de más espacio a empresas extranjeras en el negocio que hasta ayer los tiene como actores principales: "no nos queremos someter a ninguna colonización, que podría suceder si dejan entrar a las telefónicas a nuestro ámbito". 

Alberto Veiga, de
la Asociación de Radiodifusoras Argentinas, y Carlos Molinero, de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas, marcaron su acuerdo con el tratamiento de la ley, aunque advirtieron sobre algunas cuestiones a aclarar en la legislación propuesta. 

Martín Etchvers, ejecutivo del grupo Clarín y de
la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, defendió el esquema actual de medios al señalar, entre otras cosas, que históricamente "los medios gráficos han tenido alguna radio o algún canal de televisión, aún antes de la entrada en vigencia de la actual ley de radiodifusión".

Fuente: Télam

Publicar un comentario