Seguidores

22 de marzo de 2009

DE FIASCOS MEDIÁTICOS Y OPORTUNIDADES HISTÓRICAS



*Por Daniel Calabrese 

Hace mas de 70 años  el actor y director de Cine Orson Wells dramatizaba en un radio teatro   una obra de su homónimo H G Wells, “La guerra de los mundos”.

Una supuesta invasión extraterrestre potenciada por un nuevo dispositivo de comunicación implicó que la audiencia no distinguiera entre el verosímil y la realidad y saliera a las calles  en algunos casos aterrada y en otros casos armada para enfrentar marcianos.

Los que hemos pasado por las carreras de comunicación sabemos que dicho acontecimiento fue estudiado como uno de los casos emblemáticos para observar el alcance de los medios masivos de comunicación que irrumpían a principios del siglo 20.

Muchos años han pasado desde esos primeros estudios sobre los “mass media”. Términos como manipulación, resignificación, teorías y escuelas diversas, han intentado comprender desde diversas miradas la problemática de la comunicación  y  su incidencia  determinante en las sociedades modernas.

El fenómeno desatado por la dramatización radial de la novela  “la guerra de los mundos” me hizo pensar que quizá dentro de unos años se analice  en las  facultades de comunicación de nuestro país el fracaso de una movilización que estaba pensada para ser  demostración masiva de repudio y hastío ciudadano.

Ayer en la  marcha en contra de la “inseguridad”,  unas cinco mil personas incluyendo falsos ingenieros e impresentables miembros de la farándula vernácula,  fueron el paupérrimo resultado de un fenomenal esfuerzo de manipulación  llevada a cabo desde los grandes medios masivos, y acompañados por el uso intensivo de nuevos soportes como el email y los sms.

No bastó  la manipulación de acontecimientos, la sistemática  creación de “sensaciones”,  el ocultamiento de toda información seria basada en estudios comprobables, para lograr que miles de televidentes  salgan aterrados a enfrentar a nuevos “marcianos en platos voladores”.

Lo que ocurrió ayer, será seguramente estudiado con mas tiempo por investigadores de la comunicación pero me animo a conjeturar que la plaza vacía de las multitudes esperadas, es un ejemplo más de que donde hay poder hay resistencia, que donde hay intento de manipulación hay posibilidad de desarticulación, de desmontaje de dicho proceso.

“Algo” pasó en la “instancia” de recepción que impidió  que el  formidable dispositivo comunicacional que  intentó imponer una convocatoria que debería haber sido masiva,  sencillamente no prosperó.

Este es una dato que debería ser seriamente leido por todos aquellos que desde distintos lugares deseamos contribuir a una comunicación democrática al servicio del pueblo y que interpele a los individuos promoviendo su capacidad de reflexión.

Posibles lecturas en vistas de lo que se viene.  

Nuestro pueblo  aun sometido a la mas feroz e infame de las campañas, demostró que es capaz de resistir, demanda si, tener las herramientas básicas para que, sometido a intentos  de manipulación cotidianos, cuente con los elementos para poder discernir, confrontar y desmontar operaciones mediáticas.  

El periodo de dos meses de debate que se abre para discutir el anteproyecto d ley de servicios de comunicaciones audiovisuales presentado ayer por CFK es una formidable oportunidad  que se abre desde un gobierno democrático para llegar con talleres, encuentros , debates, mesas de esclarecimiento, etc, no tan solo informando acerca  de la nueva ley , sino también y acompañando la información sobre los alcances de la misma   acercándole a los ciudadanos los contenidos  que le permitan abrir interrogantes básicos sobre la supuesta inocencia de los paladines de la información independiente.

Modos de  adjetivación,  modos básicos de cómo se construye la imagen ,  lo que se dice  y lo que no, lo que se pregunta y lo que no se pregunta, por exponer solo algunos tópicos sobre lo que en el  plano de los contenidos se pueden llegar a elaborar futuros materiales y acciones de trabajo. 

Ayudar al debate y la comprensión de la trama comunicacional, también significa entender que los fenómenos de la comunicación desbordan a los medios. Salir a la calle, salir a los espacios públicos  demostrarle a ese ciudadano que no esta solo frente al discurso de los medios debe ser el modo de encarar algunas tareas futuras.
Construir nuevos emisores que den cuenta de su propia realidad, que puedan irrumpir en la escena silenciada por las grandes empresas de medios  y simultáneamente acercar todas las herramientas posibles para conformar receptores críticos. Pueden ser algunas posibles tareas dentro del marco de estos 60 dias de debate.

Ayer fue un día histórico por diversos motivos  para todos aquellos que sostenemos desde hace tiempo que la posibilidad  de construcción de sociedades mas justas, esta ligada  a la democratización de sus comunicaciones.
En la histórica plaza de las madres y del pueblo, se transmitía en cadena el fracaso de una operación mediática digna de estudio de futuros estudios comunicacionales. 

A cincuenta kilómetros , deliberadamente omitida por los mismas  empresas de medios, una presidenta de la nación daba inicio con un emotivo discurso a la oportunidad de darnos entre todos la herramienta que por fin brinde el derecho a la información.

"Si ustedes me dijeran qué espero como resultado de esta ley, diría  que cada uno aprenda a pensar y decida por sí mismo y no como le marcan desde una radio o desde un canal de televisión.” Así finalizaba la presidenta de los argentinos  un discurso y  abría un sueño que entre todos deberíamos procurar convertir en realidad. Vaya hermosa utopía tenemos por delante.

* Periodista
   Miembro de la Comisión de Medios Audiovisuales
   en Carta Abierta

Publicar un comentario