Seguidores

16 de noviembre de 2008

DÍA DEL MILITANTE


*Por Eliana Valci

Militantes somos los ciudadanos y ciudadanas, que nos movilizamos día a día para que el Movimiento Nacional y Popular siga vigente, es decir, somos quienes resistimos y peleamos por nuestros ideales.

Ser militante, no es un lirismo, es un hecho que se plasma en el presente para la construcción de un futuro pleno, sobre los pilares de la convicción en una doctrina y la lealtad a nuestros pares.

Nuestra militancia es la esperanza de quienes la han perdido, dado que somos la esencia y el soporte de cualquier acción política, en otras palabras los generadores del cambio esperado por las masas.

Nos transformamos en la voluntad hecha acción para concretar los sueños de una Nación, vamos siempre en busca de una nueva victoria que se traduzca en la alegría triunfante de nuestro pueblo.

Es por esta aptitud, que a los verdaderos “herederos de la mística revolucionaria”, como dijera la compañera Evita, les deseamos desde este espacio, a cual los invitamos a seguir militando, un FELIZ DÍA!!!

* Directora Revista Ida & Vuelta

DÍA DEL PENSAMIENTO NACIONAL: Dr. Arturo Jauretche


*Por el Lic. Pablo A. Vázquez


Arturo Martín Jauretche nació en Lincoln, provincia de Buenos Aires, el 13 de noviembre de 1901. Sus padres fueron don Pedro Jauretche y Angélica Vidaguren quienes, además tuvieron otros 9 hijos, siendo Arturo el mayor de todos ellos.

Jauretche militó en su juventud en el partido conservador. Al salir de Lincoln en 1915 siente una fuerte vocación política que lo hace estudiar Derecho en la Ciudad de Buenos Aires., donde adhirió al radicalismo y militó en la Reforma Universitaria de1918.

Escribió su amigo Raúl Scalabrini Ortiz sobre Jauretche que: “a los dieciocho años era secretario del partido conservador. Tenía ante sí un fructífero destino… Pero vio el problema del país en su esencia irreductible. De un lado estaban los capataces de la colonia y del otro los colonos, todo el país argentino…Arturo Jauretche no dudó. Renunció a su cargo en que una diputación nacional estaba esperando que cumpliera la edad legal y se adscribió a la fracción política más íntimamente confundida con el interés popular: se hizo radical yrigoyenista.”

En septiembre de 1930 fue protagonista en Mendoza de la lucha callejera contra el golpe de Estado de Uriburu y luego fue combatiente en la revolución radical de Paso de los Libres, Corrientes, el 29 de diciembre de 1933, contra el gobierno corrupto de Justo. Por dicha acción Jauretche fue encarcelado con otros correligionarios. La última montonera asomó para fracasar militarmente y triunfar como mito político…
Ante la firma del pacto Roca-Runciman y la adhesión del radicalismo alvearista a las leyes complementarias a dicho pacto (creación del Banco Central, la ley de bancos, la creación del Instituto movilizador de inversiones bancarias, etc.) la degradación político y la dependencia económica nacional como vasallos británicos, un grupo de jóvenes radicales yrigoyenistas impulsa una línea interna opositora el 29 de junio de 1935 donde se fundó la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (F.O.R.J.A)

Con el tiempo el planteo teórico forjista superó el internismo partidario con investigaciones, manifiestos y denuncias contra la red de corrupción y dependencia económica establecida con los gobiernos de turno de la “Década Infame”.

El 2 de septiembre de 1935 se dio a conocer el Manifiesto al Pueblo de la República Argentina, con el encabezado “Somos una Argentina colonial. Queremos ser una Argentina libre”. Publicaciones (los famosos “Cuadernos”), notas periodísticas en medios propios o afines, volantes, actos organizados de antemano o mítines callejeros improvisados, todo valió para difundir su ideario.
Pero dicho esfuerzo no evitó las disputas internas donde Gabriel del Mazo, Homero Manzi, y Luís Dellepiane, el propio Presidente de F.O.R.J.A, renunciaran. Es así que Jauretche, contra su voluntad, debe asumir como presidente de FORJA.

La Revolución del 4 de junio de 1943 encontró a F.O.R.J.A como al único grupo político que apoyó a los militares del G.O.U, los cuales leían los “Cuadernos” a la vez que algunos miembros de la Logia tenían contactos personales con los forjistas.
F.O.R.J.A publicó una declaración de apoyo a la Revolución y Arturo Jauretche estrechó vínculos con Perón y con el Gobernador de Córdoba Sabattini.

El 17 de octubre de1945 encontró a Jauretche y a los forjistas adhiriendo al movimiento de masas por la liberación de Perón y planteando la fidelidad al nuevo movimiento a través de su autodisolución a iniciativa de Jauretche.

Quien había visto morir a Yrigoyen y había empuñado el fusil en la revuelta popular contra el régimen, apoyó al naciente peronismo, ya que "no hay nacionalismo sin pueblo", que "sólo los descamisados" podrán "aplastar a los vendepatrias y a los cipayos.

Tras el triunfo de Perón en 1946 los forjistas ocupan puestos en la administración pública y en la legislatura, en especial en el gabinete de Domingo Mercante.
Desde 1946 hasta 1950 Jauretche fue presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, desarrollando una excelente gestión y apostando a la política económica de Miguel Miranda, y, al producirse la Revolución de 1955, volvió a la lucha política "en defensa de los diez años de gobierno popular".

Su lucha es a través de escritos, artículos periodísticos y obras que son textos de combate desde el revisionismo histórico, la economía social y el análisis de ciencia política de nuestro sistema contra la opresión que la Argentina sufre hasta 1973.
Comienza entonces una prolífica tarea de escritor con ensayos como El Plan Prebisch. Retorno al coloniaje; Ejército y Política; El medio pelo en la sociedad argentina; Los profetas del odio y la yapa. La colonización pedagógica; Política Nacional y revisionismo histórico; Filo, contrafilo y punta; o Manual de zonceras argentinas, entre otros.

Como actividad pública póstuma fue director de EUDEBA y del Fondo Nacional de las Artes, como justo reconocimiento al más insigne y combativo de los pensadores de cuño nacional que tanto había hecho por pelear con la pluma y la espada – a filo, contrafilo y punta – contra el “fubismo”, la colonización pedagógica y la superestructura educativa colonial que imperó en Argentina.

Jauretche murió en Buenos Aires el 25 de mayo de 1974, a la edad de 73 años.
Político, periodista, escritor, polemista, revolucionario, sociólogo “de bozal y lazo”, poeta y amante de la cultura campera bonaerense.
Estas y otras tipificaciones se le pueden sumar, pero la de “argentino” va al tope de las consideraciones que se le pueden hacer a Don Arturo. Homenaje al día del pensamiento nacional en coincidencia con su nacimiento es un justo reconocimiento con la obra de este patriota.


*Coordinador Biblioteca y Archivo
Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Peron - Museo Evita

11 DE NOVIEMBRE DE 1951: Se efectiviza los derechos políticos de la mujer en Argentina





“La mujer esta más cerca del corazón del país
porque está más cerca de las necesidades de su pueblo”
Evita, 4 de abril de 1949




*Por Lic. Pablo Vazquez






En los planes de la Secretaría de Trabajo y Previsión impulsados por Perón se encontraban los fundamentos para otorgar a las mujeres no solo igualdad en sus derechos laborales sino otorgarles los derechos cívicos que la equipararía jurídicamente con los varones de su época.




Perón sostendrá en la reunión Pro Sufragio Femenino del 26 de julio de 1945 en la Cámara de Diputados que: “Soy un convencido de la necesidad de otorgar a la mujer los derechos políticos y apoyo con toda la fuerza de mi convicción el propósito de hacer esto una realidad argentina. Es necesario dar a nuestra Constitución su plena aplicación dentro de las formas democráticas que practicamos; y debemos una reparación a esa Constitución, mutilada en lo que se refiere a la mujer…En síntesis, soy partidario de otorgar el sufragio a la mujer, porque no hay ninguna razón que se oponga a que esto llegue a concretarse en una realidad”.




Se formó entonces la Comisión Pro Sufragio Femenino, que elevó un petitorio al gobierno de la Revolución del 4 de junio de1943 solicitando el cumplimiento de las Actas de Chapultepec, por las cuales los países firmantes que aún no habían otorgado el voto a la mujer se comprometían. Esto reafirma que fue él, justamente, quien solicita al Gobierno del Gral. Edelmiro Farrel el tratamiento de dicho tema.




El 3 de septiembre de 1945 la Asamblea Nacional de Mujeres, presidida por Victoria Ocampo, resolvió rechazar el voto otorgado por un gobierno de facto y reclamó que el gobierno nacional fuera asumido por la Corte Suprema de Justicia. Es más, su el lema fue: "Sufragio femenino pero sancionado por un Congreso elegido en comicios honestos".




En cuanto al voto femenino, tras los acontecimientos del encarcelamiento del Cnel. Perón y la movilización social del 17 de octubre del 45, dicho tema quedo para ser formalizado más adelante.




La campaña electoral de fines de 1945 y principios de 1946 encuentran a Eva Perón acompañando a su marido- la primer mujer de un candidato en acompañarlo en una gira proselitista -, y ayudándolo activamente como ninguna mujer lo había hecho antes.
Perón volvió sobre la cuestión del sufragio femenino en su Mensaje como Presidente al inaugurar el período ordinario de sesiones del Congreso el 26 de junio de 1946. También en el Primer Plan Quinquenal, remitido el 19 de octubre de 1946, se incluyó el proyecto de ley sobre derechos electorales femeninos, a lo que se sumó la capacidad y voluntad de Eva Perón para llevar adelante dichas iniciativas.




Ella sostendrá el 27 de febrero de 1946 que “la mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles…la mujer debe afirmar su acción. La mujer debe votar. La mujer, resorte moral de su hogar, debe ocupar el sitio en el complejo engranaje social del pueblo. Lo pide una necesidad nueva de organizarse en grupos más extendidos y remozados. Lo exige, en suma, la transformación del concepto de mujer, que ha ido aumentando sacrificadamente el número de sus deberes sin pedir el mínimo de sus derechos”.




Luego Evita, en su misión de ayuda humanitaria por Europa dirá en Madrid el 15 de junio de 1947 que “Este siglo no pasará a la historia con el nombre de «Siglo de las Guerras Mundiales... sino con otro nombre mucho más significativo: «Siglo del Feminismo Victorioso». Este concepto estaba unido no solo a la idea de una integración de la mujer en la acción cívica y política en Argentina sino que se extendía a las demás mujeres del mundo.




En este marco, Eva emprendió la campaña por sufragio persuadiendo a los legisladores, creando conciencia en las mujeres que tímidamente empezaban a ver en el Peronismo un canal de participación nuevo y planteó una intensa campaña través de la radio y de la prensa para que toda mujer argentina –sea peronista o no – sienta suyo el logro de obtener sus legítimos derechos políticos.




El impulso y decisión de Evita permitió sancionar y promulgar la Ley 13.010 el 23 de septiembre de 1947, tras lo cual se busca lograr el empadronamiento de las mujeres de todo el país.




A su vez Eva Perón busca crear una organización exclusiva de mujeres dadas las características nuevas de la participación femenina en el mundo político de la época. Hay un avance concreto cuando el 14 de septiembre de 1947 el Consejo Superior del Partido Peronista resolvió modificar sus reglamentos de afiliación, lo cual permitiría, en el futuro, la formación de otro partido peronista pero integrado exclusivamente por mujeres. Esto se concretó el 26 de julio de 1949, cuando en el Teatro Cervantes de la Ciudad de Buenos Aires se reunió la Primera Asamblea Nacional del Movimiento Peronista Femenino. Allí se crea formalmente el Partido Peronista Femenino, siendo Eva Perón elegida Presidenta por amplia mayoría. Se dicha organización se desarrollan activamente las “unidades básicas femeninas”, las cuales desarrollaron una fuerte tarea de acción social como nexo con la Fundación Eva perón y el Ministerio de Salud de la Nación.




Para las elecciones del 11 de noviembre de 1951 el Peronismo incluyó a mujeres en todas sus listas nacionales para legisladores. Votaron por primera vez las mujeres de todo el país: fueron 3.816.654 sufragios y 2.441.558 apoyaron la fórmula Perón – Quijano. El 63,9% lo hizo por el Partido Peronista, el 30,8% por la Unión Cívica Radical. Concretando el sueño de miles de mujeres, 23 diputadas y 6 senadoras ocuparon sus bancas en 1952.




*Coordinador Biblioteca y Archivo
Instituto Nacional de Investigaciones Historicas Eva Peron - Museo Evita