Seguidores

28 de diciembre de 2008

CORREO DE LECTORES/AS: OPINIÓN SOBRE LA NOTA "SUPREMA JUGADA DEL LIBERALISMO" DE CLAUDIO DÍAZ

LA HISTORIA, LA VERDAD OBJETIVA, LA TÁCTICA Y LA ESTRATEGIA


*Por Utopía

No es necesario para justificar posturas ideológicas o partidistas, desconocer la importancia de algunos hechos que hacen a la historia, por ejemplo la importancia de las luchas llevadas a cabo por los sindicatos que nacen en la Argentina a principio de siglo, creados por inmigrantes que llegan a la Argentina influenciados por las corrientes anarquistas, socialistas y comunistas que estaban en expansión en toda Europa.

En la Argentina se fundaron sindicatos que luchan por diversas reivindicaciones, siendo el primero en nuestro país el sindicato de tipógrafos. Estos sindicatos, con orientación anarquista, se agrupan en la F.O.R.A. (Federación obrera de la republica argentina). La lucha mas importante que encara en el campo obrero, es la reivindicación social y las 40 horas semanales de trabajo. Estas luchas provocan represión y muerte para muchos obreros y dirigentes de la FORA. En lo que hace a las conquistas sociales que se establecen durante el gobierno de Perón, podemos decir que no fueron una creación peronista, sino que se tomaron las reivindicaciones que planteaba el movimiento obrero de antaño y que fueron explicitadas por el Dr. Alfredo Palacios en cuanta oportunidad tuvo en el Congreso de la Nación;(esto puede comprobarse en los diarios de sesiones de la época y documentos de la FORA y el Partido Socialista).

En la década del ´30, un nuevo acontecimiento recorre el mundo y repercute en la Argentina. Aparece en escena Hitler en Alemania, Franco en España y Mussolini en Italia. Estos al efecto de implantar gobiernos absolutistas y una economía en defensa de sectores sociales determinados, no titubean en masacrar a millones de seres humanos por considerarlos pertenecientes a una raza inferior.

En la Argentina el G.O.U. (Grupo de Oficiales Unidos) es un grupo que simpatizaba con estos sectores. Perón pertenece a este grupo, que más tarde lo apoya para llegar al poder.
Considerando la táctica que deben emplear los grupos políticos mas diversos y que por distintos motivos se oponen a esta barbarie, es que se unen para derrotar al enemigo fundamental: el nazifascismo que se impone en el mundo.

Es probable y opinable considerar que la situación política y económica internacional es cambiante, que a posteriori de la 2da. Guerra mundial los sectores de la izquierda argentina no hayan interpretado con acierto en nuevo contexto del mundo y hayan seguido ubicando a un histórico enemigo que quizás en ese momento debilitado, destruido deja de ser el fundamental y ameritaría un cambio de táctica. Prueba de las simpatías de Perón hacia el nazifascismo, son la inmensa cantidad de genocidas alemanes (Eichman, Menguele, Pirker, etc.) reciben asilo y protección en estas benditas tierras.

Es indudable que en el marco de las tácticas políticas de todos los que desean lograr un mundo mejor, debe ser la de ubicar al enemigo fundamental en cada momento histórico, unir todas las fuerzas contra él al efecto de avanzar. Para cambiar con éxito las relaciones económico-sociales es imprescindible cambiar los valores subjetivos que nos inculcaron durante siglos, a fin de perpetuar en el poder a grupos sociales dominantes.

Si analizamos (sin entrar en mucho detalle) la caída del bloque socialista europeo, podemos concluir que después de 70 años de ateísmo, la gente conservó en secreto sus creencias después de 70 años conserva valores de individualismo y ambiciones particulares desmedidas, prueba de ello es la cantidad de ex dirigentes de esos países que se apropiaron de empresas y riquezas que hoy explotan en su beneficio valiéndose de mafias al más puro estilo occidental y cristiano.

Para terminar, creo que seria necesario abrir un debate de los distintos sectores para ubicar al enemigo fundamental y unirnos para avanzar. La duda nos obliga a discutir, convencer, concensuar. Esto es gobernar con justicia y equidad, es el camino para cambiar valores subjetivos que traban el desarrollo de un mundo justo, libre y soberano. En política lo temperamental, emocional y fundamentalismo, deben quedar relegados, anteponiendo el razonamiento. La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral.
Publicar un comentario